Asera fue la esposa de Dios, según la experta Francesca Stavrakopoulou

La Dra. Francesca Stavrakopoulou es profesora de la Biblia hebrea en la Universidad de Exeter y obtuvo un doctorado en teología en Oxford Foto: SACH RUSSELL

 

Vía: Mail Online | Francesca Stavrakopoulou | 6 de marzo de 2011 (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)


Usted puede conocerlo como Yahvé, Alá o de Dios. Pero sobre este hecho, judios, musulmanes y cristianos, los pueblos de las grandes religiones abrahámicas, están de acuerdo: sólamente hay un Dios. Él es una figura solitaria, un creador único y universal, no un Dios entre otros muchos.

O al menos eso nos gusta creer. Sin embargo, después de años de investigación especializada en la historia y religión de Israel, he llegado a un corolario, y que puede parecer -a algunos- una conclusión incómoda:  Dios tenía una esposa.

La evidencia arqueológica, que incluye inscripciones, figuras y textos antiguos, así como detalles en la Biblia, indica no sólo que Él fue uno de los varios cultos adorados en el antiguo Israel, sino que estaba también emparejado con una diosa. Ella era adorada junto a Él en su templo de Jerusalén.

Mi interés en la Biblia surgió de mi fascinación por mi herencia griega. A pesar de que me crié en un hogar secular en Londres, la religión estaba por todas partes en casa: libros de historia que relataban mitos acerca de los dioses y diosas del Monte Olimpo estaban junto a los iconos ortodoxos de la Virgen María.

Continué mi interés en Oxford, donde consumí varios años especializándome en los contextos culturales y sociales de la Biblia. Descubrí que Yahvé, el Dios que hemos llegado a conocer, tuvo que desplazar a un número de competidores para lograr su posición como el único y verdadero dios de los antiguos israelitas.

Los textos bíblicos nombran muchos de ellos:  Él,  Baal, Molek , Asera . A pesar de la afirmación de Yahvé en los Diez Mandamientos de que "No tendrás otros dioses delante de mí", parece que estos dioses eran adorados junto a él, y la Biblia lo reconoce.

Mucho más significativo es la admisión de la Biblia de que la diosa Asera era adorada en el templo de Yahvé en Jerusalén. En el Libro de los Reyes, se nos dice que una estatua de Asera se encontraba en el templo y que el personal femenino del mismo tejía textiles rituales para ella.

De hecho, aunque la Biblia condena todas estas prácticas, sus textos indican que el culto a la diosa era una característica floreciente de la prestigiosa religión de Jerusalén. Entonces, ¿cuál era su relación con Yahvé?


Traté de rastrear a esta pareja divina en mi nueva serie documental de la BBC2, "Secretos enterrados de la Biblia". Hasta el descubrimiento, a principios del siglo XX, de una antigua ciudad costera cananea llamada Ugarit, y que está hoy en día en Siria, muy poco se sabe acerca de la diosa Asera.

Pero los textos antiguos, amuletos y figurillas, descubiertos aquí, revelan que ella era una poderosa diosa de la fertilidad.

Ahora bien, quizá lo más significativo de todo, es que Asera era también la esposa de Él, el dios más importante de Ugarit, un dios que comparte mucho en común con Yahvé. Dada la evidencia en la Biblia de que ella era adorada en el templo de Jerusalén, ¿podría haber jugado también el papel de una esposa divina en el antiguo Israel?

Sorprendentemente, el Señor es a menudo llamado "Él" en la Biblia, y realiza muchas de las mismas funciones.

A pesar de las numerosas referencias al culto de Asera en la Biblia, no había pruebas suficientes para su vinculación explícita con el dios supremo del antiguo Israel, Yahvé. Es decir, hasta el descubrimiento de una extraordinaria inscripción de cerámica en el desierto del Sinaí.

Foto: ¿La evidencia? La Dra. Stavrakopoulou muestra una reconstrucción de la inscripción bíblica que cita a Yahvé y a Asera.


La inscripción fue fotografiada y grabada por los arqueólogos y estudiosos de la antigua religión israelita, así que sabemos lo que parecía y -esto es importante- lo que decía.


Datada alrededor del S. VIII a. C., fue encontrada en un remoto lugar llamado Kuntillet'Ajrud, y fue escrita en una gran pieza de cerámica fragmentada.

Su autor fue probablemente un viajero o un comerciante, que se desplazaba  entre los pueblos del antiguo Israel. Para cualquier viajero, el recorrido era peligroso, así es que la protección divina era importante.

La inscripción es la petición de una bendición. Fundamentalmente, la inscripción pide una bendición de "Yahvé y su Asera". Aquí era evidente que presentaba a Yahvé y Asera como una pareja divina. Y ahora un puñado de inscripciones similares se han hallado desde entonces, todo lo cual contribuye a fortalecer el caso de que el Dios de la Biblia tuvo una vez una esposa.

Encontrar la inscripción original, sin embargo, ha resultado imposible. Descubierta en el Sinaí en los años setenta, la pieza original se ha perdido "misteriosamente" desde entonces. Ni el equipo de investigadores de la BBC, ni mis colegas académicos y contactos pudieron localizarla.

Las autoridades de antigüedades de Israel y Egipto afirman no tener conocimiento de su paradero. Fue la inscripción, simple y casualmente, una víctima de la confusión burocrática derivada de las secuelas de la Guerra de los Seis Días en 1967?

¿O alguien tomó la decisión de que semejante pieza, tan potencialmente perturbadora de la evidencia entre el Dios del Judaísmo y el Cristianismo, era mejor ocultarla?

 

La relación de Dios con Asera llegó a su fin con el surgimiento del monoteísmo sólo unos pocos siglos después de que nuestro viajero inscribiera su solicitud de bendición en una vieja pieza de alfarería.

Al igual que otras deidades adoradas en el antiguo Israel fueron relegadas a convertirse en ángeles, o rechazadas como "aborrecibles", así también Asera fue eliminada.

En consecuencia, dos de las más grandes religiones monoteístas del mundo, el judaísmo y el cristianismo, tienen ahora en su corazón a una solitaria deidad masculina.

No puedo ayudar, salvo imaginarme cómo sería el mundo si la diosa hubiera permanecido.

------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Discovery News, que se hizo eco de la noticia, aporta la opinión de dos expertos:

 

J. Edward Wright (izquierda), presidente de Centro de Estudios Judaicos de Arizona y del Instituto Albright de Investigación Arqueológica, declaró que estaba de acuerdo en que varias inscripciones en hebreo mencionan  a "Yahvé y su Asera".

 
"Asera no fue enteramente mencionada en la Biblia debido a sus editores masculinos. Las huellas de ella permanecen, y con base a estos rastros, a las evidencias y referencias arqueológicas sobre la misma en los textos de las naciones limítrofes de Israel y de Judá, podemos reconstruir su papel en las religiones del Levante Sur", afirmó

Asera -conocida en todo el antiguo Oriente Próximo por varios otros nombres, tales como Astarté e Istar- era "una deidad importante, una diosa que era a la vez poderosa y fertilizadora", añadió Wright.

"Muchas traducciones inglesas prefieren traducir "Asera" como "Árbol Sagrado". Esto parece ser, en parte, derivado de un deseo moderno, claramente inspirado por los relatos bíblicos, de ocultar a Asera detrás de un velo, una vez más".

Por su parte, Aarón Brody (derecha), director del Museo Bade y profesor asociado de Biblia y Arqueología en la Escuela Pacifica de Religión, Berkeley, Universidad de California, afirma: "Menciones a la diosa Asera en la Biblia hebrea (Antiguo Testamento) son raras y han sido fuertemente soslayadas por los autores antiguos quienes reunieron los textos a la vez".

 

Asera, como un símbolo del árbol, se dice incluso que ha sido "talado y quemado fuera del Templo, en los actos de ciertos gobernantes, los cuales estaban  tratando de 'purificar' el culto, y centrarlo en la adoración de un único Dios hombre, Yahvé", añadió .

Los antiguos israelitas eran politeístas, recordó Brody a Discovery News, "con sólo una pequeña minoría adoradores a Yahvé (como único Dios)  antes de los acontecimientos históricos de 586 a. C.". En ese año, una élite de la comunidad dentro de Judea fue exiliada a Babilonia y el Templo de Jerusalén fue destruido. Esto, dijo Brody, dio lugar a "una visión más universal del monoteísmo estricto: un dios, no sólo para Judá, sino para todas las naciones."

Visitas: 23812

Comentario por Augusto Pugliese Rossi el abril 1, 2011 a las 8:13pm

La reaparición de la cerámica del Sinaí es una buenísima noticia. Su desaparición, considerando lo polémico de su contenido, daba para hacerse conspiranoico y suponer que una mano negra la había hecho esfumarse ad maiorem Dei gloriam (o como se diga lo mismo en hebreo). Al final la Burocracia, divinidad antigua y poderosa si las hay, ha sido la culpable.

De todos modos me parece aventurado, con esa sola inscripción, considerar probado que Aserá era la esposa de Yahvé. Lo que es indudable es que, al menos hasta el cautiverio en Babilonia, Yahvé no era la única divinidad que adoraba el pueblo de Israel. Además de la evidencia arqueológica bastaría la propia Biblia para demostrar que el ingrato Pueblo Elegido aprovechaba el menor descuido para olvidar a su Dios desde que Moisés, bajando contentísimo el monte con Sus flamantes leyes bajo el brazo, se encontró con el becerro de oro. En la reforma religiosa del rey Josías (II Reyes 23, 4-20) se narra que incluso dentro del Templo se rendía culto a Baal y Aserá. 

Por definición y prescripción Yahvé no tiene imágenes. Baal y Aserá sí. Por otra parte a Aserá suele mencionársela conjuntamente con Baal y a veces a ambos en plural (baales y aserás) como en Jueces 3, 7. De manera que me parece bastante más probable que Aserá haya sido considerada la consorte de Baal que la de Yahvé, como sostiene la Dra. Francesca.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el abril 2, 2011 a las 3:23am

Pues sí que es una buena noticia, amigo Salvador, que estas cerámicas con inscripciones e imágenes no hayan desaparecido. Seguro que a la autora Franchesca Stavrakopoulou le place más todavía. De todos modos, no deja de ser poco presentable que hayan estado tantísimo tiempo en el olvido en un almacén de Suez. Un fallo del Sr. Zahi Hawass, que ahora ha compensado, y que esperemos, ya que de nuevo ha sido nombrado Ministro de Antigüedades, ponga en valor en el Museo Arqueológico de El Cairo.

 

Augusto:

Por lo que he leído, no existe una sóla inscripción que relacione a Asera con Yahvé, sino que habría más. La imagen de la cerámica que puso José Luis Santos, y que pongo de nuevo debajo, al parecer (dado que en la imagen no se ve) también lleva una inscripción de este tipo: "Bendecido por Yahvé de Samaria y por su Asera" (ver este enlace):

 


María:

 

Gracias por las referencias. Aquí en esta imagen de arriba se puede apreciar a Asera simbolizada como árbol de la vida (la acompañan dos cabras con un león debajo). Es curiosa la zona superior del árbol asemejando la forma del útero, tal como ya habíamos comentado en el post  "Descubren un altar romano en la ciudad de Ashkelon (Israel)", (respecto de la relación que podría guardar con el toro).

Otra imagen simbolizando a Asera como árbol de la vida es esta otra imagen en la que aparecen dos cabras flanqueandolo y con dos leones en los extremos:

 

Foto

 

Saludos a todos

Comentario por María // el abril 2, 2011 a las 9:15pm

Gracias Guillermo; es verdad :la parte de arriba se parece al útero.Y la de abajo,  un cepellón  de palmera .Es muy interesante la relación con los leones,lel  jabalí etc,en la línea de señora de los  animales salvajes  ,como las divinidades femeninas del  neolítico de  Anatolia ,

Esto es lo que dicen las inscripciones según el enlace  del  Neopaganismo :

 “Kuntillet Ajrud inscriptions “To Yahweh of Teiman and to his Asherah” and “I blessed you by Yahweh of Samaria and by his Asherah”, accompanied by goddess symbolism (tree flanked by caprids above a lion)

Estoy hecha un lío:no sé si las inscripciones  son de la misma vasija o de dos .

Comentario por María // el abril 3, 2011 a las 9:34am

Augusto;quizá el Yahvé  de antes del Sinaí ,cuando era solo un dios local ,sí podía tener imágenes;Moisés parece haber tenido una experiencia mística ,que desde luego,está claro que no compartían los demás israelitas ,que  seguían con los demás cultos.Dá la impresión de que el monoteísmo es siempre una religión de profetas que se acaba imponiendo por motivos x;quizá porque los reyes lo consideran util cohesionar a los súbditos y para legitimarse.

Desde luego,aunque solo sea en estas dos inscripciones se le relaciona con Asera.

 

 

En este libro también hablaban de lo de Asera y Yahvé:

http://terraeantiqvae.com/forum/topics/un-libro-de-reciente?xg_brow...

 

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el abril 4, 2011 a las 12:49am

María:

 

Las inscripciones corresponderían a dos restos distintos de cerámicas.

Comentario por Augusto Pugliese Rossi el abril 4, 2011 a las 9:19pm

Guillermo:

 

Leer "Yahvé de Samaria..." me lleva a conjeturar un período en el que a Yahvé se le atribuian diferentes características según la localidad en la que se lo adoraba. Casi un nombre genérico. La palabra pudo haber evolucionado de divinidad suprema local a divinidad única. Si le damos un cierto crédito histórico a "Reyes" y "Crónicas", la lucha por la ortodoxia hasta el cautiverio en Babilonia fue tan pertinaz como poco fructífera. Es probable que en este período y en algunos lugares Aserá fuera consorte de Yahvé. 

 

María:

 

El árbol es un símbolo fundamental en la Biblia. En Génesis 2.9 se dice que Dios puso: "... también el árbol de la vida en medio del paraíso, y el árbol de la ciencia del bien y del mal." (...lignum etiam vitae in medio paradisi, lignumque scientiae boni et mali.). Luego está la que, para mí, es la parte más enigmática: en 3.22, narrando la expulsión del paraíso se dice: "... Y dijo (Dios): Ved aquí a Adam que se ha hecho como uno de nosotros, conocedor del bien y del mal: ahora pues no sea que alargue su mano y tome también del fruto del árbol de la vida, y coma de él, y viva para siempre." (...Et ait: Ecce Adam quasi unus ex nobis factus est, sciens bonum et malum: nunc ergo ne forte mittat manum suam, et sumat etiam de ligno vitae, et comedat, et vivat in aeternum.). Asimismo en 3.24, Dios coloca el serafín con la espada flamígera "... el cual andaba al rededor para guardar el camino que conducía al árbol de la vida." (... ad custodiendam viam ligni vitae.).

 
Resulta claro que hay dos árboles: el de la vida (que otorga la vida eterna) y el de la ciencia del bien y del mal y que la prohibición es la de comer o tocar el fruto del segundo (2.17). La serpiente, cuando tienta a Eva a comer ese fruto, le dice: 3.5: "...sereis como dioses, conocedores del bien y del mal." (...eritis sicut dii, scientes bonum et malum.). Lo que me resulta extraordinario es la frase de Dios diciendo que Adán "se ha hecho como uno de nosotros" y la protección del árbol de la vida para evitar que viva eternamente. El enigma es que deberíamos interpretar Gen. 3.22 y 24 como celos o aún temor a que el hombre deviniera en dios.
Servan:
 
La religión judía tal como la conocemos actualmente se forjó durante el cautiverio en Babilonia. Quizá esa circunstancia haya sido la que permitió la excepcional supervivencia de los judíos a lo largo casi veinte siglos. El retorno y la reconstrucción del Templo fueron auspiciados por Ciro I, rey de una extraordinaria sagacidad política. Es posible, como Ud. dice, que la religión de los retornados, basada en un libro sagrado y la creencia en un dios único, celoso y abstracto, considerara herética a toda creencia que se apartara de la suya. Evidentemente la religión de los retornados fue la que se impuso no tanto por el poder económico de estos sino por el poder político que les daba su alianza con los persas.
Despierta mi curiosidad su repetida vinculación de los judíos con la usura. Esa vinculación, aparecida en la edad media en Europa Occidental, se debe a la prohibición que tenían los judíos de adquirir tierras lo que los obligó a convertirse en comerciantes y artesanos. Como tales se los utilizó como testaferros de cristianos adinerados ya que, por su religión, se consideraba que no estaban alcanzados por la prohibición de prestar sin interés. En los países de Europa Oriental los judíos fueron mayoritariamente campesinos. 
Se me escapan lo motivos por los cuales Ud. supone que los Medici eran judíos enriquecidos con la usura. En una sociedad, la de la Florencia medieval, todos se conocían y los judíos estaban segregados. Sabemos que la saga la comenzó Giovanni dei Medici, hijo de Averardo, nacido en 1360. Giovanni fundó la banca familiar y se convirtió en una de las primeras figuras del partido popular. Es fácil de imaginar que una figura que tan rápidamente adquirió importancia debió haber tenido rivales y enemigos que no habría dudado, de haber sido posible, en colgarle el sambenito de "judío". Cinco generaciones después los Medici eran papas y se casaban con princesas reales. 
Comentario por María // el abril 4, 2011 a las 10:59pm

Augusto,  el miedo a que el hombre se hiciera semejante a los dioses puede estar en que en la tradición mesopotámica la raza de los humanos fué creada para servir a los dioses;para ser sus exclavos.Si los hombres se hacen divinos ,los dioses se quedan sin siervos.La Biblia   debe de seguir la misma tradición.Gilgamesh no puede conservar la flor de la inmortalidad porque esta es imposible.

En el Edén hay dos árboles y el primero parece la trampa para no llegar al segundo,pero en realidad el arbol de la vida y la inmortalidad  creo que son dos  aspectos de un mismo arbol.

 

Gracias Guillermo;me había hecho un lío con las dos inscripciones

Comentario por Augusto Pugliese Rossi el abril 4, 2011 a las 11:56pm

Servan: No sé quién es ese "nadie" que no duda que los Medici fueran de origen judío. El apellido significa "médicos", no "medos" y su escudo lleva las "palle": balas de cañon, según algunos o píldoras, según los adversarios de la familia. Ni en la historia ni en la heráldica hay sustento para su afirmación.

Si los judíos realizaron toda clase de actividades a lo largo de la historia es porque tienen una historia muy larga. Por la época de la conquista romana eran, principalmente, una sociedad agrícola-pastoril. Me gustaría que me diera alguna referencia de historiadores romanos que se refieran a los judíos como un pueblo de prestamistas que por eso era odiado por la plebe romana. En realidad, los prestamistas que agobiaban al bajo (y no tan bajo) pueblo romano eran los Creso, los Ático y tantos otros que, enriquecidos, pasaron a engrosar el orden ecuestre.       

Comentario por Augusto Pugliese Rossi el abril 5, 2011 a las 12:06am
María: Creo que la frase de Gen. 3.22 expresa, más bien, un miedo de Dios. Considerando la naturaleza del Dios de la Biblia me parece totalmente incongruente. Dentro de la tradición bíblica Dios no creó al hombre para que fuera su esclavo sino a su imagen y semejanza y para que dominara la tierra (Gen. 1.26-30).
Comentario por María // el abril 5, 2011 a las 12:29am

pero Augusto,es que el Dios bíblico que conocemos ya ha pasado por muchas vicisitudes hasta ser lo que es (más bien"el qué es":-); en el Génesis hay retazos de las tradiciones míticas de Mesopotamia y pienso que ese miedo de Dios  puede hacer alusión  un tema narrativo anterior al Yahvé que nosotros conocemos. Lo mismo que  el arbol de la vida no es una invención de la Biblia sino que aparece en  todo el oriente próximo.

Me dá la sensación de que la idea del Dios que  crea al hombre a su imagen y semejanza para que  dominara la tierra tiene relación con la elaboración de un Dios que ha elegido al pueblo de Israel para darle la tierra.Puede que  me equivoque,claro;estoy pensando sobre la marcha

 

Por cierto,que  antes me he hecho un lío entre el arbol de la ciencia y el de la vida.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más