Falange del pie neandertal hallada en la Galería de las Estatuas, Atapuerca. / Javier Trueba

Se acaba de publicar en la revista American Journal of Physical Anthropology un estudio, encabezado por Adrián Pablos (izquierda), investigador del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), que demuestra la afinidad taxonómica con los neandertales de una falange de pie hallada en el yacimiento de la Galería de las Estatuas de la Sierra de Atapuerca (Burgos).

La cronología de los niveles donde se recuperó la falange, hace unos 100.000 años, la sitúa como uno de los restos neandertales más antiguos de toda la Península Ibérica.

Se trata  de la falange de un dedo meñique derecho de un individuo adulto, cuyo análisis antropológico comparativo ha resultado complicado debido al escaso número de falanges bien identificadas en el registro fósil tanto de neandertales como de los primeros Homo sapiens.

Excavación en la Galería de las Estatuas. Atapuerca.

Este fósil humano (GE-1573), en cuyo estudio han participado también investigadores del Centro Mixto UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humanos y la Universidad del País Vasco (UPV-EHU), apareció en la campaña de excavación de 2017 en un contexto musteriense, la tecnología típica de los neandertales; además varios métodos de datación sitúan los sedimentos en el inicio del Pleistoceno superior, la época de esta población extinta.

“Los resultados métricos muestran que se trata de una falange distal similar a la de los pocos neandertales existentes, y mucho más robusta que la de los humanos anatómicamente modernos del Pleistoceno superior, los llamados cromañones, lo que nos permite asignar esta falange a un neandertal”, afirma Adrián Pablos.

Galería de las Estatuas. Atapuerca.

Quinto yacimiento con restos humanos
Por otro lado, con este hallazgo se confirma el yacimiento de la Galería de las Estatuas, que se lleva excavando desde 2008, como el quinto yacimiento de la sierra de Atapuerca con fósiles humanos pleistocenos, y representa la primera evidencia de un fósil neandertal en contexto estratigráfico en los yacimientos de la sierra de Atapuerca.

“El hecho de que solamente se hayan recuperado falanges distales del dedo meñique del pie en yacimientos con enterramientos o grandes acumulaciones de fósiles deja abierta la puerta a la esperanza de encontrar más restos humanos neandertales en futuras campañas de excavación en este y en otros yacimientos d Atapuerca”, declara Adrián Pablos.

Fuente: cenieh.es | 24 de octubre de 2018

Visitas: 215

Respuestas a esta discusión

                    Neandertales en Atapuerca

Oficialmente y desde la publicación aparecida hace un par de semanas en la revista American Journal of Physical Anthropology, los yacimientos de la sierra de Atapuerca cuentan al menos con un resto humano atribuido a la especie Homo neanderthalensis.

Vista de la galería de Estatuas (Cueva Mayor). Fuente: Grupo Espeleológico Edelweiss de Burgos.

La presencia de neandertales en el territorio que rodea a la sierra de Atapuerca se conoce desde hace varios años, gracias al hallazgo de centenares de herramientas de tecnología musteriense en los yacimientos al aire libre que rodean las faldas de la sierra. También se conocen herramientas similares en los niveles más altos del yacimiento de la Sima del Elefante, que se obtuvieron durante la toma de muestras y la limpieza de esos niveles.  El nuevo yacimiento de Cueva Fantasma también ha mostrado sus posibilidades para conocer este grupo humano. En 2016, el hallazgo de algunas herramientas típicas de la tecnología musteriense, así como de un parietal humano bastante completo durante las labores de limpieza del yacimiento, permiten albergar esperanzas fundadas de excavar varios niveles de una gran riqueza arqueológica y paleontológica del Pleistoceno Tardío. La protección de este yacimiento, a punto de concluirse, permitirá la excavación del área donde apareció el parietal en la campaña de 2016. En un próximo post escribiré sobre esta protección. Habrá que esperar al menos un par de años para tener un contexto apropiado, antes de dar a conocer los resultados del estudio del parietal humano. La investigación de cualquier yacimiento del Cuaternario requiere mucho trabajo y una paciencia infinita, antes de publicar resultados robustos.

 

Esa paciencia es la que se ha tenido durante las campañas de excavación del yacimiento localizado en la Galería de la Estatuas. Esta galería forma parte de la Cueva Mayor, la gran cavidad cárstica desarrollada en la parte sur de la sierra donde se encuentra el yacimiento de la Sima de los Huesos. Aunque la sierra de Atapuerca tiene docenas de lugares que podrían ser yacimientos potenciales, la apertura de un nuevo sitio no se realiza al azar. Es fruto de 40 años de experiencia trabajando en un pequeño territorio, que conocemos como nuestra propia casa.

Falange GE-1573 del yacimiento musteriense de la Galería de las Estatuas (Cueva Mayor). Fuente: Javier Trueba.

El resto humano de Galería de la Estatuas, posiblemente una falange del quinto dedo de un pie neandertal, se ha dado a conocer a la comunidad científica con las garantías que ofrece un contexto bien estudiado. Nuestro compañero Adrián Pablos ha sido el encargado de liderar el estudio, porque está especializado (y doctorado) en las investigaciones sobre el pie y la locomoción de los homininos. Una suerte contar en el equipo con científicos expertos en cada parte de nuestro esqueleto. Sus resultados no ofrecen dudas. Las falanges de Homo neanderthalensis son particularmente robustas, como el resto de sus huesos. Y la falange, matriculada como GE-1573, cumple con todos los requisitos morfológicos y métricos para ser incluida en la población neandertal.

 

El futuro pinta muy bien para conocer mejor a los neandertales de la Meseta Norte de la península Ibérica. Los fríos glaciares del Pleistoceno Tardío empujaron a los grupos neandertales a vivir en regiones costeras, particularmente en las mediterráneas. Pero la sierra de Atapuerca no ha querido ser menos y nos ofrece ahora la oportunidad de estudiar a fondo esta época tan interesante de la evolución humana, con la que apenas contábamos hace tan solo unas décadas.

Fuente: quo.es | 8 de noviembre de 2018

RSS

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más