"Les Portes du Ciel. Visions du monde dans l'Égypte ancienne" Museo del Louvre, París


Foto: Un sarcófago en la exposición sobre el antiguo Egipto "Las puertas del cielo", en el museo del Louvre, en París, Francia. (EFE). Vea más fotos aquí

El Egipto faraónico más intrigante llega a París. El Louvre organiza una exposición que explora el pensamiento de esta civilización.

Vía: ANTONIO JIMÉNEZ BARCA, París | El País.com, 30 de marzo de 2009

Nada más entrar en la exposición, en un lugar destacado, el visitante descubre el tabernáculo egipcio de mármol. Es imposible no acercarse y quedarse embobado mirándolo. En el centro, en el hueco que hoy está vacío, se colocaba, allá por el 150 antes de Cristo, la estatua de un dios. Después se cerraban las puertas de madera. Esas puertas, que en este tabernáculo en concreto se perdieron hace cientos de años comunicaban el mundo de los mortales y el de los dioses, que para esta civilización no estaban tajantemente separados. Tenían un nombre: en la lengua de los antiguos egipcio, se las llamaba Las Puertas del Cielo. Ése es el título que ha adoptado una original exposición que se inaugura el jueves en el Museo del Louvre, en París y que durará hasta el 26 de junio.



El comisario de la Exposición, Marc Etienne, conservador del departamento de Antigüedades Egipcias del Museo del Louvre, comenta que la muestra busca, sobre todo, alcanzar el pensamiento egipcio. El objetivo, pues, es poner la mente de estos hombres en pie a base de tesoros, obras de arte y restos arqueológicos. "Hay muchas exposiciones de Egipto, cada uno de nosotros ha visto muchas, y siempre encontramos una silla, o una sandalia, en fin, objetos cotidianos que nos unen a todos y que por eso nos empujan a pensar que esta civilización se parecía mucho a la nuestra. Aquí hemos mostrado lo diferente, esto es, su pensamiento, que aunque tiene que ver con la lógica, huye del cartesianismo".

La muestra contiene más de 300 piezas, de las que unas 70 provienen de museos europeos. El resto se expone con regularidad en el Louvre. Esto no resta importancia a la muestra, en la opinión de Etienne. "No cuentan tantos los objetos, aunque son de primera categoría, sino la manera de colocarlos, de reinterpretarlos". Y aquí ríe: "Pero, como en cualquier exposición de Egipto, hay momias, tumbas y sarcófagos, je, je. Aunque dispuestos de otra manera".

La colocación no responde a una fecha, ni a un periodo, ni a una dinastía, sino a la potencia simbólica de los objetos, a su capacidad para acaparar significados. Hay cuatro partes. Todas aluden a lugares de tránsito, que combinan los dos mundos, el invisible y el visible, el divino y lo humano, lo vivo y lo muerto.

La primera se llama El Universo, y el visitante encuentra estatuas de dioses-niños, representaciones en papiros del orden terráqueo de los egipcios, estatuas de Osiris, soberano del reino de los muertos, o un cofre donde se guardaban vísceras; la segunda se denomina La Plaza del Templo, y agrupa los tabernáculos, las estatuas sedentes, los ex votos...La tercera parte se titula La Capilla de la Tumba, donde el visitante encuentra estelas funerarias o falsas puertas de mármol.

Y la última, y la más impactante, se llama El más allá, y hay algo que impresiona más que los sarcófagos o los ataúdes pintados de colores. Incluso más que la relación detallada de los amuletos y salvoconductos con que mandaban a la otra vida al cadáver de un ciudadano rico. En una esquina, flanqueado por la cabeza de una momia y una máscara funeraria, está pintado en una tabla la cara de un hombre con barba y ojos marrones que mira de frente. En medio de una exposición tan ambigua, abstracta e intrigante, es lo único enteramente humano.

Visitas: 300

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más