Una inscripción recién restaurada y traducida en Bulgaria muestra la corrupción del emperador romano Septimio Severo

Un equipo de arqueólogos reparó en los restos pétreos de una estela de casi 2000 años de antigüedad y encontró un mensaje que revela la corrupción de un emperador romano.

El estudio de la inscripción indica que es copia de una carta enviada por el emperador romano Septimio Severo (emperador de 193 a 211) y su hijo co-emperador Caracalla (co-emperador de 198-211, y emperador por derecho propio de 211-217), a los habitantes de la ciudad romana de Nicopolis ad Istrum en la que les agradecen una "donación" de 700.000 denarios.

La inscripción que transmite un sentido de corrupción política en el Imperio Romano es del año en que Septimio Severo convirtió a su hijo Caracalla en co-emperador.

La antigua ciudad de Nicopolis ad Istrum, cuyo nombre significa "Ciudad de la victoria en el río Danubio", se encuentra a 18 kilómetros al noroeste de la ciudad de Veliko Tarnovo en Bulgaria. Fue fundada en el año 102 d.C. por el emperador romano Trajano para honrar sus victorias sobre los dacios, tribus tracias que habitaban al norte del Danubio.

La inscripción fue descubierta en 1923 por los primeros arqueólogos que exploraron las ruinas de la ciudad romana. Sin embargo, el texto inscrito en 37 líneas en griego antiguo fue leído y traducido de manera reciente, y su contenido ha sido ahora revelado al público por primera vez.

La enorme estela, de tres metros de altura y dos toneladas de peso, estaba rota en cuatro piezas grandes y varias más pequeñas, todas con rastros de fuego, y, desde su descubrimiento, los fragmentos fueron conservados en el Museo Regional de Historia de Veliko Tarnovo.

El profesor Nikolay Sharankov, de la Universidad de Sofía, experto en latín y griego antiguo, fue el responsable de la traducción del texto. El académico explicó que el "soborno" en cuestión fue una "donación" de 700.000 denarios, la moneda de plata romana estándar hasta la segunda mitad del siglo III d.C., la cual pagaron los habitantes de la ciudad al emperador Septimio Severo después de acceder al poder. "Esta suma sería, al valor de hoy, de varios millones de euros. Es precisamente un soborno", afirma el experto.

El epigrafista y experto en griego antiguo y latín, Nikolay Sharankov, muestra el panel de información que contiene las traducciones en búlgaro e inglés de la inscripción. Foto: Museo Regional de Historia de Veliko Tarnovo.

"La inscripción dice: 'Acepté este dinero dado por personas bien intencionadas'. Es decir, el emperador no lo aceptó como un soborno, sino como un regalo", afirma Sharankov, y subraya la hábil redacción utilizada por Septimio Severo al respecto en esta carta imperial.

"Los residentes de la ciudad hicieron el pago del soborno, llamado donación, al emperador, con el fin de comprar sus favores. Esto era necesario porque la ciudad había apoyado a uno de sus rivales por el título imperial en 193 d.C., año en que cinco hombres reclamaron  dicho título después del asesinato del emperador Cómodo en 192 d.C.", manifiesta Sharankov.

Esos cinco hombres eran Pertinax, Didio Juliano, Pescenio Níger, Clodio Albino y Septimio Severo. Según los investigadores, hay razones para creer que los residentes de Nicopolis ad Istrum habían apoyado a Pertinax.

Además de la nota de "agradecimiento", la carta imperial contiene una "mentira política" explícita. "En su carta sobre la aceptación de la 'donación' de los residentes de la ciudad, Septimio Severo se presenta como el heredero del emperador Marco Aurelio (emperador de 161-180 d.C.), a pesar de que su ascendencia era del norte de África y no tenía nada que ver con la dinastía Nerva-Antonina (96-192 d.C.) de Marco Aurelio", agrega el experto.

Septimio Severo, quien dio comienzo a la dinastía Severa (193-235 d.C.), nació en la ciudad de Leptis Magna, en la actual Libia. "De esta manera, a través de la mentira política, hace descender su linaje desde el emperador Trajano (98-117 d.C.) con el fin de legitimarse  ante el pueblo", explica Sharankov.

El director del Museo Veliko Tarnovo, Ivan Tsarov (a la derecha), en la inauguración de la estela restaurada explica a los invitados el significado e importancia de la misma Foto: Museo Regional de Historia de Veliko Tarnovo

Las autoridades del Museo Regional de Historia pusieron la inscripción en el lugar original donde se encontraba en la antigüedad. De esta manera, esperan que los turistas que visiten el parque arqueológico de Veliko Tarnovo, puedan admirarla.

"Espero que esta inscripción genere un interés adicional, dado que hay muy pocas cartas imperiales romanas que hayan sobrevivído hasta el día de hoy", afirma Ivan Tsarov, Director del Museo Regional de Historia de Veliko Tarnovo e investigador de Nicopolis ad Istrum.

Fuentes: lanacion.com.ar| archaeologyinbulgaria.com | 18 de noviembre de 2020

Visitas: 9668

Comentario por Alicia M. Canto el noviembre 19, 2020 a las 1:17pm

Me llama la atención la resistencia a llamar Ulpio-Aelia a la evidente dinastía, y claramente hispana, que rigió Roma en el siglo II d.C., la centuria más brillante y próspera en la Historia de la Humanidas, Edward Gibbon dixit. Dixit, aunque sin reconocer para nada que se debiera a una serie de emperadores hispanos o de neto origen y relaciones hispanas (¡sólo eso faltaba en un autor inglés!, fundando una tradición de silencio modernamente seguida por otros, como R. Syme o A. Birley, éste siempre tan venerado en España, e incluso por españoles).

Se me disculpará entonces (por mor de la verdad, y no por algún tonto "provincianismo", como a veces han dicho quienes no quieren revisar sus axiomas, ni las casi 50 fuentes antiguas que lo prueban) que recuerde aquel denso y ya lejano trabajo de 2003: "La dinastía Ulpio-Aelia (98-192 dC): Ni tan «Buenos», ni tan «Adoptivos», ni tan «Antoninos»", un tema apasionante por lo inédito, sobre el que trabajé ya unos años antes, en 1998-1999: "Saeculum Aelium, Saeculum Hispanum: Poder y promoción de los hispanos en Roma", y sobre el que volví en otras ocasiones, como en 2006: "Advenae, externi et longe meliores: La dinastía Ulpio-Aelia", reivindicando la "hispanización de Roma" que creo que estos emperadores llevaron a cabo, en una irónica compensación por la previa "Romanización de Hispania".

En este caso búlgaro, entre las muchas variantes que vengo observando en las últimas décadas, veo que este autor opta por "Nerva–Antonine Dynasty of Marcus Aurelius", lo que ya se va separando de los tan tradicionales "Emperadores "Antoninos", "Adoptivos" o "Buenos", como hace siglos que se les llama.

Pero no lo suficiente, puesto que la dinastía en cuestión, además de serlo de verdad, no fue "de Marco Aurelio", como tampoco "de Antonino Pío". Llamarlos "Antoninos" ya es buena muestra de la reluctancia a aceptar el peso de los hispanos, ya que quienes pensaron y definieron la nueva dinastía (y la mantuvieron durante casi un siglo) fueron Trajano y Adriano (y por ellos fue el nombre que en su día propuse), junto con el numeroso clan hispano-narbonense que les aupó al poder, seguramente encabezado por el riquísimo (y posiblemente italicense) L. Licinius Sura (el donante del tan famoso Arco de Bará) y el otro poderoso triple cónsul, de familia cordobesa, M. Annius Verus, el suegro de Antonino Pío (¡qué casualidad!), aunque rara vez sea citado por los autores extranjeros (y tampoco como debía serlo entre los nuestros...), que prefieren destacar más que era de una familia gala, de Nîmes, pero no con quién estaba casado, cuando esto último fue a mi juicio lo decisivo para que, por sorpresa, en el 138 d.C. llegara al trono, pero obligado por Adriano a perder su propio nomen y su fortuna, y a adoptar a quienes el segundo emperador italicense de cuna (es otra vieja guerra...) le dejó ordenado: un joven de 17 años y un niño de 7... ¡Pues es a éste A. Pío al que los historiadores europeos insisten en otorgar el honor de dar nombrer a toda esta serie imperial! Incredibile dictu!, como dirían los romanos.

Aparte de las pequeñas dosis de imaginación o exageración que casi siempre se aprecian en este tipo de noticias, porque con palabras como "corrupción" y "soborno" parece que se garantiza la atracción inmediata de lectores, me da la sensación de que en este caso al hacerles semejante regalo a los nuevos emperadores primó el interés de Ulpia Nicopolis por "hacer la pelota" a los recién llegados, como suele decirse. Pero esto no implica necesariamente que éstos fueran corruptos, o que lo aceptaran como un soborno (aunque, como bien se dice, "a nadie le amarga un dulce").

En todo caso, los 700.000 denarios no resultaron ser tan buena inversión, ya que los Severos (obsérvese que a éstos, como a los julioclaudios o a los flavios, no se les niega ni la dinastía ni su denominación, aunque es verdad que Septimio Severo hizo todo un montaje para hacerse pasar por continuador de los anteriores), primero les quitaron su epíteto de "Ulpia" (concedido por Trajano), y tras una visita a la ciudad de Caracalla en 211-212 d.C. cayeron en desgracia con él.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más