La Guardia Civil recupera un busto de Adriano robado de un yacimiento de Sevilla

El busto de Adriano recuperado por la Guardia Civil. / DGGC

La Guardia Civil ha recuperado un busto del emperador Adriano, del siglo II, que había sido expoliado en un yacimiento arqueológico de Sevilla. La pieza tiene un enorme valor histórico, cultural y arqueológico, y los expoliadores estaban intentando venderla por medio millón de euros. 

Según ha informado este lunes el instituto armado, la operación, denominada Bustiano, se inició a principios de año y ha sido dirigida por el Equipo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Sevilla. Los agentes de este grupo tuvieron conocimiento de que varias personas estaban tratando de vender el busto del emperador.

Los guardias averiguaron la identidad del intermediario que estaba ofreciendo la escultura a varios posibles compradores. Se inició entonces una vigilancia sobre esta persona para tratar de localizar la pieza romana. El intermediario residía en El Rubio. Allí los agentes pudieron identificar a varias personas de una misma familia que mantuvieron varias reuniones con posibles compradores.

Todo apuntaba a que esta familia podía tener el busto. Después de investigar una cita entre estos sospechosos, el intermediario y unas personas que podrían estar interesadas en la adquisición del busto, la Guardia Civil averiguó que la pieza podía encontrarse en una finca privada agrícola ubicada en Écija. El terreno es de los padres de los investigados, lo que hacía pensar que podía ser un lugar idóneo para esconder la estatua. 

           Lugar en el que fue hallada la cabeza del emperador. / DGGC

Los investigadores solicitaron una orden judicial para registrar la finca. El registro se llevó a cabo el 14 de junio. Tras varias horas de inspección, los guardias localizaron, en una nave dedicada a uso agrícola, una zona en la que se observaba que la tierra había sido removida recientemente. Los agentes hicieron una pequeña excavación con las manos y hallaron, a pocos centímetros del nivel del suelo, la cabeza del emperador Adriano. 

Tras desenterrarla, la pieza fue trasladada a las dependencias de la Guardia Civil de Sevilla, donde quedó depositada a efectos de recibir el primer informe pericial emitido por la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. En ese primer informe, este organismo destacó la autenticidad e importancia del busto recuperado, e incluía una valoración económica estimada en torno a 500.000 €.

El pasado 8 de julio, la Guardia Civil trasladó el busto al Museo Arqueológico de Sevilla, donde se encuentra actualmente depositado para su estudio por la comunidad científica y para la exposición pública.

          Estado en el que se encontró el busto. / DGGC

La operación Bustiano, dirigida y coordinada por la Fiscalía de Urbanismo y Medio Ambiente de Sevilla y por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Écija, ha culminado con la imputación de tres miembros de una misma familia, cuyas identidades responden a las iniciales A. R. Q., J. R. Q. y C. S. R. Q., los dos primeros de 50 años y nacidos en Osuna, y el tercero de 43 años nacido en Écija. También ha sido imputada otra persona identificada como P. J. C. M., de 43 años y originaria de El Rubio. A todos ellos se les imputa un delito de apropiación indebida y otro contra el Patrimonio Histórico.

La Guardia Civil investiga ahora el origen de la pieza y el lugar del que fue sustraído, si bien no ha querido hacer público el mismo para no generar un efecto llamada y que se produzcan más robos en la zona.

Un retrato a la moda de la época

Los rasgos más seguros para concretar la identificación de esta escultura como un retrato de Adriano son el peinado y la barba. El cabello se dispone alrededor de la frente con rizos claramente marcados con tenacilla. Se trata de un peinado de una cuidada exuberancia conocido por los expertos como gradus o coma in gradus formata, que formó parte de una moda considerada como afeminada por los autores clásicos.

Así lo asegura la arqueóloga del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida, Rocío Ayerbe Vélez (izquierda), en su estudio Retrato del emperador Adriano, realizado a partir de otro hallazgo de similares características en el interior de la Alcazaba de la capital extremeña. “Al ser un peinado lujoso reflejaba un exceso de cuidado, ya que los hombres que llevaban este arreglo debían pasar demasiado tiempo en manos del peluquero, por lo que fue condenado por los moralistas de la época como una muestra más de decadencia y lujo”.

                                            Busto de Adriano hallado en Mérida

Será en época de Trajano cuando esta moda tan elaborada se instale con más frecuencia. Este apunte por el peinado del emperador Adriano “no es una cuestión superficial ya que en esa época las connotaciones en cuanto a este tipo de adorno capilar eran evidentes debido a que quienes se peinaban de esta manera asumían toda una tradición anterior”, asegura el estudio.

Asimismo, "la barba cuidada es también un elemento típico en la fisonomía de Adriano, pero en él trasciende de la mera anécdota ya que la elección de llevar barba influirá decisivamente en imponer esta moda en las siguientes dos centurias”, asegura la arqueóloga.

Fuentes: diariodesevilla.es | elpais.com | 15 de julio de 2019

Visitas: 425

Comentario por Guillermo Caso de los Cobos el julio 17, 2019 a las 11:53pm

Los secretos de Adriano: del mercado negro al museo

Entre el negocio del expolio y la "excepcionalidad" del arte. Entre estos dos dispares destinos se ha debatido el busto del emperador romano Adriano que una familia de Écija intentaba vender por medio millón de euros. La intervención de la Guardia Civil ha dado un quiebro a la historia.

La consejera de Cultura de la Junta, Patricia del Pozo, ha destacado este miércoles "la excepcionalidad y la calidad del busto" que fue localizado por la Guardia Civil en una finca privada de la localidad sevillana y que ya tiene nuevo destino: su custodia en el Museo Arqueológico de Sevilla. En estos momentos se encuentra en deposito judicial pero, en cuanto se resuelva el procedimiento administrativo y pase a cargo de la Junta, podrá exhibirse como una destacada pieza del centro.

El busto emperador romano podría estar ya vendido, en una subasta o camino de ella, si no fuera por el trabajo que ha realizado la Guardia Civil, ya que la intención de la familia de Écija era desprenderse de la pieza con una valoración estimada de medio millón de euros.

La consejera de Cultura ha valorado el trabajo de la Guardia Civil como "impresionante", al tiempo que ha agradecido la recuperación del busto para “el disfrute de todos”. De la pieza romana recuperada, la consejera ha celebrado el buen estado de la conservación del mármol y la enorme fama histórica y literaria del emperador representado al que unen “fuertes lazos con esta tierra” y que “tenía que volver a su casa”, en palabras de Patricia del Pozo.

Presentación del busto romano / JUAN CARLOS MUÑOZ

Por su parte, la directora del Museo Arqueológico de Sevilla, María Soledad Gil, ha explicado que, a pesar de unas roturas antiguas que presenta la pieza, su mármol es de “excelentísima calidad”, y ha añadido que se trata de un objeto de importación, de procedencia no hispánica, “estilísticamente muy bien realizada” y los futuros análisis deberán certificar si se trata, como se especula, de material de origen heleno. 
 
El Museo expondrá el busto de Adriano, cuya efigie representa una etapa temprana de su periodo en el poder, de manera conjunta con otro localizado hace algunos años y que pertenece a etapas más avanzadas del emperador, nacido en Itálica, según ha avanzado la directora de la institución. 

En la operación, la Guardia Civil detuvo a tres personas de la misma familia que tenían intención de poner la pieza en venta y que se encuentran investigadas por delitos de apropiación indebida y contra el Patrimonio Histórico. 

El busto romano del emperador Adriano desde otra perspectiva / JUAN CARLOS MUÑOZ

Desde su llegada al museo, la escultura ha sido sometida a una limpieza manual de barro y tierras adherida, a la espera de poder realizar una limpieza química en suelo húmedo para eliminar de manera más exhaustiva los residuos que acumula, "para su completa restauración y consolidación”, según ha detallado Soledad Gil.

A causa de la excepcionalidad de la pieza, las primeras estimaciones apuntaban al alto precio que habría podido adquirir en el mercado negro o en el ámbito de las subastas, que pudo superar los 500.000 euros, según ha precisado la Junta de Andalucía en un comunicado. En el mundo sólo se conservan cinco modelos parecidos a este busto, con coraza y manto militar, localizables en ciudades como Roma, Florencia o Nápoles.

Patricia del Pozo ha asegurado, de otro lado, que desde el Gobierno andaluz están buscando un “enclave emblemático” para exponer las piezas del Museo Arqueológico de Sevilla durante la duración de las obras que comenzarán en 2020 y que está previsto que duren tres años. De esta forma, se busca que no se corte la investigación que alberga el museo y para que no se impida la visita a las obras. Mientras una buena parte de las obras serán expuestas, las restantes serán custodiadas en un almacén.

Fuente: diariodesevilla.es | 17 de julio de 2019

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El busto de Adriano requisado en Sevilla es una rareza arqueológica en España

Los amantes del mundo clásico están acostumbrados a contemplar a un emperador Adriano en su madurez, como comandante supremo, poderoso, marcial. De las 130 esculturas repartidas por el mundo que representan al regidor del imperio en su momento de máxima expansión, apenas cuatro lo retratan en sus primeros años de reinado. Todas ellas están conservadas en Europa, y, concretamente, custodiadas en los Museos Capitolinos de Roma, la galería de los Uffizi en Florencia, el Arqueológico de Nápoles y el Museo de Yecla, en Murcia. A esta selecta colección de un Adriano joven e impetuoso se suma a partir de hoy una nueva pieza: el busto del siglo II recuperado por el Equipo de Patrimonio de la Guardia Civil en una finca privada del municipio sevillano de Écija hace una semana, cuando se disponía a ser vendido en el mercado negro.

Un primer informe pericial realizado por el equipo de arqueólogos del Museo Arqueológico de Sevilla, donde permanece en depósito la pieza desde el pasado 8 de julio, ha determinado que se trata de una escultura “absolutamente excepcional” de Adriano al comienzo de su Gobierno, hallada en un excelente estado de conservación. “Es un retrato de Adriano que, por su fisonomía, pertenece a una etapa temprana en el poder, aparece con los atributos imperiales, con traje militar, coraza de parada y manto interior, y con el aspecto habitual con el que gustaba ser representado, y aunque ha perdido el escudo una gorgona aún puede intuirse en el pecho”, ha asegurado la directora del museo, María Soledad Gil de los Reyes, encargada de mostrar este miércoles a los medios el imponente busto recuperado.

Un detalle anecdótico, pero de constatada veracidad histórica, completa la teoría inequívoca de que se trata de Adriano, el gran emperador de la Bética: un pliegue o doblez en el lóbulo de la oreja con el que suele ser representado y que lleva a los historiadores a concluir que las esculturas de Adriano no fueron solamente un instrumento de propaganda, sino que tuvieron una base retratística real. En concreto, este busto responde a un tipo bien conocido que “presenta similitudes con el busto del Museo Capitolino y con el de Serrata Martini —hoy en el Museo de Grosseto (Italia)—, y con los de la Galleria degli Uffizi (Florencia), el del Museo de Nápoles y el de Yecla”, ha insistido la directora del museo.

Con unas dimensiones exactas de 75 cm de altura por 70 de ancho, este Adriano joven está esculpido en un mármol “de altísima calidad”, ha asegurado Gil de los Reyes, que opina que se trata de una piedra de procedencia no hispana, “probablemente helénica”. El busto fue en su origen un objeto de importación que circuló por el imperio durante el mandato de Adriano y que estuvo destinado a decorar, “bien la villa romana de una persona importante o un edificio público capaz de importar una pieza de estas características”, ha detallado la conservadora.

“Se trata de una joya arqueológica de fuertes lazos con nuestra tierra”, ha manifestado exultante la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Patricia Del Pozo, en relación a la procedencia andaluza del emperador Adriano, que se crió junto a su mentor Trajano en la urbe romana de Itálica, a escasos kilómetros de la actual ciudad de Sevilla. Asimismo, Del Pozo ha manifestado la intención del Gobierno andaluz de exponer la pieza en diálogo con “la soberbia representación del gobernante en edad avanzada” que ya custodiaba el Museo Arqueológico de la ciudad.

No obstante, los visitantes tendrán que esperar para poder ver el nuevo busto, puesto que, a los tiempos marcados por la intervención judicial, se suma la particular situación del Museo Arqueológico de Sevilla, pendiente del inicio de una reforma integral que lo mantendrá tres años cerrado al público y cuyas obras de licitación se espera que estén aprobadas a inicios de 2020. La propia consejera de Cultura ha asegurado que el museo se encuentra inmerso ya “en el complejo proceso de mudanza, con toda la logística que implica, para dejar el edificio libre” a final de este año. La intención de la Junta es realizar una selección de las piezas más significativas del centro, para que puedan ser expuestas en otro edificio titularidad de la Junta de Andalucía en Sevilla. El resto quedará custodiado en un almacén mientras duren las obras.

Fuentes: elpais.com | andalucíainformación.es | 17 de julio de 2019

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2020   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más