Un estudio investiga cómo se pudo construir el puente de Trajano sobre el río Danubio

Foto: Una sección del puente de Trajano reconstruido a tamaño original 

Fuente: teknlife.com | Fátima Gordillo | Universidad de Princeton | 5 de junio de 2014

No sé si ustedes son conocedores de las curiosidades de los egipcios, pero una de ellas (una de muchas) es que creían que en el principio de su historia, Egipto era lo más, y todo lo que vino después no eran sino esfuerzos por acercarse a la grandeza de los inicios. Cada vez que en Egipto las cosas iban mal, ellos creían que era por haberse desviado de lo establecido al comienzo (el arte, la escritura, los valores, la religión…). Para volver a ser esplendorosos, había que volver a las raíces, regresar al origen. La evolución no era lineal en el sentido que lo entendemos ahora, era la virtud de no desviarse de su piedra angular. Comento esto por la sorpresa que me ha producido leer que un profesor de Ingeniería de la Universidad de Princeton, Branko Glišić, recomienda a sus alumnos, si quieren hacer buenos puentes, fijarse en cómo trabajaban los romanos. Un ejemplo de ello: el famoso puente que mandó construir Trajano para cruzar el bajo Danubio, y que diseñó Apolodoro de Damasco.

Branko Glišić, profesor asistente de ingeniería civil y ambiental en Princeton, explicando las técnicas y materiales que los antiguos ingenieros romanos usaron para construir el puente de Trajano sobre el río Danubio. (Foto: Frank Wojciechowski para la Oficina de Ingeniería de Comunicaciones).

Según Glišić: “Tienes  que hacer algo simple, debes minimizar las conexiones ya que ellas añaden complejidad”. Mirando el caso del puente de Trajano tenemos una construcción realizada con madera y mampostería, realizada entre los años 103 y 105 d.C., para conectar las orillas de las actuales Serbia y Rumanía. Tenía una longitud de más de un kilómetro y se situaba a una altura sobre el río de unos 19 metros. Está considerado una de las maravillas del mundo antiguo pero, por desgracia, no se conserva ni el puente ni los datos sobre cómo se hizo ni en cuánto tiempo se construyó. Sólo quedan algunos restos de los pilares de entrada al puente en ambas orillas, y -sumergidos- breves restos de 12 de los 20 pilares originales.

Foto: Esta pared de escombros es todo lo que queda de uno de los pilares de piedra que ostentaba el puente de Trajano sobre el río Danubio (visto en el fondo).

Gracias a los actuales sistemas de medición, Glišić y su equipo de investigadores han estado analizando los materiales y las técnicas que debieron emplear los antiguos romanos para construir este puente y algunas de sus conclusiones se oponen frontalmente a las suposiciones tradicionales de la Historia. Puede que hoy nos parezca sencillo levantar un puente sobre un río de 800 metros de ancho, pero hay que tener en cuenta que, en aquellos momentos, las cosas no eran igual que ahora. Lamentablemente, el tiempo ha diluido las pistas sobre cómo fue posible aquella maravilla de la ingeniería. Incluso el libro que el propio Apolodoro escribió explicando la construcción se ha perdido.

La investigación contó con la ayuda de los pocos restos que hay y que dan indicios sobre la estructura del puente: un relieve en la columna de Trajano en Roma y una moneda romana donde se dibuja la forma del puente.

Un relieve de la Columna de Trajano en Roma (izquierda y arriba a la derecha) y una moneda romana de la época proporcionan pistas sobre la forma del puente. (Imágenes cortesía de Branko Glišić).

Para los romanos, la practicidad de sus obras llevaba aparejado un aspecto simbólico. Según los investigadores, Trajano podía haber invadido Dacia por mar, pero había un aspecto psicológico en la construcción del puente: mostrar de lo que eran capaces, asombrar, abrumar. Hay que recordar que años antes los dacios habían humillado a Domiciano. Trajano (nacido en Itálica, cerca de Sevilla) fue el encargado de desagraviar la ofensa, convirtiendo Dacia en provincia romana en el año 107 d.C. 

Aunque un historiador romano lo niega, muchos investigadores e ingenieros creen que, para llevar a cabo semejante obra en tan poco tiempo (apenas dos años según las fechas históricas que se manejan), tuvo que ser necesario desviar el curso del río. Opinión que comparte Glišić, quien intuye que, de esa manera, demostraban al enemigo la autoridad imperial, “la desviación de un vasto río enviaría un mensaje: no sólo podemos conquistar un pueblo, también podemos vencer todos los límites físicos naturales“, explica.

A pesar de que el relieve de la columna y la moneda son las únicas pistas de que se dispone, lo cierto es que los investigadores opinan que para clarificar tal construcción no son un buen ejemplo. Los ingenieros probaron la tensión de los extremos inferiores en los arcos del puente basándose en el diseño que se muestra en la Columna de Trajano, pero se demostró que el puente del relieve debía ser muy inestable. La fuerza de la estructura a plena carga habría roto las vigas de soporte, por lo que lo más probable es que quien esculpió el relieve no había visto el puente con sus propios ojos.

Así suponía la Enciclopedia Británica que había sido el puente de Trajano.Así suponía la Enciclopedia Británica que había sido el puente de Trajano.

En 1979 se examinaron los restos de los pilares de mampostería y se descubrió que la base de cemento de los muelles revelaba que los romanos clavaron vigas de soporte en dichos muelles para añadir resistencia a los arcos. Glišić explica que los agujeros encontrados les sugirieron las posiciones más probables de los extremos de los arcos, y el conjunto, una vez analizado, se comprueba que le da bastante estabilidad al puente.

Los investigadores también evaluaron la diversidad de los árboles de la zona, concluyendo que el roble europeo, muy común en la localidad, habría sido capaz de proporcionar vigas lo suficientemente resistentes y grandes como para modelar los arcos y conformar la cubierta del puente. Los romanos podrían haber cortado la madera y formado gran parte de la estructura antes de ensamblar el puente. “Utilizaron la misma técnica que empleamos ahora de prefabricación y construcción en el sitio“, dice Glišić. 

El puente se extendía más de un kilómetro sobre Danubio, en la región de las Puertas de Hierro, entre lo hoy en día es Serbia y Rumania. (mapas cortesía de Branko Glišić).

Finalmente explica que sin un registro histórico definitivo, como podría ser el libro perdido de Apolodoro, no hay manera de estar seguro de cómo se veía el puente. Sin embargo, gracias a la aplicación de profundos análisis de ingeniería se pueden reducir en gran medida las posibilidades. “No podemos decir realmente cómo fue, pero sí podemos decir que es muy probable que fuera así“.

 

 

Visitas: 4759

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más