Descubren en Irak un templo sumerio de 4.500 años de antigüedad dedicado al poderoso dios del trueno

Foto aérea que muestra los restos de adobe de un templo sumerio en lo que ahora es Irak. Crédito de la imagen: Museo Británico.

Un equipo de arqueólogos en Irak ha desenterrado los restos de un templo sumerio de 4.500 años de antigüedad dedicado a Ninurta, el dios mesopotámico del trueno primaveral, informó el Museo Británico. 

El templo perdido hace mucho tiempo fue construido con ladrillos de barro y fue la espectacular pieza central de la antigua ciudad de Girsu, ahora un yacimiento arqueológico conocido como Tell Telloh, situado en la provincia de Dhi Qar, al sur de Irak.

"En el corazón de la ciudad de Girsu hemos descubierto, y todavía estamos excavando, uno de los espacios sagrados más importantes de toda la antigua Mesopotamia: un templo dedicado al dios principal de Girsu", dice Sebastien Rey (izquierda), conservador de la antigua Mesopotamia y arqueólogo principal del Museo Británico de Londres, en una presentación de los hallazgos realizados.

Girsu era un bullicioso centro cultural en el corazón de Mesopotamia, una amplia zona entre los ríos Éufrates y Tigris que incluía Irak, el este de Siria, el sureste de Turquía, parte del oeste de Irán y Kuwait, y constituyó el hogar de algunas de las primeras civilizaciones. Los sumerios fueron posiblemente la civilización más antigua del mundo y la primera en establecer una religión y un código de leyes.

El arqueólogo francés, Ernest de Sarzec, descubrió por primera vez los restos de Girsu en 1877 y extrajo todos los artefactos que pudo encontrar, incluida una estatua de 4000 años de antigüedad del rey sumerio Gudea, que gobernó la ciudad a finales del tercer milenio. Como resultado, mucha gente pensó que ya no quedaba nada por excavar. Múltiples períodos de conflicto también han impedido que los científicos pudieran acceder al yacimiento ubicado en Dhi Qar. Sin embargo, Sebastien Rey y su equipo no pudieron evitar la idea de que en Girsu había más secretos que sacar a la luz.

"Después de la Segunda Guerra Mundial y los años de conflicto que siguieron en Irak, el sitio de Girsu cayó en el olvido", dijo Rey. "No es fantasioso decir hoy que Girsu es probablemente uno de los sitios patrimoniales más importantes del mundo que muy pocas personas conocen".

Una reconstrucción digital que muestra cómo pudo haber sido el templo sumerio en Girsu hace 4.500 años.  Crédito de la imagen: Museo Británico.


Ahora, más de un siglo después de que los arqueólogos exploraran por última vez este extraordinario lugar, el equipo de Rey ha desenterrado un vasto templo. Para ello utilizaron técnicas de teledetección a fin de revelar las características del subsuelo de a zona y otros depósitos.   También crearon modelos de elevación digitales para comprender cómo ha cambiado el paisaje desde las excavaciones del siglo XIX. 

"Después de cinco temporadas de excavaciones donde se ubicaba el templo, pudimos descubrir una gran área de este antiguo santuario, incluido la instancia interior, una plaza ceremonial, un muro que presentaba un vano de acceso, e identificar y excavar parte del muro de cerramiento del complejo religioso, incluyendo una puerta monumental", dijo Rey.

El templo, al que se hace referencia en inscripciones antiguas como Eninnu o el "pájaro del trueno blanco", albergaba la estatua sagrada del  dios del trueno Ningirsu, uno de los más importantes del panteón sumerio. Los sumerios creían que Ningirsu tenía poder sobre los truenos primaverales, las tormentas de lluvia y las inundaciones, además de comandar el arado y el propio arado de la tierra, según el Museo Británico.

Foto: Estatua denominada "Arquitecto del plano" (por el plano de un edificio representado en su regazo). Museo del Louvre.

Sorprendentemente, los muros recién desenterrados que rodean el complejo sagrado coinciden perfectamente con un mapa tallado en la estatua del rey Gudea encontrada durante las primeras excavaciones. 

"Eninnu, el 'pájaro del trueno blanco', es el templo más antiguo del que tenemos inscripciones detalladas, un plano arcaico tallado en la estatua del rey", dijo Rey. "Pudimos probar nuestra teoría abriendo una serie de sondeos de excavación e identificando, por ejemplo, los cimientos de la puerta de un templo exactamente donde predijimos que estaría la puerta del templo, según el plano de 4.000 años de antigüedad".

Fuente: livescience.com | 24 de febrero de 2022

Visitas: 744

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2024   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más