La batalla de Himera emerge de las fosas de sus guerreros

El hallazgo de los restos ilumina el decisivo combate que ganaron los griegos a los cartagineses hace 2.500 años

Via El País: Jacinto Antón

Fue una de las batallas más tremendas y decisivas libradas por los antiguos griegos, y en ella también se jugó la suerte de la civilización occidental como la conocemos. Todo el mundo ha oído hablar de Salamina y, sin embargo, ¿quién recuerda Himera? Esa batalla tuvo lugar, según Heródoto (Libro VII), el mismo día que la de Salamina, durante la última semana de septiembre del 480 antes de Cristo, si bien en tierra y muy lejos hacia el oeste. Si junto a la isla de Salamina, cerca de Atenas, los griegos derrotaron a los persas y conjugaron el peligro de caer bajo el yugo del poderoso imperio oriental, hundiendo la incontable flota de Jerjes, frente a Himera, en la costa norte de Sicilia, cerca de Palermo, una coalición de colonos griegos -mandados por Terón, tirano de Agrigento, y Gelón, rey de Siracusa- venció a otros peligrosísimos enemigos, otros "bárbaros", estos occidentales, los cartagineses, salvaguardando uno de los territorios helenos más importantes.

La coincidencia de los ataques, el persa y el cartaginés, hizo pensar a los griegos en un pacto de sus dos grandes enemigos para hacerles la pinza desde el este y el oeste. Las fuentes de la antigüedad -comparan Himera con Platea- hablan de una batalla grandiosa, que ahora confirma la arqueología, y que acabó con el enorme ejército cartaginés completamente derrotado y el suicidio de su comandante, Amilcar (un Magónida, nada que ver con los Bárcidas), que se habría lanzado a las llamas de una pira sacrificial, a lo Dido, evitando la captura.

El combate tuvo algo de guerra de Troya, pero al revés: los griegos asediados, que al principio llevaban la peor parte, hasta el punto de que tapiaron las puertas de la ciudad y asaltaron con un ardid -haciéndose pasar por caballería enemiga- el campamento en la playa de los atacantes cartagineses incendiando sus naves varadas. La contienda prosiguió en la llanura entre la playa y la ciudad, donde el campo de batalla ha sido ahora localizado.

De la ferocidad de la lucha -"fue grande la carnicería", escribe Diodoro Sículo- nos da fe el descubrimiento de los enterramientos de los guerreros griegos caídos en la batalla. Los arqueólogos han hallado incluso varias sepulturas colectivas, verdaderas fosas comunes, con los soldados alineados en una última y espectral revista y todos con heridas escalofriantes, en las que se escucha el eco metálico de la guerra antigua con toda su ferocidad. Desde el punto de vista científico pueden representar la mayor fuente de información sobre cómo luchaban y morían los griegos.

"Hemos excavado siete fosas comunes de la batalla con un centenar de cadáveres, pero hay muchísimas sepulturas individuales más de guerreros y 26 tumbas de caballos, muy raras en el mundo griego y que deben tener que ver con ese papel protagonista de la caballería en la batalla, para recordarlo", explica el director científico de las excavaciones, el arqueólogo Stefano Vassallo. El estudioso, que ha participado en un curso del Instituto Catalán de Arqueología Clásica (ICAC), recuerda que la necrópolis de Himera es una de las más grandes de Italia y en ella han excavado ¡9.000 tumbas! de diferentes épocas durante los trabajos preventivos de la construcción de la línea ferroviaria Palermo-Mesina, iniciados en 2008 y recién concluidos.

Vassallo señala que los guerreros griegos de las fosas comunes yacen todos en posición dorsal, son hombres de edades entre los 25 y los 30 años y presentan traumatismos violentos debidos a heridas de armas de tajo o lanza. Muchos conservan trozos del arma que les causó la muerte: puntas de flecha o de lanza que penetraron tan profundamente que no se pudieron extraer del cuerpo.

El arqueólogo no cree que la coincidencia con Salamina sea literal (para Diodoro Sículo, Himera se libró el mismo día que la batalla de las Termópilas), pero tampoco que Heródoto se lo inventara. "No es un mito, hubo sin duda sincronía entre ambas campañas".

Himera tiene un epílogo amargo. Si bien los griegos pararon definitivamente a los persas en las guerras médicas, los cartagineses volvieron 70 años después y la revancha fue completa. En la segunda batalla de Himera (409 antes de Cristo), el nieto de Amílcar, Aníbal (otro, no el terror de los romanos), venció a los griegos y arrasó la ciudad. Himera no volvió a ser ocupada. "Fue una vendetta tremenda", asegura Vassallo. También de esta notable batalla se han excavado otras dos fosas comunes, una con 59 cadáveres. Vassallo cree que otra fosa con centenares de esqueletos muy desordenados podría albergar los restos de las víctimas de la masacre de civiles ordenada por Aníbal tras la toma de la ciudad para apaciguar el fantasma de su abuelo.

 

 

Visitas: 654

Comentario por María // el enero 30, 2011 a las 6:37pm

Me llama la atención que se habla solo de las tumbas de los griegos;me imagino que los  cadáveres de los cartágineses quedarían a  la  intemperie porque los supervivientes huirían y no podrían  enterrar a su compañeros,suponiendo que fuera posible hacerlo en suelo  perteneciente a los griegos ,que supongo que no.

también ,me imagino que cada vez que se confirma  por la arqueología algo relatado en las fuentes  antiguas estas renuevan su fiabilidad.

Comentario por yo el enero 30, 2011 a las 10:13pm
interesantísimo articulo .
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el enero 30, 2011 a las 10:43pm

Muy interesante, Percha.

 

Impresiona la cantidad de esqueletos hallados y el gran trabajo arqueológico, proporcionándo miles de datos, que, a partir de los mismos, podrá realizarse.

Comentario por Aspidio el enero 31, 2011 a las 10:00am

No quisiera yo acabar especializándome en ser abogado defensor permanente del diablo, de verdad que no veo con agrado esto de ser nota discordante. Pero es que cada vez más este tipo de noticias, así tratadas, aumentan mi desconcierto y escepticismo sobre el valor que se puede dar a las noticias de periódico. Sí, imagino o quiero suponer que el arqueólogo, Stefano Vasallo,  habrá hecho sus deberes y sabrá cual es el fundamento de sus afirmaciones. Pero yo agradecería que la información publicada que si no al detalle, al menos sí proporcionara algún apunte del por qué y cómo han llegado a esas conclusiones. Y es que después de leer no puedo evitar preguntarme. En una necrópolis con 9000 tumbas de diferentes épocas ¿cómo han identificado las de la batalla de principios del siglo V a.C.?  

En este sentido me gusta más la información que se proporciona en la entrevista a este arqueólogo en http://www.sapiens.cat/ca/notices/2011/01/entrevista_a_stefano_vass...

 

Aunque sigo preguntándome, ¿por qué esos enterramientos colectivos son de principios del siglo V a. C. y no, por ejemplo, de la batalla en la que los cartagineses toman la ciudad en el 409 a. C..? Ajuares para discernirlo en la fotografía no se ven.

 

Un saludo.

Comentario por Percha el enero 31, 2011 a las 11:02am

Aspidio, entiendo perfectamente sus pegas pues en el artículo no se da información al respecto. Parece, además, que la noticia no es nueva en absoluto, fue publicada en National Geographic en diciembre de 2008. Al parecer sí hay materiales asociados a las tumbas, que imagino servirán para datarlas y adscribirlas al periodo referido. Aquí pueden verse algunas fotos del National Geographic, y también el enlace a las fotos de la entrevista que usted ha puesto (se "navega" con unas flechas que aparecen a los lados).

He encontrado también un hermoso PDF sobre el Área Arqueológica de Himera, con fantásticas fotos de algunos de los hallazgos realizados.

Comentario por Aspidio el enero 31, 2011 a las 12:38pm
Uff, no había visto las fotos de sapiens.cat, gracias Percha también por los otros enlaces que son muy interesantes. Creo que esta es una de las mayores virtudes de terraeantiqvae: llegan aquí noticias de prensa que se van engrandeciendo y precisando. En cualquier caso, sigo sin ver que haya materiales asociados a los enterramientos de las fosas comunes, que son los que dan título al artículo.
Comentario por Percha el enero 31, 2011 a las 1:15pm

Aspidio, es cierto que la foto de la fosa común no parece contener materiales asociados, al menos de buen tamaño, pero digo yo que algo habrá. Se habla de restos de las armas que fueron causa de las muertes, que no sé si servirán para datarlas o identificar la procedencia. También se habla en el artículo, de tumbas individuales de guerreros (quizás algunas de estas), e incluso de tumbas de caballos; raro sería que no tuvieran ningún material asociado.

Además, imagino que también se podrán datar en relación a las demás tumbas de la necrópolis y sus materiales.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más