Los habitantes del Paleolítico Superior puede que hayan sido los causantes de la desaparición de uno de los felinos más grandes de la historia: el León de las Cavernas, según un reciente estudio publicado por la revista PLos One y escrito por Marián Cueto de la Universidad de Cantabria.

Esta subespecie de león habitaba zonas euroasiáticas y desapareció hace unos 14.000 años. El origen exacto de su extinción aun es un misterio. No obstante, se conocen evidencias arqueológicas de que en la edad de piedra el Homo sapiens ya cazaba otros carnívoros. Para llegar a la conclusión de su estudio, Cueto y su equipo analizaron nueve huesos de las zarpas de uno de estos animales que se encontraban fosilizados en la cueva de La Garma, en Cantabria.

La investigadora Marián Cueto trabajando en el lugar del hallazgo. Cueto et al.

Los leones tienen cinco garras en las patas delanteras y cuatro en las traseras, así que lo normal habría sido encontrar 18 garras, pero el equipo solo ha encontrado nueve. ¿Por qué? "Creemos que tenemos las garras de delante, y nos faltaría una falange", detalla Cueto. "Incluso hoy, cuando ves una alfombra con piel de león las garras solo van en las patas delanteras porque las de atrás quedarían al revés". Es decir, los habitantes de aquellas cuevas conocían la técnica que se sigue utilizando para sacar la piel de un felino y desechar las garras traseras. "Aquellos hombres cazaban leones y no creemos que fuera una caza aislada, porque el conocimiento para separar estas falanges nos dice que ya lo habían hecho antes", incide la investigadora.

El hallazgo es especialmente interesante porque hay pocos restos de leones en esta época, el Paleolítico Superior, de hecho estos son los restos del "último león consumido en el sur de Europa" del que se tiene constancia. Además, insiste Cueto, "en este yacimiento los restos no es necesario excavarlos, la entrada original se colapsó justo después de esta ocupación y se detuvieron todos los procesos sedimentarios que hace que se vayan cubriendo. Nada más entrar vemos restos de huesos, conchas, instrumentos líticos.... Y allí encontramos los huesos de león, como si estuviéramos viendo una foto del pasado”.

Foto: Garras de león de las cavernas encontradas en la cueva de La Garma

Cuando los científicos examinaron los huesos encontraron que la mayoría mostraban signos de haber sido alterados con herramientas de piedra. Las muescas eran similares a las que quedan en la actualidad cuando los cazadores modernos utilizan sus herramientas para despellejar sus presas desde las garras y así poder mantener unido todo el pelaje. De esta forma, Cueto alude en su artículo a que posiblemente los restos encontrados pertenecían a una sola piel de un león que se encontraba cubriendo el suelo de la cueva a modo de alfombra.

Es importante señalar que el complejo kárstico de La Garma se ha asociado a ritos y ceremonias humanas, por lo tanto, quizá los leones de las cavernas fueran  animales simbólicos para los seres humanos de aquella época. A pesar de que no son pruebas definitivas que aseguren el motivo de su extinción sí que nos sugieren que las cacerías puedan haber sido uno de los factores determinantes.

"No podemos decir que los humanos extinguieron estos leones, es un factor más", precisa Cueto. "Ambas especies convivían en un espacio reducido y los dos comían las mismas presas; ciervos, uros... Y utilizaban las mismas cavidades y se cazaban unos a otros". Durante el Paleolítico Superior se ha visto que la población humana aumenta y la de leones disminuye, lo que hace pensar que la presión humana fue cada vez más fuerte y acabó con la extinción. "Se extinguieron los linces, las hienas, los leones... En definitiva los que vivían de la carne", concluye Cueto. "En cambio, los osos, que no solo comen carne y consumen otros alimentos, sobrevivieron sin ningún problema y no vivieron ninguna extinción".

Cueva de la Garma (Cantabria)

Fuentes: El Mundo.es | Voz Populi.com | 26 de octubre de 2016

 
 
style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-8510012412669983"
data-ad-slot="3426785577"
data-ad-format="auto">

Visitas: 287

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más