Fuente: eluniversal.com.mx | Abida Ventura | 5 de abril de 2013

En 1962, el arqueólogo estadounidense Clement Meighan (izquierda) llegó a Baja California Sur invitado por el escritor Erle Stanley Gardner y durante su estancia en ese territorio descubrió entre las cuevas que pueblan la Sierra de San Francisco y Santa Martha diversas galerías de pinturas rupestres en excelente estado de conservación.

 

Hasta entonces, este conjunto de manifestaciones rupestres sólo eran conocidas entre la población local y por algunos escritos de los misioneros jesuitas del siglo XVIII.

 

En sus primeras publicaciones, Meighan atribuyó la autoría de estas pinturas a los antiguos cochimies y las fechó como del siglo XIII. Por años esta hipótesis fue la más aceptada por la comunidad académica hasta que en los 80, especialistas de la Universidad de Barcelona comenzaron a realizar estudios de datación por radiocarbono en una de las cuevas más importantes, La Pintada. Los resultados arrojaron fechas de hasta 5 mil años de antigüedad.

 

30 años después de haber comenzado sus investigaciones sobre arte rupestre en la Península de Baja California con el apoyo de la Universidad de Barcelona, el arqueólogo español Ramón Viñas Vallverdú (derecha), actualmente investigador del Instituto de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES), de la Universidad Rovira i Virgili, de España, explica que las dataciones que se tienen hasta ahora de algunas de estas pinturas oscilan entre los 8 y 9 mil años de antigüedad. Sin embargo, esos resultados siguen siendo parciales, pues asegura que en algunas de estas cuevas se han encontrado contextos de hasta 10 y 12 mil años de antigüedad.

 

Si esclarecer su antigüedad, este conjunto de pinturas rupestres ha implicado una compleja labor durante varias décadas, los trabajos para conocer a sus autores apenas comienza. Uno de los objetivos del proyecto de investigación “Biodiversidad y sociedades cazadoras del Cuaternario de México”, que incluye varios proyectos de exploración en distintas partes del país, y en el que participan investigadores del INAH y el IPHES, es tratar de obtener información sobre las primeras poblaciones que realizaron estas pinturas rupestres, pertenecientes al estilo Gran Mural, que se enmarca dentro del período Arcaico (hace unos 10 mil años) y se caracteriza por figuras de gran tamaño, de uno hasta cuatro metros de altura.

 

“Sobre la gente de la época del Gran Mural sabemos muy poco, por eso queremos seguir investigando en esa línea. En cueva La Pintada se han registrado elementos con fechas de hasta 10 mil años de antigüedad. Las excavaciones que haremos próximamente serán para estudiar el contexto arqueológico de esos grandes murales; los lugares que estamos buscando son alrededor de esa zona para encontrar los lugares de hábitat de los que hicieron estas pinturas”, dijo en entrevista Viñas Vallverdú, en su visita a México.

 

El trabajo, explica el investigador que también ha sido profesor de la ENAH, consistirá en realizar recorridos de superficie para localizar materiales y sitios que ofrezcan información sobre los grupos humanos que se asentaron en esa península hace 10 mil años. Según el arqueólogo, es muy probable que esas poblaciones de cazadores recolectores utilizaran las cuevas halladas en estos barrancos como espacios rituales, a manera de santuarios donde realizaban ceremonias de petición de lluvia, fecundidad o abundancia. “Es muy posible que las sierra fuera su zonas de caza, pero también como zonas sagradas, y los grandes hábitats estaban alrededor de la sierra, esta gente vivía en las planicies”, apunta.

 

El arqueólogo, cuya tesis doctoral sobre pintura rupestre en Baja California está por publicarse, está convencido de que los resultados que arrojen estas investigaciones serán de vital importancia porque aportarán información nueva en torno a los estudios de los primeros pobladores del continente ya que, asegura, para América estas pinturas se encuentran entre los referentes más importantes de los primeros pobladores, similares a otras del planeta, porque son de las más antiguas de América hasta ahora fechadas.

Trabajo complejo

Entre el conjunto de cuevas que presentan estas manifestaciones rupestres en la sierra de San Francisco, Baja California, la cual cuenta con la designación de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1993 , destacan La Pintada, Las Flechas, Los Músicos, La Soledad y Cueva El Ratón, que permanecen abiertas al público y están bajo custodia del INAH. Pero esto es apenas una pequeña muestra de las miles de figuras que adornan las paredes rocosas de esos lugares.

 

Viñas Vallverdú detalla que entre las cuevas identificadas como del estilo Gran Mural, tan sólo en la Sierra de San Francisco hasta ahora se tienen identificadas más de 250, de las cuales sólo se han investigado alrededor de 20.

 

Y es que a decir del investigador, quien además en la Península Ibérica dirige proyectos sobre el arte rupestre Levantino, la simple documentación y datación de estos murales antiguos representa un trabajo monumental, ya que buena parte de ellos presentan diferentes fases pictóricas, lo cual indica que algunos lugares fueron ocupados por varias generaciones a lo largo de cientos de años, probablemente desde el año 9 mil a.C. y hasta el siglo XVIII. Desde los primeros pobladores hasta los asentamientos de la etnia cochimie.

 

“Hay lugares donde hay siete niveles de pinturas diferentes, esto quiere decir que estos lugares fueron frecuentados por miles de años”, dice.

 

El especialista comenta que las pinturas correspondientes a las primeras etapas se caracterizan por la representación de grandes figuras humanas, mientras que las de etapas tardías son de menor tamaño, y posiblemente fueron realizadas por los últimos grupos humanos que llegaron al área, provenientes de EU. “Encuentran las pinturas del Gran Mural y ponen ahí también pequeñas figuras, esas figuras siempre aparecen sobre las del Gran Mural”.

 

Señala que aunque estos sitios eran utilizados como santuarios, es probable que en épocas tardías hayan sido habitados por los cochimies, y hasta hace un siglo, los rancheros que poblaron ese territorio después de la Revolución mexicana las utilizaban como corrales de ovejas y cabras.

 

Viñas afirma que los santuarios, además de espacios para las expresiones mágicas y religiosas, tal vez funcionaban como marcadores de tiempo y territorio. “En el caso de La Pintada hay muchas marcas de tipo astronómico, sitios donde señalan que ahí llega el sol en determinada época del año y eso marca una fecha en su calendario. Así saben que cuando el sol está pegando en tal lugar es la época de ir a recoger la pitahaya o iniciará la época de lluvia”.

 

El proyecto de exploración en esta zona de Baja California se sumaría al que el especialista del IPHES, en colaboración con el paleontólogo Joaquín Arroyo Cabrales, especialista del Laboratorio de Arqueozoología del INAH, realizan en Chazumba, Oaxaca, donde se han encontrado huesos de fauna que existió hace 25 mil años, así como lascas de sílex, posiblemente hechas por el hombre.

Visitas: 7626

Comentario por M. HERMINIA MACEDO ACOSTA el abril 8, 2013 a las 9:26pm

ME DA MUCHO GUSTO DE QUE POR FIN SALE UNA NOTA DE LAS PINTURAS RUPESTRES DE MI ESTADO BAJA CALIFORNIA SUR AQUÍ EN MÉXICO.......MIL GRACIAS.......MUY BIEN ...;-)

SON ESPECTACULARES..........

Comentario por Ana Eva Barla Schiavoni el abril 9, 2013 a las 3:27pm

Muy interesante, pero si no me equivoco, las pinturas rupestres más antiguas encontradas en américa, están en las cuevas pedra furada (con las dataciones más tardías situadas en torno a los 17.000 años AP) y piedra pintada (con 11.000 años de antigüedad), ambas en Brasil. 

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el abril 9, 2013 a las 7:56pm

Estimada Ana:

En el post no se dice que la pinturas rupestres de la Baja California sean las más antiguas de América, sino que son "...de las más antiguas de América...".


Si lo que despista es el título del post "El arte rupestre de los primeros americanos", aquí "primeros" se entiende en sentido genérico, es decir, "...de los primeros americanos", no los primeros por antonomasia.

Saludos

Comentario por Ana Eva Barla Schiavoni el abril 10, 2013 a las 3:01pm

Estimado Guillermo, éste es un fragmento extraído de la publicación:

"El arqueólogo, cuya tesis doctoral sobre pintura rupestre en Baja California está por publicarse, está convencido de que los resultados que arrojen estas investigaciones serán de vital importancia porque aportarán información nueva en torno a los estudios de los primeros pobladores del continente ya que, asegura, para América estas pinturas se encuentran entre los referentes más importantes de los primeros pobladores, similares a otras del planeta, porque son de las más antiguas de América hasta ahora fechadas."


Desde un punto de vista cronológico, investigaciones sobre sociedades con 10000 años de antigüedad, están lejos de aportarnos información sobre los primeros pobladores de América (a menos que nos aferremos ciegamente a la teoría "Clovis first"), mucho más cerca de ello, están las investigaciones de Carbonell en México, o los aportes realizados por Dilehay en Chile.

Saludos

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el abril 10, 2013 a las 4:10pm

Apreciada Ana:

Esto que me comentas es otra cuestión. Se puede estar de acuerdo o no con lo que nos dice el arqueólogo Ramón Viñas sobre la trascendencia que estas pinturas rupestres de la Baja California puedan aportar sobre los primeros pobladores de América.

Sin embargo, yo no diría tan apresuradamente  que poco pueden aportar las mismas. 10.000 años de antigüedad no es una datación desdeñable (aunque haya otras un poco más antiguas, como has apuntado), y máxime cuando, además, los trabajos siguen en curso y pueden aparecer motivos con dataciones más elevadas en el tiempo.

Saludos

Comentario por Ana Eva Barla Schiavoni el abril 11, 2013 a las 4:30pm

Estimado Guillermo, realmente me parecen muy importantes este tipo de investigaciones en México, porque dada la importancia de la arqueología monumental, los estudios de las sociedades de principios del Holoceno, son muy escasos en dicho país.

Ahora bien, si una cronología de 10000 años es irrelevante para estudiar a los primeros pobladores de América, depende del lugar en el que nos situemos: Para los defensores de un poblamiento tardío, 10000 años es una antigüedad razonable para hablar de "primeros pobladores". Pero para quienes defienden la idea de un poblamiento (o varios) mucho más temprano, 10000 años es una cronología muy tardía, para hablar de "primeros pobladores".

Aunque no estoy del todo de acuerdo con las interpretaciones sobre Valsequillo y las investigaciones zooarqueológiacas (mencionadas al final del artículo) son aún incipientes y poco concluyentes, confío en que en el futuro, México, podrá darnos luz sobre las primeras poblaciones.

Yo particularmente estoy de acuerdo, con que hubo varias oleadas migratorias a América, entre por lo menos los 30000 y los 12000 años AP. A continuación, voy a pasarte una monografía (que es una simple recopilación de datos) con los sitios más tempranos encontrados en América, para que sepas desde donde baso mi postura:

Sitios controvertidos en la teoría del poblamiento
americano temprano
Barla Schiavoni, Ana Eva.
Introducción
A lo largo del continente americano, se distinguen diversos sitios que amenazan el modelo Clovisfirst.
Teniendo en cuenta que para autores como Politis, G., los límites de la cultura Clovis son de
11.570+/- 70 años A. P. a los 10.890+/- 50 años A. P., utilizaré un criterio cronológico para
seleccionar los sitios que describiré en este trabajo, utilizando como límite temporal los 12.000 años
A. P.
Es relevante destacar, que este criterio no resta importancia a los sitios para-Clovis, puesto que
por cuestiones de la tecnología y la economía de los grupos que los ocupaban, también representan un problema para el modelo Clovis-first, pero merecen otro tipo de análisis, que no me es posible exponer, dada la extensión que debe tener este trabajo.

Sitios tempranos de Canadá y Estados Unidos
Cuevas Bluefish
Este sitio se encuentra al norte de Yokón, en Canadá, donde se hallaron algunos instrumentos
líticos en asociación con con huesos de mamut, caballo, bisonte y otros mamíferos pleistocénicos.
Los fechados sobre hueso datan entre los 12.210 +/- 210 y 25.000 rcbp.
Los defensres del modelo Clovis-first, argumentan que los artefactos podrían pertenecer a culturas
más tardías (11.700 rcbp y posteriores), que se desplazaron a niveles más antiguos.
Cueva de Fort-rock
Se encuentra en Oregón, Estados Unidos. En la excavación, se establecieron niveles de 10cm. En
un mismo nivel se encontró carbón, 2 puntas, 11 instrumentos tallados y un fragmento de mano.
Datando el carbón, establecieron para ese nivel una antigüedad de 13.200+/- 720 años A. P.
Quienes critican este sitio afirman que la asociación del carbón con los artefactos líticos es dudosa,
por tratarse de niveles arbitrarios; además, se han encontrado puntas similares en otros sitios
correspondientes a niveles más modernos (no son más antiguas a los 10.700 rcbp), y sugieren que
las puntas encontradas en la Cueva de Fort-rock son post-Clovis.
Cueva Wilson Butte
Ubicada en Idaho, Estados Unidos. En el estrato C, fueron encontrados un cuchillo, una hoja, una
lazca utilizada y dos huesos modificados. Se fechó la apatita de un hueso de roedor, situado en la
base del estrato, obteniendo una edad de 14.500+/- 500rcbp. En el estrato E, el fechado sobre
huesos arrojó una antigüedad de 15.800+/- 500rcbp.
La crítica recae en el hecho que datar la apatita de los huesos, puede dar lugar a fechados más
antiguos.
Complejo Chesrow
Situado el sureste de Wisconsin, Estados Unidos.
Sitio Schafer: se encontraron algunas lascas en asociación con mamut. Tres ensayos
radiocarbónicos (uno en colágeno de hueso purificado y dos sobre madera de pino) arrojaron una
edad de 12.300rcbp.
Sitio Hebior: se encontró un bifaz tosco, sobre una pila de huesos de mamut, la datación sobre
dichos huesos arrojó una antigüedad de 13.450rcbp, pero no está probado que los huesos de mamut
hayan sido faenados.
Abrigo de Meadowcroft
Se encuentra al soroeste de Pensilvania, Estados Unidos. El sitio fue excavado cuidadosamente, se
encontraron en el estrato IIA pequeñas hojas, un cuchillo confeccionado sobre lasca y una punta
lanceolada retrabajada del tipo Miller. Las dataciones radiocarbónicas sobre carbón, sugieren una
cronología del 19.000 al 11.000rcbp.
Críticas:
-Los restos vegetales del estrato IIA, las conchillas de caracoles y los restos faunísticos, pertenecen
a especies del bosque deciduo, y no al ambiente que prevalecía en la zona después del máximo
glaciar.
-Hay duda de que el carbón fechado en ese estrato haya sido producido por humanos.
-La punta de tipo Miller reconstruída en el sitio se asemeja a puntas que tienen una antigüedad de
10.000rcbp.
Cactus Hill
Este sitio se localiza al sureste de Virginia, Estados Unidos, sobre una cresta de arena estabilizada,
soplada por el viento. Por debajo de un horizonte Clovis fechado en 10.290+/- 250rcbp, se encontró
un pequeño conjunto de hojas y laminillas de cuarcita y dos puntas pentagonales sin acanaladura de
roca metavolcánica. Se fecharon partículas de carbón, obteniendo una antigüedad de entre
15.070+/- 70 y 16.670+/- 730rcbp.
Un problema de este sitio es que entre esta ocupación y el nivel Clovis transcurrieron 5.000 años
y sólo se acumularon 7,6cm de arena. Los críticos de este sitio argumentan que desplazamientos
naturales pueden ser responsables de la asociación de los artefactos con el carbón, el cual puede ser
producto de un incendio natural.
Topper
Se encuentra al sur de Carolina, Estados Unidos. Un componente lítico (Dalton) se encuentra por
debajo de un horizonte Clovis; la profundidad de los sedimentos sugiere un hiato de 1.000 años
entre Dalton y Clovis.
México
Valsequillo (Puebla) es un complejo, con un sedimento de grava de 30mts. de espesor.
Caulapan
Se encontró un artefacto tosco. El fechado radiocarbónico sobre gasterópodos es de 21.850rcbp.
Hay dudas sobre que el lito encontrado sea realmente un artefacto. Quienes critican este sitio
argumentan que los gasterópodos son poco confiables para realizar detaciones.
El Horno
Es nivel más antiguo del complejo, en la base se encontraron 13 lascas. Los fechados por huellasfisión
y Uranio-Thorio arrojan una edad de 250.000 años, que no fue aceptada por el excavador, y
podría estar en un rango de entre 27.000 y 11.500 años de antigüedad.
Venezuela
Taima-taima
Se situa al norte del pais, este sitio fue interpretado como un antiguo locus de matanza de
proboscídeos, caballos, gliptodontes y otras especies pleisticénicas a orillas de un antiguo lago.
La unidad I de arena gris, es la más antigua del sitio, se encontraron muchos restos de mastodonte
y caballos, muchos huesos presentaban marcas de faenamiento.
Fechados radiocarbónicos:
-Suelo orgánico: 12.580+/- 150 y 13.390+/- 130rcbp
-Una rama interpretada como contenido estomacal de mastodonte: 12.980+/- 85 y 14.200+/- 300
-Muestra de colágeno de huesos de mastodonte: 13.010+/- 280 y 14.440+/- 435
-Muestra de madera: 11.860+/- 130
Los defensores del modelo Clovis-first, argumentan que el agua infiltrada en los depósitos pudo
haber contaminado las muestras, y que no serían tan antiguas, sin embargo, el grado de
contaminación depende del contaminante, su concentración, el tiempo durante el cual actua, y la
naturaleza de los materiales contaminados, por lo cual a mi parecer lo esperable es que de haber
contaminación que alterase las fechas, éstas serían muy dispares entre sí, si embargo, en su
conjunto, conservan una gran coherencia.
Brasil
Monte Alegre
Este sitio se encuentra dentro de una cueva, fue excavado por Anne Roosevelt y colaboradores en
1996. Confeccionaron 11 cuadrículas de 1m. de lado y con una profundidad de 2,25 mts. En los
niveles 16 y 17, fueron encontrados más de 30.000 desechos de talla y 24 instrumentos, las materias
primas más utilizadas fueron calcedonia, cuarzo cristalino y cuarzo lechoso, todas ellas afloran en
las inmediaciones, pero no en la caverna. Pudieron reconocerse diversas técnicas: presión, retoque
unifacial y bifacial, el tratamiento térmico y la abrasión de la plataforma de lascado.
También hallaron maderas quemadas dentro de fogones, frutos y semillas carbonizadas, restos
faunísticos mal preservados, ente ellos fragmentos de huesos de roedores, tortugas de tierra y de
agua, vívoras, anfibios, mamíferos terrestres de gran tamaño, que no han sido identificados y una
gran cantidad de bivalvos y moluscos.
En el nivel 16 y 17 se realizaron 56 dataciones radiocarbónicas, que arrojaron una antigüedad
entre los 11.200 y los 10.000 años A. P.; sin embargo, 3 dataciones de sedimento por OSL (optically
stimulated luminiscense) y 10 dataciones de artefactos líticos por TL (termoluminiscencia)
quemados sugieren una antigüedad ente los 16.000 y 9.500 años A. P.
En los niveles más antiguos, las dataciones apartir de OSL y TL (que son sólo trece), tienen una
gran disparidad entre sus límites de antigüedad (a diferencia de las dataciones con C14), por las
cuales yo las desestimaría, y no consideraría que este sitio sea pre-clovis; sin embargo, dada la
tecnología economía de quienes habitaban la cueva, es un sitio para-clovis, que resulta conflictivo
para la teoría Clovis first.
Pedra Furada
Este sitio se ubica en Serra de Capivara; las primeras excavaciones se realizaron entre 1978 y
1980 con el fin de establecer la antigüedad del arte rupestre, pero dado el hallazgo de industria lítica
y de la obtención de datacaciones superiores a los 25.000 años A. P., las investigaciones sigueron el
los siguientes años. Las investigaciones fueron llevadas a cabo por Niede Guidon, junto a
colaboradores franceses y brasileros.
Fueron encontrados miles de restos de carbón en diferentes niveles con edades entre los 17.000 a
40.000 años A. P., miles de semillas, hojas y más de 8.000 piezas líticas. Para el sitio se propusieron
seis subfases, Pedra Furada 1, 2 y 3 con edad pleistocénica y Serra Talada 1 y 2 y Agresta para el
Holoceno. Las fases pleistocénicas contenían 600 artefactos confeccionados con cuarzo y cuarcita,
que son materias primas locales. Se utilizó la reducción unifacial, sin claros patrones de lascado, y
mínimo retoque. Los autores consideran que esta tecnología era de carácter expeditivo. En el nivel
con 17,000 años de antigüedad, fueron encontrados pigmentos.
El sitio fue visitado por investigadores de distintas nacionalidades, que en su mayoría, dieron una
opinión favorable, en cuanto a la calidad del trabajo realizado, y al valor de las interpretaciones.
Los investigadores a cargo, volvieron al sitio en 1993,junto con investigadores invitados (la
mayoría norteamericanos) para discutir las interpretaciones, y exponer sus conclusiones;
Schobinger en 1994, publicó un artículo faborable, a diferencia de Meltzer et al.
Principales críticas de Meltzer, Dillehay y Adovasio:
-Las fases, sub-fases se baseban casi exclusivamente en los hiatus de las secuencias de dataciones
radiocarbónicas.
-Varias fechas radiocarbónicas fueron rechazadas y no se expresaron sus causas.
-El carbón a partir del cual se realizaron las dataciones, podía provenir de incendios naturales y no
tener origen antrópico como se pensaba.
-Los supuestos artefactos podrían ser rocas que se fracturaron al caer del techo de la cueva.
Chile
Monte Verde
Este sitio se encuentra en el Distrito Lacustre de Chile. Fue excavado entre 1979 y 1984 por Tom
Dillehay.
Monte Verde II (MV-II): Es el nivel más tardío. Se reconocieron restos de un asentamiento
residencial, que habría sido ocupado durante alrededor de un año, hace entre 12.300 y 12.800 años,
un complejo de doce habitaciones rectangulares conectadas, estaba formado por leños, también
había una habitación ovoide separada. Se encontraron fogones y restos de simientos de viviendas de
madera cubiertas con cueros, restos de mastodonte y una gran variedad de maderas y hojas de
plantas comestibles y medicinales. Parte de los artefactos líticos utilizados eran rocas naturalmente
fracturadas, recogidas a la orilla de un arroyo cercano. En el sitio había fragmentos de puntas de
proyectil, rocas alisadas para moler y varias raederas dobles. La presencia de seis proboscídeos de
tipo mastodonte, y especies de guanaco extintas, sugiere la actividad de caza o carroñeo
oportunístico.
Monte Verde I (MV-I): Compuesto por los niveles más profundos, y se encontró 80 cm por debajo
de MV-II. Se recuperaron posibles artefactos asociados a un fogón, que arrojó dos dataciones,
32.840 y 33.900 años A. P.
Dillehay publicó en 1987 un volumen del sitio, en el que describía los aspectos geológicos y
paleoambientale. En 1997, publicó el segundo volumen, en el cual expandió sus hipótesis previas y
detallaba la información sobre el sitio. A partir de esta publicación, un grupo de investigadores
visitaron el sitio y aceptaron la validez de las cronologías y del trabajo de Dillehay, incluso
investigadores que estaban a favor del modelo Clovis-first.
Otros sitios
Abra, Colombia
Este sitio se encuentra en Bogotá, a 2.600mts. Sobre el nivel del mar. En la unidad C2 se
encontraron choppers y desechos de talla. Los fechados radiocarbónicos son de entre 15.000 y
12.400 años A. P. Las evidencias palinológicas, muestran que el clima era frío y seco, y la
vagetación era abierta.
Arroyo seco, Argentina
Se encuentra en la región pampeana. Dataciones sobre huesos de Megatherium americanum, con
rasgos que permiten asignarles un origen antrópico, revelan una antigüedad de 12.200 años.
Cueva de Los Toldos, Argentina
Se encuentra en la provincia de Santa Cruz. Al nivel 11 de Cueva de Los Toldos, se le asignó una
antigüedad de 12.600+/- 600 años, a partir de restos de carbón de origen antrópico. El problema que
presenta este sitio es que sólo se realizó una datación.
Conclusión
Si bien en algunos casos la evidencia es escasa o difusa, en otros, como Taima-taima, Pedra
Furada y Monte verde, considero que las evidencias son más sólidas que las críticas. No descarto
ninguna vía de ingreso, de hecho considero que América fue poblada por diversos grupos humanos,
con orígenes geográficos totalmente distintos. Por el momento, a mi parecer, las evidencias sugieren
que el sector sur del continente fue el primero en ser poblado.
Bibliografía
-Correal Urrego, Gonzalo. “Las evidencias precerámicas de la sabana de Bogotá”. Revista de
Arqueología Americana nº1 pp.69-89, 1990
-Fiedel, S. “El poblamiento del nuevo mundo: evidencia presente, nuevas teorías y direcciones
futuras”. Journal of Archeological Research.8(1):39-103, 2000
-Miotti, L. “La fachada Atlántica como puerta de ingreso alternativa de la colonización humana de
América del Sur, durante la transición Pleistceno/Holoceno”. En: J. C. Jiménez, S. Gonzáles, J.
Pompa y F. Ortiz (eds.), II simposio internacional El Hombre Temprano en América, pp.155-188.
México D. F. INAH, CONACULTA. 2007
-Politis, G. “La estructura del debate sobre el poblamiento en Améria”. En: Boletín de
Arqueología 14(2): 25-52. 1999

Comentario por M. HERMINIA MACEDO ACOSTA el abril 15, 2013 a las 9:22pm

HOLA YO SOY DE LA ZONA DE ESTAS PINTURAS RUPESTRES EN B.C.S. MEXICO, Y ME HAN DICHO RANCHEROS Y PERSONAS DE LA COMUNIDAD QUE HAY CUEVAS QUE NO SE HAN DADO A CONOCER Y SE ENCUENTRAN SIN NINGUNA ALTERACIÓN (CON CAMAS DE HIERVAS, METATES DE PIEDRAS CON SUS MANOS DE MOLIENDA CON RESTOS DE PINTURA Y EN FIN ES CUESTIÓN DE BUSCARLE E INVESTIGAR)  ... AQUÍ ES LA OPORTUNIDAD DE HACER UN MUY BUEN ESTUDIO POR QUE HAY LUGARES VÍRGENES, PÓNGALE ATENCIÓN POR FAVOR...

  

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más