Restos óseos demuestran que los mexicas practicaban la antropofagia

Cráneos, tibias, peronés, húmeros y mandíbulas localizados en ofrendas del Templo Mayor y otros recintos aledaños al centro histórico capitalino.

  • Gobernantes, sacerdotes y algunos guerreros eran los únicos que podían llevar a cabo la ingesta de carne humana en los rituales religiosos
  • Se localizaron fragmentos de tibias, peronés, húmeros y mandíbulas en ofrendas del Recinto Sagrado de Tenochtitlan

Fuente: INAH

Fragmentos de huesos humanos que presentan marcas de corte y exposición prolongada al fuego, han permitido corroborar que durante el periodo Posclásico (900 a 1521 d.C), los gobernantes, sacerdotes y algunos guerreros de ciertos rangos practicaban antropofagia en rituales de carácter religioso.

Lo anterior es resultado de las recientes investigaciones del arqueólogo Gabino López Arenas en cráneos, tibias, peronés, húmeros y mandíbulas localizados en ofrendas del Templo Mayor y otros recintos aledaños al centro histórico capitalino.

El análisis de la antropofagia en el pueblo mexica forma parte de la tesis Decapitación y desmembramiento en rituales del recinto ceremonial de Tenochtitlan: una interpretación de su simbolismo, que recibió mención honorífica en los Premios INAH 2013 en el rubro de tesis de maestría.

López Arenas explicó que la evidencia osteológica encontrada dentro del área que abarcaba el Recinto Sagrado de Tenochtitlan, permite proponer que los individuos fueron decapitados y desmembrados, la mayoría cuando aún poseían tejidos blandos.

“Se observó que a las víctimas inmediatamente después de ser inmoladas se les descarnaba, ya que una gran cantidad de partes óseas presentaba cortes o alteraciones que fueron hechos en hueso fresco y huellas de que estuvieron  expuestos directamente al fuego, afirmó.

El especialista comentó que la práctica de la antropofagia tenía como propósito “absorber la fuerza divina que albergaba el cuerpo de los sacrificados. Para los mexicas, las víctimas humanas eran la encarnación de los dioses a los que representaban, y al comer su carne, practicaban una especie de comunión con la divinidad”.

El arqueólogo señaló que la carne de los sacrificados era ingerida en determinadas ceremonias por individuos de alto rango social, pero nunca llegó a figurar como un alimento habitual en su dieta.

López Arenas citó en su estudio al escritor español Francisco Cervantes Salazar, quien al referirse al ritual de la antropofagia detalló que piernas y brazos eran las porciones más apreciadas y las que con mayor frecuencia se comían, pero que manos y pies eran exclusividad del gran sacerdote y el gobernante. “El que le dieran esas partes a este personaje era una distinción, ya que se consideraban como las más gustadas. En cuanto a la sangre, ésta nunca se consumía, ya que era alimento exclusivo de los dioses”.

El investigador añadió en su texto una cita de Diego Durán, quien escribió que dentro de la milicia mexica uno de los privilegios de los guerreros que adquirían el rango de tequihua era poder comer carne humana en ciertas ceremonias. Para alcanzar dicho rango tenían que haber hecho al menos cuatro prisioneros en batalla.

“En determinados festejos podían vestir de algodón y traer zapatos en palacio, comer carne masculina y beber vino. Además, podían recibir parte del tributo entregado por los pueblos conquistados”, escribió Durán.

López Arenas mencionó que estos rituales se realizaban en fechas determinadas. Por ejemplo, en las  fiestas del primer mes atlcahualo del año en el calendario mexica sacrificaban niños en honor de los dioses del agua o de la lluvia, y después de muertos los cocían y comían.

Mientras que en el mes tlacaxipehualizli, a los que sacrificaban en el templo de Huitzilopochtli los devoraban en la casa del guerrero que los capturó. “Cocían la carne y daban a cada comensal un pedazo en una escudilla o cajete”.

El especialista indicó que otro ritual religioso de los mexicas era la teofagia simbólica, que se efectuaba en la fiesta del dios Huitzilopochtli en el mes panquetzaliztli, cuya imagen se elaboraba con masa hecha de semillas de amaranto, la cual de manera simulada era sacrificada y desmembrada y sus pedazos repartidos entre la comunidad para ser comidos.

Sobre las víctimas destinadas al sacrificio, el arqueólogo refirió que las aportaban los guerreros, los grupos ocupacionales y eventualmente los tlaloques (ayudantes de los dioses) o señores. “Éstas podían ser de cualquier sexo y edad, se sabe que generalmente eran cautivos de guerra o esclavos, y en contadas ocasiones era gente del pueblo o de la nobleza.

Las ofrendas humanas eran entregadas a los sacerdotes para que llevaran a cabo la occisión ritual (muerte violenta), y así aportaran la energía vital de los seres humanos a los dioses: la de los guerreros cautivos sería destinada al Sol y la de los esclavos a los dioses del agua y de los mantenimientos”, finalizó.

Fotogalería en Excelsior.com

Visitas: 1160

Comentario por Eduard el enero 17, 2014 a las 7:59pm

Creo que la antropofagia fue descrita por todos o casi todos los cronistas contemporaneos, así que el hallazgo de los huesos no demuestra sino confirma hechos que ya eran ampliamente conocidos por cualquier historiador desde el primer día. El pozole, un plato típico mejicano, se elaboraba con carne humana y maiz.

En Tenochtitlan habia muros construidos con miles de calaveras de sacrificados. No sé si han encontrado nunca, pero estarán en el mismo pozo al que debían arrojar todo aquello los españoles que contemplaron todo aquello con horror.

Las víctimas del sacrificio, aún a pesar de ser millares, eran insuficientes para mantener la aportación necesaria de proteínas para unos cuantos millones de individuos, así que es lógico que se repartieran sus pedazos de arriba a abajo en función del estrato social y de la abundancia o escasez de sacrificados. Al mexica pobre, como ahora, no le llegaban ni los huesos para un caldo.

Comentario por Miguel Machado el enero 18, 2014 a las 10:00am

¿Porqué sólo nobles?. Sigo pensando que la explicación de M. Harris, en "Caníbales y Reyes", es de lo más sólida. Además, estos restos, que no fueron destruidos por los conquistadores ni por los enemigos de los aztecas que les acompañaban, son un indicio más. Por cierto, por una vez, no me indigna que los españoles destruyeran restos de los conquistados. Menudo panorama debieron encontrar.

Comentario por Francisco Fernández Lara el enero 18, 2014 a las 7:35pm

Pienso que lo expuesto se corresponde y aclara el porqué de la postura mexica respecto de los católicos españoles. Ellos (los mexicas) se comían ritualmente a las víctimas de los dioses, como se dice desde las crónicas de la conquista pero desechando la sangre (alimento de dioses). Ahora nos ponemos en la postura de este colectivo y más concretamente de sus élites, ante una misa celebrada por los sacerdotes españoles donde todo el mundo se come simbólicamente a su Dios y además se bebe su sangre. Al impero Azteca lo venció el marketing de la Iglesia Católica, más que las armas y perros de los "conquistadores", eso si que era una teofagia simbólica, comerse y beberse al propio Dios.

Comentario por Eduard el enero 20, 2014 a las 1:24pm

Hola Francisco,

Es interesante lo que dices, puesto que parece ser que el cristianismo y los antiguos mexicas comparten la misma necesidad de comerse a su Dios para adquirir poderes extraordinarios. En la eucaristía católica también se bebe la sangre de Dios, aunque sea simbólicamente. En realidad, mucho mejor que sea solo simbólicamente y no hacerlo como en Tenochtitlan, donde los dioses bebían sangre de verdad en un espectáculo dantesco. Traerse del viejo mundo un montón de especies como el cerdo , la oveja o la vaca fué importantísimo: Ya no hacia falta comerse a un semejante. Y es tabú, por supuesto.

Comentario por Mario Valdez el enero 30, 2014 a las 7:00pm

Bueno, este tipo de noticias solo sirven para alimentar los prejuicios , lo digo no por terra antiquae sino por los periodicos que recogen la noticia y la esparcen . Se parece a la noticia del angel rubio que los gitanos se habian robado , y al final resulto que unos gitanos pobres habia dado a su hija a otros para que la adoptaran . Pues si resulta que tambien hay gitanos rubios , para desgracia de los racistas . 

Los de la antropofagia en las culturas mesoamericanas es otro ejemplo del prejuicio contra los mesoamericanos . Comienzo criticando la postura de Marvin Harris , que ya ha quedado desfasada , la antropofagia existe y ha existido aun en zonas donde existian animales que podian ser cazados. Ademas los mesoamericanos tenian acceso a diversos tipos de carne : de peces de lagos y rios mucho mas abundantes en esa epoca que hoy, de venado que era muy apreciada y bastante abundante hasta el siglo XIX en México, de reptiles : aun hoy en diversos lugares de México se sigue consumiendo la carne de serpiente, iguana o anfibios. Ademas los mesoamericanos agregaba algo que los europeos aun hoy se resiten a comer: los insectos de todo tipo desde hueva de hormiga, chapulines etcetera. 

Asi que la tesis del sacrificio por falta de animales como la vaca  es totalmente falsa. No se sostiene. Aprecio a Mervin Harris pero no creo que estuviera en lo correcto con su hipótesis. La gente de algunos lugares de Africa y si no mas recuerdo Sumatra e Indonesia practicaron el canibalismo aun cuando ya tenian acceso a animales de caza mayor. 

El canibalismo es la expresión de asimilar al enemigo vencido en batalla , algo que hemos visto aun en la guerra de Siria hoy: los guerrilleros de Dios  comiendoze los corazones de los vencidos , por supuesto que aqui resulta repulsivo por que los valores modernos no consideran que se deba humillar más al enemigo, repito lo consideramos una humillación al cuerpo.

El canibalismo no es exclusivo de los mesoamericanos, fue practicado desde Canada hasta Argentina . Pero permitanme ponerles un ejemplo de como somos prejuiciosos al leer a otras culturas.

Aqui mismo en terra antiquae ha salido una noticia de una lectura sobre el partenon: esta interpretación dice que el rey Erection para salvar su reino sacrifico a su hija , nadie dice que se la comiera , aunque de eso no estamos seguros . Pero lo increible es la interpretación que el investigador le da: como se trata de Griegos entonces hay que interpretarlo como un acto de humildad ante la comunidad , es decir el rey Erection sacrifico a su hija aun siendo noble . 

Imaginemos que el mismo sacrificio lo hubiese realizado  un rey como Moctezuma o Pacal en la región Maya. La interpretación hubiese sido diferente o totalmente prejuiciosa , hubisen sido calificados de sacrificadores compulsivos .

Y aqui paso al siguiente mito del sacrificio en Mesoamérica : la de que se trataba de orgias  donde se sacrificaba a miles , al estilo de Mel Gibson y su bodrio de Apocalypto. Solo en ocasiones historicas y solo con evidencias que no abarcan los dedos de  una mano se han encontrado tumbas   de decenas de personas con signos de haber sido sacrificados , repito de decenas ...no de miles . Los mexicas tendian a exagerar su ferocidad y todos los grupos indigenas hacian lo mismo. Los españoles aprovecharon esa propaganda para presumir en España su hazaña y le metian mas mentiras para que sonara increible. 

Aqui se trata de propaganda no de realidades historicas , es cierto se comia carne humana , pero por ejemplo en este caso solo en ocasiones muy especiales y de no ser por el hallazgo parece ser que el sacrificio y antropofagia era una ceremonia privada, dentro del templo . El caso de los sacrificios relatados frente a los españoles son casos desesperados en situación de guerra y violencia , no se trataba de lo comun. 

Aun hoy desconfio de los testimonios de los comentaristas o frailes , e incluso de los conquistadores , si decian que habia dragones no creo que nadie deba creerles . Ahora aqui en este caso se trata más de amarillismo  que de antropología . Agradezco que existan paginas como terra antiquae que dan la nota completa: se trata de una tesis de un antropologo que intenta explicar en que circunstancias de daba la antropofagia , no de probar el mito del canibalismo al estilo de hollywood.  

Comentario por Mario Valdez el enero 30, 2014 a las 7:08pm

Agrego para terminar , Abraham sacrifico a su hijo a Dios , bueno probablemente el episodio donde el angel cambia al niño por un animal sea posterior para demostrar que Dios ya no aceptaba sacrificios humanos . Pero vean como lo interpretan los cristianos, otra vez como un acto de humildad ante Dios. Qué hubiera pasado si el hombre hubiera sido Inca o Azteca? 

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más