Descubren evidencias prehistóricas de contaminación humana por metales pesados en cuevas arqueológicas

Fuente: 20minutos.es| 22 de seprtiembre de 2015

Un equipo internacional con la participación de investigadores de la Universidad de Murcia encabezado por José Sebastián Carrión (izquierda) paleoecólogo y Catedrático de Evolución Vegetal en la UMU, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y otras universidades españolas y extranjeras, ha conseguido demostrar la existencia de contaminación prehistórica por metales pesados en el ambiente de cuevas arqueológicas.

De esta forma, los sedimentos arqueológicos, analizados desde un punto de vista geoquímico, pueden informar de la existencia de niveles con evidencias de paleocontaminación, "lo que supone un orgullo y una gran satisfacción" para la comunidad universitaria.

Para ello, los científicos se han analizado el sedimentos procedentes de cinco importantes yacimientos de la prehistoria peninsular, a saber pertenecientes a la Península Ibérica, tan importantes como Gran Dolina en Atapuerca, Gorham's y Vanguard en Gibraltar y El Pirulejo en Málaga.

Synthetic stratigraphic columns of Gran Dolina, El Pirulejo and Gorham’s Cave with the situation of the analyzed samples and Enrichment Factor (EF) values.

En Gran Dolina se han hallado niveles de paleocontaminación asociados a depósitos de guano datados en unos 450.000 años de antigüedad. Mientras que en los yacimientos neandertales gibraltareños (Gorham's, Vanguard), así como en Ely Pirulejo, los estratos palecontaminados se asocian con actividades antrópicas de los ocupantes de la cueva.

En Gorham's y Vanguard, la paleocontaminación evidencia el uso de hogares neandertales, ya que se localizan en niveles de cultura musteriense (Paleolítico Medio), mientras que en Pirulejo, con una cronología más moderna (Paleolítico Superior) se relacionan con la manipulación de la galena, un mineral rico en plomo (Pb), por parte del hombre prehistórico, ya fuera para rituales de enterramientos o actividades metalúrgicas.

Imagen en la que se señala el hogar neandertal de la Cueva de Gorham

El estudio es un hito y, que se publica en la revista Scientific Reports, perteneciente al grupo editorial grupo Nature.

En Gorham's Cave, los niveles alcanzados cumplirían hoy día con los estándares de "suelo contaminado" por metales pesados. Asimismo, se convierte en la evidencia más antigua documentada de contaminación generada por humanos, "no siendo difícil pensar en la concurrencia de posibles implicaciones negativas para la salud de los habitantes de las cuevas".

Se puede igualmente especular sobre si éste hecho tuvo algo que ver con la extinción definitiva de los neandertales en el sur de la Península Ibérica. Futuros estudios irán enfocados específicamente a este problema, es decir, sobre el efecto que podría tener en las paleo-poblaciones relictas de Neandertales en el Peñón de Gibraltar e, incluso, en la posible relación con su extinción.

Visitas: 1137

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el septiembre 30, 2015 a las 3:48am

¿Desde cuándo contaminamos?

Fuente: quo.es | 29 de septiembre de 2015

Hace algunos años dos colegas nuestros de la Universidad de Sevilla, Guadalupe Monge y Francisco Jiménez-Espejo (actualmente investigando en Japón) nos propusieron tomar muestras de algún yacimiento de la sierra de Atapuerca. Elegimos la cueva de la Gran Dolina. El objetivo final era detectar elementos químicos poco frecuentes en los sedimentos (elementos traza), que pudieran tener relación con las actividades humanas y obtener concusiones de su presencia o ausencia. Nuestros colegas se llevaron muestras de varios niveles, que se formaron cuando la sierra estaba ocupada por seres humanos: Homo antecessor y los ancestros de los neandertales. La idea de estos científicos no figuraba en nuestros objetivos y su participación nos pareció muy interesante. Sus investigaciones estaban prácticamente comenzando y siempre hemos considerado que los yacimientos de Atapuerca pueden ser una referencia para el ensayo de cualquier innovación en el ámbito de la evolución humana.

Cuevas de El Pirulejo, en Priego de Córdoba.

Estos investigadores y otros que se sumaron al equipo, todos ellos y ellas geólogos bioquímicos de profesión, fueron tomando muestras de otros yacimientos de la península Ibérica (cuevas de Gorham y Vanguard, Gibraltar y El Pirulejo, Córdoba). Las técnicas utilizadas son las mismas que se usan en la actualidad para detectar elementos traza en el agua o en el aire para conocer el grado de contaminación en las ciudades. Los resultados acaban de publicarse en la revista “Scientific Reports”, que pertenece al mismo grupo editorial que la revista “Nature”.

Las poblaciones actuales contaminamos diariamente el planeta con millones de toneladas de basura, que contienen azufre, litio, plomo, zinc, etc., etc. Nuestra actividad es tan influyente que muchos hablan ya del Antropoceno como un período geológico nuevo. En realidad y desde un punto de vista formal, el tiempo que vivimos desde hace unos 11.800 años ha sido bautizado como el Holoceno, un período definido por el final de la última glaciación y en el que los humanos comenzamos a practicar poco a poco la agricultura y la ganadería.

Pero en ese tiempo también empezamos a contaminar el planeta. La influencia de Homo sapiens en el medio ambiente ha ido creciendo de manera exponencial, pero ¿desde cuando? Los colegas geólogos y bioquímicos encontraron notables cantidades de cobre y zinc en los niveles del yacimiento de Gran Dolina, pero su origen nada tiene que ver con las actividades de los humanos del Pleistoceno. Estos elementos procedían de la alteración normal en depósitos geológicos de los excrementos que dejan los murciélagos en las cuevas. Así que Homo antecessor y los humanos de la Sima de los Huesos están libres de toda sospecha. La presencia de murciélagos en las cuevas es incompatible con los humanos. En muchas ocasiones los humanos dejaron de ocupar la cueva de Gran Dolina y estos momentos fueron aprovechados por los mamíferos voladores.

Foto: Contaminación en una localidad de China.

Las cuevas de Gibraltar (habitadas por neandertales) contienen respetables concentraciones de zinc, cobre y níquel, también relacionadas con los excrementos de murciélagos. Pero en estos yacimientos hay que añadir que las trazas de tales elementos también proceden de los antiguos hogares mantenidos por los neandertales. Siendo así, tampoco podemos culpar a nuestros primos hermanos de tener frío, y más estando tan cerca del mar. Así que no podemos culparles de contaminar las cuevas. Tampoco había tantas cavidades y eran muy pocos. Todos ellos juntos no llenaban ni un campo de fútbol.

En las cuevas de El Pirulejo (Priego de Córdoba [buen aceite, por cierto]) nuestros colegas detectaron concentraciones elevadas de plomo, níquel y cobre. Este yacimiento fue habitado por Homo sapiens hace entre 17.000 y 14.000 años; es decir, antes del comienzo del Holoceno. En este caso, los murciélagos no tuvieron nada que ver. Los miembros de nuestra especie ya teníamos una mente simbólica y utilizábamos metales, como la galena (sulfuro de plomo) para obtener pigmentos, de la que sin duda ha derivado la presencia de estos elementos. Así lo explican Guadalupe Monge, Jiménez-Espejo, Antonio García-Alix y sus colegas.

Tampoco podemos decir que los humanos que decoraron tan maravillosamente las cueva de Altamira fueran dignos de reproche por contaminar las cuevas con sus pinturas. Ni tan siquiera podríamos culpabilizar de nada a los humanos de la mayor parte del Holoceno. Si nos parece adecuado, podemos convenir en adoptar el término Antropoceno y sustituirlo por el de Holoceno. Pero hemos de ser conscientes de que los verdaderos problemas del planeta derivados de nuestra actividad industrial a gran escala son de hace cuatro días mal contados.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2024   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más