¿Los primeros Homo sapiens se comunicaban a través de símbolos?

Foto: Tipología de los signos no figurativos (Genevieve von Petzinger)

 

Vía: The Guardian | Robin Mackie| 11 de marzo de 2012 (Traducción: G.C.C. para Terrae Antiqvae)

 

Visite las cuevas de Pech Merle, de Font-de-Gaume y Rouffignac, en el sur de Francia, y será testigo de algunas de las obras artísticas más impresionantes que nuestro planeta puede ofrecer. Las imágenes de bisontes, leones y otras criaturas, aparecen en las paredes de las cavernas. Manadas de caballos y un rinoceronte de vez en cuando, por no mencionar algún que otro mamut singular y un toro gigante, desfilan a través de las rocas. Muchos animales son representados en vivos colores, con un sentido de la perspectiva y de los detalles anatómicos, que sugieren que aquellos artistas habían adquirido una habilidad considerable.

 

Estas galerías subterráneas, que se encuentran sobre todo en Francia y España, también resultan ser extremadamente antiguas. Las representaciones artísticas de Rouffignac han sido datadas alrededor de 13.000 años atrás, mientras que en la cercana Chauvet y Lascaux, se cree que tienen más de 30.000 años de antigüedad. Este testimonio en las paredes de roca, en pinceladas de ocre y carbón vegetal mezclado con la saliva y grasa, muestra que nuestros antepasados cazadores-recolectores podían representar el mundo que les rodeaba de una manera sorprendentemente sofisticada. Tal como el crítico de arte, John Berger, dijo alguna vez de estos pintores, ellos parecen haber tenido "la gracia desde el principio". Picasso estaba aún más impactado. "No hemos inventado nada", comentó con tristeza, después de que visitara Lascaux en 1940 para inspeccionar la obra de sus predecesores de la Edad de Piedra.

 

No es sorprendente que estas pinturas atraigan a decenas de miles de visitantes cada año. Sin embargo, hay otro aspecto de este arte que a menudo escapa a la atención, pero que ahora está ofreciendo a los científicos nuevas ideas acerca de nuestra reciente evolución. En lugar de estudiar esos magníficos caballos al galope y bisontes, los investigadores están investigando los símbolos pintados al lado de ellos.

 

Estos signos son raramente mencionados en la mayoría de los estudios de arte rupestre antiguo. Algunos están reunidos en grupos, otros aparecen en solitario o de dos en dos, mientras que otros se mezclan con las imágenes de los animales de las cuevas. Hay triángulos, cuadrados, semicírculos, círculos completos, ángulos abiertos, cruces y grupos de puntos. Otros son más complejos: dibujos de manos con dedos falseados (conocidos como manos en negativo); filas de líneas paralelas (llamadas estrías de dedos), diagramas de símbolos como ramas, conocidos como penniformes, o pequeños bocetos de chozas, entidades llamadas tectiformes. En total, 26 signos específicos que se utilizan repetidamente en estas cuevas, creados en los milenios en que Europa descendió -y salió- hacia la última Era Glacial.

 

"Estos símbolos están por todas partes en las paredes de las cuevas, pero en realidad nadie los nota", dice Genevieve von Petzinger (izquierda) de la Universidad de Victoria, en la Columbia Británica. "Por ejemplo, en el reciente documental de Werner Herzog sobre la cueva de Chauvet, 'Cave of Forgotten Dreams', él se concentra totalmente en las pinturas de los caballos y los rinocerontes, y deja que su cámara barra más allá de los símbolos, como si ellos simplemente no estuvieran allí".

 

Eso es un error, de acuerdo con von Petzinger. Los símbolos proporcionan una clara evidencia de la forma en que nuestros ancestros pasaron de representar ideas de modo realista -como en esas bellas imágenes de bisontes y mamuts- a la etapa en la que comenzaron a representar los conceptos simbólicamente. En algunos casos, las señales parecen surgir del uso de imágenes truncadas de un animal y, finalmente, llegar a actuar como un símbolo de ese animal en su totalidad. Por ejemplo, una línea ondulada utilizada para representar la parte de atrás de un caballo, en una pintura de gran tamaño, finalmente llega a representar al caballo entero en diferentes conjuntos de pinturas.

 

Pero hay más en la obra de von Petzinger que el estudio de la aparición de los símbolos. Trabajando con su colega Abril Nowell (izquierda), ella ha creado una base de datos de todos los signos que se encuentran en más de 200 cuevas, y otros refugios, de Francia y España. El objetivo es estudiar dónde y cuándo se utilizaron por primera vez y en qué combinaciones, y compararlas con las marcas que se encuentran en otros objetos antiguos. Los resultados son sorprendentes, pues la base de datos muestra que muchos símbolos están frecuentemente organizados en grupos específicos que se repiten una y otra vez en diferentes cuevas (una mano negativa con dedos en estrías, por ejemplo).

 

"Lo que encontramos fue bastante notable", dice von Petzinger. "Hay un patrón definido en la forma en que estos signos fueron utilizados". En otras palabras, ella y Nowell han demostrado que estas marcas no son simples garabatos abstractos, sino que parecen ser un código que fue pintado en las rocas por gentes Cro-Magnon, los cuales vivieron en Europa hace 30.000 años. Parece que han encontrado evidencias de que alguna forma de lenguaje escrito estaba siendo intentado por nuestros antepasados de la Edad de Piedra, una idea que -si se comprueba- retrasaría el nacimiento reconocido de la escritura desde unos 6.000 años atrás, tal como la que produjeron las primeras sociedades agrarias, a unos increíbles 30.000 años atrás.

 

Von Petzinger y Nowell se mantienen cautelosas, sin embargo. "No podemos usar las letras 'L' o 'W' todavía", dice Nowell. "Esta no es la escritura tal como la conocemos o un lenguaje como nosotros lo entendemos. Sin embargo, en estas cuevas estamos buscando el patrón de los símbolos, y, si somos capaces de desentrañarlo, podemos llegar a su significado".

 

Su cautela es comprensible. Sin embargo, la evidencia es sorprendente. Por ejemplo, von Petzinger ha encontrado un conjunto de cinco símbolos -"II ^ III X II"- que son especialmente comunes, pues aparecen en las paredes como un motivo recurrente. Curiosamente, ella ha descubierto recientemente la secuencia en otra ubicación inesperada.

 

"En San Germain-de-la-Rivière, al norte de Burdeos, el esqueleto de una mujer joven -datada con alrededor de 15.500 años de antigüedad- fue descubierta con un collar hecho de dientes de ciervo rojo", añade von Petzinger. "Tres de estos dientes tienen marcas en ellos: 'II ^' estaba en uno, 'III' en otro; y 'X II' en el tercero. Tenemos nuestros cinco símbolos comunes representados en los dientes del collar".


 

En aquel tiempo no había ciervos rojos en Francia y se cree que los dientes del collar vinieron de España, posiblemente como elementos de intercambio entre diferentes tribus. La obsidiana y otros bienes se sabe también que se intercambiaban entre los grupos de estas regiones. Pero si las piezas dentales del collar llegaron por esta vía, ¿los símbolos fueron tallados en ellas antes o después de su llegada a Francia? Si se trata de la primera opción, esto sugiere que una forma tosca de lenguaje escrito puede ya haber vinculado a los diferentes grupos de cazadores-recolectores de Cro-Magnon que vivían entonces en el sur de Europa. Tal vez los símbolos representan las letras de un nombre o es posible que contengan un mensaje religioso.

 

"Es imposible decirlo hoy, pero los dientes de ciervo son, sin duda, una información muy  importante", dijo Nowell. "Ellos sugieren que los cinco símbolos representan tres unidades específicas de significado. No podemos decirlo a partir de las pinturas rupestres, donde aparecen confundidas. Esto puede no ser escritura tal como la conocemos, pero igualmente no son garabatos al azar en una pared".

 

En efecto, este trabajo forma parte de una información revoluciónaria, añade von Petzinger. "Los científicos habían notado estos símbolos antes, pero hasta que no hicimos nuestra base de datos no hemos podido analizarlos correctamente. Hoy en día, puedo pedir a mi base de datos cualquier cuestión que guste. Por ejemplo, ¿cuántos hectiformes se han hallado en cada cueva en la que fueron pintados, por ejemplo, entre hace 15.000 y 20.000 años atrás? La base de datos, poco a poco, saca los patrones".

 

Foto: Signos geometricos hallados en la cueva de Niaux, Francia.

 

 

No obstante, su trabajo tiene otro aspecto críticamente importante. Esas cadenas de símbolos parecen haber sido de uso común hace 30.000 años, cuando los humanos modernos se extendieron por Europa después de haber visto desaparecer a los neandertales. La pregunta es: ¿cuándo los humanos modernos los desarrollaron y usaron por primera vez? ¿Los inventó el Homo sapiens después de que llegara a Europa o tienen un linaje aún más antiguo? ¿Es posible que nuestros antepasados los llevaran fuera de sus lugares de origen africano cuando comenzaron su diáspora mundial hace unos 70.000 años?

 

Las respuestas a estas preguntas revelan una división clave en el mundo de la paleontología y la antropología. Por un lado, científicos como Richard Klein, de la Universidad de Stanford, Nicholas Conard, de la Universidad de Tübingen, en Alemania, y otros, la conducta humana avanzada -que implica el uso de símbolos complejos, el arte y herramientas sofisticadas- no apareció hasta hace unos 35.000 años, durante un repentino florecimiento de la creatividad llamada el Gran Salto Adelante. Señalando que obras como las de Chauvet, Lascaux y otras cuevas, así como los descubrimientos que sugieren los instrumentos musicales, las barcas y objetos religiosos, se hicieron por primera vez alrededor de este tiempo, los defensores de esta teoría argumentan que un cambio abrupto en nuestro comportamiento -posiblemente debido a mutaciones en el ADN que afectaron a nuestro intelecto y a las estructuras cerebrales- se produjo a medida que los Homo sapiens comenzaron a llegar a Europa. Estos cambios entonces desencadenaron una revolución cultural que más tarde se extendió por todo el mundo.

 

Otros científicos no están de acuerdo, entre ellos Alison Brooks, del Museo Nacional Smithsonian de Historia Natural, en Washington, y el profesor Peter Mitchell, de Oxford. Ellos argumentan que hay un montón de evidencias que indican que los humanos habían alcanzado su potencial intelectual mucho antes de que salieran de África. Recientes descubrimientos realizados en el sur de África incluyen pequeñas puntas de silex, las cuales pueden ser las primeras flechas que se han hecho, y piezas bellamente diseñadas de ocre que sugieren trabajos artísticos y ornamentos estaban siendo creados entre 70.000 y 90.000 años atrás. No hubo Gran Salto Adelante, un concepto que Mitchell ha descrito como "un sin sentido eurocéntrico".

 

¿El trabajo de von Petzinger y Nowell arroja alguna luz sobre esta división? Después de todo, su trabajo se centra estrechamente en el período crucial en que el Gran Salto Adelante se supone que se ha producido. ¿Alguno de esos símbolos en Lascaux, Chauvet y Rouffignac, aparecen en las primeras formas de arte que se encuentran en Sudáfrica? De acuerdo con von Petzinger, la respuesta es probablemente sí. Muchos de los remolinos, cruces, círculos, ángulos abiertos y rayas, vistos en Francia se encuentran también en obras de mayor antigüedad en África. Por ejemplo, el símbolo de ángulo abierto se puede ver en los grabados de la Cueva de Blombos, en Sudáfrica, donde se han econtrado artefactos artísticos de unos 75.000 años de antigüedad.

Foto: Caballos rodeados de manos en negativo, circulos y rayas.

 

"Cuando usted mira a los símbolos en las cuevas de Francia y España, tiene que darse cuenta de que estas son cosas que nuestros antepasados ya estaban a gusto con ellas", dice von Petzinger. "Ellos habían estado utilizándolas durante mucho tiempo", De hecho, añade, las obras de equivalente perfección a las pintadas en las paredes de las cuevas de Francia fueron creadas probablemente en épocas anteriores, pero se han perdido o se han deteriorado. "Símbolos anteriores tendían a ser grabados en los productos perecederos, tales como la madera y las pieles, las cuales se habrán desintegrado".

 

En otras palabras, el genio artístico responsable de Chauvet era parte de nuestro patrimonio africano. Tal como Nowell dice: "Las cuevas son divertidos y pequeños microcosmos que protegen la pintura. Si no fuera por el hecho de que estas personas decidieron poner un poco de su arte en ellas, no podriamos habernos percatado de lo avanzados que estaban artísticamente. De hecho, las poblaciones que produjeron a estos artistas fueron gentes como usted o como yo".

Visitas: 24397

Comentario por Daniel Eduardo Pérez el marzo 14, 2012 a las 12:54pm

Interesantísimo percibir la abstracción en aquellos hombres...

Comentario por Dani García de la Cuesta el marzo 14, 2012 a las 5:07pm

Muy buenas.

Siempre hablando dentro de un gran arco temporal, me ha llamado la atención la gran diferencia existente entre la posibilidad de representación artística, cuerpo, volumen, movimiento, detalles del pelo, etc..., tan real en cuanto a los animales, y las pocas representaciones reales de los humanos, existiendo la misma técnica para poder dibujar tanto un ciervo, caballo, bisonte, etc..., como un perfecto rostro o cuerpo humano, o cualquier otro objeto, y que se límitaran a rayas, líneas, cruces, etc, con forma de vete tu a saber qué.

Se hallaron algunos ejemplos de antropomorfos, como en la Covaciella, Asturies, pero incluso dan la sensación como de realizar sobre un Miguel Ángel una caricatura de infantil.

Ojalá sigan apareciendo grabados y más material para su estudio sistemático como el propuesto en la noticia.

Comentario por Augusto Pugliese Rossi el marzo 14, 2012 a las 5:59pm

Muy interesante. Aunque estamos hablando de un período de decenas de miles de años, no pudo dejar de asociar esos signos con estos otros pertenecientes a la cultura Vinca:

 

Comentario por Percha el marzo 14, 2012 a las 6:08pm

Aunque no tiene relación directa con el caso, pero sí con el tema del arte paleolítico y su simbolismo, traigo aquí la noticia hoy publicada por Europa Press

Un artículo español, lo más popular del 'Oxford Journal of Archaeol...

 Un artículo del técnico superior del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC), un centro de investigación científica de la Universidad de Cantabria, Eduardo Palacio Pérez, encabeza la lista de los artículos más populares de la web de la revista científica 'Oxford Journal of Archaeology'.

   El artículo, titulado 'Cave art and the Theory of Art: the origins of the religious intep... (en Scribd), lleva publicado desde febrero de 2010, ha informado la Universidad de Cantabria (UC) en nota de prensa.

   La publicación, editada por el Instituto de Arqueología de la Universidad de Oxford y la editorial WiIley/Blackwell, goza de amplia difusión y en ella destaca la contribución española, que encabeza la lista de los artículos más consultados y valorados por los lectores.

   Eduardo Palacio desarrolla su investigación doctoral en el terreno de la teoría y la historiografía del arte rupestre paleolítico, y cuenta con otras publicaciones en revistas internacionales, dentro de la línea de investigación en arte prehistórico del IIIPC.

   En este artículo, el científico explora en los orígenes de la interpretación simbólico-religiosa del arte Paleolítico, analizando la relación entre las explicaciones sobre la mentalidad del hombre primitivo que se daban en la segunda mitad del siglo XIX y el nacimiento de las interpretaciones religiosas.

---------------------------------------------------------------

Que sirva como pequeño homenaje a los investigadores españoles en estos duros tiempos que corren.

Comentario por María // el marzo 14, 2012 a las 7:35pm

Sobre el artículo del post, la verdad es  que las noticias de arqueología cada vez me parecen peor tratadas en los periódicos , pero no por los periodistas, que a fin de cuentas dicen lo que les explican, sino por los propios   investigadores ,que parecen ignorar  todo lo que han hecho los colegas que les  precedieron

Leyendo esto:

Estos signos son raramente mencionados en la mayoría de los estudios de arte rupestre antiguo.


parecería que es la primera vez que alguien se dá cuenta de que existen esos signos y de que se intenta su comprensión   cuando no es así; aparecen registrados en todos los trabajos importantes sobre  arte paleolítico y gente  como  Jean Clottes y Lewis -Williams Lewis -Williamsles han dedicado unos cuantos estudios

 

 

Por otra parte,que sean “abstractos” no quiere decir que sean escritura propiamente dicha.

Está claro que la financiación de las investigaciones depende a veces de vender cualquier cosa como algo sensacional.

 

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el marzo 14, 2012 a las 10:50pm

Sr. Dani García:

Es verdad que no deja de extrañar lo que usted apunta. Ciertamente, las representaciones de la persona humana en el arte rupestre son no sólo muy escasas, sino muy esquemáticas, sin alcanzar nunca la perfección que se comprueba en las representaciones de animales. Es complejo especular sobre el porqué de esta paradoja, pero tengo para mí que quizá la razón haya que buscarla en el significado religioso que muy posiblemente ostentaban las representaciones pictóricas de la fauna cuaternaria (y con ella los símbolos).

Tal reflexión me sirve para remitirme a los breves comentarios que hice en un post sobre el trabajo del profesor Eduardo Palacios Pérez, y que ha señalado ahora, de paso, el Sr. Percha.

María:

Totalmente de acuerdo contigo en que no es ninguna novedad que sea en los momentos actuales cuando se están llevando a cabo estudios sobre la representación de símbolos prehistóricos, pues, como bien citas, otros autores se han ocupado de ello en el pasado.

No obstante, sí es verdad que se puede decir que ese interés ha quedado muy reservado entre los especialistas -y fuertes aficionados, si se quiere- de la interpretación de las manifestaciones artísticas prehistóricas. Quizá ahora ese particular interés comience a adquirir un mayor grado de implicación entre un público más general.

También hay que resaltar que, aun cuando otros especialistas se han ocupado del asunto, es ahora cuando parece que se está llevando a cabo un trabajo más sistemático del significado de estos símbolos merced a las ventajas que ofrece hoy en día la informática, al poder disponerse de una amplia base de datos como la que, según nos cuentan las investigadoras del post, han elaborado al respecto. Lo que unido a nuevos hallazgos permite profundizar en el análisis de sus posibles significados.

Comentario por María // el marzo 16, 2012 a las 7:15am

 

Si ,  tienes razón,Guillermo en que   los avances de la informática pueden ayudar; por ejemplo ,me imagino que para buscar patrones de agrupamientos de signos,pero que digan cosas como estas:

"Los científicos habían notado estos símbolos antes, pero hasta que no hicimos nuestra base de datos no hemos podido analizarlos correctamente 

a mí me dá poca confianza con respecto a su capacidad de investigación,pues parece que no han sido capaces de leerse ni uno solo de los trabajos publicados sobre el tema.

Esos elementos(no creo ni siquiera que se pueda afirmar que sea  símbolos aunque nos lo parezcan) no sólo habían sido "notados" sino registrados  analizados y agrupados por otros 

Jose Luis Sanchidrián,por ejemplo (a partir de la página 248,aunque estas no vienen  en google bks ) -y los ya citados Lewis - Wiliiams y J Clottes  y  otros que no conozco.

Es verdad ,Augusto,algunos signos de Vinca parece que se hubieran conservado;aunque algunos son tan sencillos que son universales. Gimbutas creo que vé continuidad entre algunos  signos del paleolítico y otros posteriores.Por ejemplo,los “peines”.

Comentario por Augusto Pugliese Rossi el marzo 17, 2012 a las 6:56pm

Sr. Marcelo: La cultura Vinca es anterior a la llegada de los pueblos que hablaban lenguas del grupo indoeuropeo. No sé a que se refiere cuando habla de símbolos "indoarios", pero si ha habido préstamos han sido de aquella a estos. En cuanto al resto... es ciencia ficción.  

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el mayo 31, 2016 a las 12:59am

Símbolos geométricos descubiertos en múltiples cuevas serían los primeros mensajes escritos

Fuente: es.blastingnews.com | Elvis B. | 30 de mayo de 2016

Durante varias décadas, los arqueólogos han estado analizando imágenes de caballos, bisontes y otros objetos dejadas por los artistas de la Edad de Hielo en los muros de las cuevas europeas hace más de 10.000 años. Pero pocos investigadores han prestado atención a los sencillos símbolos geométricos que a menudo acompañaban dichas imágenes más complejas. Al no poder interpretar o descifrar esas marcas, muchos arqueólogos concluyeron que eran simples decoraciones.

Ahora, la paleoantropóloga y estudiante de la Universidad de Victoria en Canadá Genevieve von Petzinger ha realizado un nuevo estudio sobre estos signos, lo que le llevó a descubrir nuevas pistas sobre su verdadero significado y propósito.

En un próximo libro titulado The First Signs (Los primeros signos), Von Petzinger explica que los europeos de la Edad de Hielo usaron sólo 32 símbolos geométricos diferentes a lo largo de un período de 30.000 años, sugiriendo así que estas marcas “pretendían transmitir información”, lo que fue el primer paso en el extenso camino de la humanidad en el desarrollo de la escritura.

Von Petzinger, nieta de un rompedor de códigos de la Segunda Guerra Mundial, empezó este estudio hace casi una década.

“Quise descubrir si las marcas tenían conservaban algún patrón a través del tiempo y el espacio”, dijo ella.

La investigadora comenzó su estudio en Francia, donde analizó pinturas rupestres y grabados de cuevas que se remontan a la Edad de Hielo. Su objetivo era el de registrar y clasificar los signos geométricos en una base de datos.

Gradualmente, Von Petzinger amplió su estudio por toda Europa, realizando registros de hasta 367 sitios de arte rupestre del Paleolítico Superior desde el norte de España hasta los Urales en Rusia.

Al final, después de visitar numerosas cuevas subterráneas y pasar dos semanas sin ver la luz del sol, la investigadora llegó a la conclusión de que sólo 32 signos se usaron a lo largo de todo el continente durante el período Paleolítico Superior.

En la famosa cueva francesa de Lascaux pueden observarse unos símbolos geométricos bajo este ciervo de la Edad de Hielo

“Para que haya tanta continuidad entre los sitios, me di cuenta de que nuestros antepasados  tuvieron que contar con algún sistema”, afirmó ella.

Además, la poca diversidad de los signos geométricos que fueron descubiertos y analizados en Francia se repitió en toda Europa, lo que sugiere que los seres humanos modernos habían inventado dichas marcas mucho antes de haber colonizado toda Europa, probablemente en tierras africanas.

Otros investigadores creen que el estudio de von Petzinger probablemente despertará mayor interés en este tema ignorado. “Hará que la gente piense más en los signos, y el alcance de los registros de estos símbolos seguramente llamará la atención de muchos”, declaró Louise Leakey, paleoantropóloga en el Instituto Turkana Basin en Nairobi, Kenia.

Posts de Terrae Antiqvae relacionados:

* ¿Los primeros Homo sapiens se comunicaban a través de símbolos? (14/03/2012)

* Científicos avanzan que en la Cueva de Nerja ya se usaba la escritu... (08/12/2013)

Un arqueólogo eleva el origen de la escritura tartesia al arte preh... (12/12/2015)

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más