Los científicos se rebelan contra la reapertura de Altamira

Bisontes en la sala de polícromos de la cueva de Altamira, en Cantabria. / THE GALLERY COLECTION / CORBIS

Fuente: EL PAIS.com| 19 de marzo de 2015

Altamirapatrimonio de la Humanidad de la Unesco, se juega su futuro en las próximas semanas. Después de un año de visitas experimentales, el patronato de uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo, situado en Cantabria (norte de España), debe decidir en breve si se abre definitivamente al público. En este momento crucial, el Departamento de Prehistoria de la Universidad Complutense ha enviado una carta a la Unesco extremadamente crítica con la gestión de la cueva, en la que asegura que “que el nuevo Programa del Ministerio de Cultura de España, un plan que incluye la apertura de la cueva a los visitantes, plantea cuestiones importantes de la conservación y pone en peligro un legado frágil de suma importancia para la comprensión de la sociedad paleolítica”. La misiva, firmada por 17 profesores, ha recibido el apoyo del Instituto de Historia del Consejo Superior de Investigaciones Cient..., que agrupa casi 70 investigadores.

"España tiene la obligación de estudiar científicamente la cueva para difundir los conocimientos adquiridos en este tipo de estudios y para preservar este patrimonio para las generaciones futuras", prosigue la carta, disponible en Internet en la web del Departamento. "Las acciones emprendidas por el Ministerio de Cultura de España representan una clara amenaza a esta conservación. Creemos que la UNESCO y otros organismos internacionales comprometidos con la preservación del patrimonio cultural deben tomar nota de los peligros que las decisiones políticas suponen para la conservación de Altamira".

Los argumentos de los prehistoriadores se basan en que, pese a los peligros potenciales que representa la presencia de visitantes en la cueva, el Ministerio ha hecho todo lo posible para que sea posible su reapertura, en contra de lo que ocurre en Francia, el país que junto a España alberga los máximos ejemplos del arte rupestre paleolítico. Allí las cuevas de Lascaux y Chauvet se encuentran cerradas al turismo. En el caso de la segunda, donde transcurre el documental La cueva de los sueños olvidados, nunca ha estado abierta al público y en el mes de abril está previsto que se inaugure una gigantesca réplica. Lascaux tiene réplica desde 1983. "Abrir la cueva con vistas al turismo es un peligro", explica Jesús Álvarez Sanchís  (izquierda), director del Departamento de Prehistoria de la Universidad Complutense.

La cueva de Altamira permanecía totalmente cerrada al público desde 2002. Varios equipos del CSIC, coordinados por dos de los máximos expertos mundiales en arte parietal, Sergio Sánchez-Moral y Cesáreo Saiz-Jiménez, realizaron un estudio de la cueva entre 1996 y 2012, en algunos casos con visitas experimentales. Sus resultados se publicaron primero en la revista Science en 2011 y posteriormente en un informe entregado al Ministerio de Cultura y eran contundentes: "Cualquier umbral de riesgo se ha superado" afirmaba sobre la presencia humana en la cueva. Según este trabajo, el mayor peligro eran microorganismos fotótrofos, que se alimentan de la luz.

Sin embargo, en 2012 el Ministerio de Cultura encargó un segundo informe para elaborar un plan integral para la conservación de la cueva, dirigido por el francés Gaël de Guichen. La elaboración de este plan incluía visitas por sorteo: en total durante un año han entrado 250 personas, en grupos de cinco más un guía, que han permanecido cada uno 37 minutos en el interior de la cueva. Las visitas terminaron a finales de febrero y ahora el patronato de Altamira debe decidir en su próxima reunión, que todavía no tiene fecha, aunque estaba prevista para marzo o, como muy tarde, abril, si continúan de manera indefinida. La mayoría de los expertos creen que la decisión será reabrir la cueva, de manera muy controlada, ya que el resultado de este segundo estudio interdisciplinar fue que los procesos de deterioro del yacimiento son naturales y que no se han visto agudizados por las visitas.

El director de Altamira desde 1991, José Antonio Lasheras (derecha), ha preferido no hacer declaraciones sobre la carta. En una entrevista con este diario en octubre, señaló: “La gestión del patrimonio tiene por misión ordenar su conservación y uso adecuados, y puede que lo considerado antes adecuado no lo sea ahora, y al revés. Propuse cerrar la cueva en 2002 y asumo el actual régimen de vista pública. Desde que se creó el Museo de Altamira, los cierres han sido temporales y las aperturas al público supeditadas al control del estado de conservación”. En numerosas declaraciones públicas, se ha mostrado partidario de abrir la cueva.

Teresa Chapa (izquierda), catedrática de Prehistoria de la Complutense y una de las firmantes del documento, explica: "La tendencia en el tema de las cuevas decoradas es cerrarlas e invertir dinero en réplicas y, sin embargo, en Altamira, se opta por la opción contraria". Según esta experta, el documento enviado a la Unesco "refleja la preocupación entre los expertos".

La mayoría de los estudiosos internacionales del arte parietal son partidarios de mantener cerradas las cuevas, sobre todo después de los problemas que, tras años de aperturas sin control, padecieron Lascaux y Altamira. "Estamos en total desacuerdo con que la cueva vaya a volver a abrirse", señala por su parte Jesús Álvarez Sanchís. "El segundo estudio solo se puede entender en un contexto político, que busca una explotación turística, incluso propagandística de la cueva. Intentar abrir representa una falta total de sensibilidad hacia un lugar que es de toda la humanidad, no es ni de Cantabria, ni de España. La posible reapertura no responde a intereses científicos, ni patrimoniales, sino políticos".

La carta de los prehistoriadores mantiene que "puesto que ni la evidencia científica ni el número de visitantes previstos apoyan la apertura de la cueva, sólo queda reconocer que es la presión política y las posiciones electoralistas las motivaciones que subyacen a las acciones adoptadas por el Ministerio de Cultura de España". El Ministerio, que tampoco ha querido pronunciarse sobre el contenido de la misiva, ha rechazado siempre que la posible apertura de la cueva se deba a presiones políticas y defendió ante la Unesco, que pidió información sobre el plan experimental de visitas, que el plan integral de conservación ofrece un diagnóstico preciso de todo lo que ocurre en la cueva.

El Departamento de Prehistoria de la Complutense se encuentra entre los más importantes de España. El Instituto de Historia del CSIC cuenta con 67 investigadores de plantilla y edita varias revistas científicas, entre las que se cuenta Trabajos de Prehistoria, que es la principal publicación científica sobre prehistoria en lengua española. La Junta del Instituto (el órgano de gobierno, formado por la dirección y los jefes de todos los departamentos) acordó por unanimidad en su sesión de 9 de enero de 2015 enviar a UNESCO la adhesión del instituto a la carta de la Complutense.

--------------------------------------------------------------------------------------------------

El Ministerio responderá a la Unesco sobre las críticas por Altamira

250 personas han visitado la cueva en esta fase experimental / DM

Fuente: eldiariomontanes.es | 19 de marzo de 2015

La Dirección General del Bellas Artes del Ministerio de Cultura y el equipo científico encargado de los estudios de conservación de la Cueva de Altamira enviarán una carta de respuesta a la Unesco ante las duras críticas el Departamento de Prehistoria de la Universidad Complutense remitió el pasado diciembre ante este oganismo por la gestión de la cueva, en la que asegura que “que el nuevo Programa del Ministerio de Cultura, un plan a la carta que incluye la apertura a los visitantes, plantea cuestiones importantes de la conservación y pone en peligro un legado frágil de suma importancia para la comprensión de la sociedad paleolítica”.

La misiva, que está firmada por 17 profesores, cuenta con el apoyo del Instituto de Historia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas(CSIC), cuyo departamento, entre otras competencias, se encargó durante años del control de la cavidad.

La cartera dirigida por José Ignacio Wert no comparte ninguna de las críticas vertidas en el duro informe en el que han participado algunos de los miembros del CSIC, que trabajaron coordinados por los expertos en arte parietal, Sergio Sánchez-Moral y Cesáreo Saiz-Jiménez, en el estudio de la cueva entre 1996 y 2012, quienes abogaron en todo momento por mantener la cavidad cerrada.

El malestar en la secretaría de estado de Cultura es evidente y esta cuestión afectará al Patronato que se ha convocado el día 26 de marzo en Santillana del Mar. La cita, que ya estaba fijada antes de que se hiciesen públicas mantendrá el régimen de visitas experimentales.

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha asegurado esta mañana que respeta la opinión de los científicos de la Universidad Complutense y el CSIC, pero la carta le parece "irrespetuosa para con sus 54 colegas investigadores" que están trabajando en el estudio. En tono irónico, Diego aseveró que ha leído también que "se recomienda que se haga una réplica" y ha preferido "atribuirlo a un despiste".

Por su parte, el director del Museo de Altamira, José Antonio Lasheras, aludido directamente en el informe, ha reconocido que tenía conocimiento de la carta desde este martes, a través de los medios de comunicación, pero ha preferido no hacer manifestaciones al respecto.

Visitas

En este primer año 250 personas han tenido la posibilidad de acceder a la cueva mediante sorteo. Cada viernes se ha repetido el protocolo: cinco de los personas que esa jornada visitaban el Museo de Altamira podían aspirar a la experiencia única de visitar la cueva mediante un sorteo. Un estímulo que se ha traducido también en efecto llamada. El balance anual de la última temporada certificó el incremento de visitantes al complejo del Museo Nacional y Centro de investigación ubicado en Santillana.

Visitas: 609

Comentario por María Jesús el marzo 20, 2015 a las 10:37am

El siguiente paso es utilizarla como taberna.  Eso sí que será un buen efecto "llamada". 

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el marzo 23, 2015 a las 11:22pm

REABRIR O NO LA CUEVA DE ALTAMIRA, UNA HISTORIA PARA NO DORMIR…

Fuente: rosamtristan.com | 21 de marzo de 2015

Por Rosa María Tristán

Leo estupefacta una nota de prensa del Ministerio de Educación, CULTURA y Deportes de este país, el departamento en manos de José Ignacio Wert. En este PDF adjunto en mi correo se indica que las investigaciones realizadas por el equipo del ingeniero suizo Gäel de Guichen, desde agosto de 2012, y que han costado UN MILLÓN DE EUROS, trataban de “garantizar su conservación sostenible” y que aunque se ha estudiado la influencia de la presencia humana en la cueva, cerrada desde 2002, “por ello no se puede deducir que el estudio estuviera dirigido a abrir la cueva al público”.

Lo leo y no doy crédito, pues hete aquí que en su misma página web publica lo contrario (Programa de Investigación para la Conservación Preventiva y Régimen...) y porque ya es escandaloso la forma que tiene este Ministerio de tomar el pelo a los ciudadanos, aunque éstos sean prestigiosos investigadores, como los que han  enviado una carta a la Unesco esta semana, o como los que se reunieron en un Workshop sobre Arqueología en abril del año pasado en Sevilla, que ya se quejaban de la posible apertura.

Gäel de Guichen, en la presentación de  resultados en el Museo Arqueologico Nacional.|ROSA M. TRISTÁN

Es más, ¿a cuenta de qué dejaron entrar en la cueva a cinco personas todas las semanas, desde febrero de 2014 hasta febrero de 2015, si no se quería abrir? Ya entonces publicaba en este blog mi extrañeza ante esa medida, cuando poco antes se me aseguraba desde el Museo de Altamira que no se podía entrar a grabar una película en 3D, una propuesta que se lanzó también en este Laboratorio, porque con la copia era más que suficiente… Y aumentaba mi extrañeza el hecho de que se contratara a un científico extranjero como director del equipo de investigación, cuando investigadores españoles, del CSIC para más señas, llevaban 10 años dentro de la cueva investigando. Eso sí,  ellos eran firmes defensores de que no se abriera. Había que quitárselos de encima…

Con aquellas primeras visitas experimentales hice la cuenta: a cinco a la semana, para que el 10% de los españoles pudieran entrar en la cueva se nec... (14.000 años), ni más ni menos. ¡Gran medida para fomentar el turismo a Cantabria! Sin sonrojo alguno, la futura apertura se vendió a “bombo y platillo” en la Feria FITUR 2014, cuando aún faltaba para tener las conclusiones. Es lo que se llama vender la piel del oso antes de cazarlo. A no ser que lo dieran por hecho…

Y llegó la primavera pasada y en una jornada en el Museo Arqueológico Nacional, De Guichen por fin presentó, casi dos años después del inicio de su trabajo, los primeros resultados, que hasta entonces eran un misterio. Allí fuí a ver qué nos contaba. Y allí pude escuchar al director general de Bellas Artes del Ministerio, Jesús Prieto, asegurar literalmente: “Hay una tensión social grande reclamando la apertura de AltamiraNo hay más que salir a la calle para verlo, es lo que más pide la sociedad española Y añadía que el Patrimonio debe favorecer el enriquecimiento”, como podéis leer en esa crónica.

Por cierto, ese día el investigador suizo ya adelantaba que el mal de las cuevas, cerradas en 2002 porque las visitas las perjudicaban, se debía a factores naturales, pero a la vez reconocía que faltaban datos para probar el impacto de las visitas.

EL PLAN DE REAPERTURA, ENTREGADO

El caso es que la UNESCO recibió en noviembre pasado el plan del Gobierno de España de reabrir ‘controladamente’ las cuevas, que por cierto son Patrimonio de la Humanidad. Y lo hizo aunque apenas un mes antes la institución de la ONU había avisado que reabrir Altamira era un riesgo  para su conservación. Es la misma razón por la que están cerradas las de Chauvet o Laxcaux (Francia), y curiosamente en la última trabajó De Gäel.

Hace unos días, y temiéndose que las elecciones autonómicas podían acelerar el proceso de apertura, un grupo de prehistoriadores de la Universidad Complutense publicaba una carta dirigida a la UNESCO, que en buena parte recoge todo lo anterior y que abunda en el escaso prestigio científico del suizo, conocido por promover siempre aperturas públicas de monumentos. Esa misiva era la expresión de una indignación monumental, larvada pero real, que desde 2012 he podido captar en cuantos arqueólogos e historiadores he preguntado… Salvo entre los de Cantabria, debo reconocer.

DONDE DIJE DIGO….

Tras la carta, el presidente cántabro no ha tardado en señalar que los científicos españoles son irrespetuosos con sus colegas. Qué patético que trate de conseguir votos jugándose el futuro de algo que no le pertenece…  Y, en todo caso ¿no fue irrespetuoso el Ministerio de Cultura con los investigadores del CSIC que estuvieron 10 años trabajando en la cueva, cuyo informe no ha querido hacerse público, y que fueron desplazados por otros, más proclives a hacer lo que los políticos quieren? ¿Y no lo fue su gobierno cuando en FITUR vendía en el stand de Cantabria la apertura de Altamira a todo trapo, aún antes de tener las conclusiones?

Por eso, cuando leo la nota de prensa con la “Postura del Ministerio sobre Altamira“, no doy crédito a tanta desfachatez. Porque ahora resulta, dicen, que los trabajos últimos que, repito, han costado un millón de euros, no se destinaban para abrirlas sino para conocerlas mejor. Y es curioso que con el equipo de Gäel de Guichen igual las conocemos mejor, pero ha sido en el que ha realizado recientemente otro grupo de investigadores españoles donde se ha revelado que Altamira es un 20% más grande de lo que se pensaba, y eso sin llevarse ese dineral.

Comentario por María Jesús el abril 27, 2015 a las 3:22pm

Fuente: Heraldo.es

Ciencia

​Descubren que las cuevas actúan como sumideros de metano

Hasta el momento se sabía que el metano desaparecía de la atmósfera por fotooxidación.

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) del CSIC han descubierto que el metano, el gas de efecto invernadero más abundante en la tierra tras el CO2, "desaparece" en los entornos subterráneos con un elevado grado de humedad, como es el caso de las cuevas, que actúan como sumideros.

La investigación, publicada en Nature Communications, basa sus conclusiones en muestras tomadas en diez cuevas o cavidades subterráneas de la Península Ibérica, y sus resultados podrían ayudar a desarrollar un método eficaz para reducir el volumen de metano atmosférico, uno de los principales causantes del cambio climático.

"Hemos detectado que tanto las cuevas como otros ambientes subterráneos como los túneles, actúan como sumideros y que los resultados son extrapolables a otros enclaves de la zona vadosa -la que está por encima del nivel freático- con rocas porosas o fisuradas conectadas con la atmósfera exterior", señala el investigador del MNCN y uno de los autores, Ángel Fernández-Cortés.

Los científicos hicieron este descubrimiento mientras estudiaban el comportamiento del dióxido de carbono en relación a otros gases, como el metano, en la Cueva de Altamira, en Cantabria.

"Al analizar las mediciones hechas detectamos que el metano atmosférico desaparecía al entrar en la cueva el aire exterior", afirma otro de los autores, Sergio Sánchez-Moral, investigador del MNCN.

A raíz del hallazgo, los científicos tomaron muestras en diferentes épocas del año y distintos ecosistemas de otras seis cuevas y tres entornos subterráneos, como los túneles de la ciudad de Oporto.

Sánchez-Moral detalla en un comunicado que "se han analizado más de 1.000 muestras de aire externo, del suelo y el subsuelo, que prueban que la concentración de este gas disminuye llegando a desaparecer por completo".

La desaparición del metano se produce por un proceso general de oxidación que ocurre muy rápido y actúa a escala horaria.

Hasta el momento se sabía que el metano desaparecía de la atmósfera por fotooxidación que, en presencia de vapor de agua, produce luz ultravioleta a la troposfera (la capa de la atmósfera en contacto con la superficie terrestre), a través de la oxidación de las bacterias metanotrofas del suelo y por su salida a la estratosfera (la capa entre la troposfera y la mesosfera).

"Ahora sabemos que los ambientes subterráneos actúan como sumideros naturales de este gas. Además, hemos comprobado que la oxidación por baterias metanotrofas, las que lo eliminan del suelo, no es el principal mecanismo de eliminación en los ambientes subterráneos", indica Soledad Cuezva, investigadora vinculada al MNCN.

Los análisis de las muestras evidencian que esas bacterias no están presentes en cavidades como la de Castañar de Ibór, en Cáceres, que ha sido una de las analizadas, y a pesar de ello la concentración de metano es nula durante todo el año.


Los investigadores sospechan que la desaparición del metano, donde no existen esas bacterias, está relacionada con un fuerte grado de ionización del aire en las cavidades, aunque aún tienen que investigar la reacción química que produce para que sea eliminado; así como cuantificar el efecto para incluirlo en los balances globales de metano.
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el abril 27, 2015 a las 4:28pm

Muy oportuna e interesante la noticia que aportas, María Jesús.

Gracias, de nuevo.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más