Un equipo de arqueólogos continúan excavando la legendaria ciudad de Dan (Israel)

Foto: Plaza y Puerta de la Edad del Hierro de la antigua ciudad de Dan.

 
Vía: Popular Archaeology | 28 de diciembre de 2011 (Traducción: G.C.C. para Terrae Antiqvae)

 
Mirando los restos de hoy en día es difícil creer que sólo una fracción de este antiguo enclave monumental ha sido descubierto. Sin embargo, tiene mucho, y ha proporcionado algunos de los descubrimientos arqueológicos más impresionantes del Cercano Oriente o zona del Levante. Aquí, según el relato bíblico, el antiguo Israel estableció uno de sus grandes templos. Y aquí, a finales del Neolítico, la gente se estableció en primer lugar, tan pronto como hace 4500 años a. C., y durante la Edad del Bronce sus habitantes construyeron el arco cerrado más antiguo del mundo conocido.

 
Conocido hoy en día como el Tell el-Qadi, y más popularmente como Tel Dan, está ubicado cerca del Monte Hermon, en el norte de Israel, junto a una de las fuentes del río Jordán. El Tel, o montículo, fue constituido muy tempranamente, durante el período del Bronce Medio, cuando grandes murallas defensivas fueron construidas rodeando la ciudad. A pesar de que las murallas se elevan unos 20 metros desde la superficie circundante, el interior del lugar está en realidad unos 10 metros más bajo que la parte superior de las murallas.

 

Foto: Restos de las murallas.

 

 

Fue primeramente identificado, sobre la base de los registros históricos, como la ciudad de Laish, una ciudad aliada con la Sidón fenicia, y más tarde renombrada como Dan, después de que la primera tribu israelita de Dan la conquistara y se estableciera en ella, tal como se documenta en el Libro de los Jueces.

 

Gracias a una inscripción bilingüe en griego y arameo, hallada en 1976, este nombre de la ciudad ha sido confirmado (Foto a la izquierda). La traducción de la inscripción dice: "Al Dios que está en Dan, Zoilos hizo una promesa".

 

Los antiguos textos egipcios y tablillas con escritura cuneiforme de Mesopotamia documentan la importancia de Dan durante el II milenio a. C. Más tarde, durante la Edad del Hierro, arameos, israelitas y asirios, lucharon por esta ciudad. Dan era un reconocido centro de culto, incluso en el período greco-romano.

 

Aunque el yacimiento fue identificado por primera vez por Edward Robinson en 1838, las mejores excavaciones conocidas se iniciaron en 1966 con el ya fallecido arqueólogo israelí Avraham Biran, realizándose bajo su dirección los descubrimientos más espectaculares. Su equipo de excavadores descubrió un portón de la ciudad hecho de ladrillos de barro (foto a la izquierda), datado alrededor de 1750 a. C. (período del Bronce Medio), el tiempo de los patriarcas bíblicos.

 

Es popularmente conocida como la puerta de Abraham, porque, según el relato bíblico, Abraham viajó a Dan para rescatar a su sobrino Lot.

 

También descubrieron un templo israelita, considerado por estudiosos de la Biblia como el templo construido por Jeroboam, rey de Israel después de que la unificación de la monarquía dividiera el territorio con Israel al norte y Judá al sur. Fue este templo donde, según la Biblia, se albergó el becerro de oro y desafió al templo de Jerusalén como centro religioso de Israel. Además, una elaborada puerta israelita fue descubierta, consistiendo en una puerta superior y otra inferior, y cada una de ellas dando lugar a puertas y plazas interiores y exteriores.

 

 

Podría decirse que el descubrimiento más sensacional, sin embargo, fue el hallazgo de partes de una estela de piedra de basalto con una inscripción (foto a la izquierda) que contenía una declaración de un rey de Damasco (posiblemente Hazael, c. 840 a. C., o Ben Hadad, c. 802 a. C.).

 
Traducida, la misma proclama su victoria militar y la destrucción de por lo menos algunas partes del Reino de Israel y el asesinato de dos de sus reyes. En particular, contiene la frase "Casa de David" ["...... y maté a [Acaz]iahu hijo del rey[Jehoram de la Casa de David"], una frase rara, vista, en todo caso, en un contexto extra-bíblico.

 
Hoy en día, muchos arqueólogos e investigadores del Levante están de acuerdo en que se refiere a una dinastía real de David y que la estela de Dan, por lo tanto, representa una prueba tangible de que existió efectivamente un "reino", o la dinastía real de David.

 

 
Mucho más queda por explorar. Un equipo de arqueólogos, estudiantes y voluntarios, planean regresar al lugar en 2012 bajo la dirección de David Ilan del Hebrew Unión College, Ryan Byrne del Rhodes CollegeNili Fox del HUC-JIR/Cincinnati. Ellos ampliarán lo que ya se ha logrado, explorando el 90 por ciento del yacimiento aún por descubrir. Informe del personal de la expedición:


Milenios de ocupación humana en Tel Dan durante el Neolítico, Calcolítico, Edad del Bronce, Edad del Hierro, y periodos greco-romano, medieval y otomano, se han traducido en numerosas ciudades superpuestas, unas encima de las otras, con un sinnúmero de artefactos depositados en el sitio. La arqueología ha revelado sólo la punta del iceberg, pero mucho de lo que ha surgido es extraordinario. Además de la inscripción de la Casa de David, la puerta de tres arcos de ladrillos de adobe, y el complejo templo israelita, los arqueólogos profesionales y voluntarios han hecho varios miles de descubrimientos.

 
Entre otras cosas, las excavaciones en Tel Dan han proporcionado una especie de "libro abierto" del pasado en esta parte del Levante. Las inscripciones encontradas hasta ahora implican más en el futuro. "Los textos nos permiten vislumbrar los pensamientos y las culturas de los seres humanos reales con sus propias palabras", informa el equipo. "Tel Dan ha sido muy generoso en este sentido. Además de las inscripciones 'Casa de David' y 'Dios que está en Dan', tenemos una buena colección de ejemplares inscritos, en especial de la ocupación israelita. Las inscripciones que revelan los nombres de personas han sido encontradas en vasijas de cerámica y jarras de mano. Por ejemplo, una escritura fenicia grabada en un fragmento de cerámica dice: "perteneciente a Baalpalt", y otra, en escritura herea, dice "pertenece a Amotz". Las inscripciones fueron creadas mientras la arcilla estaba húmeda, durante la fabricación de las vasijas".

 
Otras dos, en forma de sellos impresos (usados para referirse a la propiedad) en las asas de los jarros, dicen "perteneciente a Immadiyaw", un nombre hebreo en dialecto del norte, y "Zakariyaw", o Zacarías. La inscripción Immadiyaw fue encontrada dentro de una capa estratigráfica de destrucción asiria datada en el año 732 a. C., el año aproximado de la campaña del rey asirio Tiglat-pileser III en contra de la ciudad del norte de Israel.

 

Las preguntas clave siguen sin respuesta. ¿Quiénes fueron los hombres prehistóricos que primero se asentaron en esta región mucho antes del período bíblico? ¿Por qué y cómo Dan siguió siendo un centro religioso importante hasta bien entrado el período greco-romano, mucho después del tiempo de los antiguos israelitas? Y desde la perspectiva bíblica, ¿cómo los materiales dejados atrás pueden arrojar luz sobre lo que pasó con la "tribu perdida" de Dan y las otras tribus del norte de Israel del reino de Judá y de Jerusalén?

 
Una tumba que data de la Edad de Bronce, (siglos XIV Y XIII a. C.), contenía un conjunto inusual de vasijas de cerámica en el estilo micénico (foto a la izquierda). ¿Esto representa la evidencia de relaciones comerciales entre el pueblo de Dan y gente tan lejana como de Grecia continental? Los arqueólogos esperan ser capaces de responder a estas preguntas y muchas más en las temporadas de excavación venideras.

Visitas: 2618

Comentario por Luis Marcos Núñez el enero 17, 2012 a las 7:59am

Yo estuve delante de Tel Dan en el año 1978, y entonces solo era un montículo sin apenas excavar. Me alegro de que ahora la estén investigando y de los descubrimientos bíblicos que se están haciendo. Antes solo la Biblia hablaba del rey David y muchos pensaban que David era un personaje imaginario, ahora ya no pueden decir eso. Veremos que otros detalles nos deparan las excavaciones.

Comentario por Paco Aceitero Sac el enero 19, 2012 a las 12:26am

Creo que Tácito en su Historia hace referencia a la relación de origen de los judíos como fugitivos cretenses que fueron a parar a Egipto. Que el monte Ida de creta da nombre a una tribu próxima, los Idaei y que por corrupción da Judaei...

Comentario por David Montero el enero 19, 2012 a las 9:19am

Sin embargo, todavía queda algún historiador que no admite la interpretación habitual de la estela de Tel Dan (Davies o Thompson). Aparte de esto, si la lectura correcta del fragmento es la que habitualmente se estima, por un lado corrobora la Biblia (existiría una mención a "la casa de David", como rey de Judá) y, por otro, la desconfirma, ya que la muerte en batalla de los reyes de Israel (Joram) y Judá (Ocozías) no sería a manos de un nuevo ungido rey de Israel (Jehu), como dice la Biblia, sino por un rey de Damasco. Es lo que pasa con las "confirmaciones" arqueológicas de la Biblia. Sí, pero no.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el enero 19, 2012 a las 1:16pm

Sí, pero no. Porque, aunque así fuera, es un dato menor. Además, no deja de ser curioso que también la Biblia haga referencia a este rey Hazael. Curiosidad que podemos también ampliar a la estela Mesha, llena de referencias bíblicas, y, para más inri, con una también problemática alusión al rey David. Lo cierto es que, aunque hay algún que  otro historiador que no admite la estela de Tell Dan como una referencia a la "Casa de David", existe un consenso muy grande entre los expertos para admitirla como tal.

En estas cosas no conviene ser un fanático. No hay por qué posicionarse como un deconstructivista, negativo y absoluto, que en nada cree sobre lo que la Biblia pueda proporcionar a efectos de datos históricos y su posible concordancia con los datos arqueológicos,  ni tampoco como un constructivista, positivo y absoluto, que lo admite todo a ojos cerrados.

La Biblia, a estos efectos, es una herramienta más de trabajo. Y, con arreglo a los hallazgos arqueológicos, unas cosas serán admisibles, otras serán más dudosas y, finalmente, habrá otras que tendrán que ser rechazadas de plano.

Comentario por David Montero el enero 19, 2012 a las 9:18pm

Guillermo:

Con la estela de Mesha pasa al revés que con la de Tel Dan. Es decir, que son muy pocos (Lemaire y alguno más) los que ven la mención a David. Por supuesto si hay una mención a reyes posteriores. La idea general entre los biblistas es que, después de la historia de David y Salomón, que muchos consideran totalmente legendaria exisitieran o no, hay referencias más probables a otros acontecimientos posteriores. En especial de la dinastía omrita. Aún con su carga legendaria.

En cuanto el minimalismo en los estudios bíblicos es difícil hablar en conjunto, pero sí parece que ha caído en unas cuantas exageraciones. Hay que tener en cuenta que es un movimiento reactivo ante la historia "oficial" bíblica, que fue abrumadoramente predominante hasta la segunda mitad del siglo XX y que, impulsada a veces por motivos no estrictamente históricos o arqueológicos, todavía tiene mucho peso. Interesante al respecto este artículo, en el que se comenta la dimisión de Ron Hendel al frente de la Society of Biblical Literature, debido a la falta de neutralidad confesional de la misma. En ese sentido, aparte de sus errores o aciertos historiográficos, los minimalistas han tenido la virtud de plantear el problema de raíz: es un método erróneo el pretender ir con la Biblia en la mano para ver lo que cuadra o no, porque entonces se parte de aprioris que estorban el minimum de objetividad. Se hace arqueología e historia con los métodos de la arqueología y la historia. Y luego el que quiera que investigue para ver si cuadra o no cuadra con los libros santos. En ese sentido yo no diría que es una herramienta de trabajo, sino la meta de determinados historiadores. Parece lo mismo pero no es igual.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el enero 19, 2012 a las 11:48pm

David:

En ambos campos, en el del minimalismo y el maximalismo bíblicos, ha habido -y supongo que seguirá habiendo- excesos. Ahora bien, ello no es óbice para que se puedan criticar, ponderar y ajustar tales excesos. Es obvio que las posturas extremas en estos casos no conducen a nada si se pretende alcanzar una mínima objetividad en estos asuntos. Creo haberlo dejado claro en mi comentario anterior.

Le agradezco el enlace que ha puesto sobre la dimisión de Ron Henderl al frente de la Society of Biblical Literature. Muy interesante.

Saludos

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2023   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más