Encuentran pinturas rupestres de hace 25.000 años en la cueva vizcaína de Askondo

Arriba: figura de caballo real. Debajo: figura resaltada gráficamente.

 

Vía: El Correo.com | Imágenes de Jordi Alemany | 4 de mayo de 2011

 

Más de una docena de pinturas de arte rupestre paleolítico de más de 25.000 años de antigüedad han sido localizadas en la cueva de Askondo de la localidad vizcaína de Mañaria. La autenticidad de las obras ha sido certificada al 100% por expertos del CSIC.

 

La diputada de Cultura, Josune Ariztondo, ha dado a conocer esta mañana en Bilbao el hallazgo de este yacimiento arqueológico junto con el doctor en Arqueología, Diego Gárate, y el experto del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria, César González.


Según han explicado, en la cavidad se han localizado en muy mal estado de conservación más de una docena de representaciones en pintura roja o grabadas y otros elementos parietales. En concreto, los investigadores han descubierto cinco caballos pintados en rojo, dos de ellos de más de metro y medio; un caballo grabado; una mano en positivo -la primera que se localiza en Euskadi-, una serie de dos trazos pareados; un punto rojo; una línea cervico-dorsal de animal; una serie de grabados subverticales no figurativos, y un hueso de animal hincado en la pared a dos metros de altura que los expertos relacionan con alguna actividad artística.

 

Arriba: mano en positivo. Debajo: mano realzada gráficamente

 

Los análisis realizados por los descubridores consideran evidente la autenticidad del yacimiento y lo sitúan en una cronología entre 28.000-18.000 años antes de nuestra era, es decir entre el gravetiense y el solutrense, aunque lo más probable es que se sitúe en 25.000 años. Ello significa que el conjunto artístico es crononólogicamente muy anterior al hallado en Santimamiñe.

 

No obstante, para confirmar la autenticidad de las pinturas, se ha recurrido a un equipo externo formado por los expertos en Arte Prehistórico, Manuel González Morales y Cesar González Sanz, del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria, centro asociado al CSIC, quienes han subrayado que en esta cueva "no hay ninguna duda. Es de las seguras". Los arqueólogos tratarán ahora de restaurar las pinturas e inspeccionarán de nuevo la cueva por si hubiera más pinturas en su interior.

 

Descubiertas el pasado mes de enero

 

Las pinturas fueron localizadas por el equipo formado por los arqueólogos Diego Gárate Maidagan, Joseba Rios Garaizar y Ander Ugarte Cuetara durante una visita el pasado mes de enero a la cavidad dentro de un proyecto de investigación más amplio relacionado con el poblamiento paleolítico en el interior del territorio vizcaíno. El equipo observó unas pequeñas manchas en las paredes muy deterioradas por pintadas, rozaduras y hogueras, pero tras revisarlas con más detenimiento confirmaron que se trataba de pinturas rupestres, cuya temática y forma se pueden reconocer en otras cuevas del occidente europeo.

 

Aunque la cueva era conocida desde hacía tiempo el yacimiento no fue descubierto "porque no se ha sabido ver". "Hay que tener el ojo educado y saber lo que se está buscando", ha explicado González Morales.

 

Foto: Entrada de la Cueva de Azkondo.

 

De hecho, la cueva de Askondo fue descubierta en 1912 por Gávez Cañero, encontrando escasos restos arqueológicos. No obstante, en 1963 se localizaron dos cráneos de oso de las cavernas que motivó la visita de furtivos y la excavación incontrolada de la cavidad.

 

La cueva de Askondo es la quinta con arte parietal paleolítico localizada en el territorio vizcaíno tras Venta Laperra (1904), Santimamiñe (1917), Arenaza (1963) y El Rincón (2004). Por la cantidad de grafías animales descubiertas sería la tercera en importancia dentro del territorio junto a la Venta Laperra, y por detrás de Santimamiñe y Arenaza.

 

La Diputación Foral de Vizcaia ha cerrado el acceso de la cueva y el yacimiento ha quedado automáticamente protegido desde el momento de su localización por la Ley de Patrimonio.

 

Dossier: GRABADOS RUPESTRES LOCALIZADOS EN LA CUEVA DE ASKONDO EN MAÑARIA (PDF)

 

Visitas: 626

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el mayo 5, 2011 a las 10:26pm

Un regalo del destino

 

Vía: El Correo.com | 5 de mayo de 2011

 

Por: Diego Gárate Maidagan (Investigador del Arkeologi Museoa y codescubridor de las pinturas de Askondo)


El hallazgo de las pinturas y grabados de Askondo se ha producido de manera casual, como sucede comúnmente en la Arqueología, lo que otorga ese ambiente mágico a la profesión. Mi visita a la cueva junto a los arqueólogos Joseba Rios y Ander Ugarte tenía como fin determinar si el yacimiento había sido destruido por una cantera décadas atrás, tal y como se creía, o si, por el contrario, quedaba algún resto intacto que pudiera ser objeto de investigación.

Aunque no era nuestro objetivo, la casualidad hizo que, gracias al bagaje de muchos años de experiencia, detectáramos sobre una pared algunos restos rojos muy desvaídos, lo que nos llevó a pensar en la posible existencia de arte parietal. Alarmados y entusiasmados, exploramos las paredes cercanas comenzando a identificar, estupefactos, pinturas y grabados de animales, una mano, un hueso hincado... Sin haberlo buscado, nos encontrábamos ante un hallazgo arqueológico de primer orden. Un regalo del destino por los años de persistencia y dedicación.
El conjunto parietal paleolítico de Askondo no es excesivamente grande (una docena de pinturas y grabados) y su conservación no es buena. Es cierto. Aún así, nos aporta una información determinante para conocer a las sociedades de cazadores y recolectores que habitaron el territorio hace 25.000 años. Son muy pocas las muestras de su arte que han llegado hasta nuestros días y, por lo tanto, todas y cada una de ellas tienen un gran valor.
Queda en nuestras manos que esas huellas de la Humanidad no desaparezcan. Conservarlas y restaurarlas para que en un futuro se desarrollen los mecanismos que permitan que protección y disfrute no sean incompatibles debe ser un compromiso de todos. Somos, sin duda, unos privilegiados los que podemos verlas de cerca y sentir esa emoción que produce estar ante una obra de arte creada y olvidada miles de años atrás, pero eso no impide hacer llegar la información a todos aquellos interesados en nuestro pasado.
Hasta el momento, sólamente hemos realizado una valoración preliminar y se ha cerrado la cueva para proteger las pinturas. Ahora es el momento de hacer un estudio profundo, que incluya la prospección de las paredes de los 300 metros de la cavidad, la documentación de las pinturas y grabados, los análisis (carbono 14, uranio/torio, colorantes, etc.) y los sondeos arqueológicos que permitan determinar la presencia de restos de una ocupación humana coetánea a esas obras de arte.
Para finales de este año se espera publicar los resultados. Una segunda fase será la de restaurar, consolidar y conservar aquellas pinturas más deterioradas en las que se pueda intervenir. Y una tercera, a medio plazo y una vez finalizado el estudio, difundir el hallazgo mediante conferencias, exposiciones, modelos virtuales&hellip para trasladar a la sociedad los resultados de nuestro trabajo.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------

La encrucijada de cazar o ser cazado

El día a día hace 25.000 años estaba condicionado por la imperiosa necesidad de la localización de alimentos

 

Vía:Deia.com | C. Zárate| 5 de mayo de 2011 

 

La vida hace 25.000 años antes de nuestra era no tenía nada que ver con lo que estamos acostumbrados ahora. Las prioridades eran distintas y la lucha por la subsistencia era lo fundamental. Cazar o ser cazado era la preocupación que llenaba el tiempo y la forma de vida de los homo sapiens hace 40.000 años antes de nuestra era.  

 

"Los que habitaban el territorio del País Vasco en el paleolítico formaban grupos nómadas pequeños, compuestos por una treintena de personas que vivían de lo que cazaban y recolectaban", explica el doctor en Arqueología Diego Garate. "Eran nómadas porque tenían que desplazarse siguiendo la migración de los animales", aclara. Respecto a su estructuración en grupos reducidos se debía a que "los medios de subsistencia eran reducidos y a que no podían conservar alimentos", explica.

 

En el caso de los restos de Askondo, Garate señala que había dos especies de animales que se extinguieron respecto a la época de Santimamiñe. "En el Cantábrico existían el megacero -gran ciervo con una cornamenta de tres metros de envergadura- y los últimos mamuts. La caza de estos resultaba de una gran complejidad y lo que más cazaban eran cabras y caballos", apunta Garate.

 

"Lugar de encrucijada"

 

En lo que ahora es Euskadi, la vida se desarrollaba en "yacimientos en cuevas y al aire libre" y la "fauna era muy diferente a la actual", analiza Garate, al tiempo que destaca que en la cavidad de Askondo se ve muy bien la amplia relación existente entre los grupos y los elementos que distinguían la región Cantábrica y la Pirenaica. En este sentido, Garate desvela que el Euskadi está "en una situación de encrucijada geográficamente, entre la Península y el paso al continente europeo" respecto a las migraciones que se producían en la época.

 

Una de las mejores muestras de la capacidad y dedicación para la caza de los hombres prehistóricos que habitaron lo que hoy en día es el territorio vasco son las herramientas encontradas posteriormente. "En la zona de Barrika, Treviño y Urbasa se han encontrado restos de sílex que eran los principales utensilios para conseguir alimentos", indica Garate.


Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más