Una mujer, enterrada hace 5900 años, es la sepultura más antigua de Centroamérica (Nicaragua)

Entierro excavado de la mujer (parte superior) junto a una ilustración (parte inferior) de cómo fue depositada en un pozo ovalado hace unos 5.900 años en Nicaragua. Crédito: Roksandic M. et al., Antiquity 2018; Cortesía de BICU-CIDCA

Un equipo de arqueólogos ha descubierto el entierro humano más antiguo que se conoce en la parte inferior de América Central: los restos esqueléticos de una misteriosa mujer que vivió hace 5.900 años en lo que hoy es Nicaragua.

En general, los lugares tropicales no suelen conservar restos humanos, pero en este caso los huesos de esta vetusta mujer se han mantenido intactos debido al lugar donde fue enterrada, dijo la investigadora principal del estudio, Mirjana Roksandic  (izquierda), profesora de Antropología en la Universidad de Winnipeg, en Canadá.

"La mujer fue enterrada sobre un montículo de conchas, lo cual redujo la acidez del suelo y ayudó a preservar sus restos. Los responsables del entierro crearon montículos de conchas por varias razones, entre ellas depositar a sus muertos o marcar el paisaje", informa Roksandic a Live Science en un correo electrónico.

Es increíblemente raro encontrar restos humanos antiguos en la costa caribeña de Nicaragua, un país de aproximadamente 6 millones de personas y que es la segunda nación más pobre del hemisferio occidental, según el World Factbook de la CIA. Pero a Roksandic y su equipo, que suelen estudiar los antiguos habitantes que vivieron en Cuba, les llegó la sugerencia, a través de un colega antropólogo, de que podía haber un enterramiento que valía la pena investigar en Monkey Point, una aldea costera en el sur de Nicaragua.

"Estaba encantada con la sugerencia y fui allí de inmediato a visitar el sitio y examinar el enterramiento", comenta Roksandic.

El lugar exacto, conocido como Angi, fue excavado originalmente en la década de 1970, pero los restos óseos de la misteriosa mujer se encontraron hace poco. Los antropólogos los hallaron enterrados a 2,3 metros por debajo de la superficie del suelo, e inmediatamente pidieron permiso de las comunidades locales de RamaKriol para continuar con su trabajo.

Perfil del enterramiento. A la izquierda, una foto tomada durante la excavación. A la derecha, un esquema que muestra las diferentes capas del yacimiento, así como el lugar donde se enterraron las conchas y el cuerpo. Crédito: Roksandic M. et al., Antiquity 2018; Cortesía de BICU-CIDCA.

Poco después, comprobaron que la mujer había sido enterrada de espaldas, con las piernas flexionadas hacia el estómago y los brazos extendidos a lo largo de los costados de su cuerpo, en un pozo ovalado.

El análisis reveló que la mujer era adulta, pero no particularmente mayor, probablemente tendría entre los 25 y 40 años. No era muy alta, medía 150 centímetros, que es una estatura corta según los estándares de América del Norte y del norte de Europa, pero no para los estándares de América Central u otras poblaciones más al sur, señala Roksandic.

El radio izquierdo (hueso del brazo) de la mujer enterrada. Obsérvese las marcas del hueso, las cuales sugieren que ella era musculosa. Crédito: Roksandic M. et al., Antiquity 2018

A pesar de su pequeña estatura, "la mujer había desarrollado fuertemente la musculatura de los antebrazos, posiblemente derivado de remar o de realizar actividades similares", destaca Roksandic. Incluso, hoy en día, los individuos locales son expertos y fuertes remeros.

"Mientras estábamos en la aldea de Bankukuk Taik, la co-investigadora del estudio, Harly Duncan, nos presentó a una anciana de la localidad de Rama que había remado ese mismo día durante 4 horas para visitar a su familia", dijo Roksandic. "Tenía 82 años. Y los niños de 9 años suelen remar en canoas por las islas de Rama".

Además, al igual que otras personas que comen una buena cantidad de mariscos, la mujer enterrada tenía un gran desgaste en los dientes, apunta Roksandic.

Isla de Rama Cay (Nicaragua)

Dado que pocos restos humanos antiguos se suelen encontrar en lugares tropicales, poco se sabe acerca de las culturas indígenas de la zona inferior de América Centra. Y si bien las personas que construyen los montículos de conchas mencionados son a menudo pescadores, recolectores y horticultores, "sin un estudio adicional del lugar, no es posible determinar quiénes fueron y por qué colocaron el entierro allí y cuál es el significado de este individuo en particular", explica Roksandic.

En el mundo de la antropología el tiempo es esencial, ya que Monkey Point pronto se verá afectado por la construcción de un canal y otros proyectos en desarrollo.

Los restos de la mujer se encuentran actualmente en el Museo Histórico Cultural CIDCA de la Costa del Caribe, dijeron los investigadores. Las comunidades locales, que trabajan con los antropólogos para preservar su patrimonio, decidirán qué sucederá con los restos óseos.

El estudio fue publicado en la edición de diciembre de la revista Antiquity.

Fuente: livescience.com| 2 de enero de 2019

Visitas: 511

Comentario por Jose de Teresa el enero 7, 2019 a las 7:14pm

Ojalá logren extraer ADN

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más