Atapuerca cierra el círculo evolutivo en Europa con la presencia de neandertales

Presentación de resultados de la campaña de excavaciones de Atapuerca con la asistencia de la consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, y los codirectores del proyecto Atapuerca, Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell.

Aún no es oficial -si es que ese puede utilizar ese calificativo en ciencia-, pero Atapuerca parece haber cerrado ya toda la cronología evolutiva de Europa. Y es que, según han asegurado hoy los codirectores del proyecto científico con motivo de la presentación de los resultados de la campaña de excavaciones de este año, todos los indicios apuntan a que el parietal encontrado el verano pasado en los niveles superficiales de Cueva Fantasma corresponde a un “neandertal clásico”, un espécimen de entre 100.000 y 40.000 años de antigüedad que permitiría completar la cronología de la sierra, con presencia de individuos durante un arco temporal de más de un millón de años.

Esa es, sin duda, la gran hipótesis con la que se trabaja hoy en día en los yacimientos, los cuales continúan ofreciendo grandes resultados. En este sentido, José María Bermúdez de Castro insiste en que la datación y catalogación concreta de ese parietal todavía deberá esperar algún tiempo, pero los indicios encontrados en otros puntos de la sierra, donde en los últimos años han ido apareciendo evidencias de industria lítica de la época de manera casi sistemática, apuntan todos en esa dirección.

Parietal neandertal recuperado en la Cueva del Fantasma.

De hecho, este mismo verano se ha localizado lo que parece ser un “taller” usado por neandertales, en el que se han encontrado restos de percutores, lascas e incluso una herramienta rota. El descubrimiento ha tenido lugar en Fuente Mudarra, un yacimiento al aire libre por el que se sabe que pasaron individuos de diferentes periodos, incluido el Pleistoceno Superior.

Paralelamente, el resto de yacimientos de la sierra han ofrecido otros descubrimientos de mayor o menor envergadura. Así, por ejemplo, en el nivel TD-10 de la Gran Dolina han aparecido “muchísimos bifaces” que abren nuevas hipótesis sobre la sociedad e industria del Achelense, lo que, según Bermúdez de Castro, “va a retrasar el avance” de las excavaciones hasta el nivel TD-6, en el que años atrás se encontraron los restos del Homo antecessor.

Más resultados

También en El Mirador se ha hallado el cráneo de una mujer que permitirá seguir avanzando en el estudio del Neolítico a través de nuevas pruebas de ADN, mientras que en la Galería se han recuperado varios silex que abren una línea de investigación en torno a la planificación de la caza de los homínidos que habitaron la sierra.

Por su parte, tanto la Galería de las Estatuas como la Sima de los Huesos han ofrecido este verano buenos resultados, aunque quizá no a la altura de los de años atrás. Allí, según ha explicado el también codirector del proyecto Juan Luis Arsuaga, se han hallado restos de osos y restos humanos. En este sentido, el trabajo se centra ahora en completar mediante los esqueletos de la treintena de individuos localizados en años anteriores, un trabajo que continúa gracias a descubrimientos como la mandíbula encontrada en los últimos días de campaña, que parece coincidir con el cráneo nº5.

Joyas

Con todo, los descubrimientos quizá más curiosos, aunque puede que de menor relevancia científica de este año, han tenido lugar en El Portalón, el yacimiento más moderno de todos los presentes en la sierra. En este caso, se han localizado un botón de hueso datado en el Neolítico (unos 7.000 años) y un alfiler de oro de la Edad de Bronce superior (unos 3.000 años). Se trata del tercer objeto hecho en oro de los hallados hasta ahora en la sierra.

Fuente: burgosconecta.es | 24 de julio de 2017

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

* La Cueva del Fantasma da sus primeras claves (06/07/2017)

Nuevos restos de fauna e industria lítica de entre 80.000 y 120.000... (11/07/2017)

Atapuerca - 2017 (20/07/2017)

Visitas: 828

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el julio 26, 2017 a las 1:44am

Conversando con Marina Mosquera: el Achelense Pleno

Después de más de veinte años, las excavaciones en el nivel TD10 del yacimiento de la Gran Dolina estaban llegando a su fin. Todo apuntaba a que los últimos 30 centímetros de espesor dejarían buenos resultados, pero no hallazgos relevantes. Nos equivocamos. Los planes previstos tuvieron que cambiarse el día que apareció un primer bifaz, al que pronto siguieron otros. Ya sabemos que los bifaces representan la herramienta por excelencia de la tecnología achelense. Imaginamos que estas herramientas tenían un gran valor entre las poblaciones del Pleistoceno que aprendieron a tallar grandes lascas de piedra por las dos caras. Nosotros hemos dado un valor simbólico a los bifaces, quizá por su simetría y belleza.

El Equipo Investigador de Atapuerca tiene la suerte de contar con la experiencia y sabiduría de la doctora Marina Mosquera, que lleva muchos años dedicados a excavar y entender el yacimiento de la Gran Dolina. Entre sus hallazgos quiero destacar la cara del “chico de la Gran Dolina”, obtenida en 1995 y atribuida a la especie Homo antecessor. Ese hallazgo fue decisivo para nombrar y diagnosticar esta especie en 1997 en la revista Science. Marina fue co-autora de ese trabajo, clave en las investigaciones de la sierra de Atapuerca.

En 2017, pocos días después de iniciada la campaña de excavación, ella misma encontró un bifaz en TD10. Su excitación y la de todos quienes estaban con ella fue en aumento, a medida que poco a poco fue extrayendo la pieza de su lecho de arcilla. Una de sus primeras expresiones fue: “este bifaz tiene todas las características africanas”. Pude obtener una foto del momento, que aparece en este post. Ese día acordé con Marina tener una conversación para debatir sobre las hipótesis que genera el estudio de la tecnología en los yacimientos europeos. Hace muchos años se desterró la idea de asociar las características biológicas de las poblaciones humanas a una cultura determinada. Es por ello que resulta muy complicado entender la variabilidad biológica de las poblaciones del Pleistoceno de Europa con la variabilidad cultural de nuestro continente en este período.

Mi primera pregunta es muy directa. Marina, tu primera impresión al encontrar el bifaz en TD10 fue observar sus rasgos africanos, ¿cuál es el alcance de estas primeras impresiones?

M: “Todo apunta a que la tecnología achelense encontrada en Europa no tiene un sello propio, sino que procede de la tradición africana. Recuerda que el achelense comenzó a producirse en África hace nada menos 1,8 millones de años”.

Cierto Marina. En Europa esta tecnología es mucho más reciente.

M: “En efecto, pienso que hace unos 800.000 años entraron en Europa los primeros homininos que sabían producir herramientas achelenses. Sin embargo, esta primera migración de humanos no consiguió imponer sus habilidades a las viejas tradiciones culturales de Europa. Hace unos 500.000 pudo ocurrir un segundo intento, que tuvo más éxito. Se puede decir que entre hace 450.000 y 350.000 años tenemos en Europa lo que los arqueólogos denominamos Achelense Pleno. En esta época, Europa está llena de yacimientos con bifaces, hendedores, picos y otras herramientas características del achelense”.

Pero tengo entendido que este Achelense Pleno no se encuentra en toda Europa.

M: “En efecto, existen una tecnología de grandes lascas como el llamado Clactoniense que carece de bifaces. Esta tecnología se definió en la localidad de Clacton-on-Sea (Essex, Inglaterra), y podría tratarse de una variante del achelense. Quizá perdió la tradición de fabricar bifaces. Además, otros yacimientos europeos del Pleistoceno Medio carecen de bifaces. No todo en arqueología es sencillo de explicar. Quizá hubo varias oleadas migratorias hacia Europa con variantes tecnológicas, pero los yacimientos con Achelense Pleno, como los de Atapuerca, tienen una homogeneidad propia muy característica”.

Marina, precisamente lo que me llama la atención es que en estos yacimientos del oeste de Europa nos encontramos con poblaciones humanas que comparten buena parte de su morfología, pero se pueden distinguir hasta tal punto que muchos paleoantropólogos hablan de al menos dos linajes europeos distintos.

M: “Es verdad, volvemos a constatar una vez más que no podemos asociar biología y cultura de una manera alegre. Quedan muchas preguntas por responder. Todo apunta a que la tecnología achelense llegó a Europa con una población distinta de la que habitaba Europa en el Pleistoceno Inferior, pero no podemos hablar solo de invasión biológica y cultural con extinción de los antiguos pobladores. La aculturación sin duda jugó un papel importante. Lo que si es cierto es que el Achelense Pleno no solo se define por sus herramientas, sino por el comportamiento de quienes lo practicaron. Ese comportamiento les llevó a controlar territorios muy bien organizados. La perfección que proyectaban de sus mentes en la confección de sus herramientas estandarizadas también se traducía en una organización del territorio. Esta es una faceta muy importante del achelense, quizá menos conocida”.

Muchas gracias Marina. Tus declaraciones nos ayudan mucho, aunque sabemos que aun hemos de responder a muchas preguntas sin respuesta. Espero que los yacimientos de Atapuerca ayuden a comprender tantos y tantos enigmas.

Al redactar estas líneas, Marina nos confirma que en esta campaña se han obtenido unas 200 herramientas líticas del nivel TD10, de las que diez son bifaces. La proporción de estos útiles es considerable, sin duda mayor que en otros yacimientos europeos. También nos confirma que la cronología de estos bifaces se cifra en unos 350.000 años, por lo que representaría casi el final del Achelense Pleno. La campaña de 2018 promete ser excitante en TD10.

Fuente: quo.es | 25 de julio de 2017

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el julio 26, 2017 a las 12:03pm

La aparición de un fósil de neandertal confirma las hipótesis sobre la ocupación en Atapuerca

Ya no hay dudas. Los neandertales también ocuparon la sierra de Atapuerca. Lo que hasta ayer era una hipótesis -muy bien fundada- ha sido corroborada hoy mismo gracias a un hallazgo de última hora. Uno de esos que alegran el día. Según ha confirmado la Fundación Atapuerca, hoy, último día de la campaña estival de excavaciones, se ha identificado una falange de un pie que corresponde a un neandertal.

La pieza ha sido localizada durante la limpieza de los sedimentos de la excavación de la Galería de las Estatuas, un yacimiento en el que se confiaba en localizar restos neandertales desde hace mucho tiempo. No en vano, en los últimos años han sido recuperados centenares de restos de animales e industria lítica Musteriense, propia de esa especie. En este sentido, la robustez y los rasgos anatómicos han permitido al equipo investigador identificar el origen del fósil sin género de dudas.

Con este hallazgo, Atapuerca completa al fin la secuencia de ocupación sistemática de todas las especies de humanos que poblaron Europa en la prehistoria, abarcando un arco temporal de más de un millón de años. Hasta ahora, sólo faltaban por aparecer restos de neandertales y, tras mucho tiempo, al fin han llegado, lo que convierte la sierra de Atapuerca en un lugar “único” en el mundo.

A la espera de más

Eso sí, el equipo investigador confía en que no sea el único fósil de este especie en Atapuerca, ni muchísimo menos. De hecho, las falanges son extremadamente frágiles y su conservación es infrecuente, por lo que es razonable esperar que en la Galería de las Estatuas se hayan conservado también otros huesos más resistentes del esqueleto, lo que permite abrigar la esperanza de realizar nuevos hallazgos de restos neandertales más completos en las futuras campañas de excavación.

También en Cueva Fantasma se confía en encontrar en las próximas campañas nuevos restos de neandertal. Es más, según aseguraron ayer los codirectores del proyecto científico durante la presentación de los resultados de la campaña -visto lo visto, quizá debieran haber presentado los resultados hoy-, todo hace indicar que el parietal localizado el verano pasado en los niveles superficiales de Cueva Fantasma corresponde a otro individuo neandertal.

Fuente: burgosconecta.es | 25 de julio de 2017

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2024   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más