Los primeros escritos cuneiformes, la joya del Instituto Bíblico Oriental de León

Una colección de textos cuneiformes del 3.400 a. C., que constituyen los primeros escritos de la humanidad, son algunas de las obras más valiosas del Instituto Bíblico Oriental de León, único en el mundo y que abre sus puertas este sábado con el fin de promover el estudio de la civilización.

Así lo ha indicado hoy Jesús García Recio, director de este instituto que será inaugurado mañana por la Reina Doña Sofía y que constituirá una referencia mundial para el estudio y divulgación de la cultura de oriente próximo en la antigüedad.

Vía: EFE | TeleCinco.es, 10 de marzo de 2009

Este centro alberga la primera colección española de asiriología, el estudio de lo relacionado con Babilonia y Asiria, y que es una de las más importantes del mundo en esta materia.

Dichas colección contiene más de 10.000 libros y revistas especializadas relacionados con el Oriente Bíblico y los estudios del Antiguo y Nuevo Testamento, así como casi 1.000 piezas y objetos arqueológicos, los más antiguos del 6.000 y 7.000 a.C.

Desde mediados de la década de 1940, tanto en Europa como en Estados Unidos se empezó a concebir el estudio de las disciplinas de la biblia y de oriente por separado.

Sin embargo en este Instituto, según García Recio, estas dos materias se vuelven a juntar, con el convencimiento de que constituyen "una unidad cultural que no se puede separar", ha dicho.

En este instituto, la parte bíblica es la "más rica" e incluye obras, como un papiro del antiguo testamento, traducido al griego, del siglo III, de unos capítulos del libro del Éxodo, además de una torá (ley) en pergamino del Pentateuco, es decir, de los cinco primeros libros de la Biblia, en hebreo.

En cuanto a la parte oriental, destaca una valiosa colección de textos cuneiformes, muy valiosa, llamados "arcaicos", de la Baja Mesopotamia, del 3.400 a. C. y que constituyen los primeros textos escritos de la humanidad, según García Recio.

Todas estas obras del instituto, que se exhiben en la Real Colegiata de San Isidoro de León, corresponden al legado que el profesor holandés Van Dijk dejó en herencia a su alumno preferido, Jesús García Recio, un sacerdote leonés, ahora director del centro.

De las 1.000 piezas del museo, se exhiben al público algo menos de cien, y entre ellas destacan objetos como estelas sud-arábigas, bajos relieves de Mesopotamia y vasos egipcios, entre otros.

En cuanto a su antigüedad, hay piezas arqueológicas de Mesopotamia, que datan del 6.000 y 7.000 a.C.


Foto: Carta paleobabilónica. Este manuscrito del siglo XVIII a. C. se expone en el Instituto Bíblico y Oriental de León que este miércoles inaugura la Reina Sofía y constituirá una referencia mundial para el estudio y la divulgación de la cultura de Oriente Próximo en la antigüedad. EFE.

Con motivo del acto inaugural, se mostrará una exposición sobre Alejandro Magno, con más de 170 piezas, una muestra "única" en España, según Recio.

En esta exposición temporal, que se abrirá al público el día 14 de marzo, se presenta al conquistador "no como una estratega político", sino como un ser que actuaba convencido de que estaba convocado por los dioses para hacer obras magnas.

Se trata de una exposición, que incluye obras donadas por el anticuario parisino Francisco Antonovich y que da la "clave" para entender a Alejandro Magno, en el sentido de que este convencimiento que tenía de ser llamado por los dioses le hizo casi invencible.

El Instituto Bíblico Oriental, regido por una fundación, cuyo patronato está integrado por el Grupo Eulen y Caja España, comenzó a fraguarse en 2003.

El objetivo del instituto es difundir el conocimiento de la biblia como a raíz de nuestra cultura y civilización cristiano occidental.

Impulsar los estudios de las lenguas orientales, proseguir con los estudios y comentarios bíblicos, contribuir al desarrollo de la asiriología y la egiptología son algunos de los objetivos del centro.

La biblioteca alberga valiosos libros, tres de los cuales serán mostrados a la Reina mañana.

Uno de ellos, en francés, titulado El descubrimiento del Antiguo Egipto, recoge un conjunto de litografías, en las que se presentan antiguos templos egipcios y que hacen referencia a la conquista de este país por Napoleón.


Alejandro Magno viajará a León con las joyas y piezas que vivieron su ascenso

Vía: EFE | TeleCinco.es, 25 de febrero de 2009

El mundo helenístico de Alejandro Magno viajará al León del siglo XXI con un compendio de bustos, esculturas, monedas y otras piezas originales que trasladarán el testigo cultural que hace 22 siglos presenció el ascenso del emperador como uno de los militares más importantes de la historia.


Foto: Escena de los Reyes Magos del libro litúrgico Copto del siglo VI, una de las piezas de la exposición que albergará el Instituto Bíblico y Oriental sobre el mundo helenístico de Alejandro Magno que se inaugurará el próximo 11 de marzo. EFE.

Magno será el protagonista de una gran exposición en la jornada inaugural del Instituto Bíblico y Oriental de la ciudad leonesa, el 11 de marzo, que ubicará decenas de valiosas joyas artísticas y bibliográficas orientales.

El apoyo del empresario David Álvarez y de Caja España, y las donaciones de Francisco Antonovich, uno de los mayores anticuarios del mundo, experto en helenismo y orientalismo, han sido claves para crear en el complejo de San Isidoro, histórico edificio de la monarquía leonesa, una de las principales instituciones del mundo en su género, dirigida por el sacerdote Jesús García Recio.

Previsiblemente el 11 de marzo se inaugurarán oficialmente el Instituto Bíblico Oriental, que engloba un Museo, la Biblioteca Oriental, además de la muestra sobre Alejandro Magno, en un acto al que se espera acudirá la propia reina de España.

Según ha confirmado a EFE el director del Centro, Jesús García, la muestra alejandrina permanecerá varios meses abierta, y mostrará piezas de altísimo valor, muchas de ellas venidas de fuera de España.

Una parte de la exposición se refiere a bustos helenísticos y de época romana, esculturas en bronce y mármol, bajorrelieves, monedas de la época de Alejandro y su padre, además de otros objetos como tetradracmas y camafeos.

Las piezas expuestas son de diverso origen geográfico, el que comprendió el imperio de Alejandro, desde textos que provienen del Yemen hasta una Biblia griega, de Alejandría.

Junto a estos objetos se presentarán también fotografías antiguas sobre lugares vinculados a la vida del propio líder macedónico.

A todo esto se añadirán piezas del propio Museo Bíblico y Oriental, con sus textos cuneiformes, arte precristiano, textos bíblicos, torás y fragmentos del antiguo testamento.

Numerosas piezas de la colección de Francisco Antonovich están llegando al complejo de San Isidoro, y el propio experto y mecenas arribará la semana próxima para supervisar la muestra.

Según García, la muestra tiene un interés especial porque hay ciertos paralelismos entre Alejandro Magno y el propio Cristo, referidos a su visión ecuménica e incluso en aspectos de religión.

Hasta la iconografía de Jesucristo ha estado influida por la Alejandrina.

Aunque la inauguración oficial del centro tiene lugar ahora, el Instituto viene realizando actividades desde el hace un lustro, como fundación de estudio y reflexión sobre la Biblia y el Oriente Bíblico, encaminada a fomentar el conocimiento y aprecio de las culturas orientales, que desarrollaron los primeros sistemas de escritura y ciencia.

Para García Recio, hay un nexo entre León y el mundo oriental, con muchos elementos que van desde los viajes de la monja berciana Egeria a Oriente, en el siglo IV; los de Santo Toribio, obispo de Astorga, en el siglo V, o el de Santo Martino, en el XII.

También cita intelectuales orientalistas leoneses como Cipriano de la Huerga, fundador del Instituto de Lenguas Orientales de Alcalá de Henares, en el siglo XVI, los estudios de asiriología y egiptología de Fernández Valbuena, en el siglo XIX, así como la presencia de testimonios venerables de las biblias de la Catedral o San Isidoro.

El instituto desarrolla actividades en su sede de la Real Colegiata de San Isidoro y en la Casa Rectoral de Cistierna(León), dispone de una extraordinaria biblioteca asiriológica, constituida por el llamado Fondo van Dijk - en memoria de un erudito belga profesor del propio García Recio- y custodia un museo abundante en textos cuneiformes, egipcios, hebreos, siríacos, coptos y etiópicos.

Visitas: 642

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más