Las migraciones de la Edad del Bronce cambiaron la organización social y el panorama genómico de la península italiana

Sitio de excavación en la Gruta La Sassa, Italia. Angelica Ferracci. Crédito: Universidad de Tartu

Un nuevo estudio del Instituto de Genómica de la Universidad de Tartu, Estonia, y publicado en Current Biology, arroja nueva luz sobre la prehistoria genética de las poblaciones de la Italia moderna a través del análisis de individuos humanos correspondientes a la transición de la Edad del Cobre (o Calcolítico) a la Edad del Bronce, esto es, hace unos 4.000 años. 

El análisis genómico de las muestras obtenidas permitió a los investigadores de Estonia, Italia y el Reino Unido datar la llegada de la ascendencia relacionada con la estepa hace 3.600 años en el centro de Italia, y también encontraron cambios en las prácticas de entierro y la estructura de parentesco durante esta transición.

En los últimos años, la historia genética de los individuos antiguos se ha estudiado ampliamente, centrándose en los movimientos y asentamientos de los seres humanos alrededor de Eurasia. Sin embargo, la historia genética de los individuos de la península italiana durante la transición entre el Calcolítico y la Edad del Bronce, hace unos 4.000 años, aún estaba inexplorada. Investigadores del Instituto de Genómica de la Universidad de Tartu, en colaboración con universidades de Italia y el Reino Unido, recolectaron restos humanos de la península italiana y generaron los genomas antiguos en el laboratorio de la Universidad de Tartu, Estonia.

"Para el estudio, extrajimos ADN antiguo de 50 individuos de cuatro sitios arqueológicos ubicados en el noreste y centro de Italia que datan de los periodos Calcolítico, Edad del Bronce temprano y Edad del Bronce pleno. Pudimos generar los primeros datos con secuenciación de escopeta de todo el genoma del período de la Edad del Bronce y estudiar la llegada del componente de ascendencia relacionada con la estepa euroasiática en la península italiana. Este componente genético, cuyo origen a ha sido rastreado en la Estepa Póntico-Caspio, una estepa ubicada entre el Mar Negro y el Mar Caspio, es muy común en Europa Central y del Norte. También se presenta en los individuos italianos de la Edad del Bronce que hemos analizado y sugiere que las poblaciones al sur de los Alpes experimentaron una evolución similar", dice Tina Sauped (izquierda), del Instituto de Genómica de la Universidad de Tartu, Estonia, y autora principal del trabajo de investigación.

Mapa: Eugenio Israel Chávez Barreto. Crédito: Eugenio Israel Chávez Barreto

"En el análisis genético hemos utilizado un conjunto de datos de referencia que incluyen a individuos de la península italiana, Sicilia y Cerdeña y que datan del Neolítico a la Edad del Hierro. Decidimos estudiar los nuevos genomas en conjunto con los datos ya disponibles a fin de tener una visión más profunda de los cambios genéticos y demográficos de esta importante transición, pero también para comprender su impacto en los siglos posteriores”, agrega el coautor Francesco Montinaro (derecha) de la misma institución y de la Universidad de Bari, Italia. 

Los investigadores encontraron que las muestras que datan del Neolítico y el Calcolítico en la península italiana son más similares a los agricultores del Neolítico temprano en Europa del Este y a los agricultores de Anatolia que a los agricultores de Europa Occidental, lo que abre la posibilidad de historias diferentes para los dos grupos neolíticos en Europa.

"Debido a la distribución geográfica de los yacimientos arqueológicos de genomas publicados y recién generados, pudimos fechar la llegada del componente de ascendencia relacionada con la estepa en al menos ~ 4.000 años atrás en el norte de Italia y ~ 3.600 años en el centro de Italia. No encontramos dicho componente en individuos datados en el Neolítico y Calcolítico, sino en individuos datados en la Edad del Bronce temprano, el cual aumenta a lo largo del tiempo en los individuos correspondientes a la Edad del Bronce", señala Luca Pagani (izquierda), profesor asociado del Instituto de Genomica y de la Universidad de Padua, Italia,, así como cautor principal de este trabajo.

Contribuciones genéticas a lo largo de la población italiana. A la izquierda están las contribuciones prehistóricas e históricas identificables a partir del ADN de los italianos en orden cronológico. En verde los cazadores-recolectores que llegaron a Italia hace unos 24.000 años. Los campesinos neolíticos (flechas rojas), que se expandieron desde lo que hoy es Turquía, llegaron a Italia hace unos 8.000 años. En azul están representadas las dos rutas paralelas fechadas hace unos 5.000 años de los pastores nómadas de las estepas hacia el norte de Europa y la “nueva” señal procedente del Cáucaso hacia el sur de Italia. La herencia genética de la dominación árabe en el sur de Europa que se remonta a hace unos 1.300 años está representada en amarillo. A la derecha están las proporciones de estas contribuciones genéticas en el norte y sur de Italia, y en Cerdeña con los mismos colores utilizados en la parte izquierda de la imagen; las dimensiones de las caricaturas que contienen los cráneos indican la proporción de ADN neandertal en las diversas macroáreas italianas. Créditos: Alessandro Corlianò.

"Además, pudimos encontrar un cambio en la práctica de enterramientos correlacionada con el cambio de parentesco entre los individuos en dos de los yacimientos arqueológicos, pero no encontramos ningún cambio en los fenotipos de los antiguos italianos durante el periodo de transición", señala Christiana L. Scheib (izquierda), miembro del grupo de investigación en el Instituto de Genómica y autora también del artículo publicado.

"Fue notable ver cómo se ha desarrollado este proyecto en el tiempo y cómo ha cambiado la interpretación de los resultados una vez que se agregaron muestras del centro de Italia gracias a la colaboración con las universidades de Oxford, Durham, Groningen y Roma Tor Vergata", puntualiza Cristian Capelli (derecha), de la Universidad de Parma y de Oxford, así como coautor principal de este estudio.

"Los resultados de este estudio han demostrado que el perfil genético de los individuos antiguos de la península italiana cambió con el movimiento y el asentamiento de los humanos desde el Neolítico. Este conocimiento nos ilumina sobre nuestro origen genético y permite realizar planes de estudios adicionales que incluyan una muestra más densa de los individuos que datan de la Edad del Hierro y del Imperio Romano", concluye Scheib.

Fuentes: Universidad de Tartu | scienziainrete.it |  13 de mayo de 2021

Visitas: 504

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más