El IPHES comienza una nueva excavación en el Roc de las Golondrinas, en Queralbs (Gerona), 40 años después del cierre de la cueva

Eudald Carbonell, el primero por la izquierda, en agosto de 1973 en el Roc de las Golondrinas, durante la excavación que llevó a cabo el grupo Grober Xaialsa, bajo su dirección - IPCE S.

Este lunes 16 de septiembre, y hasta el 4 de octubre, un equipo del IPHES (Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social), llevará a cabo en el municipio de Queralbs, (Ripollés, Gerona) una excavación arqueológica en el Roc de las Golondrinas (Roc d'Orenetes) cerrado desde hace 40 años, y donde un joven Eudald Carbonell  (izquierda) dirigió en agosto de 1973 su primera excavación arqueológica por encargo de su maestro, el doctor Miquel Oliva.
 
 Se trata de una necrópolis prehistórica de una antigüedad de más de 3.000 años, la cual, junto con otros descubrimientos de la época, tuvo un papel clave en los años setenta del siglo pasado para impulsar la investigación en torno al Paleolítico en Cataluña.

Ahora, la nueva intervención arqueológica se lleva a cabo en el marco del proyecto de investigación RAÍCES "Raíces prehistóricas de la trashumancia en el Alto Ripollès: proyecto arqueológico 2018-2021", codirigido por los doctores CarlesTornero y Eudald Carbonell, ambos investigadores en el IPHES, y cuenta con el visto bueno de la Dirección General del Patrimonio Cultural de la Generalidad de Cataluña.


El Roc de las Golondrinas es una cueva ubicada a casi 2.000 metros de altura que fue descubierta a finales de los años sesenta del siglo pasado por Cisco Coll, vecino de Queralbs, pero no fue hasta agosto de 1973 que se efectuó una intervención de urgencia. Fue a cargo del Grupo Grober Xaialsa, una entidad constituida entre amigos del Valle de Ribes para promover la socialización de la ciencia. Al frente de aquellos trabajos estuvo Eudald Carbonell, que de este modo dirigió por primera vez una excavación. En aquella ocasión también participaron en Pere Solà, Toni y Ramón Busquets .



Noticia publicada en 1972, donde ya se constataba la importancia del Roc de las Golondrinas

El descubrimiento del Roc de las Golondrinas en aquellas fechas se convirtió en un hito de interés internacional en el mundo académico de la Prehistoria Europea, dado que en su interior se documentó una necrópolis prehistórica con casi medio centenar de individuos enterrados, sólo centrándose en estudiar y salvaguardar los restos que se encontraban en superficie. Las características de ciertos objetos recuperados en su interior, depositados probablemente como ofrendas a los difuntos, hicieron proponer al equipo de Eudald Carbonell una cronología relativa al período del final del Bronce, es decir, de unos 3.000 años de antigüedad. El excepcional estado de preservación de los restos humanos fue motivo de diferentes estudios antropológicos y el conjunto está hoy depositado en el Museo Etnográfico de Ripoll. Para preservar el interior de la cavidad y su excepcional registro, no agotado durante las intervenciones de los años setenta, se decidió tapar su acceso.


40 años después de su cierre (exactamente el 16 de septiembre de 1979) se reanudan los trabajos arqueológicos en el yacimiento, reabriendo su acceso y preparando su interior para una excavación con todas las innovaciones técnicas y metodológicas que la investigación arqueológica ha ido integrando en estos últimos decenios, incluyendo la vertiente en investigación arqueobiomolecular que el IPHES ha desarrollado. Es de esperar que las nuevas investigaciones en el yacimiento ayuden a conocer la dinámica de ocupación prehistórica y protohistórica del área de estudio.

Desde el 12 de septiembre, un equipo del IPHES ya está en el Valle de Ribes trabajando, en concreto en la Bauma los Solteros, en Queralbs - IPHES
La Bauma los Solteros (La Bauma dels Fadrins)
Paralelamente a estos trabajos, el equipo de IPHES inició el 12 de septiembre una excavación en extensión en la Bauma los Solteros, también en el término municipal de Queralbs, donde se han documentado evidencias de ocupaciones prehistóricas durante el Holoceno inicial, hace más de 9.000 añosEstos últimos trabajos aportarán a la comarca un registro arqueológico único para un período todavía muy desconocido. 


La dirección técnica de esta intervención la llevarán los arqueólogos Celia Diez Canseco, Ivan Ramírez-Pedraza y Carlos Tornero, los tres investigadores adscritos al IPHES.


Los trabajos arqueológicos en el marco del proyecto RAICES reciben el apoyo del Departamento de Cultura de la Generalidad de Cataluña y del Ayuntamiento de Queralbs.


Fuente: cerca.cat | 15 de septiembre de 2019

Visitas: 77

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más