Las desigualdades sociales surgieron en Europa en los inicios de su periodo Neolítico

Esqueleto de un agricultor de 7000 años de antigüedad. Fue enterrado en Astria con una azuela de piedra (a sus espaldas), una señal de que era parte de la elite social. Crédito: BDA-Neugebauer

Vía: SCIENCE | 28 de mayo de 2012 (Traducción: G.C.C. para Terrae Antiqvae)

Incluso las sociedades más democráticas están plagadas de desigualdades sociales y económicas, tal como la tensión actual entre los más pobres, 99 %, y los más ricos, 1 %, que lo ilustra claramente. Pero cuán tempranamente en los eventos humanos las jerarquías sociales lograron afiazarse ha sido siempre un tema de debate. Un nuevo estudio sobre esqueletos de comunidades agrícolas prehistóricas de Europa sugiere que la desigualdad hereditaria fue una característica temprana, la cual se remonta a más de 7.000 años atrás.

La mayoría de los investigadores coinciden en que las jerarquías sociales comenzaron con el advenimiento de la agricultura. Las primeras comunidades agrícolas conocidas se han encontrado en el Próximo Oriente, con una datación de casi 11.000 años. Los arqueólogos han buscado pruebas de la estratificación social en estas sociedades con resultados mixtos. Algunas primeras sociedades agrícolas muestran signos de que las personas jugaban diferentes funciones sociales y que algunos fueron enterrados con un mayor ritual, al mezclar su envoltura mortal con una serie de elaborados ajuares funerarios que incluían cerámicas y herramientas de piedra. Sin embargo, hay poca evidencia de que la desigualdad social fuera hereditaria o definida de manera rígida.

Ejemplo de cerámica de bandas. Universidad de Jena. Foto: Wikipedia

Eso parece haber cambiado en algún momento después de que los agricultores se trasladaran a Europa desde el Próximo Oriente, a partir de unos 8.500 años atrás, durante el período conocido como Neolítico europeo. Una de las culturas agrícolas mejor estudiadas es la cerámica de bandas (Linearbandkeramik-LBK), la cual surgió en lo que hoy es Hungría hace alrededor de 7.500 años atrás, y se extendió hasta lo que actualmente es la ciudad de París durante un periodo de 500 años, después de lo cual parece haber sido sustituida por otras culturas.

Los arqueólogos han señalado, desde hace tiempo, que la cultura de cerámica de bandas podría haber estado socialmente estratificada. Por ejemplo, algunos de los hombres eran enterrados con herramientas de piedra llamadas azuelas, las cuales fueron pensadas para ser utilizadas en la construcción de casas de madera en las que vivían los campesinos. Pero algunos investigadores han argumentado que esta estratificación se llevó a cabo de forma gradual durante el período de 500 años que duró la cultura de cerámica de bandas.



Para obtener un mejor manejo del momento y naturaleza de estas desigualdades sociales, un equipo dirigido por Alexander Bentley (izquierda), un arqueólogo de la Universidad de Bristol, en el Reino Unido, analizó el esmalte dental de más de 300 esqueletos de siete enclaves con enterramientos de cerámica de bandas en toda Europa. Estos cementerios, situados en la República Checa, Eslovaquia, Austria y Francia, oscilan con una antigüedad de entre 7.400 y 6.900 años, y cubren la mayor parte de la extensión territorial de la cerámica de bandas.

En concreto, el equipo buscaba el elemento de estroncio en los dientes y medir la proporción de dos isótopos o tipos de átomo con peso ligramente diferente. Los átomos de estroncio entran en el cuerpo a través del agua que bebemos y la comida que ingerimos, y la proporción entre el isótopo más pesado de estroncio-87 y el  isótopo más ligero de estroncio-86 refleja el tipo de suelo y formaciones geológicas en los que una persona vivió, particularmente en la niñez, cuando su esmalte dental fue conformado. Los isótopos de estroncio son cada vez más utilizados por los arqueólogos para rastrear los movimientos de poblaciones.

Estudios anteriores han demostrado que el tipo de suelo favorable a los agricultores europeos, los sedimentos de tierras bajas conocidos como loess, tienen una proporción ligeramente menor de estroncio-87/estroncio-86 que en las zonas menos fértiles, como las altas colinas hechas de granito o piedra arenisca. Sin embargo, debido a la variabilidad del paisaje de Europa, en el cual las áreas fértiles y no fértiles pueden estar tan cerca como a varios kilómetros de distancia, el equipo se basó más en el grado de variación de las proporciones de estroncio entre los esqueletos en el lugar de enterramiento que en sus valores absolutos.

Los resultados del estudio, publicados on line en Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS), sugieren que los hombres que fueron enterrados con azuelas -de lo que se piensa era una indicación de alto estatus social- tenían más probabilidades de haber crecido en suelos de loess que los hombres que fueron sepultados sin azuelas. Por ejemplo, entre los 310 enterramientos el equipo analizó 62 esqueletos que aparecían con azuelas. Pero sólo uno de los 62 esqueletos de las tumbas con azuelas tenía una proporción de estroncio en sus dientes propia de un paisaje que no era de loess, mientras que todos los demás eran consistentes con el crecimiento de un paisaje de loess.

Paisaje de Loess en Württemberg. Foto: Wikipedia

Por otra parte, la variación en las proporciones de estroncio entre los esqueletos con azuelas fue significativamente menor que la variación entre esqueletos sin azuelas, lo que le sugiere a Bentley y a sus compañeros de trabajo que los esqueletos con azuelas procedían de un tipo de paisaje muy probablemente de loess, mientras que los demás provenían de una variedad de otros paisajes.

Un patrón, de igual modo llamativo, se observó cuando el equipo estudió los esqueletos femeninos, los cuales componían la cantidad de 153 de un total de 311 individuos analizados. La variación proporcional de estroncio para las mujeres fue significativamente mayor que para los hombres, lo que sugiere que un mayor número de mujeres que de hombres había crecido en áreas no fértiles. Por otra parte, los patrones de los entierros masculinos y femeninos aparecen en ambos, en asentamientos anteriores y posteriores a la cerámica de bandas, lo que sugiere que los patrones de desigualdad social fueron establecidos desde el inicio del período de la cerámica de bandas y no se desarrollaron de forma gradual a lo largo del tiempo.

El equipo llegó a dos conclusiones principales:

- En primer lugar, algunos hombres tenían mayor acceso a tierras fértiles que otros, probablemente debido a que fueron los hijos de los agricultores que había heredado el acceso a las mejores tierras.

- Y en segundo lugar, las sociedades con cerámica de bandas eran "patrilocales", lo que significa que los hombres tendían a quedarse en un solo lugar, mientras que las mujeres se movían hacia otras áreas para conseguir pareja.

Un número de estudios genéticos recientes han demostrado patrones similares entre los primeros agricultores europeos. "Las señales de estos esqueletos refuerzan otras indicaciones del originario dominio masculino e incluso de la herencia de la tierra", dice Bentley, añadiendo que tales desigualdades sociales "sólo crecieron en extensión y a escala" en el transcurso de la historia.

Joachim Burger (izquierda), un antropólogo de la Universidad de Mainz, en Alemania, dice que los autores están sobre suelo firme: "La cantidad de datos es enorme y las interpretaciones son muy claras".

Y añade que los nuevos datos, en particular las diferencias observadas entre hombres y mujeres, son "absolutamente coherentes" con el patrón observado en las sociedades agrícolas más recientes, hasta el día de hoy.

Visitas: 2010

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el junio 1, 2012 a las 10:15pm

Estoy más o menos de acuerdo con usted, Sr. Servan. Pero digo "más o menos", porque en el trabajo de investigación no se habla propiamente de "clases sociales", sino de "desigualdades sociales", que no es lo mismo. Dudo mucho que en el contexto temporal del Neolítico se pueda utilizar un concepto como el de "clase social", y en todo caso habría de definirlo muy precisamente de modo previo

Lo que si parece claro (y lógico) es que en la colonización de las mejores tierras quienes llegaron los primeros se hicieron con las mejores terrenos, los más productivos. Algo así como sucedió en la colonización del oeste americano. Y esta circunstancia, claro está, puede estimarse que crea ya una diferencia socio-económica en la medida en que determinadas tierras pueden proporcionar mayores recursos y cosechas respecto de otras. Algo que habría sucedido en todas partes, allá donde la agricultura se extendió sucesivamente.

En el caso que nos ocupa, además, está por definir más en concreto las áreas geográficas y la escala donde se estima que se dan esas diferencias sociales a partir del cotejo del nivel de estroncio. En un espacio tan amplísimo como es toda la zona centro-norte europea, caracterizada por grandes llanuras muy fértiles, no se acaba de ver muy bien en qué proporción y alcance se dan esas desigualdades sociales. Por ejemplo, en la gran llanura panónica (en donde nace precisamente la cerámica de bandas), prácticamente todos sus ocupantes disfrutarían de excelentes tierras de cultivo. Obviamente si se les compara con aquellos que ocuparon tierras altas, montañosas, de mayor rusticidad, va de suyo (sin falta del análisis del estroncio) que disfrutarían de un nivel agrícola de peor calidad. En fin, habría que ver en detalle al artículo publicado en PNAS (el cual es de pago) para tener una idea más clara del asunto.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Introduce tu email:

Gentileza de FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas: del 3 de enero de 2005 al 11 de febrero de 2014 12,4 millones de visitas. Nuevas estadísticas desde 21 de marzo de 2014. 300 mil visitas a 6 de junio de 2014.

* De 6/6 a 12/11 sin datos.

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online

contadores web relojes para blogs

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2017   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más