La cueva prehistórica de Ardales (Málaga) fue usada como un enorme lienzo y un cementerio


Sondeos en la Sala del Saco de la cueva de Ardales. / Ramos-Muñoz et al., CC-BY 4.0

La cueva de Ardales esconde el conjunto más destacado de arte paleolítico del sur de la península ibérica. Ubicada en Málaga, en el cerro de la Calinoria, a unos 50 kilómetros de la costa, la cavidad contiene más de mil pinturas y grabados que se encuentran en una amplia variedad de superficies: paredes, techos, espeleotemas o bloques colapsados. Aunque se han documentado varias decenas de figuras de animales y humanas, destacan cuantitativamente las representaciones abstractas realizadas con pigmentos rojos. Aunque la mayoría se han datado en el Paleolítico Superior (35.000-10.000 a.C.), estudios recientes han desvelado una antigüedad más tardía, que se remontaría hasta hace 65.000 años. Es decir, fueron realizadas por neandertales.

A pesar del riquísimo inventario de arte rupestre y de su descubrimiento hace dos siglos —en 1821 un terremoto liberó la entrada a la cavidad de los sedimentos que llevaban miles de años amontonándose—, la naturaleza de la ocupación humana y el uso de la cueva de Ardales más allá de su función como lienzo para los grupos prehistóricos han permanecido desconocidas. Un nuevo estudio científico acaba de responder a estos interrogantes: el sitio no fue usado como un refugio de los antiguos humanos, sino que durante más de 50.000 años se empleó para desarrollar actividades no domésticas, como la producción de arte o el entierro de los muertos.

Foto: Pintura rupestre hallada en la Cueva de Ardales atribuida a una autoría neandertal. / JAVIER FLORES (Ardales).

Esta hipótesis la mantienen los investigadores de un equipo hispano-alemán, liderado por José Francisco Ramos-Muñoz, catedrático de Prehistoria de la Universidad de Cádiz, el cual ha excavado el área de entrada a la cueva, donde se encuentra el mayor conjunto de arte no figurativo, entre 2011 y 2018. Una serie de medio centenar de dataciones radiométricas y los análisis de restos humanos, de fauna y de artefactos líticos prueban una larga ocupación, aunque discontinua, con saltos de hasta 7.000 años probablemente por cambios climáticos, que se prolongó desde el Paleolítico Medio hasta el Neolítico y el Calcolítico, cuando fue usada como espacio funerario. Una cronología que coincide con los datos obtenidos sobre la creación de las pinturas abstractas de esa misma zona.

Según estos resultados, publicados en la revista PNAS, los neandertales entraron en la cueva de Ardales hace más de 65.000 años y dejaron evidencias de las prácticas simbólicas que allí realizaron y de las herramientas empleadas. Desde entonces, el yacimiento fue continuamente visitado por diferentes grupos. Los humanos modernos llegaron alrededor de hace 35.000 años y mantuvieron su uso de forma esporádica hasta comienzos de la Edad del Bronce. Las prospecciones en el área denominada Galerías Altas, un sistema de cavidades separado y de difícil acceso, han documentado varios enterramientos de esta época más reciente. Sin embargo, no se han encontrado pruebas relacionables con una actividad doméstica prehistórica que apunten al uso de la cavidad como guarida o campamento.

Primer plano de una de las marcas rojas de la cueva de Ardales. Pedro Cantalejo-Duarte.

Los investigadores, por lo tanto, consideran que el asentamiento humano principal estuvo en el exterior. "Hay un yacimiento al aire libre, conocido como Cucarra, una zona llana de 360 m2 donde se han recuperado más de 400 objetos líticos, situado a apenas cien metros cuesta abajo de la entrada de la cueva. La gran mayoría de estas piezas pertenecen al Paleolítico Medio", escriben en su estudio, acotando el uso de la gruta para prácticas rituales. 

El escaneado completo del repertorio artístico de la cueva ha desvelado que la mayoría de los motivos abstractos pintados en rojo se localizan en la entrada y en las zonas adyacentes, mientras que las representaciones de las figuras animales dominan las áreas más profundas. "Además, durante las excavaciones se halló un número significativo de fragmentos de ocre en todas las fases cronológicas. Estas evidencias respaldan la hipótesis de que las pinturas no figurativas representan el inicio de una larga tradición de arte rupestre en la cueva de Ardales", apuntan los arqueólogos.

Estalagmita coronada utilizada como lámpara estacionaria durante el Neolítico/Edad del Cobre.

Estos resultados, según los investigadores, confirman la importancia de este lugar como un yacimiento de alto valor simbólico que proporciona el testimonio de una increíble historia de la actividad humana en la península ibérica. En Andalucía y Gibraltar se han documentado un total de 32 sitios con ejemplos de arte paleolítico. La mitad de ellos presentan marcas abstractas rojas como puntos, dedos y manos. No obstante, su datación radiométrica es extremadamente rara.

"Considerando las pinturas abstractas en un contexto más amplio, hay que tener en cuenta que este tipo de puntos y líneas son los motivos más habituales en el arte rupestre paleolítico europeo. A pesar de esto, no se les ha prestado la atención que merecen y pasan a un segundo plano en los estudios científicos. Sin embargo, probablemente reflejen una tradición muy larga de marcar las paredes de las cuevas que se remonta hasta el Paleolítico Medio, o incluso antes, y durante el Paleolítico Superior o incluso fases más recientes", concluyen los investigadores.

Fuentes: elespanol.com | eldiario.es | 1 de junio de 2022

Visitas: 553

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en Redes Sociales: Facebook y Twitter

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2022   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más