Los neandertales fueron los primeros en diseñar herramientas con huesos humanos

El fragmento de cráneo humano (a) con una vista en primer plano (b) de la superficie utilizada para el retoque de las herramientas de piedra. Foto: F. d'Errico, C. Verna.

 

Vía: Live Science | Charles Q. Choi | 15 de diciembre de 2010 (Traducción de G.C.C. para Terrae Antiqvae)

 

La primera herramienta conocida hecha de un hueso humano ha sido descubierta, y, al parecer, fue elaborada por los neandertales, según han descubierto los científicos.



Por el momento, aseguran,  no tienen manera de probar o refutar si los neandertales fueron quienes hicieron la herramienta de modo intencionado,  por ejemplo, con sentido ritual o después de un acto de canibalización.



Hasta el presente, la primera evidencia de que los huesos humanos fueron utilizados también de modo simbólico, o como herramientas, era de hace unos 30.000 a 34.000 años, en dientes humanos perforados encontrados en unas excavaciones en el suroeste de Francia. Estos dientes eran, aparentemente, utilizados como ornamentos.



Ahora los científicos han identificado un fragmento de cráneo humano que data por lo menos hace 50.000 años y ostenta señales de que fue utilizado como un afilador. Fue hallado en un depósito de neandertales, así que es la primera vez que se descubre a nuestros "parientes" realizando  herramientas de hueso humano.



Dicho hueso fue descubierto primeramente en 1926, en el yacimiento de La Quina, un antiguo refugio rocoso al pie de un acantilado de piedra caliza que flanquea la orilla izquierda del río Voultron, en el suroeste de Francia. Fue hallado junto con otros fragmentos de huesos y artefactos de la industria Musteriense, un método de fabricación de herramientas de piedra vinculado a los neandertales. Estos fragmentos no proporcionaron mucha información sobre la anatomía de estos individuos, por lo que fueron, en su mayoría, ignorados en un museo de Lyon, Francia, desde hace años.



No obstante, la paleoantropólogo Christine Verna (izquierda), del Instituto Max Planck para la Antropología Evolutiva, en Leipzig, Alemania, volvió a investigar todos los restos humanos de La Quina. Al realizar el análisis microscópico de un hueso fragmentado, ella y su colega Francesco d'Errico (abajo en la foto), de la Universidad de Burdeos, Francia, encontraron elementos de prueba de que fue usado para retocar los bordes de las herramientas de piedra. También detectaron marcas de raspado en el fragmento, posiblemente resultantes de la limpieza del cráneo, antes de que se rompiera en pedazos. El hueso probablemente proviene de un hombre de neandertal, ya que sólo ellos fueron encontrados en el depósito musteriense de La Quina.


Un número de huesos de animales encontrados en el yacimiento, incluyendo una mandíbula de reno y un diente de caballo, también mostraban evidencias de que fueron utilizadas como herramientas de retoque. Sin embargo, ninguna de las otras herramientas de retoque de este yacimiento, o de cualquier otro  yacimiento musteriense, se hizo nunca a partir de fragmentos de un cráneo humano, haciendo único, aparentemente, este nuevo descubrimiento, y quizás sugiere que el hueso humano fue deliberadamente seleccionado para ser utilizado como una herramienta.



"Esto podría reflejar que un hueso humano no era visto como algo diferente al de un animal; en otras palabras, que este cuerpo humano fue tratado exactamente igual que los huesos de la fauna, lo que quiere decirse que ellos no atribuían ningún significado simbólico a esta muerte. O podría reflejar un determinado proceso en el que, utilizando este hueso humano como un instrumento, tenía un significado especial, si bien no sabemos cuál sería".

 

"Estos resultados nos recuerdan lo poco que sabemos acerca de la relación que estas sociedades del Paleolítico tenían con la muerte, y que, probablemente, existía una alta diversidad en cuanto al tratamiento de los muertos", dijo Verna.

 

"Respecto a los neandertales, el debate suele centrarse en la hipótesis del canibalismo y el entierro. Sabemos que algunos neandertales, en algunas regiones y en determinados períodos de tiempo, enterraban a sus muertos, pero sin duda refleja sólo una pequeña parte de una amplia gama de comportamientos. Es poco probable que todos los grupos de neandertales de todas partes de Eurasia tuvieran, durante toda su historia evolutiva, las mismas prácticas mortuorias en cada caso".



Las investigaciones futuras deberían examinar cuidadosamente las antiguas colecciones de restos humanos del Paleolítico, con el fin de buscar posibles huellas de uso, así como en los antiguos restos de animales, a fin de hallar algunos posibles huesos humanos ocultos como herramientas de rotoque, es decir, "con la esperanza de encontrar más ejemplos como este", dijo Verna. "Si encontramos más, ello favorecería el escenario de un uso deliberado por parte de los neandertales, u otros seres humanos posteriores, de herramientas hechas con huesos humanos".

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Un interesante hallazgo, qué duda cabe. No deja de ser una novedad, pero, dado que es un ejemplo único -hasta el momento-, parece arriesgado sacar conclusiones precipitadas sobre las capacidades cognitivas, simbólicas, de los neandertales (y mucho más si éstas se tratan de presentar de modo negativo).

 

Dado que se dice que los restos de ese cráneo, que actuaba como soporte-retocador, tenía aparte señales de raspado, seguramente para limpiarlo, no cabe más que concluir que se utilizó de modo reciente, es decir, muy poco tiempo después de que muriera su "propietario". Además, por las muescas o señales que se observan en la foto, bastante profundas, podría deducirse que el hueso craneal debía estar todavía más o menos fresco.

 

A tenor de todo ello, ¿puede especularse que los neandertales que utilizaban estos huesos humanos como herramientas carecían de la capacidad afectiva y trascendental -simbólica- hacia la muerte de un semejante? Me temo, como tantas otras cosas del pasado prehistórico, que es muy complejo dar respuesta a ello. Máxime ante un sólo ejemplo que puede responder a varias a causas imposibles de concretar a ciencia cierta.

 

Por otro lado, teniendo en cuenta que se han observado casos de canibalismo a lo largo de la Prehistoria (y en la Historia), tampoco habría por qué extrañarse mucho de que, en un momento dado, no se tuvieran muchos escrúpulos para utilizar el resto craneal de un semejante si éste servía funcionalmente para la ocasión en la elaboración de herramientas.

 

En cualquier caso, yo prefiero quedarme con la idea apuntada al final por los investigadores. Muy seguramente no todos los neandertales de todas partes de Eurasia tendrían las mismas concepciones sobre el significado de la muerte de sus semejantes, y, además, no todos los individuos neandertales de un grupo específico tendrían tampoco las mismas percepciones y escrúpulos sobre el particular.

 

Y no olvidemos algo muy importante: en la larguísima existencia de la especie de los neandertales pudieron haberse dado todo tipo de contextos, de situaciones y de experiencias, de las cuales apenas sabemos nada. La utilización de un hueso craneal humano por parte de neandertales de hace 50.000 años, se me antoja un caso muy particular en la mar océana de su existencia. Incluso aunque se diera algún caso más, lo que no dejaría de tener una mayor significación, todavía entraría dentro de esa relatividad que impone tan inmensa existencia en el tiempo y en el espacio el mundo neandertal.

 

 

 

 

Visitas: 693

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más