ADN antiguo cuenta la historia de los primeros pastores y agricultores del este de África

Los pastores mueven cabras a través de la cuenca de Engaruka en el valle del Rift, en el norte de Tanzania. El ADN antiguo muestra que esta forma de vida se extendió por África oriental a través de múltiples movimientos de población. Crédito: Katherine Grillo

Un estudio de colaboración dirigido por arqueólogos, genetistas y conservadores de museos proporciona respuestas a preguntas no resueltas sobre la vida en el África subsahariana hace miles de años. Los resultados fueron publicados en línea en la revista Science el jueves 30 de mayo.

Investigadores de instituciones norteamericanas, europeas y africanas analizaron el ADN antiguo de 41 esqueletos humanos conservados en los Museos Nacionales de Kenia y Tanzania, y en el Museo Livingstone de Zambia.

«Los orígenes de los productores de alimentos en el este de África siguen siendo difíciles de alcanzar debido a las lagunas en el registro arqueológico», dijo la coautora Mary Prendergast,  profesora de antropología y catedrática de humanidades en el campus de la Universidad de Saint Louis en Madrid. 

La coautora y autora primera, Mary Prendergast, Ph.D., es profesora de antropología y catedrática de humanidades en el campus de la Universidad de Saint Louis en Madrid, España. Crédito: Mary Prendergast

La investigación ofrece una mirada a los orígenes y movimientos de los primeros productores de alimentos africanos. «Este estudio utiliza el ADN para responder preguntas que no se pueden resolver sobre cómo se movían e interactuaban las personas», agregó Prendergast.

La primera forma de producción de alimentos que se extendió por la mayor parte de África fue el pastoreo de ganado vacuno, ovino y caprino. Esta forma de vida continúa ayudando a millones de personas que viven en las praderas áridas que cubren gran parte del África subsahariana.

«Hoy en día, África oriental es uno de los lugares con mayor diversidad genética, lingüística y cultural del mundo», explica Elizabeth Sawchuk  (izquierda), bioarqueóloga en la Universidad de Stony Brook y coautora del estudio. «Nuestros hallazgos remontan las raíces de este mosaico a varios milenios. Distintos pueblos han coexistido en el Valle del Rift durante mucho tiempo».

Investigaciones arqueológicas anteriores muestran que el Gran Valle del Rift de Kenia y Tanzania fue un sitio clave para la transición del forrajeo al pastoreo. Los pastores de ganado aparecieron por primera vez en el norte de Kenia hace unos 5.000 años, asociados con elaborados cementerios monumentales, y luego se extendieron hacia el sur en el Valle del Rift, donde se desarrollaron las culturas del neolítico pastoral.

Los nuevos resultados genéticos revelan que esta propagación de la manada en Kenia y Tanzania involucró a grupos con ascendencia derivada del noreste de África, que aparecieron en la zona oriental y se mezclaron con recolectores locales entre 4.500-3.500 años atrás. Anteriormente, los orígenes y el momento de estos cambios poblacionales no estaban claros, y algunos arqueólogos plantearon la hipótesis de que los animales domésticos se propagaban a través de redes de intercambio, en lugar de a través del movimiento de personas.

Después de hace unos 3.500 años, los pastores y los forrajeros se aislaron genéticamente en el este de África, a pesar de que continuaron viviendo lado a lado. Los arqueólogos han planteado la hipótesis de una interacción sustancial entre los grupos de forrajeo y pastoreo, pero los nuevos resultados revelan que existían barreras sociales fuertes y persistentes que duraron mucho después de los encuentros iniciales.

El ganado pasta en el lago Manyara en el valle del Rift de Tanzania. El ADN antiguo está arrojando luz sobre los primeros pastores de África oriental. Crédito: Mary Prendergast

Otro importante cambio genético ocurrió durante la Edad del Hierro hace alrededor de 1200 años, con el movimiento hacia la región de pueblos adicionales tanto del noreste como del oeste de África. Estos grupos contribuyeron a los perfiles de ancestros antiguos similares a los de muchos africanos del este de hoy. Este cambio genético es paralelo a dos grandes cambios culturales: la agricultura y el trabajo del hierro.

El estudio proporcionó información sobre la historia de África oriental como un centro independiente de evolución de la persistencia de la lactasa, que permite a las personas digerir la leche hasta la edad adulta. Esta adaptación genética se encuentra en altas proporciones entre los pastores de Kenia y Tanzania en la actualidad.

Fuentes: phys.org | theconversation.com | 30 de mayo de 2019

Visitas: 179

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más