Una investigación sobre un manuscrito de hace 2.200 años sitúa en China el origen del estudio de la anatomía humana

Parte de un manuscrito taoísta, realizado en tinta sobre seda, del siglo II a. C., correspondiente a la dinastía Han, y desenterrado en la tercera tumba de Mawangdui, Chansha, provincia de Hunan, China. Museo de la provincia de Hunan. WikiImages

La historia tradicional de la anatomía humana tiene sus raíces en la Grecia clásica, pero una nueva lectura de unos textos descubiertos recientemente en China sostiene que los chinos también se encontraban entre los primeros anatomistas.

En en artículo publicado en The Anatomical Record, Vivien Shaw (izquierda) e Isabelle Winder (derecha), ambas de la Universidad de Bangor, en el Reino Unido, y Rui Diogo, de la Universidad de Howard, en EE. UU., interpretan el manuscrito médico de Mawangdui -el cual fuer encontrado en una tumba china (perteneciente a Lady Dai, una noble de la dinastía Han) a principios de la década de 1970- como la descripción anatómica más antigua que se conserva del cuerpo humano.

Hallado cerca de Changsha, en el centro-sur de China, tal manuscrito se colocó en la tumba mencionada hace unos 2.200 años, en concreto en el año 168 a. C. Esta nueva interpretación de los textos los convertiría en el atlas anatómico sobreviviente más antiguo del mundo. El manuscrito se considera el antecesor del famoso texto de acupuntura El cánon de medicina interna del emperador amarillo, también conocido como Huangdi Neijing. Aunque el manuscrito no menciona explícitamente los puntos de acupuntura, sí describe los "meridianos" y las líneas de conexión que todavía se utilizan en la medicina tradicional china.

Vivien Shaw, profesora de anatomía en la Facultad de Ciencias Médicas, ha estudiado la anatomía descrita en antiguos textos médicos chinos durante más de siete años. Ella explica: "Tenemos que abordar estos textos desde una perspectiva diferente a nuestra visión médica occidental actual de los sistemas separados en arterias, venas y nervios del cuerpo. Los autores antiguos no tenían esta comprensión, pero, en cambio, miraban el cuerpo humano desde el punto de vista de la medicina tradicional China, que se basa en el concepto filosófico de los opuestos complementarios del yin y el yang, una concepción que es familiar para aquellos que en occidente siguen el espiritualismo oriental".

El símbolo del yin y el yang. En el mismo, la oscuridad es yin y la luz es yang . Dentro de la oscuridad está la semilla de la luz y viceversa. Ambos fluyen el uno hacia el otro, como el día fluye hacia la noche, y la noche fluye para convertirse en día nuevamente.

En el manuscito estudiado se describe la organización del cuerpo humano en forma de once vías, cada una de las cuales tiene un patrón de enfermedad asociado.

La coautora del artículo de investigación, Isabelle Winder, de la Facultad de Ciencias Naturales, dijo: "Lo que hemos hecho es reinterpretar los textos, los cuales describen once 'caminos' a través del cuerpo humano. Algunos de ellos se asignan claramente a los 'meridianos' de la acupuntura ulterior. Hemos podido demostrar paralelos significativos entre las descripciones en el texto y las estructuras anatómicas, y así redescubrir el antiguo interés existente por el estudio científico de la forma humana. Los expertos anteriores no habían visto estos textos como una descripción de la anatomía humana porque las prácticas culturales confucianas contemporáneas veneraban a los antepasados ​​y, por lo tanto, evitaban la disección. Sin embargo, pensamos que la disección estaba involucrada, y que los autores habrían tenido acceso a cuerpos de criminales, tal como se relata en textos posteriores".

La nueva interpretación del manuscrito podría cambiar la forma en que los científicos ven los orígenes de la acupuntura (Imagen: Adam Gault / Science Photo Library)

Vivien Shaw, agregó: "Nuestros hallazgos reescriben una parte clave de la historia de China. La era de la dinastía Han, contemporánea de los textos, fue una época de gran aprendizaje e innovación en las artes y las ciencias, por lo que este tipo de ciencia anatómica clásica encaja con la cultura predominante de la época. Creemos que nuestra interpretación de los textos desafía la creencia generalizada de que no existe una base científica para la 'anatomía de la acupuntura', al demostrar que los primeros médicos que escribieron sobre los 'meridianos' de hecho describían el cuerpo físico humano".

La investigación moderna de la acupuntura se basa en la suposición de que lo importante es la función de los puntos y meridianos derivados de la misma. "Nuestra interpretación prueba que los anatomistas originales chinos estaban haciendo un mapa de la estructura del cuerpo, no de su función", dice la profesora Shaw.

Por ejemplo, el texto de Mawangdui alude al "meridiano tai yin", que describe un sistema de conexiones entre el centro de la palma de la mano que se extiende a lo largo del antebrazo entre dos huesos. Al mirar el codo humano hay una banda de tejido plano, llamada aponeurosis bicipital, a lo largo de las arterias y nervios que siguen este patrón.

Brazo izquierdo: dibujo esquemático de la vía del 'meridiano tai yin'. Fotos: en el brazo derecho: I: arteria cubital en la palma y antebrazo medial, J: arteria braquial en el brazo.

Fuentes: phys.org | suara.com | 2 de septiembre de 2020

Visitas: 600

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más