Redescubren cuatro restos neandertales en una antigua colección de fósiles hallados en Axlor, Vizcaya

Parte del cráneo de un hombre de neandertal. Imagen: EFE / EHU.

Asier Gómez-Olivencia (izquierda), investigador en el departamento de Estratigrafía y Paleontología de la UPV/EHU, dirige un grupo internacional que ha descubierto un conjunto de fósiles de la época neandertal entre unos restos que proceden de las excavaciones realizadas por el prehistoriador José Miguel de Barandiaran entre 1967 y 1974 en Axlor, en el municipio vizcaino de Dima.

Hasta el momento, en la Comunidad Autónoma Vasca solo se habían localizado tres fósiles neandertales: un molar superior de leche hallado en el yacimiento de Arrillor (Araba) y dos dientes de adultos en el de Lezetxiki (Gipuzkoa), si bien en esta última cueva también se encontró un húmero de un individuo preneandertal.

Además, el Museo Arqueológico de Bilbo exhibía hasta ahora otras tres piezas dentales, también de Axlor, que se creían neandertales, si bien la nueva investigación, codirigida por el miembro del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) Joseba Ríos-Garaizar 8derecha), ha confirmado que se tratan de restos de Homo sapiens.

Asier Gómez-Olivencia explica que los yacimientos musterienses, vinculados a los neandertales, que cuentan con restos son contados pues, aunque existen muchísimas evidencias de las actividades de esta especie, es muy raro hallar un fósil neandertal. Por este motivo, no es de extrañar que, como en otros muchos casos, la investigación que ha permitido realizar este nuevo hallazgo surgiera «un poco por azar», en el marco de otro proyecto que pretendía localizar fósiles de cuón, un cánido extinto en Europa pero que en la actualidad aún sigue viviendo en Asia.

«Con este fin –recuerda Gómez-Olivencia– nos pusimos a revisar la colección de las excavaciones que hizo Barandiaran en Axlor y nos encontramos con varias sorpresas». La primera de ellas –concreta– fue el descubrimiento de unos huesos de águila real, cuervo, lince y lobo que tenían marcas de corte realizadas por los neandertales, un hallazgo «excepcional» que fue «la primera evidencia de este tipo» documentada en la zona Cantábrica.

Fémur derecho de águila real (Aquila chrysaetos) con marcas de corte. Este resto fue probablemente consumido para carne (Gómez-Olivencia et al. 2018).

«La segunda se produjo al localizar un diente de leche humano», precisa el experto, quien aclara que fue esta última evidencia la que le movió a «montar un equipo internacional de investigación para revisar toda la colección antigua más minuciosamente».

En este equipo multidisciplinar, cuyos resultados serán publicados próximamente por la prestigiosa revista American Journal of Physical Anthropology, tomaron parte especialistas del University College of London, el Muséum National d'Histoire Naturelle de París, de la Universidad Complutense de Madrid, de la Autónoma de Barcelona y del centro de investigación Ikerbasque, coordinados por especialistas de la UPV/EHU.

Gracias a las nuevas tecnologías, el equipo determinó que los tres dientes del Museo arqueológico de Bilbao, que durante 40 años se pensó que pertenecían a un neandertal no eran tales, sino de Homo sapiens. Algo que también quedó reforzado por el hecho de que los cuadernos de campo de Barandiarán, revisados por primera vez, explicaban que habían sido encontrados en «tierra suelta» y no dentro de un sedimento.

Diente de leche. Imagen: EFE / HU / Asier Gomez-Olivencia

Antigua colección de Barandiaran

No obstante, la mayor de las sorpresas estaba aún por llegar ya que, el museo albergaba restos humanos de la antigua colección de Barandiaran que suponían el mayor conjunto de restos neandertales de Euskal Herria: un incisivo y un molar de leche, un incisivo de un adulto y un fragmento de un hueso parietal cuyo grosor determinó que no correspondía a un individuo infantil.

Todos estos fósiles han sido estudiados ahora por primera vez mediante microtomografía axial computerizada, lo que han permitido analizar su morfología externa e interna, así como la de sus raíces, para obtener unos datos que han sido tratados mediante «las más modernas técnicas estadísticas y de reconstrucción virtual».

Vista del abrigo de Axlor (Foto Joseba Rios-Garaizar)

Estos nuevos hallazgos constatan, según Gómez-Olivencia, «la gran importancia del yacimiento de Axlor para entender a los neandertales a nivel de comportamiento». «La secuencia estratigráfica que tiene Axlor es excepcionalEs la más importante del Cantábrico porque el registro arqueológico muestra cambios en el porcentaje de los animales cazados y también en el tipo de herramientas de piedra usadas, junto a pequeñas evidencias de caza de aves y carnívoros, que apuntan a un comportamiento flexible», describe el codirector Joseba Ríos-Garaizar.

«Estamos hablando de que distintos grupos fueron cambiando su cultura a lo largo de miles de años y vemos esos cambios en el mismo yacimiento, lo que es muy interesante y hace que, a nivel peninsular, tanto por sus fósiles como por su conjunto arqueológico, Axlor sea uno de los yacimientos neandertales de referencia», concluye Gómez-Olivencia.

Fuentes: naiz.eus | eitb.eus | 29 de diciembre de 2019

Visitas: 482

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más