Nola (Nápoles), la Pompeya de la prehistoria enterrada de nuevo por falta de fondos

Los restos arqueológicos encontrados en Nola (Nápoles) pertenecen a la Edad de Bronce.

Fuente: ABC.es | Ángel Gómez Fuentes | 8 de junio de 2014

Los expertos lo han rebautizado como la Pompeya de la prehistoria. Se trata de un importantísimo lugar arqueológico de la Edad del Bronce Antiguo, situado en Nola, en la provincia de Nápoles, sepultado por una erupción del Vesubio hace casi 4.000 años, exactamente entre el 1800-1600 a. C. (la ciudad romana de Pompeya fue sepultada en el año 79 d. C.). Pero esa prehistoria descubierta en 2001, que constituye una auténtica perla arqueológica, ha vuelto a quedar enterrada, esta vez por la imposibilidad de conservarla adecuadamente, a causa de la falta de recursos económicos.

Foto: Ídolo femenino.

Un acuífero, cuyas aguas han invadido la zona que ocupa la aldea prehistórica, han agravado la situación. «Cuando descubrimos la aldea, su estado de conservación era extraordinario, un caso singular y único en el mundo. Logramos recuperar 4.000 objetos que en buena parte se conservan en el Museo Arqueológico de Nola», explica a ABC la arqueóloga  Elisabetta Vitale (video), que durante años ha participado en las excavaciones y es tesorera de la asociación Meridies para defender ese patrimonio.
La aldea descubierta se componía de unas diez cabañas, en cada una de las cuales vivían entre 20 y 25 personas. Fue encontrada con todas sus estructuras perfectamente visibles, tanto sus cabañas como su mobiliario, objetos o los recintos para animales. «La emoción fue tan grande al descubrir ese mundo, prácticamente intacto, como lo habían dejado sus habitantes, que se me saltaron las lágrimas», nos confiesa Elisabetta Vitale.

«Dos abortos»

En efecto, la conservación fue posible porque algunas horas después de la erupción, cuando la aldea había sido ya cubierta, como ocurrió en Pompeya, por un metro de pumita y cenizas del Vesubio, un aluvión de barro penetró dentro de las cabañas, efectuando una especie de molde de sus estructuras de madera y paja, así como de los objetos: cerámicas, hornos, mesas, ollas con comida, esteras de paja y juncos, espigas de cereales, etc.

«Tenían miedo de morir de hambre. Por eso encontramos recipientes llenos de bellotas, almendras, cebada… Otra cosa que nos conmovió fue encontrar dos cuerpecitos, dos abortos de cuatro a seis meses, que estaban enterrados en unas cerámicas al lado de una cabaña, perfectamente conservados, hasta el punto de que se podían contar las falanges de los dedos».

«No se encontraron esqueletos de personas, sino de animales, lo que hace suponer a los arqueólogos que los habitantes de la aldea tuvieron tiempo para huir. Entre los animales, descubrimos un perro en una cabaña. En ningún otro sitio en el mundo se han encontrado tantísimos objetos de la Edad de Bronce y con un estado de conservación tan extraordinario», nos comenta la arqueóloga Vitale, que ahora sueña con la creación de un gran parque arqueológico en la zona.

Foto

«Aquí tenemos certezas»

Normalmente, en las aldeas de hace cuatro mil años no se han encontrado las cabañas, solo aparecieron los agujeros de los palos. En cambio, en el descubrimiento de Nola, por primera vez ha sido posible comprender la forma que tenían estas construcciones, la flexión que tenían las maderas para formar los techos, la distribución que hacían de las cabañas y su tipo de vida.

«Sobre la prehistoria se hacen muchas hipótesis; aquí tenemos certezas, porque hemos encontrado todo, incluso vestidos o las cuerdas con las que habían atado los palos. Hemos comprobado también su organización social:tenían propiedad privada, un recinto con sus animales alrededor de la cabaña y un terreno en el que trabajaban la tierra, y en otro el bronce», nos explica Elisabetta Vitale, quien concluye la entrevista con ABC exponiéndonos un sueño: «Espero que algún día nuestros hijos puedan disponer de los fondos necesarios y recuperen esta aldea para conservarla adecuadamente». Bien lo merece, como patrimonio precioso y único en el mundo.

Foto: El poblado prehistórico hoy (foto tomada desde el sitio web de National Geographic Italia).

Visitas: 982

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2021   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más