El "Homo heidelbergensis" cuidaba a los discapacitados


Foto: Un grupo de paleontólogos del equipo de Atapuerca ha identificado un cráneo del yacimiento de la Sima de los Huesos con una rara patología craneal llamada craniosinostosis (la fusión prematura de los huesos del cráneo) que produciría retraso mental. El fósil pertenece a un niño o una niña de entre cinco y doce años, según el estudio que se publica en la revista científica 'PNAS', y de él se desprende que los homínidos que vivieron hace 530.000 años en la zona no eliminaban de inmediato a los miembros dependientes. En la imagen, el cráneo encontrado en Atapuerca. EFE.

Atapuerca cuidó de Benjamina

El hallazgo del cráneo de una niña discapacitada indica que fue asistida por el grupo hace 530.000 años. Sufría craneosinostosis y murió a los 10 años.


Tendría unos 10 años, seguramente era niña, murió en lo que ahora es la sierra de Atapuerca (Burgos) hace 530.000 años y era diferente, tanto que su grupo, su familia, le tuvo que haber prestado cuidados especiales. De lo contrario, no habría sobrevivido. Entonces, su cráneo asimétrico y, probablemente, su cara irregular no engañaron a nadie, porque además, cabe pensar que tuvo capacidades psicomotoras deficientes. Hoy los científicos saben que ese individuo, esa homínido preadolescente, tenía craneosinostosis, una enfermedad rara que afecta a menos de seis personas por 200.000 habitantes en la población actual.

Vía: ALICIA RIVERA | El País.com, 31 de marzo de 2009

Las claves de esta historia de enfermedad y solidaridad social están en un cráneo que los científicos de Atapuerca encontraron en el yacimiento de la Sima de los Huesos y que hoy presentan en la revista estadounidense Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS).

Casi todas las piezas del cráneo deforme fueron descubiertas en 2001. Al año siguiente encontraron más. "Tenemos más de 30 fragmentos de este cráneo, el número 14 de la colección de la Sima", dice Ana Gracia Téllez (Centro de Evolución y Comportamiento Humanos), líder del estudio. "Al reconstruirlo vimos que era raro, asimétrico", continúa.

La cuestión que se plantearon Ana Gracia, Juan Luis Arsuaga y el resto del equipo fue si un individuo así se valdría por sí mismo en un grupo de cazadores recolectores, si habría sobrevivido varios años sin la ayuda de otros individuos de esta familia. El primer apodo del cráneo 14 en el laboratorio fue Benjamín, "el niño querido", comenta Gracia. "Pero ahora, como creemos que es niña [por la gracilidad de las estructruas óseas], sería Benjamina".

La craneosinostosis es una patología que se caracteriza porque los huesos del cráneo se fusionan prematuramente. "Hoy en día, cuando se presenta en un niño, se le opera normalmente en sus primeros meses de vida para evitar tanto la deformación estética como las posibles alteraciones en el encéfalo", comenta Gracia. "En cuanto a nuestra niña, no sabemos exactamente qué deficiencias psicomotoras tendría, pero hemos descubierto indicios de que podría tener presión intracraneal elevada".

La fusión prematura de los huesos craneales se debe, en algunos casos, a mutaciones cromosómicas. Pero también puede tener un origen traumático o metabólico del feto. En el caso de Benjamina, los científicos se inclinan por el origen traumático. "La madre se dio un golpe, o el feto estaba mal colocado... Descartamos que el problema fuera en el parto", dice Gracia.

Existen en el registro fósil algunos homínidos con alguna carencia que sugiere que serían dependientes de sus congéneres para sobrevivir, pero son indicios controvertidos. Sin embargo, lo de Benjamina parece claro. "El cráneo 14 es el caso documentado más antiguo de craneosinostosis con deformidades neurocraneales, cerebrales y, muy posiblemente, asimetrías en el esqueleto facial", concluyen los científicos de Atapuerca. "A pesar de estas desventajas, el individuo sobrevivió más de cinco años, lo que sugiere que su condición patológica no fue un impedimento para recibir la misma atención que cualquier otro niño del género Homo del Pleistoceno Medio".

En la Sima de los Huesos se han hallado ya miles de fósiles que pertenecieron a 28 individuos, al menos (incluidos 16 cráneos), de diferentes edades y de ambos sexos, de hace 530.000 años, lo que supone un fondo excepcional para hacer comparaciones y estudios.

Foto: Reconstrucción del cráneo asimétrico de Benjamina. Centro Mixto UCM-ISCIII de Evolución y Comportamiento Humanos.

Más humanos

"Hallazgos como éste suponen una evidencia más de la humanidad de estas poblaciones y de su complejidad", explica José María Bermúdez de Castro, codirector de los yacimientos de Atapuerca. "Cuanto más las estudiamos, más comprobamos la humanidad de unos individuos a los que durante mucho tiempo se ha considerado bestiales o inhumanos", añade.



Vía: DANIEL MEDIAVILLA | Público.es, 31 de marzo de 2009


"Si pudiéramos traer a un preneandertal [como los Homo heidelbergensis] a la actualidad y lo educáramos dentro de una familia normal, es posible que no pudiese llegar a ser un buen ingeniero, pero casi con total seguridad sería capaz de desarrollar unas capacidades notables dentro de la sociedad", plantea el paleoantropólogo. "En estas sociedades es posible que, si por ejemplo un macho tenía alguna dificultad para ir a cazar, sobreviviera colaborando en el cuidado de las crías o con la recolección", afirma Bermúdez de Castro. "En realidad, es muy posible que se comportasen de un modo muy similar al nuestro en la actualidad, con esa dualidad humana tan extraordinaria: son capaces de ser compasivos con los demás y al mismo tiempo involucrarse en guerras por el territorio con consecuencias terribles", concluye.

En 2003, el investigador publicó la tasa de desgaste de los incisivos de los homininos enterrados en la Sima de los Huesos. Cada tres años, desaparecía un milímetro de la corona de esos incisivos y hacia los cuarenta años aquellos habitantes del pleistoceno ya no tenían dientes. Masticar se tornaba imposible y sus opciones de supervivencia se reducían drásticamente. Sin embargo, dos años después se publicó el estudio de un individuo desdentado de hace 1,8 millones de años hallado en el yacimiento de Dmanisi (Georgia) que había logrado sobrevivir. Los investigadores interpretaron aquel descubrimiento como una muestra de solidaridad con los débiles. El cráneo del niño burgalés apoya esta misma hipótesis.



Indicios que amplían los 'Homo' solidarios

En 2002, en el yacimiento georgiano de Dmanisi, el hallazgo de un Homo geórgicus desdentado que pudo sobrevivir pese a su deficiencia reavivó el debate sobre la capacidad para ser solidarios de otros seres distintos de los Homo sapiens. Supuestamente, el resto del grupo habría facilitado la alimentación del anciano proporcionándole alimentos que no requerían masticar. Muchos científicos apoyan esta hipótesis, aunque aún no existan pruebas concluyentes de que sea cierta. Posteriormente, han aparecido estudios que niegan la capacidad solidaria a estos homínidos, pero el número de evidencias fósiles de individuos que sobrevivieron pese a tener discapacidades es cada vez mayor y esto podría ser un indicio de que sus congéneres les echaron una mano.

Visitas: 860

Comentario por Salvador Cuesta el marzo 31, 2009 a las 5:02pm
Esta es una de las típicas noticias que producen oleadas de ternura, hechas de almíbar para el consumidor poco exigente. La enfermedad en cuestión, craneosinostosis tiene varios tipos y no todos producen retraso mental, no siempre es incapacitante y generar dependencia y algunas personas, según el tipo de CS que padezcan , pueden vivir con normalidad y sin retraso mental, eso sí, con un cráneo peculiar y con un problema estético. Homero describe a Tersites como el guerrero más feo de todos los griegos, con su cabeza terminada en punta, lo que se considera como la primera descripción de alguien afectado por la enfermedad.

Pero resulta tan bonito imaginarnos a los hombres de Heilderberg atendiendo a sus niñitos discapacitados…
Lo más probable es que la niña solo tuviera un problema estético, que dados los tiempos que corrían no sería muy significativo.
Comentario por Carmen L. el marzo 31, 2009 a las 8:29pm
Lo que me imagino es que se trata de una búsqueda (nuestra) de rasgos de humanidad-humana en todos nuestros antepasados hacia atrás. Es una de nuestras constantes, dilucidar entre nuestro pasado "animal" los primeros rasgos "humanos". Y es también muy nuesro el imaginar... Según lo que dice la noticia en EL MUNDO el indivíduo habría padecido también tortícolis, esto más que estético, sería fastidiético. Estoy esperando a que vuelvan a poner la noticia en el PNAS para conocer más detalles.
Comentario por Carmen L. el marzo 31, 2009 a las 8:35pm
Ya está en PNAS ¡qué rapidez!
Comentario por Salvador Cuesta el abril 1, 2009 a las 5:55pm
Bueno, parece ser que dilucidar el grado de minusvalía de Benjamina está reservado a los paleopatólogos más exquisitos. El defecto en el que incurre la noticia es presuponer que todos los que tienen CS tienen retraso mental y problemas motores, sí en algunos, no en muchos más. Y aunque según la noticia se especula con que era un ser dependiente con severos problemas motores y de retraso mental, para mí que la niña Heilderberg le comía bien a la madre, pudo correr, o saltar o esconderse cuando tuvo edad para ello y las circunstancias lo requerían y vivió más o menos feliz e indolente su corta vida sin que al resto de la familia Heidelberg le repugnara su aspecto, ni su posible retraso. Me extrañaría mucho que una mamá Heildelberg que lleva un crío o dos a los pechos acarree con una niña de ocho años mientras las persigue un tigre. Pero bueno… porqué no…el otro día vi en un reportaje como un perro se juega la vida para salvar a otro que había sido atropellado. ¿es la compasión una pulsión en exclusiva humana?
Comentario por Carmen L. el abril 1, 2009 a las 11:32pm
Al parecer hay libros mil escritos sobre el tema "la compasiónuna pulsión en exclusiva humana". Ayer precisamene estaba leyendo sobre el tema aquí, donde hay enlaces hacia biblio. Es un tema que me interesa.

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2019   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más