Los neandertales de la cueva asturiana La Güelga envejecen 10.000 años

Foto: Entrada a la Cueva de la Güelga, en Cangas de Onís, Asturias

 

Fuente: UNED | Sonia Cubillo Martin | 13 de julio de 2012

 

Hasta ahora, se creía que los últimos neandertales que poblaron la Península Ibérica vivieron entorno a los 30.000 años antes del presente. Ahora un nuevo procedimiento de datación mediante radiocarbono por AMS que emplea la ultrafiltración en la descontaminación de las muestras óseas, nos dice que vivieron 10.000 años antes. Resultado del trabajo de investigación de un equipo interdisciplinar dirigido por Mario Menéndez Fernández (izquierda) profesor de Prehistoria de la UNED, que se presentará en el VIII Congreso Geológico de España.

 

El equipo de investigación del yacimiento arqueológico de la cueva de La Güelga (Narciandi, Cangas de Onís, Asturias), dirigido por el profesor de Prehistoria y Director del Centro Asociado de Asturias de la UNED, Mario Menéndez Fernández, presentará las nuevas fechas radiocarbónicas de los niveles musterienses de la citada cueva asturiana en el VIII Congreso Geológico de España que tendrá lugar en Oviedo entre el 17 y el 19 de julio. Los firmantes del trabajo constituyen un equipo interdisciplinar formado por el propio Menéndez junto con los profesores del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la UNED, José Manuel Quesada y Jesús F. Jordá Pardo, la profesora del Departamento de Geología y Geoquímica de la UAM, Pilar Carral, y la experta en datación por radiocarbono Rachel Wood de la Research School of Earth Sciences de la Australian National University.

La comunicación será presentada por el geólogo Jesús F. Jordá (izquierda), responsable de los trabajos de Geoarqueología en el yacimiento de La Güelga, en la sesión científica del congreso dedicada a las disciplinas Estratigrafía, Sedimentología y Paleontología del martes 17. Jesús F. Jordá nos adelanta algunos datos sobre los resultados de este trabajo: “La principal conclusión que se puede sacar es que la presencia neandertal en la cueva de La Güelga se data en una horquilla entre 55.710 – 44.940 años antes del presente, con el nuevo procedimiento de la ultrafiltración que se usa en la descontaminación de las muestras que se datan mediante radiocarbono AMS, un procedimiento que está envejeciendo en unos 10.000 años todos los últimos neandertales de la Península Ibérica. Las fechas que teníamos anteriormente de otros laboratorios situaban a esos neandertales en torno a los 34200 – 32800 antes del presente en años calibrados”.

La cueva de La Güelga se encuentra situada en el sector oriental del Macizo Asturiano, desarrollada en las Calizas de Montaña carboníferas. Por la cueva se sume el arroyo del mismo nombre, el cual ha generado durante su encajamiento una serie de terrazas y socaves en las paredes rocosas de la boca de la cueva. Esta abertura es de grandes dimensiones y presenta morfología de abrigo rocoso. En una de estas terrazas (zona D) se encuentra un depósito del Pleistoceno superior que contiene restos arqueológicos y paleontológicos de la transición entre el Paleolítico medio y el superior, es decir, con industrias de la transición entre las poblaciones de neandertales (Homo neanderthalensis) y los humanos modernos (Homo sapiens).

Estos depósitos han sido datados mediante radiocarbono por AMS a partir de muestras de huesos con marcas antrópicas (marcas de carnicería) en el laboratorio ORAU de la Universidad de Oxford, que emplea la ultrafiltración en la descontaminación de las muestras óseas, nuevo métodos puesto a punto por los investigadores de ese laboratorio entre los que se encontraba una de las firmantes, Rachel Wood, doctorada el pasado año en esa universidad con una tesis sobre la cronología de la transición neandertales humanos modernos en la Península Ibérica. Los resultados obtenidos en la cueva de La Güelga envejecen unos 10.000 años los que se tenían hasta el momento proporcionados por otros laboratorios (que no utilizan la ultrafiltración) y sitúan los depósitos inferiores de la zona D del yacimiento de La Güelga entre 55.710 – 44.940 años calibrados antes del presente, en un momento frío del OIS 3 (Estadio Isotópico del Oxígeno 3), dentro del Pleistoceno superior final. 

 

Foto: Excavaciones en la cueva de La Güelga

 

El Congreso Geológico de España es el foro científico que reúne al mayor número de geólogos en nuestro país, tanto nacionales como de fuera de nuestras fronteras, y se celebra cada cuatro años organizado por la Sociedad Geológica de España y, en esta ocasión, con el concurso del Departamento de Geología de la Universidad de Oviedo, otras instituciones españolas relacionadas con las Ciencias de la Tierra (IGME, ICOG, AEGGP), otros organismos oficiales nacionales y locales y empresas privadas. En esta ocasión el congreso acoge a 510 asistentes de diferentes nacionalidades que presentarán 332 comunicaciones orales y 168 pósters en 15 sesiones científicas y 6 simposios, todas ellas recogidas en un volumen de la serie GeoTemas de la SGE.

Durante el congreso se celebrarán 9 mesas redondas que debatirán sobre diversos aspectos de actualidad de la Geología, se impartirán 3 conferencias plenarias que brindarán a los congresistas la oportunidad de conocer la visión, las investigaciones y las experiencias de tres científicos de prestigio y se realizará un homenaje a las mujeres que ejercieron el papel de pioneras de la Geología en España. Además se celebran tres excursiones que mostrarán diversos aspectos del Patrimonio Geológico y de los yacimientos minerales de nuestro entorno geológico así como una transecta de la Zona Asturoccidental-leonesa del Macizo Hespérico.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Los neandertales frente al hombre moderno

 

Fuente: The Cult | SINC| 1 de junio de 2012

 

Uno de los momentos más discutidos y borrosos de la Historia es el tiempo en que nos convertimos en la única especie humana sobre la tierra. ¿Neandertales y el hombre moderno lucharon entre sí ferozmente, o la convivencia entre ambos fue pacífica? Uno de los raros yacimientos europeos de esta época en los que el hilo del tiempo ha quedado impreso sin interrupciones es la cueva de La Güelga, cerca de Cangas de Onís, que conserva los restos de los últimos neandertales hallados en Asturias.

 

Frente a la escasez de evidencias científicas relativas a esta etapa, el yacimiento de La Güelga guarda restos que pueden contribuir a explicar cómo fue el proceso de extinción neandertal en Europa. De hecho, la presencia en la misma cueva de restos neandertales y de hombres modernos plantea la posibilidad de que ambos grupos se alternasen en su uso. Y la cercanía del yacimiento de El Sidrón en Piloña, “algo nunca visto hasta ahora y equivalente a Atapuerca para los neandertales” permitiría estudiar las relaciones de parentesco entre ambas poblaciones en caso de encontrar ADN en La Güelga, afirma Mario Menéndez, director de la UNED en Asturias y coordinador del equipo científico que trabaja en este yacimiento.

 

Mientras El Sidrón reúne una extraordinaria riqueza en cuerpos neandertales y ha desvelado dos importantes genes de esa especie, La Güelga presenta la otra cara de la moneda: las huellas que dejaron en su día a día los últimos pobladores originarios de Europa que se encontraron en Asturias: restos de utensilios, de herramientas, de caza...

El interés científico de estos yacimientos es especialmente elevado porque “aún se sabe muy poco acerca del final del mundo neandertal y el asentamiento en Europa del hombre moderno desde África, un proceso que duró 10.000 años y que culminó hace 30.000, cuando los últimos neandertales se extinguieron”, explica Mario Menéndez.

 

Nuevos restos humanos

Una nueva esperanza para el estudio de las relaciones de parentesco entre grupos neandertales, hasta ahora sin precedentes en el mundo, es la reciente aparición de un premolar en el yacimiento de La Güelga. “Si el ADN se ha conservado, podríamos extraerlo de la dentina, la parte interior del premolar. Eso supondría poner imágenes a una relación de hace 30.000 años entre los grupos de una rama de la humanidad alternativa a la nuestra”, resume el coordinador de las excavaciones.

 

Por el momento, el diente está siendo sometido al estudio morfológico previo a la posible extracción de ADN. Esta primera fase arrojará información sobre las enfermedades que tuvieron los miembros del grupo, el tipo de alimentación que seguían, y sobre la edad y el desarrollo del individuo: según Mario Menéndez, “sabremos si pasaban hambre o no”.

 

Dos cuevas, un territorio

Los pobladores de la cueva de La Güelga y los restos humanos neandertales hallados en El Sidrón se corresponden con una unidad territorial. “No sabemos exactamente cómo era el sentido de territorialidad de estos grupos, pero las redes económicas de la época, es decir: los diversos territorios de caza de un grupo, se corresponden con las cuencas fluviales. Y El Sidrón y La Güelga y pertenecen a la misma cuenca, la del Sella”, explica este investigador.

 

“Los neandertales eran seres sensibles que conocían la solidaridad, cuidaban a sus enfermos y enterraban a sus muertos con flores y ajuares. Pero, aunque tenemos pruebas de todo esto, el pensamiento no fosiliza, y no es fácil extraer conclusiones de un conjunto de piedras”, señala Mario Menéndez. Por eso, tras las excavaciones que ha financiado el Plan de Ciencia del Principado de Asturias (PCTI) a través de la FICYT, ahora se abre la fase de análisis y reflexión científica: La Güelga se aclara la voz para comenzar un prometedor diálogo con El Sidrón.

Post de Terrae Antiqvae relacionado:

* Los últimos neandertales habrían habitado en Cantabria y no en Gi...

Visitas: 1351

Comentario por Dani García de la Cuesta el julio 18, 2012 a las 1:06pm

Muy buenas.

Espero que la datación de los dos instrumentos musicales que aparecieron en la cueva también se pueda echar hacia atrás, lo que nos daría para unos 42.000 años para uno y para el otro unos 25000.

Consultaré con Mario Menéndez, que me proporcionó en su día unas fotos de los instrumentos y que figuran recopiladas con otro instrumento más, de la cueva de La Paloma, concejo de Les Regueres,también en Asturies, en el mi último trabajo sobre las gaitas, por lo que me parece interesantísimo contar con estas nuevas dataciones.

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el julio 18, 2012 a las 5:13pm

Sr. Dani, no sabía que tuviera fotos de ambos instrumentos musicales de viento de la cueva de La Güelga. ¿Sería mucho pedir que las pusiera aquí colgadas para conocerlas mejor? Que yo sepa sólo hay en internet representaciones esquemáticas -y malas- de una flauta del periodo magdaleniense. Gracias de antemano.

Saludos

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el septiembre 11, 2012 a las 11:07am

Un equipo alemán comprueba en la gruta de La Güelga la coexistencia del neandertal con el hombre moderno

 

Fuente: El Comercio | Terry Basterra | 11 de septiembre de 2012

 

El yacimiento de La Güelga es hasta el momento el único lugar de la península Ibérica donde se han descubierto restos de la cultura Châtelperroniense y también de la Auriñaciense, que tuvieron lugar hace entre 38.000 y 30.000 años. Este hecho ha hecho que esta gruta canguesa sea incluida en las investigaciones que está llevando a cabo el equipo del alemán Gerd-Christian Weniger (izquierda) profesor de Universidad de Colonia, director del Museo del Neandertal de Mettman, y reconocido especialista internacional en el mundo de la transición entre el hombre neandertal y el hombre moderno.

Weniger afirma que «La Güelga es un yacimiento muy importante porque tiene la peculiaridad de la estratificación del Châtelperroniense con el Auriñaciense, que no existe en ningún otro lugar de la península Ibérica y que la hace única». Por este motivo el arqueólogo alemán, acompañado de otros dos compatriotas, y ayudado por un equipo de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), que dirige Mario Menéndez, está recogiendo muestras que ayuden a esclarecer, entre otras cuestiones, la teoría de que los hombres del neandertal y los hombres modernos pudieron coexistir durante un tiempo en la vertiente cantábrica.

Distintas investigaciones han confirmado que estas dos especies coincidieron en Oriente Próximo, que interactuaron y que, incluso, individuos de estos dos grupos llegaron a aparearse y tener descendencia. Lo que por el momento no se ha confirmado y parece poco probable es que esta situación también se diese en Europa debido a que, como consecuencia de los abruptos cambios climáticos, los neandertales se extinguieron en este continente antes de que llegara el hombre moderno, salvo, aparentemente, en la península Ibérica. Al menos así lo sostiene la teoría que maneja Mario Menéndez y éste es también el motivo por el que el equipo de Weniger estará durante esta semana recogiendo sedimentos y otros restos para analizarlos posteriormente en Alemania a través de un sistema conocido como micromorfología.

Los tres investigadores alemanes, junto a integrantes del equipo de la UNED, charlan animadamente junto a la entrada de la cueva de La Güelga, en Cangas de Onís. Foto: Nel Acebal

Antes de que acabe este septiembre los investigadores alemanes se desplazarán a otros yacimientos al sur de la península donde recogerán más vestigios con los que tratar de arrojar luz sobre esta teoría y tratar de descifrar si, al igual que en Oriente Próximo, la península Ibérica fue un lugar de interactuación entre estas dos especies del ser humano.

Eso sí, los resultados tardarán aún bastante tiempo en conocerse ya que la investigaciones que se están realizando en el yacimiento cangués forman parte de un gran proyecto que tiene una duración aproximada de 10 años.

Por otro lado, tanto Weniger como Menéndez señalaron ayer que la cueva de La Güelga fue abandonada durante un tiempo en la época del hombre moderno y posteriormente volvió a ser habitada. El motivo de esta interrupción de la ocupación pudo deberse a cuestiones sísmicas -la gruta presenta un desprendimiento bastante importante- o a otras causas distintas aún por determinar.

 

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más