Detectan mediante georradar un gran barco vikingo enterrado en Halden (Noruega)

Un grupo de arqueólogos anunció este lunes pasado el hallazgo de rastros de un barco vikingo  enterrado en el sureste de Noruega, un descubrimiento poco frecuente que podría ayudar a entender mejor las expediciones de este pueblo durante la Edad Media.

La forma típica de la embarcación fue detectada con la ayuda de un georradar de penetración del suelo a unos 50 centímetros bajo tierra, en un túmulo sobre una tumba vikinga situada en Halden, provincia de Østfold, una localidad al sureste de Oslo.

"En medio de la sepultura descubrimos lo que se llama una anomalía, algo que se distingue del resto y que tiene claramente la forma de un barco vikingo", dijo a la AFP el arqueólogo Knut Paasche (izquierda), del Instituto Noruego para la Investigación sobre el Patrimonio Cultural (Niku).

"Lo que no podemos decir con certeza es el estado de conservación. Sí, hay un barco en este lugar, pero es difícil decir cuanta madera queda", explicó.

Los vikingos fueron un pueblo de guerreros y comerciantes que recorrieron el mar entre los siglos VIII y XI. Tenían la costumbre de enterrar a sus reyes y a sus jefes de Estado en un barco traído a tierra y que luego sepultaban debajo un montículo.

Foto: Imagen general de la granja Jellestad en Halden, donde ahora hay un barco vikingo (marcado con un contorno verde en el centro de la imagen). Un poco más abajo se encuentra el gran túmulo funerario Jellshaugen (marcado con un gran anillo rojo). Ilustración: Kars Gustavsen / NIKU

Hasta ahora solo se han descubierto tres barcos vikingos en buen estado en Noruega, el último, el llamado barco de Oseberg, en 1903. Los tres están expuestos en un museo cerca de Oslo.

"Necesitamos otros descubrimientos para poder decir cómo eran estos barcos y determinar cómo los vikingos navegaban", dijo Paasche.

La silueta descubierta en Halden, en un lugar donde se estaba drenando tierra para tareas agrícolas, mide 20 metros de largo, lo que indicaría que se trata del barco más grande descubierto hasta ahora en el país, según el instituto Niku.

"Esto lo considero una noticia mundial. No todos los días sacamos un barco vikingo del sombrero. El barco de Oseberg fue encontrado en 1904, pero nos dice poco", afirma el conservador del condado, Morten Hanisch.

El barco vikingo no es el único hallazgo que se ha hecho en el suelo de la granja Jellestad. La exploración con el georradar también ha localizado otros túmulos funerarios y las llamadas casas largas bajo tierra. "Aquí tienes toda una comunidad. Y, aunque el georradar no lo marca todo, ya tenemos mucho. Las otras tumbas también pueden contener cosas hermosas, y al igual que el hallazgo de los barcos anteriores se encontraron adornos y obejetos que dicen algo sobre la historia, aquí puede haber un poco de todo", concluye Hanisch.

Foto: La arqueóloga Sigrid Gundersen, marca el lugar donde se ha hallado el barco vikingo, aproximadamente a medio metro del suelo. En el fondo, el conservador del condado Morten Hanisch (segundo por la izquierda).

De momento los arqueólogos descartan excavar, al menos durante este periodo del año, y hasta que la financiación de los trabajos esté asegurada.

Fuentes: infobae.com | dagsavisen.no | 15 de octubre de 2018

Visitas: 1588

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el noviembre 13, 2020 a las 1:21pm

El barco funerario vikingo que ha revelado un poderoso enclave nórdico desconocido hasta ahora

Foto: Restos de un excepcional barco-tumba vikingo visto desde la proa que está siendo excavado por arqueólogos en Walden, Noruega, el 22 de octubre de 2020, en una imagen proporcionada el 9 de noviembre de 2020 por el Museo de Historia Cultural noruego.

En 2018, un equipo de arqueólogos del Instituto Noruego para la Investigación del Patrimonio Cultural (NIKU) detectó, gracias un georradar de alta resolución, un barco vikingo enterrado debajo de un cementerio en Gjellestad, en el condado de Østfold.

Las imágenes revelaron una estructura grande y bien definida, de 20 metros de largo, que está enterrado a unos cincuenta centímetros de profundidad, cerca del montículo funerario de Jelle, que data de hace alrededor de 1.500 años, el segundo túmulo más grande de la Edad del Hierro de Escandinavia.

¡No, no son hongos! Es una tomografía computarizada de un par de remaches de hierro que alguna vez mantuvieron las tablas del barco en su lugar (Foto: KHM).

Además, las prospecciones descubrieron que la nave formaba parte de una necrópolis con  nueve túmulos (colinas funerarias formadas con piedras y tierra apiladas) más pequeños, así como los restos de cuatro casas comunales cercanas donde habrían vivido los vikingos. «Está claramente  diseñado para mostrar poder e influencia», decía en su momento Lars Gustavsen (izquierda), arqueólogo de NIKU.

Ahora, los resultados de dos años de investigaciones confirman la hipótesis y se han publicado en la revista Antiquity. El notable complejo arqueológico fue un posible centro religioso o político que proporciona información sobre la evolución de la sociedad nórdica en su transición de la Edad del Hierro a la Vikinga.

Los túmulos hallados por el GPR - Antiquity Publications LTD.

El GPR reveló 13 túmulos funerarios, algunos de ellos de más de 30 metros de ancho usados durante siglos en la Edad del Hierro. Las casas comunales también eran excepcionalmente grandes, de hasta 30 metros de largo. Los especialistas creen probable que se tratase de salones para celebrar banquetes, estructuras religiosas o centros de culto donde se llevaban a cabo rituales y ceremonias de iniciación utilizados en la religión vikinga.

Foto: Esto es todo lo que queda de las casas cerca de Gjellestad. A la derecha se pueden ver los agujeros que se descubrieron utilizando tecnología de radar de penetración terrestre. Implican que una vez hubo una casa enorme de 40 metros de largo en H3. ¿Podría ser este un antiguo salón de banquetes o un lugar de culto? (Photo: Gustavsen et al / Antiquity 2020)

Los resultados del uso combinado de métodos geofísicos, de detección de metales y de excavación de zanjas hace pensar a los científicos que Gjellestad tiene sus orígenes en un cementerio de montículos ordinario, que luego se transformó en uno reservado para las clases altas que estaba representado por grandes túmulos, edificios y el barco enterrado.

Todo ello indica el surgimiento de un centro neurálgico en una época en que las luchas por el control de la tierra estaban en auge. Esta relevancia de Gjellestad como enclave político se mantuvo y se reforzó con el entierro de barcos, «la máxima expresión de estatus y riqueza», de acuerdo con el estudio. Según Antiquity, existe evidencia de que la nave funeraria vikinga habría sido visible en kilómetros a la redonda y habría sido una declaración de la comunidad de que eran dueños de la tierra.

Foto: Investigadores de Østfold University College han creado una representación visual completa de los hallazgos en Gjellestad basándose en los datos que los arqueólogos tienen actualmente disponibles. (Ilustración: captura de pantalla de gjellestadstory.no)

Puede experimentar por sí mismo los descubrimientos arqueológicos de Gjellestad en gjellestadstory.no.

Fuentes: abc.es | niku.no | phys.org | 13 de noviembre de 2020

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más