Descubren el primer arroz cultivado en Asia central

Restos de arroz carbonizado y otros elementos botánicos hallados en el enclave arqueológico de Khalchayan (Uzbequistán). 1-2: Oryza sativa; 3: Hordeum vulgare; 4: Triticum aestvum;5: Pisum sativum; 6: lente culinaris; 7-8: Linum usitatissimum; 9: Lithospermum arvense; 10-12: Setaria italica; 13-15: Chenopodium sp .; 16-18: Polygonum sp .; 19-20: galio aparina; 21-22: Alhagi sparsifolia [Crédito: Chen Guanhan, IVPP]

El arroz siempre ha sido el alimento más importante en Asia y en el resto del mundo. Alrededor de la mitad de la población en la Tierra usa el arroz como su principal fuente alimenticia. Ahora bien, el origen, la propagación, la evolución y la adaptación ecológica del arroz cultivado siguen siendo aspectos importantes que preocupan en la actualidad a los arqueólogos, biólogos y científicos agrícolas mundiales.

En los últimos años los estudios de arqueobotánica y biología molecular han demostrado que el arroz fue originariamente domesticado como arroz japonica (Oryza sativa japonica) en la región baja del río Yangtsé, en China, hace 10.000 años, y posteriormente se extendió a Japón y al sur y sudeste de Asia hace unos 5.000-4.000 años, donde hibridó con el arroz silvestre nativo y, de modo gradual, formó el arroz índica (Oryza sativa indica), convirtiéndose en el cultivo principal del sur de Asia en la actualidad.

Sin embargo, en los últimos años, la investigación sobre el origen y la propagación del arroz se ha centrado principalmente en el este, el sudeste y el sur de Asia. En la actualidad, todavía sabemos muy poco acerca de cuándo y cómo el arroz se propagó por Asia occidental, Europa y África. La región de Asia Central, como nodo importante en la antigua Ruta de la Seda, no puede ser ignorada, ya que es la "encrucijada" de la civilización mundial. Por lo tanto, estudiar el momento y la ubicación de la emergencia del arroz en Asia Central puede ayudarnos a comprender el proceso de difusión de la agricultura del arroz y agrega un elemento importante sobre la globalización temprana de los cultivos.

Recientemente, un grupo de investigación dirigidos por el profesor Li Xiaoqiang (izquierda), del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados, la Academia de Ciencias de China (IVPP, CAS), y otros investigadores de la Facultad del Patrimonio Cultural de la Universidad del Noroeste, China, el Instituto de Arqueología, y la Academia de Ciencias de Uzbekistán, informó sobre sus últimos hallazgos de antiguos restos agrícolas en el enclave arqueológico de Khalchayan, en el sureste de Uzbekistán, los cuales publicaron en Science China Earth Science.

Los investigadores prospectaron 11 sitios en la orilla norte del río Amu Daria, comprendidos entre la Edad del Bronce y el período árabe, y encontraron restos de arroz carbonizado en el mencionado enclave de Kalchayan. Mediante el empleo de métodos arqueobotánicos y cronológicos, y otros registros arqueológicos locales, los investigadores han podido proporcionar nuevas pruebas físicas de la propagación del arroz hacia el oeste de Asia, así como el intercambio comercial entre la civilización oriental y occidental a lo largo de la antigua Ruta de la Seda.

Imágenes satelitales del enclave arqueológico de Khalchayan y restos de superficie dentro del sitio. [Crédito: Chen Guanhan y Zhou Xinying, IVPP]

Los investigadores utilizaron el método de flotación/filtración de residuos arqueológicos para obtener una gran cantidad de materiales botánicos en una capa cultural de la parte suroeste del enclave arqueológico de Kalchayan. Los resultados de la datación obtenidos mediante espectrometría de masas con acelerador (AMS) del C-14 mostraron que la antigüedad de los restos de arroz hallados se situaba entre 1714-1756 años antes del presente (B.P.), por lo que está comprendida dentro del período del Imperio Kushan (siglos I a III d.C).

Además de los restos de arroz, se recuperó también trigo carbonizado, cebada, guisantes, mijo, uvas, lino y otros productos. Estos cultivos tienen su origen tanto en Asia occidental como oriental, lo que ilustra la existencia de un sistema de cultivo de oasis diverso y complejo. Debido a que el arroz requiere más calor y agua que el trigo y el mijo, esto dificultó su cultivo en las regiones áridas durante los primeros tiempos de su desarrollo. No obstante, al combinar el análisis de los restos de arroz carbonizado con los registros de los sistemas de regadío existentes en otros oasis locales agrícolas del Imperio Kushan, los investigadores creen que pudo ser posible el cultivo de arroz en Kalchayan.

Los estudios morfológicos muestran que los restos de arroz carbonizado son arroz japonica, y su morfología es similar a los restos encontrados en otros lugares del sur de China y noroeste de la India en el mismo período de tiempo considerado. Eso indica que la posibilidad de cultivar arroz en Asia Central se extendió desde el sur de Asia. 

Comparación de datos morfológicos de arroz antiguo y arroz moderno en China y Asia meridional [Crédito: Chen Guanhan, IVPP]

Al mismo tiempo, cuando apareció el arroz en Asia Central, el Imperio Kushan ya se había establecido en el noroeste de India y conquistado la mayor parte de Asia Central y del Sur. La expansión del Imperio Kushan y los disturbios políticos pudieron haber alimentado aún más la dispersión de los cultivos en el interior de Asia. La aparición del arroz en Asía central también indica el comienzo de una integración gradual cultural de una dieta alimenticia basada en el arroz al lado del sistema de dieta local consistente en el trigo, hasta finalmente conformar su principal fuente de alimento hoy en día, por ejemplo, como masa horneada (pan naan), pilaf o tostado.

Los restos de arroz hallados en el enclave de Khalchayan pueden consderarse las primeras muestras de arroz bien registradas en Asia Central. También son uno de los pocos ejemplos antiguos de arroz cultivado que se encuentran fuera de Asia oriental, meridional y sudoriental. Este descubrimiento tiene un gran valor para comprender mejor el proceso de intercambio de las primeras actividades agrícolas en la ruta al sur del Himalaya, y también proporciona nuevas evidencias para explicar cómo el arroz se extiendió aún más hacia el oeste, hacia a Irán, Europa y África, donde existen actividades de cultivo de arroz en la actualidad.

Fuentes: phys.org |archaeologynewsnetwork.blogspot.com | 21 de mayo de 2020

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

El arroz viene de China (05/05/2011)

En China se comenzó a cultivar mijo y domesticar animales hace entr... (18/10/2011)

La agricultura en China no comenzó con el arroz, sino con el almidó... (12/06/2013)

El alpiste transformó al «Homo recolector» en agricultor (15/12/2015)

Arqueólogos chinos descubren restos de un arrozal de 8.000 años de ... (07/05/2016)

Hallan en China nuevos orígenes sobre el cultivo del arroz (07/07/2016)

Los cultivos evolucionaron 10 milenios antes de lo pensado (24/10/2017)

Arqueólogos chinos encuentran una gran cantidad de arroz carbonizad... (07/11/2017)

Investigadores chinos hallan evidencia del inicio del arroz cultiva...  (06/04/2018)

El arroz evitó que la población del Japón desapareciera hace 2.300 ... (10/07/2019)

Visitas: 264

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más