F Latreille/Mammuthus/MCE  El joven mamut «Yuka»

 

 

Vía: ABC.es | 5 de abril de 2012

 

Era apenas una cría cuando murió, hará unos 10.000 años. Tenía dos años y medio y, probablemente, fue presa de los leones hasta que un grupo de seres humanos se inmiscuyó de alguna forma en la trágica escena para dar buena cuenta ellos mismos del animal. Se trata de un mamut lanudo al que los paleontólogos han bautizado con el nombre de «Yuka». Su cadáver ha sido descubierto atrapado en el hielo de Siberia, cerca de las costas del Océano Ártico, y encuentra asombrosamente bien conservado y muy completo. Tanto, que los investigadores de la Universidad de Michigan han podido estudiar su carne rosada y el pelo, de un llamativo color rubio rojizo. Su historia será narrada en un documental producido por BBC y Discovery («Woolly Mammoth: Secrets from the Ice).

El cazador de mamuts francés Bernard Buigues (izquierda) de la organización científica «Mammuthus», recuperó el cadáver de caer en manos de coleccionistas privados, según informa la BBC.


Aunque la datación de carbono todavía está en marcha, los investigadores creen que «Yuka» murió por lo menos hace 10.000 años, pero puede ser aún más antiguo. El cuerpo presenta tejidos blandos bien conservados que desvelan un brutal encuentro con nuestros antepasados prehistóricos.



Descuartizado por humanos

Los investigadores creen que Yuka fue perseguido por leones u otros grandes felinos, por las heridas profundas en la piel y los mordiscos en la cola. Después, el mamut se cayó y se rompió una de las patas traseras. Entonces, seres humanos intervinieron en la escena. Los investigadores saben que esto ocurrió por otros cortes en el cuerpo del mamut, realizados con herramientas humanas. El animal fue parcialmente descuartizado -han desaparecido los órganos, las vértebras, las costillas...- y lo que quedó intacto posiblemente fue conservado bajo el hielo para un uso posterior. Esos son los restos que han llegado hasta la actualidad. Las partes inferiores de cada pata y el tronco permanecen intactos, explican en la web de Discovery.


El espécimen destaca por su hermoso pelo de color rojizo. Su buen estado de conservación ayudará a los investigadores a conocer sus características morfológicas, las secuencias de ADN y, lo que puede ser la aplicación más atractiva, a traer a un mamut a la vida a través de la clonación. De hecho, un grupo de científicos ya trabaja en el intento con los restos de otro ejemplar hallado en Siberia.

Visitas: 1119

Respuestas a esta discusión

Japón exhibe por primera vez al mamut "Yuka", un "milagro surgido del hielo"

 

Periodistas observan al mamut de tres metros de largo apodado Yuka, durante el pase de prensa del estreno mundial de la exposición del mamut lanudo hallado en Siberia, Rusia, en el centro de convenciones Pacifico Yokohama en la ciudad de Yokohama, Japón. Foto EFE/Kiyoshi Ota

Fuente: La Vanguardia.com.mx | Javier Picazo Feliú | EFE | 16 de julio de 2013

Tras descubrirse en Siberia en 2010, Japón exhibió hoy, por primera vez al público, a la pequeña mamut "Yuka", un ejemplar único, completo y en buen estado de conservación de hace 39,000 años conocido como "el milagro surgido del hielo".

Tumbado dentro de una enorme urna de cristal para aislarlo del exterior, este pequeño animal extinguido, que según los expertos tenía entre 6 y 11 años cuando quedó sepultado, es el protagonista absoluto de la muestra "Yuka: El mamut peludo congelado".

La exposición, que abre sus puertas en el centro Pacifico de Yokohama (al sur de Tokio) hasta el próximo 16 de septiembre, repasa también a través de huesos, colmillos o esqueletos, la historia de estos animales, su parentesco con los elefantes y la excepcionalidad del descubrimiento de "Yuka".

"Lo normal es encontrarse huesos, pero en este caso es la primera vez que se encuentra un mamut completo, se trata de algo increíble, muy importante para la arqueología", detalló a Efe el profesor Akira Ono (izquierda), experto paleontólogo y uno de los organizadores de la muestra.

El arqueólogo nipón aún recuerda con emoción el momento en el que vio por primera vez a la pequeña "Yuka" y quedó maravillado por su estado casi perfecto de conservación, al contar con todas las extremidades, el cuerpo, la trompa, la cola e incluso el color del pelaje.

"Fuimos a Siberia, era diciembre y había 43 grados bajo cero, pero a pesar del frío todo fue muy emocionante, porque no solo estaba 'Yuka', sino buenos materiales óseos y un espécimen de un rinoceronte lanoso en muy buen estado de conservación", datado de hace 19.500 años y que también se encuentra en la muestra, detalló.

Tanto "Yuka", que se cree cayó en una grieta antes de quedar atrapada por el hielo, como los demás restos se encontraron en la república siberiana de Yakutia en verano de 2010, y llegaron desde Vladivostok al puerto de nipón de Tottori (norte) a principios de semana para pasar las inspecciones pertinentes.

Idónea para el público infantil, al contar con dibujos, juegos interactivos y gran cantidad de maquetas, la exposición presenta también hasta 100 extractos de restos de mamut, esqueletos de otros animales extinguidos y una reproducción de una vivienda prehistórica construida con pieles y huesos de estos animales.

"Hemos querido reconstruir el mundo en el que vivieron los mamuts, tanto las herramientas, como las armas o los utensilios creados por los humanos a partir de estos animales", añadió Ono.

El buen estado de conservación de "Yuka" ha servido además para que científicos de la Universidad de Kinki (Osaka, oeste nipón) hayan encontrado restos de tejidos no dañados que podrían servir para reproducir células de la pequeña mamut de cara a clonar este animal tras fecundar un óvulo de elefante.

También la calidad del material extraído de la piel, el músculo e incluso la médula de "Yuka" ha dado un vuelco a este proyecto que, según los organizadores, esperan pueda completarse en el futuro.

"No soy experto, soy arqueólogo, aunque sé que quieren clonar a 'Yuka' a través de sus tejidos. De momento permanezco expectante aunque soy algo escéptico", dijo Ono, a pesar de que confesó que ver de nuevo en pie a estos animales "sería maravilloso".

A la entrada del recinto, un realista robot de "Yuka", capaz de moverse y gruñir, da la bienvenida a la exposición, cuya entrada cuesta 2,200 yenes (17 euros) para los adultos y 1,200 yenes (9.3 euros) para los estudiantes.

El colofón de la muestra es la tienda de recuerdos, característica de este tipo de exposiciones, que ofrece todo tipo de productos personalizados con el afamado mamut, desde camisetas, peluches o helados, hasta colgantes hechos de marfil.

RSS

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más