La dispersión de los humanos modernos hacia Europa partió de Oriente Próximo

Conchas de 'Phorcus turbinatus'. Vistas superior y lateral de 1, un espécimen completo, y 2: una concha en la cual  la parte superior ha sido cortada por gente del Paleolítico Superior para extraer la carne. [Crédito: M. Bosch].


Fuente:  Max Planck Institute | 1 de junio de 2015 (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)

Un equipo multinacional liderado por investigadores del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva (Leipzig, Alemania), en colaboración con colegas de las Universidades de Leiden, Groningen (Países Bajos), Mainz (Alemania), York y Cambridge (Reino Unido), ha analizado conchas recuperadas en el enclave de Ksar 'Akil, en el Líbano. Ksar 'Akil es uno de los pocos lugares del Próximo Oriente donde fósiles de humanos modernos están asociados con herramientas del Paleolítico Superior.

Los investigadores dataron, mediante radiocarbono, los carbonatos de las conchas pertenecientes a moluscos de la especie Phorcus turbinatus, de los cuales se alimentaron los humanos prehistóricos. Usando varias líneas independientes de evidencias, en un nuevo enfoque, pudieron demostrar que los humanos modernos llevaban consigo un kit de herramientas del Paleolítico Superior y ocuparon la zona del Levante hace al menos 45.900 años. Esto confirma su presencia en dicha área antes de su llegada a Europa [y que ese tipo de herramientas no fue un invento posterior], y sugiere que el Levante sirvió como corredor para su colonización por los mismos.

El momento de la propagación de los humanos modernos fuera de África y hacia Eurasia es en la actualidad un tema de gran debate entre los arqueólogos, paleontólogos y genetistas. ¿Cuándo llegaron los humanos modernos por primera vez a Europa y qué ruta tomaron? ¿El Levante servió como un corredor facilitando su dispersión?

"El problema es que tenemos muy pocos restos humanos asociados con los inicios del Paleolítico Superior, tanto en el Levante como en Europa", dice Jean-Jacques Hublin (izquierda), profesor en el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva.

"La importancia de Ksar 'Akil radica en el hecho de que tenemos dos fósiles humanos modernos apodados 'Ethelruda' y 'Egbert' por los excavadores originales, y que están asociados con kits de herramientas del Paleolítico Superior procedentes del lugar", explica Marjolein Bosch (derecha), del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva y autor principal del estudio. Los investigadores informan en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS) de nuevas estimaciones de antigüedad para estos dos fósiles.

"Nuestros análisis muestran que Egbert vivió hace alrededor de 43.000 años y Ethelruda hace al menos 45.900 años, posiblemente antes. Por tanto, Ethelruda es anterior a todos los seres humanos modernos europeos", dice Johannes van der Plicht (izquierda), del Centro de Investigación Isotópica de la Universidad de Groningen.

Foto: (a) Secuencia estratigráfica según lo establecido por las primeras excavaciones del Boston College. La sección dibujada de la estratigrafía, de 23 metros de profundidad, ilustra tanto los niveles arqueológicos (en números romanos) como las distintas fases (Musteriense, Paleolítico superior inicial, etc.) en que estos niveles han sido atribuidos; (b) Restos del esqueleto del niño llamado Egbert (Ksar Akil 1) descubierto en 1938,  (c) Vista inferior del maxilar parcial derecho del especímen denominado Ethelruda (Ksar Akil 2).

"Juegos de herramientas similares a los asociados con Ethelruda y Egbert también se han hallado en otros sitios del Levante, así como en Europa. Estos kits de herramientas similares, y las edades más tempranas constatadas en el Próximo Oriente, indican una dispersión de la población del Levante hacia a Europa hace entre 55.000 y 40.000 años", explica Bosch.


Los investigadores estudiaron un conjunto de alrededor de 3.500 conchas que comprenden a 49 especies y hallaron que las mejor conservadas eran de aquellos moluscos que los humanos prehistóricos recogieron para su consumo como alimento. "Sabemos, por ejemplo, que los moluscos 'Phorcus turbinatus' fueron consumidos por seres humanos del Paleolítico Superior porque la parte superior de las conchas fue cortada con frecuencia para facilitar la extracción de su carne", explica Marcello Mannino (izquierda), del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva.


Datar estas conchas mediante radiocarbono ha sido notoriamente difícil. "En general, la datación de conchas por radiocarbono es una técnica en desarrollo y hasta el momento no existe un método infalible para detectar adecuadamente muestras diagenéticamente comprometidas", dice van der Plicht.

"Hemos desarrollado un nuevo enfoque integrando dataciones de radiocarbono y conjuntos de datos bioquímicos en un esfuerzo por abordar este problema", aduce Mannino. "Uno de estos enfoques es una técnica llamada 'diagénesis de la proteína intra-cristalina', la cual evalúa la integridad de los aminoácidos conservados en la estructura intra-cristalina de los carbonatos de la concha", añade Beatrice Demarchi (derecha), de la Universidad de York. Estos análisis combinados han permitido a los investigadores proponer una nueva cronología más rigurosa para el enclave de Ksar 'Akil.

Sus resultados confirman la presencia de humanos modernos que llevaban un kit de herramientas del Paleolítico Superior en la zona del Levante antes que cualquier fósil de humano moderno hallado en Europa. "Esto, a su vez, sugiere que el Levante sirvió como un corredor para la dispersión de los humanos modernos fuera de África y hacia Eurasia", concluye Jean-Jacques Hublin.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Foto: El cráneo de Egbert fue reconstruido por J.F. Ewing en 1955, tal como se muestra en la Universidad de Pennsylvania.

Comoquiera que este nuevo trabajo de investigación contradice las conclusiones de otro estudio similar publicado en 2013 (y del que nos hicimos eco en Terrae Antiqvae con el título "Los humanos modernos llegaron a Oriente Medio y a Europa al mismo tiempo"), la revista Nature recoge las objeciones de la autora del mismo, Katerina Douka

Los resultados de Marjolein Bosch contradicen las conclusiones de un estudio de 2013 publicado en la revista PLoS ONE, en el cual se analizaron conchas decorativas más pequeños para datar las capas más profundas y antiguas de los sedimentos del enclave de Ksar 'Akil. Ese estudio concluyó que los primeros habitantes de Ksar Akil vivieron en el lugar hace cerca de 40.000 años, después de que similares yacimientos en Europa ya se hubieran constatado.

La autora de ese estudio, la arqueólogo Katerina Douka (izquierda), de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, dijo que los registros de la excavación del yacimiento libanés, de 80 de antigüedad, junto con el conjunto de artefactos hallados, pueden ser caóticos y confusos. El trabajo en el lugar fue interrumpido dos veces por la guerra, y las conchas y otros elementos utilizados para la datación pasaron por muchas manos antes de aterrizar en un repositorio en los Países Bajos.

Douka dice que las evidencias no son lo suficientemente claras para apoyar las conclusiones de Bosch o, en retrospectiva, las de ella. "Es un yacimiento difícil de excavar, y tenemos que tener eso en mente cuando hacemos estas conclusiones de modo general", afirma Douka. "Nos equivocamos también si explicamos las cosas con base a un sólo lugar. Un sólo enclave no proporciona las respuestas a las migraciones humanas en grandes áreas".

Sin embargo el arqueólogo Paul Mellars (derecha) de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, dice que las múltiples líneas de evidencia en este último estudio son convincentes. Él dice que Bosch parece haber "desarrollado una forma más rigurosa de selección de las muestras y las ha purificado de los métodos anteriores". Esto es importante, porque cualquier contaminación puede alterar radicalmente las dataciones en tales estudios. "Sólo un soplo de contaminación puede recortar 5.000 años fácilmente", argumenta Mellars.

Olaf Jöris (izquierda), un arqueólogo del Centro de Investigaciones Arqueológicas y Museo MONREPOS, en Alemania, añade:

"Lo que está claro es que, para los inicios del Paleolítico Superior, las dataciones son más antiguas que las ofrecidas por Douka. El trabajo está muy bien hecho, y mucho más cuidado que en cualquier otra publicación que he visto".

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

Un arqueólogo inglés sostiene que bajo el Golfo Pérsico se hallan p... (02/12/2010)

Nuevos hallazgos de herramientas líticas indican que los "Homo sapi... (21/09/2010)

El atajo árabe del 'Homo sapiens' al salir de África (27/01/2011)

Descubren miles de herramientas fabricadas hace más de un millón de... (25/03/2011)

Un nuevo estudio hecho en Israel avala que humanos y fauna emigraro... (09/04/2011)

El "Proyecto Genográfico" confirma que los primeros humanos emigrar... (05/11/2011)

Los humanos salieron de África 35.000 años antes de lo pensado (01/12/2011)

* La dispersión humana en Asia no parece ligada a ningún cambio amb... (16/12/2011)

Los primeros humanos modernos que salieron de África después migrar... (27/01/2012)

Un nuevo análisis de la Universidad de Stanford ofrece un panorama ... (27/10/2012)

Nueva teoría sobre la salida de África de los primeros humanos mode... (02/02/2013)

Un nuevo estudio genético retrasa la salida de África de los seres ... (23/03/2013)

Una investigación refuta la idea de que la súper erupción del volcá... (03/05/2013)

Los humanos llegaron al sur de Asia después de la gran erupción del... (12/06/2013)

Los humanos modernos llegaron a Oriente Medio y a Europa al mismo t... (17/09/2013)

La otra salida del hombre desde África (23/04/2014)

Los papiones y la expansión de Homo sapiens fuera de África (25/12/2014)

En busca del primer hijo entre neandertales y sapiens (29/01/2015)

Un rastro de herramientas líticas en Arabia revela uno de los camin... (02/03/2015)

Los primeros seres humanos emigraron a Europa hace 1,4 millones año... (04/05/2015)

Los primeros humanos salieron de África por Egipto (29/05/2015)

Visitas: 494

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más