Un nuevo estudio de los dientes de Homo antecessor ratifica su proximidad con neandertales y humanos modernos

La revista Journal of Human Evolution acaba de publicar un estudio sobre la dentición de  Homo antecessor que incluye el análisis de 14 dientes nuevos. Aunque en 1999 se publicó un trabajo en esta misma revista sobre los dientes de esta especie recuperados durante las campañas de 1994 y 1995, faltaba una revisión exhaustiva de la colección, la cual había crecido notablemente con los hallazgos realizados en el siglo XXI.

El trabajo ha sido liderado por María Martinón-Torres y José María Bermúdez de Castro, y en él participan otros miembros del Centro Nacional de investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) y del Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología de la Academia de Ciencias de Pekín.

Parte de la mandíbula de un Homo antecessor.

Se trata de un trabajo exhaustivo, en el que se ha descrito la morfología del esmalte y de la dentina, empleando métodos clásicos y técnicas de micro-CT que no estaban disponibles hace veinte años.

“Además de los dientes nuevos, gracias a la aplicación de la microtomografía computarizada hemos podido extraer virtualmente algunas piezas que permanecían ocultas dentro de sus maxilares y, por lo tanto, no eran accesibles”, comenta la investigadora y directora del CENIEH, María Martinón-Torres (izquierda).

Los resultados evidencian un buen número de caracteres primitivos compartidos con los miembros más antiguos del género Homo, pero también se observan rasgos derivados que aparecen en poblaciones posteriores como las de la Sima de los Huesos de Atapuerca y los neandertales.

Además, el estudio incide en las diferencias que existen entre los dientes de Homo antecessor y los dientes de Homo erectus asiático, razón por la que “la distinción entre ambas especies es clara, y la validez taxonómica de Homo antecessor se refuerza”, afirma José María Bermúdez de Castro (derecha), Coordinador del Programa de Paleobiología del CENIEH.

Homo antecessor se nombró en el año 1997 a partir de los restos encontrados en el yacimiento de la Gran Dolina de Atapuerca, datados en torno a los 860.000 años. Entonces, se postulaba que Homo antecesor era el mejor candidato a representar el último ancestro común de neandertales y humanos modernos. El nuevo estudio es compatible con hipótesis anteriores al sugerir que Homo antecessor perteneció a la población basal de la habrían surgido  Homo neanderthalensisHomo sapiens y los denisovanos.

Fuente: cenieh.es | 21 de enero de 2019

 

Visitas: 108

Respuestas a esta discusión

Los dientes de 'Homo antecessor' nos acercan a la posición filogenética de esta especie en la evolución humana

Las excavaciones de 2003 y 2004 en el nivel TD6 del yacimiento de la Gran Dolina de la sierra de Atapuerca fueron generosas y proporcionaron cerca de 70 nuevos restos humanos fósiles de la especie Homo antecessor. Los restos más importantes se han ido estudiando durante los últimos años, y los resultados forman parte de un buen número de artículos científicos y de cinco tesis doctorales. Pero las investigaciones no han concluido. Nuevas tecnologías permiten obtener datos impensables hace un par de décadas. La microtomografía computarizada (micro-CT), por ejemplo, posibilita el estudio de partes anatómicas que no se pueden ver a simple vista. Empleando esta tecnología pudimos extraer de manera virtual los dientes que se encontraban encerrados en el interior de mandíbulas y maxilares. La información se multiplicó y decidimos emprender una revisión de los resultados del primer estudio detallado de los dientes de Homo antecessor, que se publicó en 1999.

Algunos de los dientes humanos de Homo antecessor recuperados entre 2003 y 2004. Fotografías obtenidas por Mario Modesto.

La revista Journal of Human Evolution acaba de publicar un trabajo muy extenso de todos los dientes humanos permanentes de Homo antecessor, incluidos los que se han podido estudiar por primera vez de manera virtual en la pantalla de un ordenador. Además de contar con nuevos datos, el trabajo ha revisado las conclusiones obtenidas hace 20 años. En este tiempo se han realizado nuevos hallazgos en otros yacimientos de África y Eurasia, que sirven de referencia para nuevas comparaciones. Además, hemos tenido la oportunidad de estudiar de primera mano los dientes de fósiles humanos de China, atribuidos a la especie Homo erectus. Es por ello que este trabajo también ha sido firmado por nuestros colegas del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Pekín, con los que venimos colaborando desde 2012.

 

Una de las conclusiones novedosas de esta investigación ha sido precisamente confirmar que muchos de los caracteres dentales exclusivos de Homo erectus no están presentes en Homo antecessor. El aspecto “primitivo” de los dientes de las dos especies puede ser engañosa. Las dos especies heredaron de sus ancestros africanos una serie de rasgos dentales, que han permanecido inalterados con el paso del tiempo. Sin embargo, las poblaciones del Pleistoceno Inferior de Europa y Asia separaron sus caminos evolutivos hace mucho tiempo. Las mutaciones fueron produciéndose de manera independiente y la morfología de varias regiones anatómicas, incluidos los dientes, fue adoptando características propias. Cuando se comparan uno a uno esos caracteres, las diferencias llegan a ser mucho más importantes y elocuentes que los caracteres primitivos compartidos.

Morfología interna de A) ATD6-102 (di2); y B) ATD6-101 (dc)

 

Hace casi un millón de años, Homo antecessor derivó hacia una serie de rasgos en el aparato dental, que heredaron los neandertales y sus antecesores del Pleistoceno Medio. Esta ha sido otra de las conclusiones importantes, que se fueron haciendo patentes en estudios previos y que ahora podemos confirmar. Esos rasgos se pueden considerar como un sello genuinamente europeo, que no tienen las poblaciones contemporáneas de Asia. Quizá somos incapaces de darnos cuenta de que el espacio y el tiempo fueron como una gran muralla en los lejanos tiempos del Pleistoceno. Aunque había contacto entre grupos relativamente próximos, distancias como las que existen entre la península ibérica y el extremo más oriental de Asia (por no hablar de las barreras geográficas) suponían el aislamiento durante miles de años de poblaciones que compartían el mismo origen.

 

Finalmente, hemos podido constatar que en el aparato dental de Homo antecessor no existen rasgos compartidos con nuestra especie. Los rasgos modernos de los humanos de Gran Dolina solo son aparentes en la región facial y en algunos huesos del esqueleto postcraneal.

 

Con esta nueva revisión confirmamos que Homo antecessor pudo ser una especie exclusivamente europea. Sin embargo, sus caracteres dentales delatan sin ambigüedad que tuvo una relación muy estrecha con los humanos que dieron lugar al linaje de los neandertales. Y puesto que este linaje muy probablemente se separó del linaje de Homo sapiens hace cerca de 800.000 años, Homo antecessor también tiene cierta relación de parentesco con nosotros. Sus rasgos faciales son muy similares a los nuestros. Y éste no es un detalle menor. Es muy posible que la especie Homo antecessor no pueda identificarse con la población basal que originó la genealogía de Homo neanderthalensis y de Homo sapiens, como propusimos en 1997. Sin embargo, la especie de la sierra de Atapuerca tenía una relación muy estrecha con esa población basal, a la que no podemos poner nombre ¿Qué grado de parentesco tuvieron? El siguiente capítulo de la historia puede llegar muy pronto. De momento, nuestro equipo se prepara para un nuevo asalto al Estrato Aurora en Gran Dolina, que no tardará mucho tiempo en producirse y donde puede que esperen varios centenares de restos fósiles de Homo antecessor.

Fuente: quo.es | 29 de enero de 2019

 

RSS

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más