Revelan rostro de mujer de la Era de Hielo (fuente al final)

Se trata de La Mujer de las Palmas, quien vivió en la Era de Hielo (hace 10,000 años) en lo que hoy es la península de Yucatán, y que fue extraída en 2002 por especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de las profundidades de una cueva inundada cercana a Tulum.

Es la reconstrucción del aspecto físico de uno de los tres esqueletos humanos más antiguos de América, hallados en cuevas sumergidas en la costa oriental de Quintana Roo, como parte del Proyecto Atlas Arqueológico para el Registro, Estudio y Protección de los Cenotes de la península de Yucatán, desarrollado por el INAH.

La recreación de cómo pudo haber sido esta antigua mujer se hizo en un taller francés siguiendo los patrones establecidos por antropólogos físicos mexicanos, quienes determinaron que el esqueleto encontrado por los espeleobuzos James Coke y Jerónimo Avilés en la cueva Las Palmas, a 4.5 km de Tulum, era de un individuo del sexo femenino, entre 44 y 50 años al momento de morir, con 152 cm de estatura y un peso de 58 kilos.

La probable identidad de la Mujer de Las Palmas se logró gracias a que el esqueleto fue encontrado prácticamente completo (90%) y en muy buen estado de conservación, y pudieron practicársele los más avanzados estudios de antropología forense.

La escultura de cuerpo completo, realizada en Francia, ofrece una aproximación de las características físicas que pudo tener la Mujer de Las Palmas, cuya antigüedad oscila entre los 10,000 y 12,000 años, y está visible al público en la exposición 390 ppm. Planeta alterado. Cambios climáticos y México, en Guanajuato.
Su estructura corporal, piel y ojos es semejante al de las poblaciones del sureste asiático, lo que refuerza la hipótesis de que al continente americano no sólo llegaron movimientos migratorios del norte de Asia sino también del centro y del sur.

El proyecto científico continúa de manera interinstitucional con la participación de científicos del INAH, el Museo del Desierto, de Coahuila, y el Instituto de Investigaciones Antropológicas (IIA) de la UNAM, bajo la coordinación del biólogo Arturo González, en tanto que las investigaciones de antropología física las encabeza Alejandro Terrazas con la colaboración de Martha Benavente. Hasta el momento se ha logrado la recuperación y estudio de tres esqueletos: La Mujer de Las Palmas, La Mujer de Naharon y El Hombre de El Templo.

Según Alejandro Terrazas, antropólogo físico de la UNAM, la reconstrucción de La Mujer de Las Palmas se hizo a partir de criterios de antropología forense, como datos de medición de la osamenta con los que se obtuvo la apariencia física y la complexión.

Detalló que la escultura de la Mujer de Las Palmas “se elaboró en el taller Atelier Daynés, el mismo donde se hizo la reproducción de Lucy (fósil de Australopithecus, de 3.2 millones de años), que se exhibe en la Sala de Introducción a la Antropología, del Museo Nacional de Antropología.

La réplica de Las Palmas se realizó “apegándose a los criterios físicos que nosotros les indicamos, siguiendo las características en formas y medidas de la estructura de su cráneo, así como el análisis de las impresiones de los músculos faciales que quedaron marcadas en los huesos”, explicó Terrazas.

El antropólogo destacó que uno de los descubrimientos a partir del estudio del cráneo de la Mujer de Las Palmas es que su fisonomía no corresponde con las características de las poblaciones indígenas mexicanas y tampoco a los pobladores más antiguos de América, como los paleoamericanos y los amerindios, “su rostro se asemeja más a la gente del sureste asiático, como la de Indonesia”.

Para el científico, esto indica que el continente americano fue poblado con varios movimientos migratorios, no solamente a partir de una o dos oleadas procedentes del norte de Asia a través del Estrecho de Bering, como refiere una de las teorías más divulgadas.

“La historia no es así de sencilla, fueron muchos movimientos. Lo que nos revela La Mujer de Las Palmas es que hubo más migraciones del centro y sur de Asia, a partir de las cuales se dio una evolución local en América, acarreando una gran diversidad de poblaciones ya existente durante la época de la cultura clovis (13 mil 500 años).

“Así que nuestra posición hoy en día, gracias al estudio de La Mujer de Las Palmas, es que el modelo de las dos migraciones de paleoamericanos y amerindios es muy limitada. Lo que proponemos ahora es que los fenómenos de microevolución local fueron más importantes que las migraciones”.

En la exposición 390 ppm. Planeta alterado, la escultura de la Mujer de Las Palmas está acompañada de las reconstrucciones virtuales de los rostros del Hombre de Tepexpan (4,000 años aprox.), La Mujer del Peñón (10,755) y el Hombre del Metro Balderas (10,500 años), cuyos esqueletos representan los ejemplares más antiguos del Centro de México, y están bajo resguardo en la Colección Osteológica Precerámica, de la Dirección de Antropología Física del INAH.

“La reconstrucción de estos tres hologramas, elaborados en el Instituto de Investigaciones Antropológicas, se basó en estándares para poblaciones indígenas mexicanas que dan parámetros del ancho de la nariz, la forma de la boca y de las órbitas de los ojos, entre otros rasgos; a partir de éstos se identificaron las característica del rostro definiendo cada músculo, glándula, tejido, grasa y grosor de la piel”, detalló Terrazas.

Advirtió que se trata de aproximaciones, “porque nunca se podrá estar completamente seguro de cuál fue la fisonomía de los primeros pobladores de América”, concluyó.



FUENTE: http://eleconomista.com.mx/entretenimiento/2010/07/22/revelan-rostr...

Visitas: 2013

Comentario por José Luis Santos Fernández el julio 23, 2010 a las 4:53pm
La recreación de cómo pudo haber sido esta antigua mujer se hizo siguiendo los patrones establecidos por antropólogos físicos mexicanos, quienes determinaron que el esqueleto encontrado por los espeleobuzos James Coke y Jerónimo Avilés en la cueva Las Palmas, a 4.5 kilómetros de Tulum, era de un individuo del sexo femenino, entre 44 y 50 años al momento de morir, con 152 centímetros de estatura y un peso de 58 kilos.


La llamada 'Mujer de Las Palmas', considerado como uno de los ancestros más remotos en América y que fue hallada en el 2002 en una cueva inundada cercana a Tulum, Quintana Roo, fue reconstruida por especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el Atelier Daynés, de Francia.



Comentario por Carmen L. el julio 23, 2010 a las 10:15pm
¡Fastuoso! ¿no es el atelier Daynés el que ha hecho las reproducciones que se cuentran en el Museo de la Evolución de Burgos?
Comentario por María // el julio 24, 2010 a las 3:24pm
Es emocionante ver la cara de nuestros antepasados de hace 10.000 años.El otro día me pasaron la dirección de este álbum que hay en Facebook con fotografías de nativos americanos .


Son impresionantes pero por una lado tristes,ya que están tomadas en situación de sumisión,aculturación ,humillación y destrucción de su hábitat y cosmos.
http://www.facebook.com/photo.php?pid=13693202&id=1015010270394...!/photo.php?pid=13693203&id=10150102703945578&fbid=10150233447775578

http://www.facebook.com/photo.php?pid=13693202&id=1015010270394...!/pages/NATIVE-AMERICAN-INDIAN-Old-Photos/10150102703945578?v=info



Me encontré esta foto de un jefe Mono tomada a finales de 1800


me llamó la atención que sus rasgos no son tan abiertamente asiático –mongoloides como los de otras etnias y pensé que quizá descendían de una oleada migratoria anterior o de procedencia distinta;al ver la foto de esta mujer me ha dado la impresión de que podía ser antepasada de este pueblo y leo el artículo y viene esto:
“ El antropólogo destacó que uno de los descubrimientos a partir del estudio del cráneo de la Mujer de Las Palmas es que su fisonomía no corresponde con las características de las poblaciones indígenas mexicanas y tampoco a los pobladores más antiguos de América, como los paleoamericanos y los amerindios, “su rostro se asemeja más a la gente del sureste asiático, como la de Indonesia”.

Para el científico, esto indica que el continente americano fue poblado con varios movimientos migratorios, no solamente a partir de una o dos oleadas procedentes del norte de Asia a través del Estrecho de Bering, como refiere una de las teorías más divulgadas.

“La historia no es así de sencilla, fueron muchos movimientos. Lo que nos revela La Mujer de Las Palmas es que hubo más migraciones del centro y sur de Asia, a partir de las cuales se dio una evolución local en América, acarreando una gran diversidad de poblaciones ya existente durante la época de la cultura clovis (13 mil 500 años). “
por internet no encuentro nada sobre esta etnia Mono,al menos con este nombre.
Me llama la atención ,en las fotos,que parecen tener un nivel tecnológico menos desarrollado que muchas etnias norteamericanas ;quizás estén más cerca de los pueblos del cono sur,como los Ona .También es verdad que se les fotografió en momentos de aculturación y marginación .A pesar de todo la cestería que tienen- tenían es impresionantemente bonita.
Comentario por María // el julio 24, 2010 a las 3:28pm
Además,al etnia Mono estaba por California;es verdad que otras personas en las fotos tienen los rasgos asiáticos que nos resultan más más habituales
Comentario por Horacio Atilio Fleitas el julio 24, 2010 a las 3:41pm
La increible diversidad etnica no solo de América nos dice que aún no se ha dicho la última palabra en ese sentido. Nunca debimos olvidar que tenemos una única cuna ancestral y seguimos siendo mas de los mismo.
Comentario por Daniel Eduardo Pérez el julio 24, 2010 a las 5:18pm
Cuánto nos falta para descubrir a fondo el proceso del poblamiento americano...!
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el julio 24, 2010 a las 8:30pm

Detalle del Cráneo de La Mujer de las Palmas. Foto: Jerónimo Avilés / INAH.

En Art Daily.org, María, se puede leer que determinados investigadores no están muy de acuerdo con las conclusiones fenotípicas que obtiene el arqueólogo Alejandro Terrazas sobre un posible origen de esta mujer en el entorno del Sureste de Asia, tal como Indonesia.

Ripan Malhi, profesor asistente de antropología en la Universidad de Illinois, diijo que "utilizar reconstrucciones faciales para asignar la ascendencia de un individuo no es un método tan consistente como el análisis del ADN antiguo, dado que el entorno puede influir en los rasgos del rostro".

También manifestó que "Toda la evidencia genética actual apunta al Noreste de Asia como el principal origen para los nativos americanos".

Sin embargo, -también se señala- que ha habido pocas oportunidades de usar el ADN u otros métodos para determinar el origen de los primeros habitantes, ya que sólo un puñado de esqueletos de hace 10.000 años han sobrevivido.

Una opinión más matizada, y a mi juicio más acertada, es la de la profesora de antropología en la Universidad de Florida, Susan Gillespie, quien señaló que, si bien la teoría del puente de tierra de Bering tiene todavía mucho apoyo, "la situación es más enrevesada que el escenario simple ... de unos cazadores persiguiendo mamuts lanudos sobre el expuesto puente de Berring hacia Alaska".

Y añade: "Ha habido recientes investigaciones más serias sobre los distintos orígenes de los emigrantes, modos de transporte, y dataciones de cuándo llegaron. El calendario del poblamiento de las Américas ha sido empujado hacia atrás, y con el hallazgo de los restos de este esqueleto tan antiguo, los vínculos esquelético-genético de los pueblos del Noreste de Asia se ha vuelto más turbios".

Pero Gillespie se muestra también en contra de la comparación de la reconstrucción de un rostro 10.000 años con las poblaciones modernas de lugares como Indonesia, que también han cambiado probablemente desde hace más de 10 milenios.

"Tienes que encontrar esqueletos de la misma época en Asia, o usar reconstrucciones genéticas, para establecer una conexión consistente, dado que no se puede basar en las poblaciones modernas", manifestó. "¿Tenemos los datos empíricos sobre lo que las mujeres del Sudeste asiático parecían... hace 10.000 años?".
Comentario por María // el julio 25, 2010 a las 7:48am
Gracias Guillermo;sí , es cierto lo que dice el artículo de que lo único fiable son los datos genéticos.

Cuanto más miro las fotos de los pueblos americanos más me doy cuenta de que la mayoría no tiene esos rasgos que yo consideraba”típicos” ;una metedura de pata :-)
Comentario por jorge hugo bertran vall el julio 26, 2010 a las 9:35pm
hay una varidad de rasgos , en los pueblos americanos , considero que los datos geneticos nos van a aproximar , a un mayor entendimieto , de su fisonomia anatomica.///
jorge hugo bertran esparafita (bertranvall)
Comentario por Mario Valdez el septiembre 4, 2010 a las 6:54am
De hecho aproximar rasgos comunes a los americanos es bastante difícil , ya era una cultura y región heterogénea cuando llegaron los europeos hace 500 años , seguiré insistiendo que hay que estudiar mas la situación de Asia hace 30.000 o 50,000 años cuando las poblaciones no estaban tan separadas o "definidas" como lo están hoy , es decir que junto los pueblos "negritos" hoy casi extintos (las islas Andaman y los pueblos semang) que poblaron originariamente toda la costa asiática debemos encontrar a los australoides o antepasados de los pueblos Ainu de japón , los primeros pueblos parecidos a los polinesios y otros pueblos hoy desaparecidos .Todos debieron convivir (incluso tal vez ya existiesen núcleos de pueblos protoindoeuropeos ) hasta que los antepasados de los actuales chinos los obligaron a migrar en diferentes direcciones ....bueno esta es mi teoría....

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más