Un grupo de arqueólogos desacredita que el yacimiento de Untermassfeld (Alemania) fuera un hogar de homínidos hace un millón de años

El yacimiento de Untermassfeld, en Alemania, ha producido más de 14.000 fósiles de grandes animales  que datan de entre 900.000 y 1,2 millones de años atrás.

Una carta ha desatado la polémica. Un grupo de arqueólogos afirmaron, en un texto publicado en la web especializada en biología bioRXiv.org el pasado 31 de octubre, que “al menos un hueso robado” y “otros materiales de procedencia dudosa” cuestionan las últimas investigaciones sobre las primeras ocupaciones humanas en Europa.

La carta fue iniciada por el arqueólogo Wil Roebroeks  (izquierda), de la Universidad de Leiden, en los Países Bajos, y Ralf-Dietrich Kahlke (derecha), paleontólogo y jefe de la Estación de Investigación Senckenberg de Paleontología Cuaternaria en Weimar, Alemania, quien lidera las excavaciones en Untermassfeld.

 Estos investigadores ponen específicamente en duda tres documentos -publicados en 20132016 y 2017- y consideran que “no se hicieron las preguntas adecuadas”. Además rechazan la conclusión de que el sitio alemán de Untermassfeld, conocido por sus abundantes restos de animales, fuera también el hogar de los homínidos hace 1 millón de años.

Untermassfeld, situado unos 150 kilómetros al noreste de Frankfurt, ha producido más de 14.000 fósiles de grandes animales de hace entre 900.000 y 1,2 millones de años y posee el registro más completo de vida silvestre de esa época en el norte de Europa. En las excavaciones que comenzaron a fines de la década de 1970 no se habían encontrado huesos de homínidos (que se establecieron en el sur de Europa hace entre 800.000 y 1.000.000 de años y se habrían expandido más al norte solo esporádicamente hace unos 500.000 años) ni signos de ocupación.

“Hace entre 600.000 y 700.000 años aparecen en Europa los artefactos achelenses (una industria lítica originada en el Paleolítico inferior) y algo más tarde (hace unos 500.000 años) parece aumentar la presencia de homínidos, parientes ancestrales de los humanos”, apuntan los arqueólogos.

Los investigadores alegan que parte de un hueso de venado que sobresalía del sedimento el 28 de mayo de 2009 (en el recuadro de la izquierda) había desaparecido varios días después.

En el texto de la carta describe desapariciones repetidas de huesos de este espacio arqueológico, así como también fósiles entregados en paquetes anónimos, según apunta Nature. Sin embargo, los autores de los tres estudios en disputa rechazan el hecho de que algunas de las piezas fueran robadas.

En 2013 aparecieron las primeras afirmaciones de que los homínidos vivieron cerca de Untermassfeld hace más de un millón de años. Y en 2017 se publicó un análisis adicional de los huesos. Pero no hay datos claros que vinculen a los coautores de estos estudios con el material del registro fósil con el que trabajaron.

“Los documentos sugieren que Untermassfeld ha proporcionado herramientas de piedra y fauna humanamente modificada, evidencias de una presencia de homínidos de hace un millón de años en latitudes medias continentales europeas. Pero hemos demostrado que estos estudios son muy defectuosos en cuanto a la procedencia de los materiales estudiados y a la interpretación de los restos”, explican los autores de la carta crítica publicada en bioRXiv.org.

Un paquete anónimo enviado a un museo en Schleusingen contenía un fragmento de hueso de ciervo (hueso inferior), que parece coincidir con un fragmento dejado (hueso superior) después de un robo en el yacimiento de Untermassfeld en 2009. (Los fragmentos se muestran unidos en el ejemplo derecho).

El fósil que más hace dudar a estos arqueólogos es un fragmento de hueso de una especie extinta de gamo al que se hizo referencia en 2016. Ralf-Dietrich Kahlke apunta que ese trozo parece coincidir con una pieza del esqueleto de un ciervo que unos ladrones habrían roto de otro sedimento en Untermassfeld en 2009. Las mismas dudas han aparecido con parte de la extremidad de un rinoceronte y un hueso de venado.

Kahlke y los otros arqueólogos analizaron el ‘nuevo’ material y concluyeron que no es compatible con una ocupación de homínidos en Untermassfeld. Argumentan que las supuestas marcas de corte en los huesos de los animales probablemente fueron causadas por roedores u otros animales, y los fragmentos de roca carecen de marcas reveladoras típicas de las herramientas de los homínidos.

Fuentes: lavanguardia.comnature.com | 14 de noviembre de 2017

Posts de Terrae Antiqvae relacionado: 

Le Vallonnet: confirmando la antigüedad de los primeros europeos (26/09/2017)

 
 
style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-8510012412669983"
data-ad-slot="3426785577"
data-ad-format="auto">

Visitas: 656

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el noviembre 30, 2017 a las 12:19am

Untermassfeld: ¿un nuevo caso de fraude científico?

El yacimiento paleontológico de Untermassfeld se localiza a unos 150 kilómetros al norte de la ciudad alemana de Frankfurt-am Mein, en el pleno centro de Alemania y a una latitud de unos 52º norte. Consultando un mapa de Europa notaremos enseguida que ese yacimiento se localiza a una latitud similar a la de Londres y solo algo más baja que la de Kiev, Amsterdam o Varsovia. Su excavación comenzó a finales de los años 1970s y ha proporcionado una de las colecciones de vertebrados fósiles más importantes de toda Europa, con una cronología de entre 1.200.000 y 900.000 años. La colección de fósiles de micromamíferos es una de las referencias para la bioestratigrafía europea.

 

Hace un par de semanas, este yacimiento fue noticia en la revista Nature (Nature News, Ewen Callaway, 13 noviembre 2017), debido a la polémica que han suscitado un par de publicaciones científicas de 2016 y 2017 en revistas relevantes sobre evolución humana. Estas publicaciones sostienen que en Untermassfeld existen claras evidencias de presencia humana. Dos prestigiosos investigadores europeos, Wil Roebroeks (Universidad de Leiden, Países Bajos) y Ralf –Dietrich Kahlke (Instituto Senckenberg de Alemania), que conocen bien el yacimiento, han elevado su voz en una publicación científica reciente. En ella niegan de manera tajante tales conclusiones. Las supuestas herramientas no son sino piedras rotas de manera natural y no existen indicios de que los humanos fueran los causantes del depósito de restos en Untermassfeld. Es más, Roebroeks y Kahlke sostienen que los investigadores implicados en esas publicaciones nunca han excavado en Untermassfeld y que las evidencias que presentan muy probablemente no proceden de este lugar. Incluso se habla de robo de materiales de Untermassfeld, devueltos al Instituto Senckenberg de manera anónima ¿Nos encontramos ante otro caso más de manipulación de datos con la idea de publicar artículos científicos para conseguir notoriedad?

Un hueso de rinoceronte de hace un millón de años, de un esqueleto como este, está jugando un papel controvertido sobre los homininos europeos. DAVE G. HOUSER / GETTY IMAGES.

Dejaremos que todo se aclare antes de quemar a nadie en la hoguera. Sin embargo, este caso ha reabierto el debate sobre las primeras ocupaciones humanas de Europa. Aunque la sierra de Atapuerca y los yacimientos de Guadix Baza, en Granada, tienen claras evidencias de presencia humana hace más de un millón de años, todo apunta a que los homininos solo fueron capaces de colonizar las regiones mediterráneas de Europa durante el Pleistoceno Inferior. Algunos colegas siguen manteniendo que la presencia humana en el sur de Europa fue testimonial, esporádica e intermitente. Sin embargo, no está nada claro que esto fuera así. El sur de Europa tuvo recursos suficientes como para mantener una población estable durante milenios, a la que posiblemente se fueron sumando grupos llegados del Este. Es más, el yacimiento de Pakefield, en el Reino Unido, ha proporcionado una buena colección de herramientas de piedra datadas en 700.000 años. En épocas interglaciares, algo más cálidas que en la actualidad, los humanos de sur de Europa fueron capaces de subir hacia el norte y dejar su huella en la misma latitud que Untermassfeld.

 

Esto no significa que los datos sobre posible presencia humana en el yacimiento de Untermassfeld tengan alguna credibilidad, porque la cronología del yacimiento alemán coincide con una época muy fría del Cuaternario. Las gélidas regiones del norte de Europa tendrían que esperar casi medio millón de años hasta que fueron colonizadas por nuevas oleadas de población, que llegaron a Europa con la tecnología achelense una cultura distinta y seguramente el conocimiento y el dominio del fuego.

Fuente: quo.es | 28 de noviembre de 2017

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2018   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más