El equipo de investigadores en la cueva de Coimbre. Foto: Nel Acebal

El grupo que excava en la cueva peñamellerana (Asturias, España) acaba de publicar un artículo en la revista nacional
Munibe

Vía: elcomerciodigital.com / 27/02/2010

Aunque era conocida en todo el concejo, nadie había apreciado la riqueza que se escondía en su interior. Sus descubridores hallaron una gruta que bautizaron como la Cueva de las Brujas y la utilizaron para extraer parte de sus sedimentos y utilizarlos para uso agrícola. El tiempo pasó y fue el siglo pasado, en el año 1971, cuando dos jóvenes del pueblo de Alles valoraron la arqueología que se hallaba en las húmedas paredes de la caverna de Coímbre.

Ubicada en el monte Pendendo, a 33 metros sobre el río Besnes, Peñamellera Alta habría redescubierto una gran riqueza de su pasado Magdaleniense, aunque para conocer esto, hubo que esperar más tiempo aún. Aquellos muchachos avisaron entonces al médico local, Gregorio Gil, trasladándole su inquietud ante los maravillosos grabados que acababan de encontrar. Consciente de la importancia del suceso notificó a las autoridades en abril de aquel 1971 el hallazgo. Arrancaron las primeras investigaciones arqueológicas.

A. Moure simultaneó sus excavaciones en Tito Bustillo con las de Coímbre y, con la ayuda de Gil terminaron por centrarse únicamente en la exploración, documentación y estudio del arte rupestre de Coímbre. Determinaron una atribución cronocultural del yacimiento a partir de algunos materiales recogidos en superficie, una secuencia que iría desde el Aziliense al Magdaleniense medio e inferior, sin más especificaciones. Su labor quedó inconclusa. A partir de aquel momento, «la cueva de Coímbre pareció caer en el olvido».

Grabado de un bisonte en la cueva de Coímbre (Foto: Club Escar)


Y han tenido que pasar tres décadas para que su importancia vuelva a ser tenida en cuenta gracias a un grupo de investigadores que han recogido con fuerza el testigo, los mismos que narran la historia anterior y los autores, además, de un artículo que ha sido publicado en la revista Munibe: Antropología y Arqueología, editada por Sociedad de Ciencias Aranzadi y de tirada nacional. En él cuentan David Álvarez-Alonso, José Yravedra, Álvaro Arrizabalaga, Jesús Jorda Pardo y Nemesio Heredia cuáles han sido las principales conclusiones de la primera excavación que ellos pusieron en marcha en la caverna peñamellerana, en el año 2008.

Bajo el título 'La Cueva de Coímbre: su yacimiento arqueológico y su santuario rupestre. Un estado de la cuestión en 2008' detallan cuál ha sido el método de la investigación que les llevó a recoger, en una primera campaña de excavación, hasta 7.000 restos líticos y de fauna y 14.000 huesos. De ellos 2.231 son elementos de más de un centímetro cuya materia predominante es la cuarcita y el sílex, así como el cuarzo y el cristal de roca. En definitiva, «la composición de la serie lítica apuntó hacia un momento avanzado del Magdaleniense», aunque otros elementos apuntaron hacia una fase final del Paleolítico Superior. La industria ósea, entre la que se recuperaron fragmentos de lanzas y varillas, objetos de adorno (tres conchas perforadas y dos caninos atróficos de ciervo) certificó aquella primera datación del Magdaleniense.

La segunda campaña de excavación sirvió para hallar un arpón sobre asta de una hilera de dientes y certificar «sin ninguna duda» que Coímbre estuvo habitada en una fase final del Magdaleniense. Los restos de fauna (uro, caballo, ciervo, cabra, rebeco, corzo, jabalí y zorro, además de aves y peces) determinaría que los inquilinos de la cueva eran pescadores y cazadores. Coímbre, concluyen en el artículo, «es un ejemplo excepcional» del que todavía queda mucho por descubrir.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La cornisa cantábrica siempre ha sido un filón en yacimientos prehistóricos, y no cabe duda que Asturias contribuye de forma notable a ello.

La cueva de Coímbre se está constituyendo, como dicen sus arqueólogos, en un interesantísimo enclave para conocer y profundizar en las caracerísticas de todo el Paleolítico Superior en la zona, dado que los restos presentes en la cueva vienen como resultado de una ocupación humana de unos 30.000 años. Hay, por tanto, trabajo abundante por delante, y todo parece indicar que reportará muy interesantes hallazgos.

Pueden verse en los siguientes enlaces información reciente del proceso de excavación.

Coímbre, el rastro del último cazador

Coímbre, las claves del pasado del ser humano

Los expertos destacan el hallazgo de restos prehistóricos de caballo y uro en Coímbre

Visitas: 190

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más