Fuente: BBC Mundo | 23 de octubre de 2012

Un equipo de científicos creó lo que según ellos es la primera y más precisa reconstrucción del hombre neandertal usando un esqueleto que fue encontrado en Francia hace algo más de un siglo. En 1909, excavaciones en La Ferrassie, en el departamento de Dordoña, sacaron de la tierra los restos de un grupo de neandertales. Uno de los esqueletos en ese grupo era un adulto varón, al que se le dio el nombre La Ferrassie 1.

 

Estos restos le permitieron a un grupo de científicos crear una detallada reconstrucción de nuestro pariente prehistórico más cercano. La Ferrassie 1 es uno de los descubrimientos más importantes en lo que se refiere a la investigación de los Neandertales.

 

Su calavera es la más grande y completa que se ha encontrado. El descubrimiento de los huesos de su pierna y pie ayudó a los científicos a darse cuenta de que los neandertales caminaban con el cuerpo derecho, lo que contradice investigaciones anteriores.

 

Sabemos que los neandertales eran fornidos con fuertes brazos y manos, y que tenían grandes calaveras -más alargadas y bajas que las nuestras- con empinadas frentes y sin barbilla. Lo que no se sabía es que los huesos nos permiten saber las prácticas y el estilo de vida de los neandertales. Y eso fue lo que hicieron con La Ferrassie 1.

 

¿Cómo se reconstruye un cuerpo completo en tamaño real con una colección de huesos de más de 70 mil años?

 

Siguiendo las pistas

Gran parte de la estructura de La Ferrassie 1 estaba intacta, pero faltaban el tórax , las costillas, la pelvis y unos pedazos de la espina dorsal.

 

El paleoartista estadounidense Viktor Deak (izquierda) especializado en reconstrucción e imágenes de seres prehistóricos, llenó los huecos con copias de los huesos de neandertal encontrados en la cueva de Kebara en Israel en 1982. Esa excavación descubrió un esqueleto neandertal casi completo, salvo por el cráneo, la pierna derecha y un área de la izquierda.

 

Una copia del nuevo y casi completo La Ferrassie 1 fue enviada a un grupo de reconstructores de modelos en Buckingham, Reino Unido, que juntó las partes y armó el esqueleto en la posición correcta.

 

 

 

La siguiente etapa fue ponerle músculos al neandertal. El esqueleto de La Ferrassie 1 les ayudó a los científicos, liderados por Jez Gibson-Harris (izquierda) con pistas para reconstruir el modelo. El tamaño y la textura de los huesos les dio una indicación del tipo de músculos que el homínido pudo tener.

 

"Puedes ver en qué lugar estuvieron amarrados los tendones. Había puntos de amarre bastante grandes. Puedes ver que ahí había músculos grandes", dijo Gibson-Harris a la BBC.

 

"La Ferrassie 1 se ve fuerte, gordo y bien formado. Pero realmente muy bajo de estatura".

 

Actividades extenuantes

Los huesos también ofrecieron pistas del estilo de vida de los Neandertales, que era hostil y presto para las lesiones. Los brazos de la La Ferrassie 1 son asimétricos: el derecho es más grande que el izquierdo. Los huesos cambian de forma a través de la vida, así que esto le dio a los científicos una pista sobre el tipo de actividades que practicaban.

 

Colin Shaw (izquierda) de la Universidad de Cambridge, estudió el húmero de La Ferrassie 1. "Lo que le haces a un hueso a través de tu vida genera una adaptación, sobre todo si es lo suficientemente repetitiva y agotadora", dice Shaw.

 

El equipo estudió la manera como los neandertales cazaban sus presas y llevaban a cabo su prácticas domésticas, dándose cuenta del impacto que éstas tenían sobre su cuerpo.

 

Concluyeron que ellos apuñalaban repetidamente a su presa -el mamut lanudo- con lanzas, pero que el trabajo más intenso habría sido la confección de prendas para sobrevivir el clima frío.

 

Un neandertal necesitaba una prenda nueva al año, que, para poderse confeccionar, necesitaba de al menos seis cueros. Y habrían tenido que raspar cada piel durante ocho horas para que fuera usable.

 

 

Revelación de secretos

Dentro de aparición de La Ferrassie 1 había otras pistas más obvias. Muchos de los dientes aún estaban unidos y esto le ayudó a Viktor Deak a determinar la forma de la cara.

 

El estudio de los dientes con la más avanzada tecnología está ayudando a descubrir los secretos anteriormente ocultos sobre el estilo de vida de los neandertales. Potentes rayos X, mil millones de veces más fuertes que los de una máquina de un hospital, pueden revelar la tasa de crecimiento diario de las piezas dentales.

 

 

Los estudios que comparan la edad de los dientes con la edad mostrada por el resto del esqueleto sugieren que los niños neandertales crecieron más rápido que los humanos modernos, lo que puede sugerir la razón por la cual nuestra especie sobrevivió y la de ellos no.

 

La etapa final de la creación de la réplica fue añadir la cabeza y el vello corporal. Aquí, el equipo estudió una investigación anterior que revelaba que muchos neandertales eran pelirrojos. La Ferrassie 1 fue entonces reconstruido con pelo rojo y un tono de piel pálido, típico de la vida en el norte.

 

Después de dos meses y medio de trabajo meticuloso, La Ferrassie 1 estaba completo.

 

"Ponerlo en carne tiene un efecto humanizador", dice John Hawks (izquierda) antropólogo de la Universidad de Wisconsin, que está impresionado por el resultado.

"Centrarse en los huesos no nos da el panorama completo".

-------------------------------------------------------------------------------

Reconstrucciones del hombre de neandertal hemos visto muchas, pero esta tiene el interés de que responde a datos esqueléticos más exactos. No obstante, a mi juicio, el modelo obtenido ostenta muy poco vello corporal para lo que quizás tendría un verdadero especímen neandertal.

Tal como sugiere el arqueólogo y paleoantropólogo Dennis Sandgathe, uno de los factores que posibilitaron la supervivencia de los neandertales en un entorno de clima glacial, como en el que habitaron, fue probablemente su mayor densidad de vello corporal. Más que incluso la utilización del fuego para mitigar tales rigores climáticos (nos referiremos a ello en un próximo post).

Visitas: 1597

Comentario por zorgri el octubre 24, 2012 a las 5:08pm

Yo sé que no es serio lo que voy a decir, pero no puedo evitarlo....... es Chuck Norris !!!

Comentario por Dani García de la Cuesta el octubre 25, 2012 a las 12:28am

Muy buenas.

Zorgri, pues no solo tienes razon con el parecido, jejejeje, es clavao, sino que puede ser un asunto a tratar. La genetica es algo increible. Cuantas veces habremos visto gente por la calle a las que se les saca cierto parecido simiesco, y de algun sitio tiene que haber salido su informacion genetica para tener ese aspecto. Salud

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más