Vía : RPP | EFE | 30 de junio de 2011

Arqueólogos lusos excavan la tumba canina más antigua encontrada en el sur de Europa. Por los restos arqueológicos se constata la existencia de ceremonias fúnebres dedicadas a ese animal doméstico.

Una sepultura canina prehistórica que excavan arqueólogos lusos revela nuevos detalles sobre la antigüedad del cariño entre el ser humano y el perro, que hace ya 8.000 años era enterrado con ritos funerarios en la Península Ibérica.

La tumba es la más antigua encontrada en el sur de Europa y sus restos arqueológicos constatan por primera vez en esta zona del continente la existencia de ceremonias fúnebres dedicadas a ese animal doméstico, según informó hoy a Efe el Centro de Arqueología de la Universidad de Lisboa.

Además de esta institución en el proyecto, cuyos hallazgos se han localizado en una zona costera al sur de Lisboa, participan investigadores españoles de la Universidad de Cantabria.

Los restos de la tumba canina se sitúan en el yacimiento de Pocas de Sao Bento, localizado en Alcácer do Sal, un municipio a noventa kilómetros de la capital lusa, donde trabaja un equipo dirigido por Mariana Diniz, de la Universidad de Lisboa, y Pablo Arias, de la Universidad de Cantabria.

Los enterramientos de perros, el primer animal en ser domesticado por el ser humano, ya se habían localizado en el norte de Europa, pero nunca se habían hallado en la Península Ibérica y otras zonas del sur del continente.

En la sepultura se ha encontrado, entre otros restos, una cubierta de conchas construida con precisión que confirma el valor simbólico que se daba al perro ya en aquella época, además del económico, según los investigadores.

Las prácticas religiosas y afectivas relacionadas con los ritos funerarios se remontan a las sociedades del Mesolítico, hace 10.0000 años, cuando los seres humanos eran cazadores y recolectores, antes de que la agricultura y la ganadería se extendiera por Europa.

Técnicos del Museo Nacional de Arqueología de Lisboa se desplazaron el miércoles al yacimiento de Alcácer do Sal para extraer y conservar la sepultura, y estudian la posibilidad de hacer una futura exposición pública.

Descubrimientos anteriores ya habían confirmado que algunos grupos de cazadores convivían con el animal considerado el mejor amigo del hombre durante el Paleolítico y el Epipaleolítico.

Aunque en la Península Ibérica no se habían encontrado hasta ahora tumbas caninas sí se hallaron restos de un perro de unos 13.250 años de antigüedad en la cueva de Anton Koba, en Guipúzcoa (España).

 

Post de Terrae Antiqvae relacionado:

 

 

* Un perro, la mascota prehistórica de una familia nórdica de hace ...

 

Visitas: 1089

Respuestas a esta discusión

La noticia en El Mundo:

Hallan la tumba de un perro de hace ocho milenios

 


Rosa M. Tristán

 

Los perros son los mejores amigos de los humanos desde el Paleolítico y hace ya 8.000 años eran tan apreciados que sus dueños les enterraban en tumbas, casi nunca lejos de las de sus parientes cercanos. Una de estas tumbas, la primera encontrada en el sur de Europa, ha sido localizada en el yacimiento portugués de Poças de Säo Bento, junto a un antiguo estuario del río Sado.

El hallazgo fue posible dentro del proyecto SADO MESO, coordinado por el catedrático de la Universidad de Cantabria Pablo Arias y por Mariana Diniz, profesora en la Universidad de Lisboa, que retomaron el año pasado un yacimiento en el que, hace 50 años, ya se encontraron varias tumbas de una población de cazadores y recolectores del Mesolítico, un periodo de transición entre el Paleolítico y el Neolítico.

Arias, en declaraciones a ELMUNDO.es, recuerda que el perro era ya un animal doméstico antes de esa fecha y de hecho se ha encontrado en Guipúzcua, en la cueva Erralla, un hueso de de este animal de hace 13.250 años. "Los utilizaban para la caza, les ayudaban a mantener los campamentos limpios porque se comían los restos de la comida y, en general, tenían una ligazón afectiva con ellos", comenta el investigador.

En el Mesolítico (hace entre 10.000 y 6.000 años), también se integró en las prácticas rituales, como demuestra la práctica de sepultar a estos animales en cementerios, en ocasiones con tumbas específicas para ellos, constatada en algunos lugares del norte de Europa, como Dinamarca.

Primera tumba al sur

En la Península Ibérica, y en general en el sur del continente, también se sospechaba que podía haber también tumbas de perros, pero su existencia no había podido comprobarse hasta ahora. Por los fósiles se sabe que era un perro de tamaño medio y que tenía un año cuando murió, un cachorro, pero no se se sabe aún su sexo. Apareció encogido, como en un ovillo, una forma antinatural que indica que fue colocado en el agujero exprofeso.

La campaña de excavación se ha iniciado en una zona muy alejada del cementerio en el que aparecieron otros cuerpos hace medio siglo. Se trata de un yacimiento de 4.000 metros cuadrados en el que hubo un poblado de concheros, denominado así porque hay muchas conchas, restos del tiempo en el que era un estuario marino, aunque ahora está a 40 kilómetros de la costa, debido a la bajada del nivel del mar.

Arias está convencido de que antes o después también encontrarán cuerpos humanos en el área donde están trabajando "porque los modelos indican que los perros y los humanos se enterraban juntos en los mismos cementerios".

Curiosamente, es el mismo modelo que también se ha observado en tumbas de chamanes del siglo XVI entradas en Siberia.

 

 

Un agradable artículo Guillermo, gracias.

La domesticación del perro parece que se produce por esas fechas 8000-7500, que en principio era una mera sinergia entre dos especies cazadoras:cánidos y humanos. La caza en el epipaleolítico tras manadas de cérvidos, ovi-cápridos, etc que realizaba el hombre y que intervenía ya el perro "de lejos" a cambio de una pizca...Se han encontrado restos de perros en el yacimiento de Mas de Azil en el sur de Francia (da nombre a una edad cronológica denominada "aziliense") y en Star Carr en Reino Unido en el lecho de argamasa de una cabaña. Ya hay algo de intimidad con estos animales desde antiguo.

 

 

El origen del paisaje en el Pirineo. El perro y el fuego.

La sepultura de perro más antigua del sur de Europa tiene 7.600 años


Vía: SINC | 5 de junio de 2012

Foto: Excavación de la tumba del perro en los talleres del Museo Nacional de Arqueología de Lisboa, con la participación de Cleia Detry, especialista portuguesa en la domesticación del perro. Imagen: UC.

 

 

La sepultura de perro descubierta en julio de 2011 por un equipo de las universidades de Cantabria (UC) y Lisboa en el yacimiento mesolítico de Poças de São Bento (Alcácer do Sal, sur de Portugal) tiene unos 7.600 años de antigüedad, según han confirmado los análisis realizados en la Universidad de Oxford.

Los investigadores han podido constatar que la dieta del animal incluía un porcentaje de en torno a un 25 por ciento de proteínas de origen marino, lo que probablemente refleje la alimentación de sus amos.

Los resultados se han obtenido en el marco de COASTTRAN, un proyecto interdisciplinar del Plan Nacional de I+D+i coordinado por el catedrático de la UC Pablo Arias, y en el que participan 58 investigadores de España, Portugal, Francia, Reino Unido, Irlanda, Alemania, Suecia y Canadá.

El análisis se ha desarrollado en la “Oxford Radiocarbon Accelerator Unit” (ORAU) de la Universidad de Oxford, que es el laboratorio más avanzado del mundo para datación de huesos, bajo la supervisión del investigador del proyecto y director de esta instalación científica, Christopher Bronk Ramsey.

Tras preparar unas pequeñas muestras de costillas del animal utilizando un método de ultrafiltrado creado en la ORAU, las mediciones se obtuvieron en un acelerador de partículas (AMS), procedimiento que permite obtener dataciones más precisas y fiables que las que se consiguen con métodos convencionales. 

 

Prácticas de inhumación de perros

La datación confirma que los cazadores-recolectores mesolíticos de la Península Ibérica practicaban la inhumación de perros en los cementerios, práctica conocida en el norte de Europa pero de la que hasta ahora no se había documentado ningún caso en el sur del continente. “El de Poças de São Bento es, además, particularmente interesante por su cercanía a las fechas de la llegada de la agricultura a esta parte de la Península Ibérica”, explica Pablo Arias.

El enterramiento se ha podido conservar en su estado original, y próximamente se expondrá en el Museo Nacional de Arqueología de Lisboa, según ha anunciado su director, Luís Raposo.

“Poças de São Bento y los demás concheros del valle portugués del Sado todavía pueden dar muchas sorpresas”, afirma Arias.

A partir del día 25 de este mismo mes continuarán los trabajos de excavación del programa de investigaciones que desarrolla en la zona el equipo dirigido por Pablo Arias (UC) y Mariana Diniz (Universidad de Lisboa), y en el que colaboran también investigadores del Instituto de Gestión del Patrimonio Arquitectónico y Arqueológico del Ministerio de Cultura portugués (IGESPAR), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de las universidades de Uppsala y Évora.

 

Animal doméstico desde el Paleolítico

El perro es el primer animal doméstico. Se sabe que algunos grupos de cazadores del final del Paleolítico y del Epipaleolítico ya convivían con este animal, tal como ha constatado el equipo de Arias en la cueva de Anton Koba, en Guipúzcoa, donde se ha datado un perro de unos 13.250 años de antigüedad.

En el Mesolítico (10.000-6.000 años), el período correspondiente a los cazadores y recolectores que precedieron a la extensión de la agricultura y la ganadería por Europa, el perro se integra en prácticas rituales. A las tumbas ya localizadas en el norte de Europa se suma ahora esta descubierta en el sur de Portugal.

RSS

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más