Neandertales y Homo sapiens coexistieron menos de 1.000 años en la Región Cantábrica

Recreación de un encuentro entre un Homo neanderthalensis y un Homo sapiens. Obra realizada con acuarela y lápiz para la Cité de la Préhistoire / Ciudad de la Prehistoria, (Francia), por Benoit Clarys ©.

Neandertales y Homo sapiens coexistieron menos de 1.000 años en la Región Cantábrica, según concluye un estudio basado en fechas de radiocarbono de 13 yacimientos regionales desarrollado por investigadores del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC), en colaboración con entidades nacionales e internacionales.

Esta coexistencia de menos de 1.000 años en la zona Cantábrica reduce significativamente las posibilidades de interacción entre ambos grupos y reforzaría la existencia de una causa de extinción intrínseca.

Por otro lado, el progresivo avance este-oeste del Gravetiense apuntaría más hacia un origen continental e intrusivo que hacia una evolución cultural surgida dentro de la propia región.

"La extinción de los neandertales es un hecho constatado en el registro fósil", ha explicado la responsable del Laboratorio de Bioarqueología de la UC, Ana Belén Marín-Arroyo, que ha recordado que los neandertales vivieron en Eurasia (zona geográfica que comprende Europa y Asia unidas) entre hace unos 250.000 y 39.000 años antes del presente.

Según ha señalado la investigadora, los avances metodológicos en los sistemas de datación proporcionan una mejor comprensión del momento exacto del reemplazo de unas poblaciones por otras, lo que es relevante para identificar las causas que lo motivaron.

"Hoy sabemos que este reemplazo no fue un evento único en todo el continente, sino que tuvo lugar en diferentes momentos en diferentes regiones. Por lo tanto, las condiciones locales pudieron haber jugado un papel esencial en la extinción de los neandertales", ha advertido.

La Región Cantábrica es una de las zonas europeas con mayor registro arqueológico asociado a las ultimas poblaciones neandertales y primeras de humanos modernos, aunque la mayoría de ellas no están datadas adecuadamente, según Marín, lo que dificultaba las posibilidades de interpretación.

Foto: Reconstrucción en yeso del busto del Hombre de Neandertal de La Chapelle-aux-Saints, Francia. Obra del escultor Joanny Durand, © MNHN 

En la investigación llevada a cabo se han realizado 51 dataciones procedentes de 13 yacimientos arqueológicos con ocupaciones de neandertales y de primeros humanos modernos. Se dataron huesos de animales con marcas de consumo que indicaban una vinculación directa con ambas especies humanas.

Las dataciones obtenidas se integraron en un modelo bayesiano que ha permitido precisar el momento exacto de la transición entre neandertales y Homo sapiens en la zona norte de España.

Así, el Musteriense (complejo tecno-cultural de los neandertales) terminó entre hace 48-45.000 años, mientras que el Chatelperroniense (complejo tecno-cultural de transición atribuida a los últimos neandertales del occidente europeo) duró entre 42.600-41.500 años. El Musteriense y Chatelperroniense no se solaparon, lo que indica que este último podría ser intrusivo en la región.

La nueva cronología también sugiere que el Auriñaciense (complejo tecno-cultural de los primeros humanos modernos) aparece entre 43.300-40.500 años, solapándose con el Chatelperroniense, y terminó alrededor de 34.600-33.000 años en la zona occidental, después de que el Gravetiense (complejo tecno-cultural posterior al Auriñaciense) se hubiera establecido en la parte oriental.

El estudio que ha recogido estas conclusiones, 'Chronological reassessment of the Middle to Upper Paleolithic tran... firmado por Ana B. Marín-Arroyo (izquierda), Joseba Rios-Garaizar, Lawrence G. Straus, Jennifer R. Jones, Marco de la Rasilla, Manuel R. González Morales, Michael Richards, Jesús Altuna, Koro Mariezkurrena, y David Ocio, se ha realizado en colaboración con diversas instituciones.

Se trata de centros nacionales como el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), Universidad de Oviedo, Centro de Conservación de Materiales Arqueológicos de Guipúzcoa; e internacionales como la Universidad de Nuevo México (EEUU), Simon Fraser (Canadá) e Imperial College y Universidad de Cambridge (Reino Unido).

La Comisión Europea (programa FP7), Ministerio de Economía y Competitividad, Universidad de Cantabria y Cantabria Campus Internacional proporcionaron financiación para llevar a cabo esta investigación.

El IIIPC es un instituto universitario de investigación de carácter mixto, de titularidad compartida por el Gobierno de Cantabria, la Universidad de Cantabria y Santander Universidades. Se dedica a la investigación, básica y aplicada, en Prehistoria, así como a proporcionar asesoramiento técnico en el ámbito de su competencia.

Fuente: lavanguardia.com | 18 de abril de 2018

Visitas: 890

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el abril 24, 2018 a las 11:21pm

¿Cuánto tiempo convivieron los neandertales con los humanos modernos en Europa?

Esta pregunta tiene su miga. En primer lugar, no estamos seguros de sí hubo convivencia o sencillamente las dos especies coexistieron en el mismo territorio. Es posible que Homo sapiens se instalara en muchos lugares de Europa, que los neandertales habían dejado libres. Varios estudios apuntan a un debilitamiento genético de la especie Homo neanderthalensis debido a la disminución de la densidad de población y a un incremento de la endogamia. De ser así, la entrada de Homo sapiens en Europa habría sido un verdadero “paseo militar”, ocupando los mejores territorios, otrora explotados por los neandertales.

Imagen clásica, que compara un cráneo de Homo neanderthalensis (La Ferrassie) de un cráneo de Homo sapiens (Cro-Magnon).

 

Para responder al interrogante que plantea el título de este post es necesario tener dataciones abundantes y muy precisas sobre los yacimientos donde aparecen los restos de los últimos neandertales y los de los primeros sapiens. El debate sobre estas dataciones ha estado presente en todos los congresos dedicados a la transición cultural y biológica de Europa durante el Pleistoceno Tardío. No es un problema estrictamente arqueológico, puesto que los expertos son capaces de reconocer con relativa facilidad los conjuntos musterienses y châtelperronienes de las últimas poblaciones neandertales, de los conjuntos auriñaciences y gravetienes de las primeras poblaciones de humanos modernos. El mayor problema reside en la capacidad del método del radiocarbono. Este método tiene un límite máximo de unos 50.000 años, que está precisamente muy cerca de la sustitución de los neandertales europeos por los humanos de nuestra especie. Los expertos en geocronología se han esmerado en mejorar los resultados que se pueden obtener con el empleo del radiocarbono, evitando los problemas derivados de la contaminación de las muestras y obteniendo datos con muy poco margen de error.

 

Los resultados no son homogéneos en todas las regiones de Europa, debido a la cantidad y calidad de las investigaciones. Podemos decir, con orgullo, que nuestro país es modélico en este ámbito, como lo demuestra la última publicación aparecida en la revista PLOS ONE y liderada por la investigadora Ana Belén Marín-Arroyo. Los autores de este trabajo han presentado 46 dataciones de diferentes yacimientos de la cornisa Cantábrica, donde existe una concentración extraordinaria de yacimientos de estas cronologías, y donde es posible plantear un proyecto modélico sobre la transición entre las poblaciones de Homo neanderthalensis y Homo sapiens. Puesto que los artículos científicos de esta revista tienen acceso libre, se puede consultar toda la información en la dirección: https://doi.org/10.1371/journal.pone.0194708. Se podrá acceder tanto a la lista de yacimientos estudiados como a los métodos de estudio.

 

De acuerdo con los resultados de este programa de investigación, la cultura Musteriense desapareció de la cornisa Cantábrica hace entre 47.900 y 45.100 años antes del presente (A.P.), mientras que el Châtelperroniense, la última tecnología atribuida no sin debate a los neandertales, continuó presente en la región entre 42.600 y 41.500 años (A.P.). No existe solapamiento entre estas dos culturas, un enigma a resolver todavía en este programa de investigación. La primera tecnología claramente atribuida a Homo sapiens (el Auriñaciense) apareció hace entre 43.300 y 40.500 años (A.P.) y desapareció hace entre 34.600 y 33.100 años (A.P.).

 

Esta precisión causa envidia sana a quienes investigamos en épocas más remotas. Y esa precisión nos dice que los humanos modernos y los neandertales pudieron convivir o coexistir durante menos de 1.000 años en la cornisa Cantábrica. Como recuerdan los autores de este trabajo, la ausencia de restos humanos asociados a los tecno-complejos de la cornisa Cantábrica es un hándicap de la mayoría de los yacimientos estudiados. Pero solo es cuestión de tiempo que esos restos terminen por aparecer. Cuando eso suceda sabremos si hubo convivencia o coexistencia. Ya se tiene constancia de la hibridación entre las dos especies, puesto que no hubo tiempo suficiente desde la separación de los dos linajes de su ancestro común para evitar la posibilidad de tener descendencia fértil. Los eurasiáticos llevamos todavía en nuestro genoma entre un 2 y un 4% de genes heredados de aquel mestizaje. Sin embargo, no podemos asegurar si la hibridación fue fruto de una convivencia pacífica o forzada por las circunstancias. Tiempo al tiempo.

Fuente: quo.es | 24 de abril de 2018

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más leído

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Temperatura y Hora en Madrid:

 

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2018   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más