Monumento analizado en Israel puede cambiar la percepción del cristianismo

Una misteriosa estela que parece datar del siglo I antes de Cristo podría cambiar la percepción sobre los orígenes del cristianismo al revelar que los judíos ya creían en la llegada de un mesías resucitado antes de Jesucristo.

Photo: Dominic Buettner / The New York Times / Redux

Vía: AFP | Univision.com, 7 de julio de 2008

Esto es lo que afirma el investigador Israel Knohl, asegurando que su análisis de un texto hebreo inscrito en la estela podría "cambiar la visión que tenemos del personaje histórico de Jesús".

"Este texto puede constituir el eslabón perdido entre le judaísmo y el cristianismo, en la medida en que inscribe en la tradición judía la creencia cristiana en la resurrección del mesías", declaró a la AFP este profesor de estudios bíblicos de la universidad hebraica de Jerusalén.

La estela se encuentra en manos de un coleccionista que vive en Zúrich (Suiza), que declaró a la AFP haberla comprado el Londres a un anticuario jordano. El monumento procedería de la orilla jordana del mar Muerto.

El texto en hebreo, de naturaleza apocalíptca, se presenta como la "revelación del arcángel San Gabriel". Está inscrito con tinta sobre la piedra, en 87 líneas, y algunas letras o palabras enteras han sido borradas por el tiempo.

El análisis de Knohl consiste esencialmente en decodificar la línea 80 donde figuran los términos "tres días más tarde" seguidos por una palabra medio borrada que, según el profesor, significa "vive".

Photo: REUTERS/Zeev Radovan/Handout.
La paleontóloga Ada Yardeni es más prudente en lo que se refiere a la palabra "vive". "La lectura del profesor es plausible pese a que la ortografía utilizada en rarísima", afirma esta especialista de escrituras antiguas que publicó la primera descripción de la estela en 2007 en la revista de historia y arqueología israelí Cathedra.

Por su parte, el investigador israelí Yuval Goren, especialista en el descubrimiento de falsificaciones, afirma no haber "detectado ninguna muestra de falsificación en la textura de la estela". "Sin embargo, mi análisis no se aplicó a la tinta", subraya el director del departamento de arqueología y culturas antiguas de la universidad de Tel Aviv.

Por su parte, una arqueóloga que pidió no ser identificada expresó dudas sobre la autenticidad de este vestigio arqueológico. "Es muy extraño que un texto haya sido escrito con tinta en una estela y que se haya conservado hasta nuestros días. Para estar seguros de que no se trata de una falsificación habría que saber en qué circunstancias se descubrió la estela y dónde exactamente, lo que no es el caso", agregó.

Según el investigador, el texto anuncia que el arcángel San Gabriel resucitará tres días después de su muerte al "príncipe de príncipes", una fórmula que en la tradición judía se aplica al mesías.

La revista de historia y arqueología israelí Cathedra publicó en 2007 una descripción de la estala y de su texto. El profesor Knohl debe presentar el martes su interpretación en un coloquio en Jerusalén con motivo del 60º aniversario del descubrimiento de los Manuscritos del Mar Muerto.


Foto: La tablilla de David Jeselshon que ha permitido la interpretación de Israel Knhol. (Foto: REUTERS)

¿El eslabón perdido entre judaísmo y cristianismo?

Vía: SAL EMERGUI, Jerusalén | El País.com, 8 de julio de 2008

Sala en el Santuario del Libro del Museo de Israel. Jerusalén. No cabe un alfiler. Algunos periodistas y muchos expertos, arqueólogos, teólogos y profesores no cesan de escuchar y escribir. En el escenario, el investigador Israel Knhol, profesor de Estudios Bíblicos de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Ante una expectación académica más propia de las películas de Indiana Jones, Knhol presenta su hallazgo: la interpretación de una palabra clave en la línea 80 de las 87 de la piedra que contiene la que se conoce como 'revelación de Gabriel', defendiendo que la idea de la muerte del mesías y su revelación a los tres días es anterior a Jesús.

Revela que los judíos ya creían antes en la llegada de un mesías resucitado. "Existe la posibilidad que la profecía de la muerte y resurrección asociada a Jesús después de la crucifixión existiera antes por lo que éste podría haber estado influido por estas teorías en el judaísmo", explica Knhol, un poco abrumado ante la expectación creada. "No deseo ir contra ninguna religión ni muchos menos contra los cimientos del cristianismo", comenta intentando reducir el impacto de sus palabras y de la palabra descifrada.

El texto en la tabla de piedra caliza gris es en gran parte ilegible costando grandes esfuerzos a los expertos descifrarla. En una fotocopia del documento que nos entregan en la sala del Museo, se puede leer el término 'shlosha yamin' (tres días) seguida de una palabra prácticamente borrada pero que según Knhol es la palabra hebrea 'hayé', que significa 'vivir'. El texto —visión apocalíptica escrita en el siglo I antes de Cristo— indica que el arcángel San Gabriel resucitará tres días después de su muerte al "ministro de ministros", (en la tradición judía se aplica al mesías), en referencia a un líder local (Shimon).

"Yo identifiqué una idea judía no reconocida anteriormente, que la sangre del mesías es necesaria a fin de lograr la redención nacional. La idea de un torturado mesías que fue resucitado tres días después de su muerte fue adoptada por el judaísmo antes del nacimiento de Jesús. Las ideas principales del mito de Jesús existían en el judaísmo", comenta ante un silencio sepulcral. "El relato es muy parecido a lo que luego explica el Nuevo Testamento sobre la resurrección de Jesús", explica un ayudante en la sala.

En la conferencia internacional sobre los Manuscritos del Mar Muerto, Knohl reconoce que el análisis que hace del texto en hebreo antiguo de esta estela descubierta hace ocho años en la zona del mar Muerto, "puede cambiar la visión que todos tienen del personaje histórico de Jesús".

Su interpretación tambalea viejos debates entre el judaísmo y cristianismo, religión que se basa en el fundamento que Jesús era el mesías que murió y resucitó tres días después. Una premisa que según el investigador ya existía previamente en el judaísmo que nunca ha considerado a Jesús, uno de los suyos, como "el redentor o hijo de Dios".

La nueva interpretación de Knhol está provocando polémica, dudas y precaución. En declaraciones a la agencia EFE, el director del santuario del Libro y conservador de los Rollos del Mar Muerto, Adolfo Rotiman, comenta: "Estamos en el comienzo, en la investigación académica alguien propone y después se abre el debate, por lo que sugiero paciencia antes de sacar conclusiones y titulares grandiosos". Aunque reconoce: "Ha habido una lectura muy creativa, quizas osada".

Pero en muchos foros de Internet, no hay paciencia. La realidad virtual exige reacciones inmediatas. El debate se ha encendido. Hay algunos que escriben que "es la prueba que era una leyenda antigua que los cristianos posteriormente adoptaron y aplicaron a Jesús". Otros responden que "la interpretación de Knhol no es fiable ya que es difícil sacar conclusiones de una linea escrita en una tabla tan vieja y deteriorada".

Esta tablilla está en manos del coleccionista David Jeselshon —vive en Suiza— que la compró hace unos años en Londres de manos de un anticuario jordano. "No me di cuenta de su importancia hasta que se lo enseñé a la paleontóloga Ada Yardeni, que es especialista en escritos hebreos. Ella estaba abrumada y me dijo: ¡Has conseguido una piedra de los Rollos del Mar Muerto!", explicó Jeselshon al diario 'The New York Times'.

Visitas: 498

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el julio 7, 2008 a las 4:18pm

Interesante descubrimento, que, de ser cierto, pone patas arriba, ciertamente, muchas teorías sobre las relaciones del judaísmo en los orígenes del cristianismo.
No obstante, me temo que el debate estará, como siempre, trufado de múltiples prejuicios ideológicos. Eso sin contar con que todavía está por demostrar la correcta interpretación que se ha hecho del texto en cuestión.

Comentario por reinaldo sanchez sanchez el julio 8, 2008 a las 9:58pm
Considero que cualquier comentario al respecto es aventurado, estoy de acuerdo con la arqueologa no identificada acerca de la autenticidad de la obra en cuestion y me inclino mas a que ella tiene mucha razon cuando dice cuando dice se necesitan mas pruebas para considerarla autentica.
Comentario por ULISES VASQUEZ el julio 9, 2008 a las 12:12am
hay que darle tiempo, para un mejor analisis de la traduccion y que investiguen el lugar de origen.
Comentario por jorge hugo bertran vall el julio 11, 2008 a las 11:13pm
tendrian que investigar mas a fondo , la tinta , con que fue escrita y si se puede fecharla con carbono 14,para ver si concueda con la fecha , que se supone.///
bertranvall.//
Comentario por Alfonso el julio 14, 2008 a las 10:49am
Además de que,en efecto,aún es demasiado pronto en el estado de la investigación, discrepo del comentario realizado por el sr.Caso de los Cobos. Es un hecho ya cierto y admitido por la investigación neotestamentaria que Jesús fue un predicador (sin prejuzgar nada más respecto a su condición humana o divina) judío. La esencia de las perícopas de los Evangelios es judía, y se integra plenamente en esa religión. De hecho a los primeros grupos cristianos se les integra por los mismos judíos y por los romanos como una secta más dentro de la religión judía. A mi juicio lo único de interés que puede llegar a aportar esta línea 80 es la implicación del arcángel Gabriel en una resurrección -recordemos que en los Evangelios aparece en la encarnación-, y la mención a ese "príncipe de los príncipes" que puede ser una perífrasis para referirse al mesías, y que éste iba a ser resucitado.Un saludo cordial.
Comentario por Salvador Cuesta el julio 14, 2008 a las 6:38pm
Buenas tardes. La cosa tiene tantos puntos oscuros que no hará Historia. Otra piedra más para el altar de la discordia.
Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el julio 17, 2008 a las 7:40pm



No sé muy bien a qué se refiere el amigo Alfonso cuando dice que discrepa de mi comentario anterior. Supongo que no le ha gustado que diga que la interpretación que se ha dado de esta piedra pone patas arriba las relaciones del judaísmo con el cristianismo en sus orígenes.

No seré yo quien niegue las poderosas e incontestables influencias judías en el desarrollo del cristianismo primitivo. Esto está archidemostrado.

Pero sí digo -que es en realidad lo que dije- que, si se diera por buena la interpretación del investigador Israel Khnol, ello supondría poner patas arriba las concepciones y las influencias del judaísmo en el cristianismo primitivo, pues ¿acaso no es una novedad mayúscula decir -como interpreta el profesor Khnol- que los judios ya tenían prefigurada la idea de un "principe de los príncipes" (un Mesías) que debía resucitar y nada menos que con ayuda del arcangel San Gabriel?
Si la noticia ha deparado tanto revuelo es precisamente porque esta interpretación pone en cuestión -patas arriba- las relaciones originarias judeo-cristianas (que, por tanto, no se niegan).

Por lo demás, habría que preguntarle al profesor Khnol cómo interpreta el hecho de que su visión del problema -su interpretación- tuviera tan nulo desarrollo en la concepciones judío-mesiánicas (de un mesías resucitado). Y en todo caso, si esta concepción se hallaba ya en su seno, ¿cómo ajusta que la crucifixión de Cristo no fuera interpretada de modo adecuado por el judaísmo?

En fin, ya digo, el asunto se presta a muchas polémicas.

Comentario por Alfonso el agosto 2, 2008 a las 1:07pm
Buenos días, amigos. Gracias por contestar, sr. Caso de los Cobos. En realidad, lo que yo pretendía decir, sintéticamente, es lo siguiente: aunque se confirmara la lectura del texto, el hecho de la resurrección ya estaba admitido por los fariseos (Jesús seguramente era un filofariseo); por otra parte, la idea de una divinidad sufriente se incorpora al judaismo a través del helenismo, en los tres últimos siglos antes de Cristo (el mito de Adonis, según Frazer, para entendernos en la brevedad de estas intervenciones); el asunto del mesías que resucita, en efecto, es ya más discutible, aunque no podemos descartar que algunos textos esenios ya incorporaran esta idea. En resumen, quería indicar ese nuevo texto, de confirmarse su lectura en los términos propuestos, no sería algo "revolucionario", sino más bien una confirmación de que, en realidad, toda la predicación de Jesús está inmersa dentro del judaísmo -dicho de otro modo:que no pretendía fundar una nueva religión-.
Es siempre un placer debatir en estos términos.
Espero que estén pasando todos unas buenas vacaciones de verano.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más