Manuel Romero, arqueólogo municipal de Antequera, XXI Premio "Cultura Viva" de Arqueología

Premio Nacional de Cultura para el antequerano Manuel Romero

por Antonio J. Guerrero - Jueves, 12 de enero de 2012 19:26

El antequerano Manuel Romero Pérez ha sido distinguido con el XXI Premio Nacional Cultura Viva, modalidad de Arqueología, según decidió anoche el jurado del mismo.

Estos galardones son otorgados por la Fundación Cultura Viva, que integran académicos de distintas instituciones españolas, como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, las Academias de Historia y de la Lengua, así como también otros destacados escritores, artistas y científicos.

Los Premios Cultura Viva tienen como objetivo promover y reconocer la cultura artística y científica, distinguiendo la obra de personalidades y de jóvenes valores.

El arqueólogo municipal y director en funciones del Museo Ciudad de Antequera, ha sido galardonado por sus investigaciones arqueológicas de campo, en estre premio a las relativas a la producción del aceite antiguo en el mundo antiguo.

Estos premios se entregarán en mayo, normalmente en Madrid, pero puede que este año sea en Mérida.

Puestos en contacto con él, nos dice: "Es un orgullo y satisfacción que no me esperaba porque se le suele dar a catedráticos de Universidad, a compañeros más veteranos. Pero es un reconocimiento a una labor de la gestión del modelo de investigación en Antequera. Hemos salvarguardado los yacimientos arqueológicos del municipio, y en eso Antequera va por delante por su preocupación por la antigüedad".

Más información, edición sábado 14 de enero de 2012

Fuente: El Sol de Antequera

-------------------------------------

Es una satisfacción dar publicidad a un premio tan bien concedido, a un buen amigo y colega que lleva muchos años, en su calidad de arqueólogo municipal de Antequera, haciendo una gran labor en una comarca arqueológicamente privilegiada, donde ello es especialmente necesario. Mi más cordial enhorabuena, Manolo, y gracias por todo tu trabajo de tantos años.

Como se lee al final, el periódico prometía ampliar la información en la edición de hoy, por lo que esperé un poco. Pero, como no la veo, no retraso más la noticia y, si sale o encuentro la ampliación, ya la añadiré.

De momento, agrego para los amigos de TA sólo dos muestras de las actividades incansables de Manolo Romero en favor de la arqueología romana (parte de sus publicaciones, en Dialnet). Por un lado, su trabajo en la dirección, seguimiento y asesoramiento de las recientes obras de reforma del (ya antes muy bonito) Museo Municipal de Antequera, del que es director en funciones, que pude visitar este verano con él, ya terminadas.

Del museo (cuya primera fundación data nada menos que de 4 de agosto de 1908, a instancias del arqueólogo Rodrigo Amador de los Ríos, lo que prueba bien a las claras el temprano desvelo de los antequeranos por su patrimonio), reproduzco una foto oficial, mostrando el actual espléndido aspecto de su sala principal. Ésta se ha creado en torno al soberbio mausoleo-columbario de la rica y bien relacionada notable local Acilia Plecusa, salvado del AVE y trasladado piedra a piedra en 1993, pero luego guardado y olvidado. No se montó, con mucho trabajo, hasta octubre de 2009, en una recuperación en la que él tuvo mucho que ver, y que también merecería un premio (a no perderse el estupendo vídeo de Manolo Romero sobre esta tumba, su propietaria, y todo el proceso citado, además de vistas del nuevo museo). Añado dos mías de su valiosa colección de vidrios, o de mi máscara teatral favorita ;-) Y una mínima muestra de su colección epigráfica, que es de las mejores de España, los conjuntos de las ciudades vecinas de Singilia Barba, Anticaria, Osqua y Nescania están repletos de interés (tengo pendiente hacer un post sobre el Museo y sus fondos...):

© Foto Museo de Antequera

Foto A. M. Canto, 2011.

Foto A. M. Canto, 2011.

Foto A. M. Canto, 2008 (de los ricos materiales de la "Villa de la Estación")

O la presentación, el 22 de diciembre pasado, de una monografía sobre el célebre "Efebo de Antequera", de la que Romero es coautor: Presentado el libro de "El Efebo de Antequera" en el Salón de actos...

No quiero olvidar, finalmente, que Antequera tiene otro apartado patrimonial antiguo importantísimo, prehistórico, también muy bien cuidado y explicado, en otro centro de mucha actividad: El Conjunto Arqueológico de los Dólmenes de Antequera, con los dólmenes de Menga, Viera y Romeral, del que Terrae Antiqvae se ha ocupado varias veces, la última en este post de 2010 de José Luis Santos.

Una zona arqueológica de lujo, en pocas palabras, además (o por ello...) inmersa en una morfología natural espectacular, con su "Peña de los Enamorados", que se merece de sobra cualquier visita a ella.


P.D.- Y, como la gastronomía también es "cultura viva", ¡qué puedo decirles sobre el mollete de Antequera! Que hay que saborearlo, y promocionarlo ;-)

Visitas: 1032

Comentario por bartolome mora serrano el enero 15, 2012 a las 11:55am

Estupenda entrada y muy merecidos elogios para Manolo Romero. Felicidades. BMS

Comentario por Ildefonso el enero 17, 2012 a las 6:45pm

Merecidísimo reconocimiento a un gran profesional. Muy buena entrada, Dra. Canto, gracias.

Comentario por Alicia M. Canto el enero 17, 2012 a las 8:40pm

Muchas gracias a ambos; el museo se merece mucho más, pero el tiempo siempre escasea. Y espero que Manolo lea los parabienes para él. Un saludo.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el mayo 26, 2012 a las 4:00pm

Manuel Romero Pérez recibe el próximo viernes, 1 de junio, el 'Premio Nacional Cultura Viva' por sus investigaciones sobre la producción oleícola en la antigüedad.

Vía: Sur.es | 26 de mayo de 2012

Manuel Romero Pérez está recolectando este año los frutos de su intenso trabajo como arqueólogo municipal del Ayuntamiento de Antequera.
Tras ser nombrado por el Consistorio director en funciones del Museo de la Ciudad de Antequera y recibir en febrero el reconocimiento del propio Ayuntamiento al ser galardonado con un Efebo, el próximo viernes recibirá en el Auditorio de la Universidad Carlos III de manos del académico de la Real Academia de la Historia José María Blázquez Martínez el Premio Nacional Cultura Viva en la modalidad de Arqueología por sus méritos profesionales, sobre todo en las investigaciones sobre la producción oleícola en la antigüedad, y por su entrega a la difusión y promoción del importante patrimonio arqueológico de la comarca de Antequera.

-Éste, sin duda, es su año en cuanto a reconocimientos oficiales...
-La verdad es que no me esperaba nada; uno fue a nivel local y la verdad es que gratifica mucho y este otro es a nivel nacional y me llena de orgullo. Por un lado, por el jurado que dictamina el premio y por las personas que me han precedido que son de muchísimo renombre y, por otro, por los otros galardonados de este año que son muy destacados.


-El Premio Cultura Viva se lo conceden por sus investigaciones sobre la producción oleícola en época romana y por la difusión que ha hecho del patrimonio de la comarca antequerana...
-En cuanto a la producción oleícola en la antigüedad considero que es por el granito de arena que he podido aportar, que viene acompañado por golpes de suerte. Hasta mediados de los años 80 se identificaba la localización de una serie de envases que hay para el comercio del aceite con los centros productores; lo que yo he demostrado a lo largo de las investigaciones arqueológicas que he realizado en los últimos años es que no tiene por qué ser así, que la producción del aceite iba por un lado y el envasado y el comercio, por otro.


-¿Cómo era entonces la distribución del aceite en época romana?
Un ánfora de aceite pesa vacía 65 kilos; lógicamente en la época romano desde Antequera la llevaban en odres de cuero para no multiplicar el peso y las envasaban en el puerto de Málaga, desde donde salía hasta el puerto de Ostia, de Roma, y allí ya lo distribuían. Lo que se hacía a lo largo de todo el imperio romano hasta el siglo V es llevarlas a un vertedero porque no era rentable traerlas vacías; este vertedero dio lugar a lo que se llama el monte Testaccio, en Roma, formado por más de 25 millones de ánforas; la mayoría de ellas procedentes de la Bética romana. Nosotros hemos demostrado con nuestras excavaciones que la zona de Antequera es una de las principales zonas productoras de aceite, todo ello dentro de un proyecto de investigación que dirige el catedrático de Arqueología de la Universidad de Barcelona, José Remesal, que es quien está investigando ese archivo de 25 millones de ánforas, cada una con muchísimos datos como dónde se produce el aceite o dónde se envasa.


-¿Siguen esas investigaciones en marcha?
-Siguen en marcha, colaboramos con el profesor José Remesal y, precisamente, el catedrático de Arqueología de la Universidad Complutense de Madrid, José María Blázquez, es el que dirige, junto a Remesal, estas excavaciones en el monte Testaccio en Roma. Lo que estamos aportando es una metodología para identificar producciones de aceite en los diferentes yacimientos arqueológicos, lo cual le ha servido a muchos arqueólogos para resolver dudas con las publicaciones que hemos hecho.


-¿Cómo llegó a la conclusión de que se producía el aceite en un sitio y se envasaba en otro?
-Principalmente por el volumen de villas que tienen un sector para producir aceite en época romana en la zona de Antequera; es de los más altos que hay en la península y no era lógico tener villas muy cercanas produciendo aceite. Ese aceite tenía que tener una salida. Esto unido a la investigación del profesor Remesal que identificó ánforas del monte Testaccio con el sello MLK, de Malaka, nos sirvió de nexo de conexión. Desde Antequera podían tardar 12 horas en llegar a Málaga, era rentable.


-¿Cuándo comenzaron esas investigaciones?
-A finales de los 70. Rafael Atencia, un profesor de la Universidad de Málaga, comenzó a sospechar de la producción oleícola de la zona de Antequera. Fue profesor mío y yo continué esa trayectoria. Tuve la suerte de empezar a excavar en Antequera en el año 86 la villa de El Gallumbar, que está declarada BIC. Cuando hablo de golpe de suerte es porque las primeras villas que excavo eran almazaras romanas, de hecho en la universidad me llamaban 'el niño del aceite' porque era una almazara tras otra cuando hasta ese momento solo se conocía una en la provincia, en Cártama. Ahora hay 48 villas romanas localizadas que se dedicaban a producir aceite en la comarca.


-¿No eran 45?
-Sí, es que con las excavaciones del AVE el número ha subido.


-También se le reconoce por su difusión del patrimonio de la comarca. ¿Qué yacimiento cree que deben ponerse en valor?
-He participado en cursos de doctorados y másteres y de ahí viene un poco la labor de difusión y promoción del patrimonio arqueológico, que era muy desconocido. Ahora, estamos divulgando las intervenciones que se están haciendo en el AVE y también desde el Museo estamos intentando hacer una labor de difusión para diversos colectivos, por eso creo que esa faceta del premio no se concede a Manolo Romero sino al Ayuntamiento. En cuanto a la puesta en valor, creo que hay en este sentido un gran vacío de yacimientos de época clásica. No tenemos una villa romana para enseñar al público, como podría ser la de la Estación.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más