Los orígenes de los romanos decapitados de York rastreados con la tecnología del genoma

Los esqueletos de la época romana, procedentes del cementerio Drieffeld Terrace de York fueron dispuestos en el histórico Guildhall (edificio gremial del siglo XV). 

Fuente: National Geographic | RT | 21 de enero de 2015

No hay duda de que los habitantes del Imperio Romano viajaban mucho. Según las evidencias de un cementerio de la época romana, la ciudad de York, Inglaterra –antigua avanzada en la lejana frontera de Roma- fue hogar de nativos e inmigrantes originarios de miles de kilómetros de distancia.

En un artículo publicado el 19 de enero en la revista Nature Communications, el genetista Dan Bradley (izquierda) y sus colegas de Trinity College de Dublín describen el análisis del ADN preservado en la densa porción petrosa del hueso temporal de siete cráneos hallados en el cementerio. Los investigadores informan que el ADN de seis de los esqueletos coincide con el de personas que viven en la moderna Gales; pero, para su sorpresa, uno de los hombres provenía de un lugar muy lejano. De hecho, del otro extremo del Imperio Romano.

“Las correspondencias genéticas más próximas fueron con Palestina o Arabia Saudita”, informa Bradley. “No era originario de Europa, definitivamente”.

Para confirmar los resultados del ADN, Gundula Müldner (derecha) de la Universidad de Reading, analizó las firmas químicas de los dientes del cráneo en busca de pistas. Y las diferencias entre esa y otras muestras fueron drásticas.

"Este hombre del Cercano Oriente es realmente distintivo. Provenía de algún lugar árido y caluroso", dice. “Donde encaja mejor es en el Valle del Nilo o en un ambiente similar; no podemos precisarlo con exactitud, pero debe ser alguna parte del Cercano Oriente”.

Inscripciones, fuentes literarias, y otras evidencias sugieren que la elite del Imperio Romano solía inmigrar de una parte a otra del imperio. De hecho, un entierro romano de York contenía los restos de una mujer procedente de África que llevaba un brazalete de marfil.

La investigación de Bradley aporta nueva información a lo que, de por sí, era un hallazgo intrigante. Los esqueletos estudiados se contaban entre muchos otros descubiertos en 2004. El cementerio donde fueron sepultados yacía a orillas de Eboracum, fortaleza legionaria y asentamiento romano que se contaba entre los más grandes de Britania hace 1800 años. “York era una población muy importante, donde los emperadores se hospedaban cuando visitaban la Britania romana”, explica Hella Eckhardt (izquierda), arqueóloga de la Universidad de Reading, Reino Unido, y especialista en la Britania romana, quien no participó en el estudio. “También tenía una gran presencia militar”.

Los hombres –los arqueólogos encontraron un total de 80- no eran ajenos a la violencia. Muchos de los esqueletos mostraban señales de heridas sanadas. Uno incluso fue mordido por un gran depredador, tal vez un león o un oso. Lo más extraño es que casi la mitad de ellos fueron decapitados al morir o inmediatamente después, y los sepultaron con las cabezas cercenadas.

Muchos de los cuerpos del cementerio Driffield Terrace fueron decapitados. Según algunos arqueólogos, esto indica que eran gladiadores; otros opinan que tal vez fueron criminales. Crédito: York Archaeological Trust

Con base en los esqueletos, los arqueólogos pudieron determinar que todos los hombres tenían menos de 45 años, eran más altos que el promedio y musculosos. En opinión de Bradley: “Una explicación es que eran gladiadores o soldados romanos”.

Las vértebras cervicales de los esqueletos que York Archaeological Trust halló en Driffield Terrace muestran señales de decapitación. Crédito: York Archaeological Trust.

Los genetistas incluso fueron más allá y no solo establecieron el origen y la posible profesión de las personas enterradas; además sacaron varias conclusiones sobre la migración y la continuidad étnica en Gran Bretaña.

Así, seis genomas (a excepción del del 'inmigrante') resultaron semejantes a los que tiene la población celta británica moderna, especialmente de Gales, pero divergen significativamente del de la población actual del condado de Yorkshire y de todas las muestras conocidas del este de Inglaterra. También muestran similitud con los genomas de británicos de la época prerromana, pero se diferencian del posterior genoma anglosajón, lo que confirma la continuidad de la población aborigen hasta la invasión anglosajona.

Análisis previos de las firmas químicas de los huesos y los dientes de otros esqueletos del cementerio determinaron que algunos hombres crecieron en climas más fríos, quizás en Alemania o más al oriente, en Europa continental. Las evidencias químicas también indicaron que, en la infancia, algunos comieron granos de mijo, un cultivo que no existía en Britania.

Según expertos, los hallazgos recientes podrían ser la primera evidencia de ADN del cosmopolitismo del Imperio Romano. Investigaciones ulteriores permitirían esclarecer cómo vivía y viajaba la elite romana.

“Esto demuestra que había movilidad, sobre todo en los contextos urbano y militar”, afirma Eckhardt. “Con este ADN, podremos hacer un muestreo más amplio y averiguar de dónde provenían”.

Post de Terrae Antiqvae relacionado:

Sacan a la luz un cementerio romano de gladiadores en York (Inglaterra) (07/06/2010)

Visitas: 1670

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más