La conducta de acarreo de los chimpancés y el origen del bipedismo humano

Un macho adulto lleva tres papayas (una en cada mano y otra en la boca) durante el asalto a una cosecha. Imagen: Current Biology

 

Vía: University of Cambridge | 20 de marzo de 2012 (Traducción: G.C.C. para Terrae Antiqvae)

 

Un estudio publicado en la revista Current Biology la semana pasada (martes, 20 de marzo), investiga el comportamiento de los chimpancés de hoy en día sobre cómo compiten por los recursos alimentarios, en un esfuerzo por entender por qué nuestros "homínidos", o ancestros "similares a los humanos" se convirtieron en bípedos.

 

Los hallazgos sugieren que los chimpancés cambian el movimiento a dos extremidades en lugar de a cuatro patas en situaciones en las que necesitan monopolizar un recurso, debido, por lo general, a que puede no existir un sumistro abundante de algún alimento en su hábitat, y, en consecuencia, es difícil para ellos predecir cuándo van a verlo de nuevo. Estando de pie sobre dos patas pueden permitirse acarrear mucho más de una vez, ya que sus manos quedan liberadas.

 

La unión de un equipo de biólogos y antropólogos de la Universidad de Cambridge y de Kyoto, dirigidos por la estudiante de doctorado Susana Carvalho (izquierda) y el profesor Tetsuro Matsuzawa (derecha), concluyó que nuestros primeros ancestros homínidos pudieron haber vivido en unas condiciones ambientales de cambio en las que ciertos recursos no siempre eran fáciles de conseguir. Con el tiempo, intensas ráfagas de actividad bípeda pudieron haber conducido a cambios anatómicos que, a su vez, se convirtieron en un aspecto de la selección natural donde la competencia por los alimentos u otros recursos era muy fuerte.

 

El profesor William McGrew, del Departamento de Arqueología y Antropología de la Universidad de Cambridge, dijo: "La bipedestación como clave de la adaptación humana pudo ser un producto evolutivo de esta estrategia persistente en el tiempo. En última instancia, ello puso a nuestros antepasados en un camino evolutivo distinto".

 

La falta de evidencia en el registro fósil significa que los investigadores siguen divididos sobre cuándo estos antepasados se convirtieron en bípedos. La opinión generalizada es que lo hicieron debido a los cambios climáticos, los cuales redujeron las áreas forestales forzándoles, cada vez más, a desplazarse a distancias más largas a través de terrenos abiertos.

 

Sin embargo, la nueva investigación profundiza aún más al tratar de explicar qué presiones particulares, dentro de ese contexto, obligaron a los homínidos a modificar su postura y recurrir a moverse sobre sus patas.

 

El equipo teoriza que la razón para este cambio pudo tener algo que ver con la necesidad de transportar los recursos con la máxima eficacia. Pero debido a que el movimiento bípedo a veces se observa también en los grandes simios modernos, decidieron monitorear el comportamiento de los chimpancés, y, si era posible, determinar cuándo y por qué recurrían a moverse sobre dos patas.

 

Dos estudios se llevaron a cabo. El primero fue en el "laboratorio al aire libre" de la Universidad de Kyoto, en un claro natural de la selva de Bossou, en Guinea. Aquí, los investigadores permitieron a los chimpancés el acceso a diferentes combinaciones de dos tipos distintos de frutos secos -la nuez de aceite de palma, que estaba natural y ampliamente disponible, y la nuez de coula, la cual no lo estaba, por lo que era un recurso "impredecible".

 

Su comportamiento fue monitoreado en tres situaciones diferentes: (a), cuando sólo las nueces de palma de aceite estaban disponibles, (b) cuando un pequeño número nueces coula estaba disponible, y (c) cuando las nueces coula eran el recurso disponible mayoritario.

 

Cuando las raras nueces coula estaban disponibles en sólo pequeñas cantidades, los chimpancés transportan muchas más de una única vez. Del mismo modo, cuando las nueces coula eran el recurso mayoritario, los chimpancés hacían caso omiso de las nueces de palma de aceite por completo. Es evidente que los chimpancés consideraban las nueces coula como el recurso más preciado y compitieron por ellas con mayor intensidad.

 

Un macho adulto transporta tanto el yunque como el martillo (piedra-yunque en la mano izquierda, el martillo en el pie izquierdo) y nueces Coula (en la boca y la mano derecha) durante una experimentación para cascar nueces y antes de depositar los elementos y empezar a abrir las mismas. El recuadro muestra dos especies de frutos secos presentados en laboratorio al aire libre (a la izquierda: Elaeis guineensis, a la derecha: Coula edulis). Imagen: Current Biology

 

En tales configuraciones de alta competencia, la frecuencia de casos en los que los chimpancés comenzaron a moverse sobre dos patas se incrementó por un factor de cuatro. No sólo era evidente que el movimiento bípedo les permitía llevar más cantidad de este precioso recurso, sino que también estaban tratando activamente de llevarse lo más que pudieran de una sola vez, usando todo lo disponible, incluso sus bocas.

 

El segundo estudio fue realizado durante 14 meses con chimpancés de Bossou asaltando las cosechas, una situación en la que tienen que competir por recursos escasos e impredecibles. Aquí, el 35% de su actividad implicaba algún tipo de movimiento bípedo, y, una vez más, este comportamiento parece estar relacionado con un claro intento de acarrear tanto como fuera posible de una sola vez.

 

El estudio concluye que los recursos impredecibles, como la nuez coula, son vistos por los chimpancés como los más valiosos. Cuando estos recursos son escasos y el acceso a ellos está regido por "el primero que llega, primero se sirve", básicamente, son más propensos a cambiar al movimiento bípedo, ya que ello les permite llevar más recursos de una vez.

 

Para nuestros antepasados, el acceso impredecible a recursos vitales pudo haber sido un fenómeno frecuente, debido a los cambios climáticos y a los rápidos cambios ambientales. Aquellos que recurrían al movimiento bípedo pudieron haber tenido una ventaja, y, gradualmente, los cambios anatómicos pudieron haber tenido lugar, ya que utilizaron esta estrategia una y otra vez. Una vez que sucedió, la capacidad de moverse con más facilidad sobre dos patas pudo haberse convertido en una presión selectiva, por lo que, a lo largo de muchas generaciones, se convirtió en la norma.

Visitas: 713

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más