Foto: BBC News

Vía: europa press / 18 de enero de 2010.

Expertos de la Universidad de Calgary, en Canadá, afirman que los cambios en las manos y dedos fueron consecuencia de la evolución de la forma de los pies, según aparece publicado en la revista 'Evolution', y que recoge BBC.

Los responsables de este trabajo, en el que usaron un modelo matemático para simular los cambios, sugieren que la capacidad para permanecer en pie y caminar en dos pies está relacionada "intrínsicamente" con la aparición del uso de herramientas de piedra.

El director de este estrudio, Campbell Rolian, indicó que esto lleva a la teoría de Darwin. "Charles Darwin fue uno de los primeros en considerar la relación entre la tecnología de las herramientas de piedra y el bipedalismo", indicó, añadiendo que "su idea era que se trataba de sucesos separados que ocurrieron de forma secuencial".

"Lo que mostramos fue que los cambios en las manos y pies son desarrollos similares, y los cambios en uno de ellos podrían tener efectos secundarios que se manifiestan en el otro", explicó.

Durante el estudio, el equipo de investigadores tomó medidas de las manos y pies de humanos y chimpancés, con el objetivo de averiguar cómo las manos y los pies de los ancestros humanos habrían evolucionado. Así, estas medidas mostraron una fuerte relación entre partes similares de la mano y del pie. "Si tienes el dedo gordo del pie grande, también tendrás un pulgar largo", indicó el doctor Rolian.

En este sentido, explicó que una de las razones por las que estos dedos del pie y de la mano estarían tan relacionados es que comporten una "huella" genética y evolutiva similar, y los cambios pequeños pueden afectar a la mano y al pie de forma paralela.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Bueno, hasta aquí la noticia de Europa Press, que resume aproximadamente la mitad del artículo que publica la BBC y que ampliamos (traducido) con el resto del mismo:

Foto: BBC News

Con estos datos anatómicos los investigadores fueron capaces de crear una simulación matemática de su cambio evolutivo.

"Hemos utilizado un modelo matemático para simular la presión evolutiva sobre las manos y los pies", explicó el Dr. Rolian.

Este modelo, esencialmente ajustado a la forma de las manos o los pies, recrea sólo pequeños cambios evolutivos para ver el efecto que provocan.

Mediante la simulación de esta forma evolutiva el equipo encontró que los cambios en los pies causaban cambios paralelos en las manos, especialmente en las proporciones relativas de los dedos y sus puntas.

Estos cambios paralelos o efectos secundarios, dijo el Dr. Rolian, pueden haber sido un aspecto evolutivo importante que permitió a nuestros ancestros humanos, incluidos los Neandertales, desarrollar la destreza tecnológica para elaborar herramientas de piedra.

Robin Crompton, profesor de anatomía en el Liverpool University del Reino Unido, dijo que el estudio era muy interesante, pero también que ponía de relieve algunas cuestiones.

"No estoy personalmente convencido de que el pie y la mano de los chimpancés sean un buen modelo (de las manos y los pies de nuestros ancestros humanos). El pie del gorila puede ser más interesante a este respecto", dijo a la BBC.

Señaló que hay mucho más que la forma funcional y biomecánica del pie humano, que sólo sus proporciones.

Pablo O'Higgins, profesor de anatomía en la Hull York Medical School, Reino Unido, dijo: "Los resultados son muy interesantes y, sin duda, estimulará la realización de nuevas pruebas y trabajos adicionales".
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La noticia, qué duda cabe, es interesante, pero tal parece que se plantean los resultados como excesivamente categóricos, cuando precisamente surgen muchas dudas al respecto.

Para empezar, la redacción del párrafo que presenta la agencia Europa Press (al igual que en el de la BBC) dice:

"Los responsables de este trabajo, en el que usaron un modelo matemático para simular los cambios, sugieren que la capacidad para permanecer en pie y caminar en dos pies está relacionada "intrínsicamente" con la aparición del uso de herramientas de piedra".

Tal como lo veo, esta concepción o está muy mal redactada o es equivocada, pues es precisamente al revés, dado que la aparición de la destreza en el uso de herramientas de piedras vendría dada, en todo caso, por la capacidad bípeda de los homínidos que les habría permitido tener las manos libres.

En segundo lugar, es dudoso, a mi juicio, que se pueda considerar ambos fenómenos (bipedestación y facultad de elaborar herramientas) como "intrínsicamente" unidos, pues la bipedestación es muy anterior a dicha facultad. En términos evolutivos, el bipedismo no tenía como objetivo principal dejar las manos libres para elaborar herramientas, sino que esa consecuencia vino bastante después.

Es decir, la bipedestación ya se observa desarrollada en los Australopithecus afarensis (tipo Lucy) hace unos 4-3 millones de años, y éstos no tenían industria lítica asociada a su modo de vida. La elaboración de herramientas líticas no aparece hasta 2 millones de años más tarde.

Además, el dedo pulgar de los Australopithecus afarensis no estaba del todo desarrollado y perfeccionado para llevar a cabo el tallado de piedras. No sólo era bastante más delgado, sino más débil y con un hueso menos que el hombre actual.

En tercer lugar, es justamente el hecho de la existencia del pulgar oponible de la mano (que facilita enormemente la tarea de manipulación) la que parece contradecir la teoría que nos exponen los profesores de la Universidad de Calgary.

Se nos subraya que tanto el pie como la mano guardan una huella genética y evolutiva similar, tal que, si se producen pequeños cambios en uno u en otro, se verifican de forma paralela en ambos.

Si esto lo damos por bueno, ¿cómo se explica entonces que el dedo gordo del pie, que era una dedo oponible (tal como sucede en los simios) terminara poniéndose en paralelo junto con los demás dedos del pie, y, a su vez, esto no tuviera influencia (por la huella genética similar de la que nos hablan) paralela en la mano? Si la evolución del pie es la clave que explica de forma paralela la evolución de la mano, cómo es que el dedo pulgar oponible no sufrió modificaciones similares a las del dedo gordo del pie?

¿No será, acaso, que son dos aspectos evolutivos distintos? La bipedestación provocó primero el alineamiento del dedo gordo de los pies, y sólo posteriormente, dada la gran virtualidad práctica que suponía el pulgar oponible de la mano, éste conservó y perfeccionó en términos evolutivos su función, y más que seguramente cuando se tuvo capacidad y necesidad de elaborar útiles líticos, en un proceso de retroalimentación entre la función de la mano y el desarrollo del cerebro.

Por tanto, habrá que concluir que hay que estar más cerca del profesor Robin Crompton cuando declara que la teoría en cuestión no le convence.

Visitas: 2238

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más