Los antiguos britones abandonaron los platos a base de pescado en favor de una dieta rica en lácteos hace 6.000 años

Foto: Los científicos examinaron millones de fragmentos de hueso y analizaron más de 1.000 ollas en un intento por desentrañar las complejas dietas de los britones que vivieron hace 6.000 años. Un tazón carenado del Neolítico temprano, proveniente de Knocknab, Dumfries y Galloway, aparece en la foto.

Fuente: PaleoramaenRed | 13 de febrero de 2014

Los productos lácteos dominaban el menú tan pronto como las vacas lecheras y las ovejas llegaron a Inglaterra. Los primeros granjeros britones, que vivieron hace 6.000 años, preferían la ternera, el carnero y la leche. Se cree que el uso de ganado vacuno para producir lácteos desde comienzos del Neolítico indica que la ganadería fue introducida por inmigrantes experimentados.

Las muestras halladas en recipientes de cocina muestran que los antiguos britones  cambiaron los productos del mar por platos realizados con lácteos cuando comenzaron a practicar la ganadería hace unos 6.000 años.


Los científicos han estado investigando cuándo y cómo nuestros ancestros hicieron la transición de cazadores-recolectores a ganaderos, y han llevado a cabo una investigación a macroescala de los yacimientos arqueológicos británicos datados entre 4.600 a.C. y 1.400 d.C. 


Para ello, examinaron millones de fragmentos de hueso y analizaron más de 1000 "ollas" de cocina.


El profesor Richard Evershed, (izquierda), de la Escuela de Química de la Universidad de Bristol, ha desarrollado nuevas técnicas en un esfuerzo por identificar aceites de pescado en las ollas.

Su equipo mostró que más del 99 por ciento de los recipientes de cocina de los primeros granjeros carecían de residuos de productos del mar, lo que indica que no eran proclives a cocinar pescado. 


Investigadores de la Universidad de Cardiff dirigidos por la doctora Jacqui Mulville (derecha), examinaron los huesos en busca de pistas acerca de la dieta de los antiguos britones.

El mar transmite una marca química única a los esqueletos de aquellos que comen productos marinos, y mientras la población pescadora más antigua poseía esta marca, la misma estaba ausente en los granjeros posteriores. 

 

"La ausencia de restos lípidos de alimentos marinos en miles de recipientes de cocina es realmente significativa", afirma la doctora Lucy Cramp (derecha), autora principal del estudio. 


"Realmente concuerda con las evidencias de isótopos en el esqueleto, proporcionando una imagen clara de que los alimentos del mar eran de poca importancia en la dieta de los granjeros neolíticos de la región", añade.


El equipo de Bristol utilizó una técnica especialmente creada que desarrollaron en las ollas para identificar las grasas preservadas en los recipientes de cocina, mostrando que los productos lácteos dominaban el menú a lo largo y ancho de Gran Bretaña e Irlanda tan pronto como el ganado vacuno y ovino llegaron a las islas.

La habilidad para ordeñar a los animales supuso una revolución en la producción de alimentos ya que, por primera vez, los humanos no necesitaban matar a los animales para obtener comida. De todos modos, ordeñar animales requiere un alto nivel de habilidad y conocimiento.

 

En vista de ello, Alison Sheridan (derecha), del Museo Nacional de Escocia, declaró: "El uso de ganado vacuno para producir lácteos desde el Neolítico inicial confirma la interpretación de que la ganadería fue introducida por inmigrantes experimentados". 

Vistos en conjunto, los hallazgos muestran que los primeros cazadores británicos se daban banquetes con carne de venado y jabalí y comían grandes cantidades de productos del mar, incluyendo focas y moluscos.

Con la introducción de animales domésticos hace unos 6.000 años, se abandonaron rápidamente la caza de animales salvajes y la pesca mientras que la población adoptó una nueva dieta basada en los productos lácteos. 

La doctora Cramp dice: "Asombrosamente, pasaron otros 4.000 años hasta que los restos de productos del mar aparecieron en las ollas de nuevo, durante la Edad del Hierro, y sólo a partir de la llegada de los vikingos el pescado se convirtió en parte significativa de nuestra dieta".

 
La doctora Mulville añade: "mientras que nos gusta pensar en nosotros como un país de comedores de pescado, siendo el pescado con patatas nuestro plato nacional, parece que los primeros granjeros británicos preferían la ternera, el carnero y la leche".

En todo caso, por qué la gente cambió tan abruptamente de los alimentos marinos a una dieta basada en lácteos continúa siendo un misterio. 

El profesor Evershed dice: "Teniendo en cuenta que una transición tan clara no ha sido documentada en el Báltico, quizá las peligrosas aguas del Atlántico Norte eran sencillamente demasiado difíciles para pescar de una forma efectiva hasta la llegada de nuevas tecnologías, haciendo de los lácteos la única opción sostenible".

Artículos relacionados:

*  From surf to turf: Ancient Britons ditched fishy dishes for a dairy-rich diet 6,000 years ago (Mail Online)

Ancient farmers started 'convenience food' (Western Daily Press)

Visitas: 437

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más