SOBRE LA MÚSICA DE SAN AGUSTÍN (análisis a sus seis libros) PARTE I

Los capítulos se desarrollan en un texto escrito en negro y se acompañan de imágenes con un amplio comentario explicativo (recogido en rojo y cuya finalidad es razonar ideas). Si desea leer el artículo entre líneas, bastará con seguir la negrilla y las letras rojas destacadas.

.

.

SOBRE ESTAS LINEAS: Mapa del Mediterráneo, por Guillaume (publicado en París, por P. Mariette en 1667). En este hemos marcado el lugar de origen de San Agustín y donde cumplió su mandato episcopal. El santo nació en Tagaste -Argelia; hoy Souk Ahras- en el año 354 de nuestra Era; estudió gramática y retórica, destacando como orador y lingüista, profesión que ejerció con éxito en la antigua Cartago (Túnez). A su vez, se especializó en las diferentes ramas del saber, perteneciendo a las distintas escuelas filosóficas del momento, ingresando finalmente en la maniquea. Hacia los treinta años comienza a convertirse a la religión cristiana -que profesaba su madre (quien después sería Santa Mónica)-. Tras bautizarse en Milán, regresó a su lugar de origen, donde finalmente fue nombrado obispo de la diócesis romana de Hippona -actual Annaba-.

.

BAJO ESTE PÁRRAFO: Imagen de San Agustín en una tabla pintada hacia 1480 por Justo de Gante (Joos van Wasenhove) y el palentino Pedro de Berruguete -propiedad del Museo del Louvre, al que agradecemos nos permita divulgar la fotografía-. La obra perteneció originalmente al “Studiolo”, de Federico de Montefeltro; una pequeña sala-despacho construida por el Duque de Urbino y dedicada a los grandes filósofos, literatos y pensadores. En los veintiocho retratos que allí dispuso colgar Montefeltro, se encontraban representados los más ilustres de la cultura italo-romana; entre los que destacaban: Petrarca, Séneca, Aristóteles, Platón, Ptolomeo o San Agustín. Para comprender la importancia intelectual y filosófica de ese santo,obispo de Hiponna; bastará consultar el índice de obras que nos dejó, donde observaremos su saber enciclopédico y su incansable labor didáctica (junto a la enorme capacidad de trabajo como investigador y escritor). Este legado de San Agustín integra miles de páginas, donde trata una enorme variedad de temas; entre ellos destacan los escritos sobre arte, gramática o literatura -cuya cumbre se halla en DE MÚSICA (“Sobre la música”)-. Una obra compuesta en seis libros, donde aquel gran lingüista y filólogo latino, expone su juicio acerca del ritmo en el verso, la modulación acústica y el sonido armónico-musical.

.

.
.

1) BREVE BOSQUEJO SOBRE LA VIDA DE SAN AGUSTÍN:

.

Nació en el año 354, en Tagaste; una ciudad alejada del mar, situada en el desierto argelino y próxima a la actual frontera con Túnez (a unos doscientos kilómetros de la antigua Cartago). Su madre -quien finalmente fue Santa Mónica- profesaba la fe cristiana y enseñó a su hijo los principios de esta religión que por entonces era la “oficializada” del Imperio Romano. Pese a ello, él sentía más interés por las diferentes ramas de la filosofía y en especial por la gramática y literatura; disciplina que estudió gracias a la ayuda de sus padres y en la que obtuvo grandes éxitos desde joven (trabajando como orador y filólogo en Cartago). Durante su etapa de estudiante, tuvo a una vida un tanto disoluta, principalmente relacionada con los certámenes de poesía o de arte -ganando varios premios y sin interesarse por la moral o el pensamiento (al menos religioso)-. Más tarde y conforme maduraba, decide estudiar las muy diferentes ramas filosóficas por entonces autorizadas en el Imperio; llegando a pertenecer a distintas escuelas. Aunque finalmente decide adscribirse a la maniquea, que prodigaba una filosofía donde se manifestaba la necesidad de admitir y convivir con el mal, sin hacerle frente (ya que la maldad no tenía remedio en la Tierra y de ella solo se podía esperar daños -por lo que debíamos resignarnos-).

.

Cayó gravemente enfermo antes de los treinta años y pudieron curarle en Italia; dondetras recuperarse, fue nombrado magistrado en oratoria y enviado a Milán. Allí -como maniqueo y catedrático- era quien se más se opuso a la autoridad episcopal cristiana de la ciudad, representada por San Ambrosio (aún sin canonizar y obispo de aquella diócesis). Aunque sería este mismo Ambrosio quien le atrajo hacia sus reuniones, dándole a conocer los filósofos cristianos y logrando convencerle para que abrazase la nueva fe. Así, tras cumplir la treintena (hacia el 385), se convierte al cristianismo; aunque no llegaría a bautizarse hasta dos años más tarde y después de largos estudios sobre la nueva religión que adopta. Fue de ese modo como en el 387 dejó su cátedra de oratoria y tomó la fe de Ambrosio, rogando a su madre (Mónica) que asistiera a su bautismo en Milán; con el fin de que le acompañase el resto de la vida -que tan solo quería dedicar al estudio y a la contemplación-. Tras ello,decidieron regresar a su lugar de origen, aunque la progenitora murió a los pocos meses de bautizarse el hijo (antes de embarcar para Cartago) debiendo volver solo San Agustín a su tierra natal. Comenzó en esos años sus escritos cristianos y de aquella época son las primeras cartas (epístolas) junto a otras obras como: De Beata Vita, De Ordine, Contra Académicos y De inmortalitate animae.

.

Regresa a Tagaste hacia el 388, donde funda un monasterio -tras regalar sus bienes a los pobres-. En este convento pasará un trienio redactando los siguientes libros:De vera religione, De libero arbitrio, De Magistro, De moribus Manichaeorum, De quantitate animae, De Genesi contra Manichaeos y De Musica (una de sus obras principales, escrita con cuarenta años y en primera etapa de bautismo). Finalmente se traslada a Hippona a vivir, donde desde el 391 al 396 escribióDisputatio contra Fortunatum, De Continentia, De duabus animabus, Psalmus contra parte Donatum, Contra Adimantum Manicheum, De Doctrina Christiana y De Mandacio. En ese año de 396 es nombrado obispo de Hippo Regius por Valerio y más tarde redactaría su autobiografía intitulada "Confesiones"; junto a "De Trinitate" -compuesta por quince libros, que terminó en el 416-. Con unos sesenta años (en el 413) comienza a escribir su más famosa obra -La Ciudad de Diós "De civitate Dei"- que consta de veintidós tomos y que termina en el 426. El resto de sus escritos últimos son redactados desde el 420 (De anima et eius origine, De gratia et libero arbitrio, Ad Valentinum, Retractationes), alternando su preparación, con La Ciudad de Dios. Muere en el año 430, dejando un legado con decenas de miles de páginas, en las que trató de los más diversos temas; lo que le convirtió en uno de los Doctores (padres) de la Iglesia y en un referente intelectual y espiritual, para Occidente.

.

Sobre la Música” (DE MUSICA) es una de sus más interesantes obras, que versa acerca de la profesión inicial de San Agustín; quien -como dijimos- era en su juventud un afamado gramático y orador. El análisis que realiza sobre la armonía y la poesía es muy cercano al neoplatonismo -pensamiento de moda, aún en su época-; aunquecuando analicemos los seis libros, en verdad veremos como el obispo de Hippona no deseó entrar en el dogma pitagórico (propiamente dicho) (1) . El estudio que realiza en “Sobre la música” está orientado plenamente a la gramática y la forma de armonía en los versos. Todo lo que nos llama enormemente la atención, haciendo ver San Agustín que él entendía la acústica equilibrada y perfecta, fundamentalmente unida a la poesía (sin prestar demasiada atención a los misterios de la física y del sonido). Unos hechos que demostrarían cómo quizás este santo intentaba crear una reforma del pitagorismo (o del neoplatonismo); proponiendo una Armonía Universal tan solo unida al mundo de la poesía. Dejando al margen la acústica o la teoría del número pitagóricas; expresadas en temperamentos y escalas musicales, que se identificaban con las distancias y los ciclos de los astros -estas ideas y circunstancias agustinianas, las explicaremos en nuestro estudio-.

.

.

SOBRE Y BAJO ESTAS LINEAS: Arriba, otra obra de Pedro de Berruguete, en este caso representando a San Agustín junto a San Ambrosio. La tabla fue donada recientemente por Várez Fisa al Museo de El Prado (al que agradecemos nos permita divulgar la fotografía). En ella se representa al autor de “Sobre la Música” junto al obispo de Milán, que le bautizó y convenció de abrazar el cristianismo. Abajo, litografía de 1874 con una vista general de la ciudad de Milán. Todavía por aquellos años se conservaba el urbanismo y la arquitectura que conoció San Agustín, cuando fue allí enviado como catedrático de retórica y donde termina convertido a la religión del obispo Ambrosio (entre los años 485 y 487).

.

.

Visitas: 356

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más