Restos de grandes mamíferos y piedras evidencian la presencia humana en Orce (Granada)

El equipo multidisciplinar que trabaja en la nueva campaña de excavaciones halla en el yacimiento de Fuente Nueva 3 pruebas de ocupación en el lugar hace aproximadamente 1,3 millones de años

Fuente: Elena Llompart, Granada | Granada Hoy.com, 1 de septiembre de 2010

El equipo de investigadores que el pasado lunes inició la campaña de excavaciones arqueológicas en Orce ya ha levantado la cubrición que tapaba desde hace cuatro años los yacimientos de Fuente Nueva 3 y Barranco León para redescubir, sobre todo en el primero de ellos, lo que allí quedó en el último año de excavación, allá por 2006.

Según explica el director del equipo, Robert Sala, el trabajo se está centrando en "la restauración y consolidación del material que quedó en la superficie" y aunque "de momento no hay nada novedoso, el inicio ha sido muy bueno".

No es para menos, ya que han aparecido grandes restos de mamíferos que fueron consumidos por humanos y herramientas de piedra que confirman la ocupación humana de este lugar hace aproximadamente 1,3 millones de años. Evidencian esta presencia, bajo el punto de vista de Sala, "de forma directa", porque "las herramientas de piedra sólo pueden ser confeccionadas por humanos".

Según destacó uno de los miembros del equipo, el arqueólogo Bienvenido Martínez, el material se encuentra "en buenas condiciones". Así, ya se puede observar "el famoso mamut hallado en 2005" y en el que se aprecia, según señaló, "la presencia de una defensa de unas dimensiones espectaculares, con un diámetro próximo a los 30 centímetros y que corresponde a un individuo que puede llegar a pesar diez toneladas, cuando el macho africano actual pesa, como mucho, seis".

Martínez explicó que también han hallado restos de otros mamíferos, algunos de ellos que se han caído del talud, debido al tiempo que el yacimiento ha permanecido sin ser excavado. Por lo tanto, hay también algunos desperfectos fruto de la erosión natural.

El equipo de investigadores también ha hallado "restos de ciervos gigantes que miden más de dos metros en la cruz, con unas cuernas de hasta metro y cuarenta", así como restos de "caballos similares a las cebras" y de "algún hipopótamo", además de cropolitos de hienas que "se han conservado porque estos animales comen huesos y en las defecaciones expulsan fosfato cálcico, componente básico de los mismos".

Las hienas fueron, según indica, "los grandes competidores del humano en el Pleistonceno Inferior" y, por lo tanto, "nos aportan una información muy valiosa de cuál fue la gran guerra que mantuvieron hombres y hienas durante un largo periodo de nuestra evolución en el continente europeo".

Pero aún queda mucho por excavar. A la espera de completar otros niveles que puedan arrojar más resultados y mientras finaliza la limpieza de Barranco León, el estadio en el que trabajan ahora los expertos corresponde a fauna ya registrada, si bien viene a complementar la información existente.

Bajo el punto de vista de Martínez, el escenario de Orce es un escenario único para "la interpretación de la actuación humana y el rol que jugaban los antepasados, los primeros colonizadores humanos del continente europeo en relación con esta fauna de grandes mamíferos".

Así, según evaluó Sala, los hallazgos no han sido una sorpresa, dada la gran riqueza de los yacimientos de Orce, especialmente el de Fuente Nueva 3. Pero el trabajo no ha hecho más que comenzar. "Sabíamos desde hace años que tuvieron ocupación humana y que representa la primera ocupación humana en España y de Europa Occidental, con 1,3 millones de años". De hecho, uno de los objetivos de este trabajo es estudiar la adaptación humana a este entorno durante esta etapa, confiando además en el posible hallazgo de restos de fósiles humanos como sucedió en Atapuerca.

La excavación, que se desarrollará hasta el 22 de septiembre, está compuesta por un equipo de 45 personas formado por arqueólogos, geólogos y paleontólogos, todas las disciplinas que están colaborando en la investigación sobre la evolución humana. Los trabajos potenciarán las líneas de investigación referentes al uso de las herramientas de piedra, las áreas de actividades y el estudio de la paleoecología en las zonas de hábitat, sobre todo para insertarlas en el contexto de los yacimientos europeos más primitivos.

Visitas: 546

Respuestas a esta discusión

Es esta una excelente noticia, tanto por lo que se refiere a que se vuelve a excavar en Orce (¡tras cuatro años de inactividad!), como por los primeros hallazgos que evidencian ocupación humana hace 1,3 millones de años.

Parece que se van superando la dificultades de todo tipo (políticas, rivalidades-académicas, financieras, etc.) y eso hay que celebrarlo. Un entorno como el de Orce, con yacimientos prehistóricos importantísimos, merecía mayor atención, casi tanta como se le presta a Atapuerca. Esperemos que no se trunquen estos nuevos inicios y haya una continuidad que vaya a más, deparándonos restos fósiles que, no dudo, serán de gran relieve.

Por de pronto, ya tenemos ese dato trascendental de actividad humana de hace 1,3 millones de años, y que se sitúa en el mismo horizonte temporal que la mandíbula hallada en Atapuerca en la Sima del Elefante, lo cual lleva a plantearse hasta qué punto puede considerarse que en Orce habitó el Homo antecessor, así como la posible ruta por la cual llegaron a dicho lugar (esta especie o cualquier otra: ergaster/erectus), esto es, ¿pudieron atravesar el estrecho de Gibraltar desde el contienente africano?

En fin, está clara la importancia de los yacimientos de Orce en orden a aclarar múltiples interrogantes sobre las primeras penetraciones humanas en la península. Y no nos olvidemos de que también en Granada, muy cerca de la cuenca de Guadix-Baza, en la Solana del Zamborino, así como en el Estrecho del Quípar (Murcia), tenemos constatados los bifaces más antiguos de Europa, entre 760.000 y 900.000 años, lo cual ha de procurarse poner en relación.

Decíamos en el comentario anterior que había que felicitarse por la reanudación de las excavaciones en Orce, pero también es necesario reseñar que, pese a estos favorables inicios, es de lamentar que no se haya incluido en el proyecto de excavación el importante yacimiento de Venta Micena (donde fue hallado, en 1982, el famoso resto de cráneo infantil denominado "Hombre de Orce"), cuestión que pasamos a poner de relieve al hilo de las recientes declaraciones que al respecto ha realizado Luis Gibert (hijo del descubridor del "Hombre de Orce", José Gibert, y actual codirector de la investigación de Cueva Victoria, Murcia, junto a Carlos Ferrández, los cuales presentaron hace un mes los resultados de sus investigaciones en dicha cueva).

Foto: Luis Gibert en una comparecencia anterior en Granada.

Luis Gibert: "Venta Micena es una especie de yacimiento maldito donde será complicado volver a excavar"

Vía: Europa Press | 04 de septiembre de 2010

El paleoantropólogo Luis Gibert ha lamentado que el yacimiento de Venta Micena, en Orce (Granada), se haya convertido en una especie de lugar "maldito" sobre el que "todo el mundo se ha posicionado" y en el que será "complicado volver a excavar", después de que su padre, José Gibert, descubriera en 1982 el polémico fragmento craneal conocido como el 'Hombre de Orce'.

En declaraciones a Europa Press, Luis Gibert ha criticado el estado "de abandono" que presenta Venta Micena, donde los últimos trabajos datan de 1986, lamentando a su vez que el equipo multidisciplinar encabezado por Robert Sala, arqueólogo de Atapuerca (Burgos), no lo haya incluido en la campaña de excavaciones iniciada esta semana en otros dos yacimientos de Orce.

Gibert está convencido de que Venta Micena "es clave" para entender la llegada del hombre a Europa, ya que "es el yacimiento más antiguo con presencia humana en la Península Ibérica y Europa Occidental", más incluso que los de Atapuerca (Burgos), como a su juicio demuestran los dos húmeros humanos y el fragmento craneal infantil hallado por su padre en estas tierras.

Si las teorías de Gibert fueran ciertas y estos restos fueran humanos --otros sostienen que son de animales-- se daría un giro a la actual creencia de que el hombre llegó a Europa dando la vuelta al Mediterráneo y se reforzaría la posibilidad que esta dispersión se produjera por el estrecho de Gibraltar, como sostiene el investigador.

De hecho, está convencido de que cuando se vuelva a excavar en Venta Micena volverán a salir restos humanos y se obtendrá "muchísima información" sobre nuestros primeros antepasados.

Él apuesta por que dos equipos distintos, por ejemplo el suyo y el de Robert Sala, trabajen de forma simultánea en los yacimientos de Orce aunque cada uno defienda una hipótesis distinta. "Es la forma que tiene la ciencia de avanzar, si no hay discusión no se avanza y en el caso de la paleontología más", añadió el investigador, que no obstante vio poco probable que algo así pueda llegar a suceder.

Pese a todo, Gibert asegura que "seguirá intentando" excavar en los yacimientos de Orce en próximas campañas, aunque le hayan "dejado muy claro", a través de denegaciones "sistemáticas" que no le "quieren allí".

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Confiemeos, pese a todo, y dado los nuevos aires de excavación que se llevan a cabo en Orce, que más temprano que tarde se termine por seguir investigando en Venta Micena. Resultaría absurdo, desde todos los puntos de vista, que no se llevara a cabo una investigación seria en Venta Micena. De momento, el propio alcalde de Orce, José Ramón Martínez, también muestra su apoyo para que se la incluya en esta nueva fase de excavaciones.

Hoy salen en la prensa dos artículos reivindicando la trascendencia de los yacimientos de Orce, y, en concreto, el que la Junta de Andalucia tiene proscrito impidiendo que se lleven a cabo trabajos arqueológicos en él: Venta Micena.

¿Cuáles son la razones para tan pertinaz y deleznable decisión? Son realmente oscuras. No se entiende que, siendo, como es, Venta Micena, un yacimiento con grandes posibilidades para ofrecer materiales y datos sobre la prehistoria de la humanidad, la actual clase dirigente caciquil andaluza siga empeñada en no permitir a nadie que allí excave. Es algo verdaderamente indignante e impresentable y que la descalifica en sumo grado por sí solo.

Ahora no enteramos, además, que cuándo José Gibert descubrió el resto craneal del llamado "Hombre de Orce", se boicoteó desde el primer momento, desde instacias oficiales políticas, la posible trascendencia de su significación. ¿El motivo? Tampoco se sabe. Sólo cabe barruntar que habrán conspirado para ello un buen cúmulo de mezquindades e ignorancias de la peor especie, tanto en el terreno político como académico.

Mezquindades e ignorancias que a día de hoy continuan a pleno rendimiento, y que, a fuerza de mantenerse, llevan a concluir muy acertadamenteque al alcalde de Orce, Ramón Martínez, lo siguiente: "Son ya 30 años de decir que no dan el permiso porque lo de Orce no es algo importante. La Junta de Andalucía sigue empeñada en decir que no a la apertura del yacimiento de Venta Micena porque cuando se abra se van a sonrojar muchos ex consejeros de Cultura y otros políticos que han ninguneado de forma escandalosa este proyecto".

Los mamuts del hombre de Orce

Dos herramientas halladas en Fuente Nueva 3 confirman la presencia humana

Vía: EL PAIS | FERNANDO VALVERDE| Granada | 12 de septiembre de 2010


"Si los homínidos entraron en Europa por el sur el primer hombre no puede estar en Burgos", repitió una y otra vez en referencia a Atapuerca el paleoantropólogo catalán José Gibert, descubridor de los yacimientos de Orce. Las nuevas excavaciones, que comenzaron el pasado día 30 de agosto en el campamento de Fuente Nueva 3, empiezan a aclarar la importancia de su descubrimiento. "Hemos encontrado dos herramientas humanas con más de 1,3 millones de años de antigüedad que confirman que hubo presencia humana en aquel momento. Se trata de los más antiguos vestigios de presencia humana en Europa", explicó Robert Sala, director del proyecto que tiene permitido continuar con las investigaciones hasta el próximo 22 de septiembre.

Las dos herramientas de piedra eran utilizadas para cortar y fueron extraídas de un bloque de caliza. Se encontraban junto a restos de heces de hiena fosilizadas, lo que indica que los hombres y las hienas competían por la comida en el paraje.

"Se trata de un yacimiento muy importante. Llevaba cuatro años cubierto y en solo unos días hemos encontrado varios mamuts gigantes y uno infantil. Uno de los colmillos mide unos cuatro metros de largo y el mayor de los mamuts podía pesar más de 12 toneladas, lo que lo convierte en un animal más grande que los actuales elefantes", explicó Sala, que también ha trabajado en Atapuerca. Junto a los mamuts se han encontrado otros animales como un hipopótamo, un rinoceronte, ciervos de grandes dimensiones y hasta un caballo.

La acumulación podría deberse a que los animales acudían a beber al inmenso lago que existía en la zona durante el Plio-Pleistoceno, hace cinco millones de años, y quedaban allí atrapados.

Pese a la riqueza de los dos yacimientos en los que se trabaja, Robert Sala no comprende cómo no se autoriza a investigar en Venta Micena, el mayor de la zona, donde fue encontrado por Gibert el polémico Hombre de Orce. "Ese yacimiento es el más rico de toda Europa, de eso no hay duda, aunque no esté de acuerdo con la teoría de Gibert sobre aquel hueso", explicó el investigador.

La historia resulta sorprendente y para verla con perspectiva hay que tomar cierta distancia en el tiempo. En 1976 llegaba a Orce un paleoantropólogo catalán llamado José Gibert. Estaba convencido de que en aquel paraje, hace millones de años, debía haber habido un gran lago. Tras estudiar los diferentes estratos de la zona descubrió Venta Micena. Seis años después de este descubrimiento, Gibert encontró el resto humano que sería conocido como Hombre de Orce. Se trataba de un fragmento del cráneo de un niño que había permanecido en un nido de hienas. La comunidad científica no terminó de ponerse de acuerdo sobre el hallazgo. Gibert perseveró y pidió una y otra vez permiso para continuar las excavaciones en el yacimiento. Tantas como le fueron denegadas por la Junta de Andalucía. En 2007, el investigador falleció y sus cenizas fueron esparcidas en Venta Micena. Unos meses después, la prestigiosa revista Nature le daba la razón gracias a la continuación de su trabajo llevada a cabo por su hijo. El VM-0 era el trozo de un cráneo humano.

En la zona de Orce existen tres grandes yacimientos. Según los Gibert, el mayor es Venta Micena. Los otros dos debían ser más pequeños. Los mamuts y la industria lítica han sido encontrados en Barranco León y Fuente Nueva 3, que es donde se ha permitido excavar.

"La arqueóloga Sara Milliken, de la Universidad de Oxford, ha intentado junto a Luis Gibert conseguir permiso, pero la Junta se ha negado. No pueden alegar motivos económicos, porque el equipo se mostró dispuesto a conseguir la financiación por otro lado", explicó el alcalde de Orce, José Ramón Martínez (IU), que no entiende los motivos por los que no se autoriza a excavar en Venta Micena. "Es el yacimiento más denso del mundo. Al margen de si aquel hueso es de un hombre o no, que es algo muy importante, hay que tener en cuenta que se han excavado solo 300 metros cuadrados del millón de metros que tiene el yacimiento y de ahí Gibert sacó 16.000 fósiles, algo inaudito", aclaró.

El propio José Saramago, que bautizó como Pedro Orce a uno de los personajes de La balsa de piedra, se pronunció sobre Venta Micena en una de sus últimas visitas a Orce. "Unos yacimientos de la importancia de los de Orce merecen más sentido común. Los útiles allí encontrados no han podido llegar por el aire", dijo en referencia al cuestionado hombre de Orce, mostrado así su apoyo al desaparecido José Gibert. El tiempo se ha llevado al premio Nobel y al paleoantropólogo catalán, pero la tierra sigue en el mismo lugar esperando a que alguien le pregunte por sus secretos, siempre que medie un complicado permiso.

"Son ya 30 años de decir que no dan el permiso porque lo de Orce no es algo importante. La Junta de Andalucía sigue empeñada en decir que no a la apertura del yacimiento de Venta Micena porque cuando se abra se van a sonrojar muchos ex consejeros de Cultura y otros políticos que han ninguneado de forma escandalosa este proyecto", concluyó José Ramón Martínez.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Manuel Navarro graba a Luis Gibert en la solana de Zamborino. Foto: J. UTRERA

Un documental defiende la humanidad del hueso de Orce

El filme, que Canal Historia estrenará el 14 de noviembre, aborda la polémica sobre el fragmento craneal hallado en Venta Micena

Vía: elideal.es | JOSÉ UTRERA | Baza (Granada) | 12 de septiembre de 2010

Nunca hasta ahora una productora se había atrevido a realizar un documental sobre el Hombre de Orce y la polémica que arrastra desde 1984. Hacer entendible la que probablemente ha sido la polémica científica más larga que se ha desarrollado en este país es un desafío considerable. Sobre el Hombre de Orce mucha gente se ha posicionado, con o sin argumentos, con o sin haber visto el fósil que lleva por siglas VM-0 (Venta Micena-0). Incluso la Administración andaluza ha manifestado en alguna ocasión su postura oficial de que «el fósil no es humano». La política y la ciencia se mezclan en esta compleja historia que paralizó las excavaciones en Venta Micena en 1986 y privó a su descubridor, el Dr. José Gibert, ya fallecido, de la investigación en este yacimiento.

El documental de 50 minutos esta dirigido por Manuel Alonso Navarro Espinosa y producido por La Nave de Tharsis y Canal Historia, que tiene previsto estrenarlo el próximo 14 de noviembre, aunque se proyectará antes en Castellar del Vallés (7 de octubre) y en el Festival de Cine Europeo de Sevilla.

Se trata de un riguroso documento que comenzó a prepararse en el año 2003 y se ha terminado tras siete años de intenso e intermitente trabajo. Según relata su director, la muerte de José Gibert supuso un punto de inflexión, pues tanto el propio Manuel Navarro como Carmen Martinez, la otra impulsora de la idea, se decidieron entonces a terminar el trabajo iniciado.

«En España en general, y en Andalucía en particular, existe un potencial enorme y un cierto miedo, una especie de barrera mental, para poner en primera fila mundial, que es el lugar que le corresponde, a todos los yacimientos de la cuenca Guadix- Baza- Huéscar», señala Navarro, a la vez que significa como José Gibert aceptó en todo momento que sus adversarios de paradigma tuvieran espacio para expresarse libremente.

Rigor y diversidad

«Creo que este aspecto es muy importante y si en el documental no existen testimonios de otros paleoantropólogos es porque han declinado nuestra invitación para dar sus puntos de vista o aportar sus pruebas», añade. En el documental aparecen los actores principales de la historia (Gibert, Lumley, Campillo, García Olivares) y primeras autoridades mundiales (Coppens, Emiliano Aguirre, Carbonell, Scott), lo que da una idea del rigor y la predisposición de su director para que todo el mundo manifestara su opinión. La historia del Hombre de Orce ha quedado clara y comprensible para todos los públicos y no sólo para los científicos.

«También hemos encontrado muchas puertas cerradas y mucho silencio por parte de otros científicos. En algunos momentos llegué a pensar que había una 'omertá', si se me permite la comparación, destinada a silenciar la historia de Orce. Me gustaría que este trabajo sirviera para que todo el mundo aceptara la presencia humana durante el Pleistoceno en Orce y para que se trabajara con normalidad en toda la comarca. En el fondo, lo importante no es quién descubre, sino el descubrimiento, especialmente para una zona tan hermosa y tan castigada», asegura el director.

Cultura inició la polémica con una filtración a la prensa

Destaca por su interés histórico la entrevista al periodista Alfredo Relaño, el delegado de 'El País' en Sevilla que en 1984 hizo públicas las primeras dudas sobre la humanidad del cráneo, citando «fuentes de todo crédito». En el documental, Relaño desvela estas fuentes al afirmar que recibió una llamada de la Conserjería de Cultura de la Junta de Andalucía dándole esta información. Gibert estaba de viaje en París cuando este rumor aparece en la prensa nacional. ¿Por qué la Junta no le dio tiempo a José Gibert a defender su hipótesis? ¿Por qué se bombardeó este descubrimiento con rumores algo infundados? No hay respuesta, pero lo cierto es que a partir de ese momento el debate 'hombre-burro' adquirió unas dimensiones que superaron el ámbito científico y condicionaron el futuro de las investigaciones en la región.

Para Luis Gibert, el documental coproducido por Canal Historia es un documento excepcional.

«Manuel Navarro ha realizado un laborioso trabajo de investigación periodística, remontándose hasta 1976, año del descubrimiento de Venta Micena, y relatando aquellos aspectos de mayor interés en la historia de un descubrimiento que revolucionó la paleoantropología europea y fue seguido de una larga polémica que impidió el desarrollo normalizado de las investigaciones dirigidas por José Gibert», concluye su hijo.

RSS

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más