El distrito de Anu o Kullaba

Este distrito que se sitúa al oeste y al sur del ya descrito Eanna, es anterior en el tiempo -aunque se descubrieron o se presumen ruinas elementales muy antiguas en ese distrito-  y es de un simple desarrollo, aunque no inferior en superficie, grandiosidad e importancia, pues está compuesto de tres estructuras principales: el gran zigurat de Anu, cuyos más antiguos estratos se datan hacia el año 4.000 a.ne., y en cuyo lugar superior se halla otro de los importantes elementos, el llamado Templo Blanco construido hacia el año 3.000 a.n.e.; y un tercer y extraño elemento de aspecto rectangular llamado Templo de Piedra, datado hacia el 3.500 a.n.e.

Esta clase de edificios llamados zigurats o templos es lo que aquí se considera como "el gran almacén" o "casa grande" de la ciudad y fueron desarrollados ya en los primeros asentamientos o ciudades en el sur de Mesopotamia como una especie de conclusión o resultado de las afinidades urbanísticas y de función social de esas ciudades, una especie de "edificio central" del poblado al igual que en los más viejos asentamientos neolíticos y sedentarios en muchos lugares del mundo, y que serviría o reuniría entre sus muros un núcleo de poder y administración, lugar de reunión y asambleas, escuelas y talleres de productos, mercancías y manufacturas.

Esta "casa grande" perduraría por los siglos de los siglos y se irían construyendo nuevas estructuras y edificios superpuestos sobre otros anteriores constituyendo en su aspecto arqueológico una especie de ruinas desgastadas por la intemperie, auténticas reliquias del pasado, alcores o pequeñas montañas repletas de adobes y ladrillos descompuestos. No puede saberse, no obstante, en su interpretación, cuales serían sus últimas pretensiones, pues, si su tendencia piramidal hubiese continuado hacia lo alto, el espacio disponible habría ido disminuyendo, con lo cual, y en la cúspide, habría estado condenado a su desaparición y, por tanto, al inicio de otro zigurat en otro lugar cercano. Este intento podría ser algo a observar en el mismo distrito de Eanna con el inicio del llamado Zigurat de Ur-Namu, contiguo al Templo de Piedra Caliza. O quizás todo vendría a resultar con un cierto aspecto arquetípico dentro de los muchos milenios de desarrollo de aquella civilización como si las cosas y las circunstancias que las asisten guardasen alguna clase de relación inmediata y prevista.

De cualquier forma antes de esos zigurats no hubo otros zigurats, es una invención particular de aquel lugar en el sur de Mesopotamia. Es algo, una hechura arquitectónica que aparece a partir de un determinado momento -en Eridú, por ejemplo-,  pero que antes no existía. En los antiguos asentamientos no existen esas estructuras centrales de una personalidad tan acusada. O quizás sí, quién sabe.

La construcción del zigurat en Uruk o zigurat de Anu comenzó hacia el año 4.000 a.n.e., y se expandió hacia lo alto y lo ancho durante unas 14 fases diferentes alcanzando una altura de unos 21 metros.

Sería en el 3.000 años a.n.e., es decir, la friolera de mil años después, cuando en lo alto se construyó el Templo Blanco, llamado así por estar cubierto de una brillante capa de yeso que era visible desde muy largas distancias. Este blanco faro sería un auténtico símbolo de poder y grandeza de Uruk, y se sitúa pocos siglos después del periodo de máximo esplendor de la ciudad, precisamente cuando los historiadores comienzan a hablar de los sumerios, de la típica cultura sumeria.

La interpretación que se ofrece aquí para este hermoso y refulgente edificio sería la de una especie de Alta Cámara de Comercio de aspecto político y económico, resultante y encargada de los negocios del zigurat, un lugar a donde llegarían las últimas pesquisas de los mismos. Este edificio, a su vez, también tendría un cierto carácter de asamblea, donde se reunirían los personajes importantes en la función del zigurat, y desde donde se votaría una especie de de autoridad única o singular, una especie de alcalde presidente que también tendría prerrogativas de función religiosa.

El tercer edifico manifiesto de este distrito es el llamado Templo de Piedra, una construcción que conserva su estructura y visibilidad con una poderosa forma rectangular y laberíntica. Está situado al noreste del zigurat y fue construido haca el 3.500 a.n.e. sobre una base de piedra apisonada. Sus muros fueron hechos de materiales de adobe y betún. En torno a este edificio, y en el interior, se descubrieron varios canales de conducción de agua potable y un sinnúmero de vasijas y recipientes dejados en el suelo, muestra de las abundantes libaciones que se hacían dentro.

.

Es precisamente a este edifico, el Templo de Piedra, a lo que aquí se trata de conseguir una utilidad práctica y acaso crucial y una referencia interpretativa como el "tasador de diamantes" de Uruk. Aunque no puede saberse por qué a ese edificio se le llamó "templo de piedra", si está construido con adobe y betún, acaso por su aspecto rectangular y anguloso que asemeja la piedra tallada, o quizás porque se hayan identificado con el algunas referencias escriturales. Aquí lo hemos llamado tasador de diamantes, pero la definición ha de ser más amplia, pues allí se tasarían, es decir, cobraría valor de cambio cualquier pequeño objeto precioso, piedras preciosas y semipreciosas, pepitas de oro y plata, perlas y ámbar, metales, piedras y objetos de valor de cualquier tipo puestos en circulación en el torrente del comercio.

Tres elementos principales para definir este distrito o barrio de Anu en la acróplis de Uruk: la "casa grande" o Zigurat, el Templo Blanco y el Templo de Piedra. Sería, entonces, en este distrito donde la presencia manifiesta de la autoridad sería masculina, es decir, serían los hombres, al principio sin definición posible, los hombres paisanos y originarios de aquel lugar y más tarde definidos como sumerios, acaso por un aporte de gentes, dinero y riqueza desde el exterior, quienes lo habría ideado desde sus principios y conocían sus funciones y organización.

Conclusión

En resumen, desde los principios del proceso de sedentarismo se habría producido en Mesopotamia una diversificación y especialización en los diferentes quehaceres de los humanos en aquel lugar -mujeres y hombres-, es decir, unos se dedicaban a una cosa, otros a otra, unos terceros a unos terceros quehaceres. Cuando el desarrollo irreversible del sedentarismo se afianza, todos esos quehaceres y la misma forma de existencia de las mujeres y los hombres se habría ido reuniendo o concentrando en un proceso de confluencia de intereses sociales, laborales, económicos y políticos, hacia unos determinados lugares en la ciudad y el poblado. Esa confluencia y concentración haría aparecer aquí, en Uruk y en el resto de los núcleos urbanos de Mesopotamia esos dos distritos y barrios de la "acrópolis". En uno de los distritos, Eanna, constituido en la auténtica "casa de Inana en Uruk" se habrían establecido las mujeres con sus maridos y familias, allí habrían construido sus casas  -palacios-  sus negocios, sus oficinas y edificios asamblearios  -Edificio E- y sus propias autoridades confirmadas, una especie de "Mayordomos de la casa de las mujeres". En el distrito de Anu se habrían ido reuniendo los hombres con sus negocios y familias, sus centros de poder y oficinas -el Templo Blanco-. Y aunque no es posible saber si su residencia habitual fuera el propio zigurat  -existen evidencias de habitación en ese sentido-  o fuese la zona residencial del barrio de Eanna, esa clase de hombres poseía su autoridad correspondiente y representativa, una especie de "Mayordomos de la casa de los hombres".

Pero no todo serían rosas ni un campo trillado en la conformación de estas originales y complejas sociedades de entendimiento genérico, modelo de Matriarcado-Patriarcado, pues si bien se podrían advertir unas importantes consecuciones de aspecto gregario, social y económico-político (entendimiento entre hombres y mujeres, mantenimiento de la paz entre las ciudades y aparición de una precisa simbología de confirmación de un estado -confederación de ciudades-), existen unos importantes y oscuros asuntos que lo desvirtúan.

El hecho ese descubierto, por ejemplo, en las ruinas de la "acrópolis" de Uurk  -reliquias en Irak- referido a la presencia de destrucciones sucesivas en el distrito de Eanna. Este hecho no parece estar presente, al menos de una manera manifiesta en el otro distrito, el de Anu, quizás por la presencia y autoridad de los hombres en ese distrito. ¿Por qué, entonces, esa selección de lugares para la destrucción y el incendio? No cabe duda, por ende, que el tipo de personas habitantes de ese barrio, sus clanes y familias habrían jugado un papel decisivo en la política y función social de la ciudad. El dato más importante y que aparece sucesivamente representado en grabados, sellos y cilindros, es que las mujeres eran las propietarias de la multitud de parcelas de labor  -esto producto de sus anteriores trabajos neolíticos-  las mismas parcelas que se encargaban de trabajar la gran masa de familias del extrarradio, y a cambio sin duda de un impuesto o retribución. Hay que fijarse en este sentido en diversas representaciones en forma de abanicos cuadrados o parrillas con muchos cuadraditos que serían las parcelas y que casi siempre aparecen cogidos o relacionados con figuras femeninas. No sería de extrañar, entonces, que esas destrucciones hubieran sido intencionadas y organizadas por los hombres y mujeres del extrarradio y debido a la impuestación económica extraordinaria procedente del distrito Eanna y barrio de los palacios.

Otro aspecto negativo que se advierte en el desarrollo de estas sociedades de matriarcado-patriarcado en los albores de la civilización es el referido a unas supuestas o manifiestas emigraciones de gentes de unos lugares a otros, pero esto en relación con una diversidad de territorios planetarios, tanto orientales como occidentales. ¿De qué clase de emigraciones se tratan? No serían pueblos enteros, ni siquiera facciones tribales de los mismos. Se trata de pequeños grupos de aspecto familiar o clánico que se mueven según unos ciertos ritmos y parece que transportan con ellos toda su riqueza y pertenencias. El doble hacha y la cabeza de toro viajan desde Asia Menor  Cultura de Tell Halaf- hasta Creta, pero no son llevadas allí por cualquier persona. Se trata de pequeños grupos muy relacionados con las ricas mujeres y sus familias procedentes de antiguas eras neolíticas y que se verían obligados a emigrar desde sus lugares, ciudades y pueblos de origen, no por pura necesidad o exploración de nuevos territorios, sino por presiones o ambiente hostil hacia sus personas, su riqueza y su particular manera de contemplar el asunto. Grupos familiares de este tipo emigran desde el Indo a Mesopotamia y crean, por simbiosis con los habitantes paisanos, la Cultura Sumeria. Y como último ejemplo, pues sin duda existen otros muchos y de este mismo aspecto, grupos familiares matriarcales-patriarcales emigran desde los antiguos reinos de Lidia en Turquía hasta una zona norte y avanzada de la Península Italiana  -Cultura Villanoviana-  y crean, también por mezcla con la civilización autóctona, la Cultura Etrusca.

En todos y cada uno de esos casos esas migraciones suponen un aporte importantísimo de riqueza, cultura, idioma y gentes especializadas que ponen en marcha otras culturas. Aquí en Mesopotamia sucederá lo mismo. Son grupos matriarcales- patriarcales que llegan desde el Indo, huidos desde allí por presión, por seguridad o simples deseos de conservar la posición social y la riqueza y se asientan en las ciudades cercanas al Golfo Pérsico y otras del interior.

Sería por todas estas razones por lo que la contemplación de la Prehistoria en la antigüedad no parece una empresa carente interés, algo que fuera simple en su misma simpleza, sino algo de unos profundos e intrincados desarrollos y un tanto en paralelo o al margen del propio desarrollo prehistórico, algo de lo que podría decirse de un celoso cuidado por parte de sus propietarios y de los secretos y misterios que lo asisten.

 

Visitas: 192

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae para añadir comentarios!

Participar en Arqueologia, Historia Antigua y Medieval - Terrae Antiqvae

TRANSLATE BY GOOGLE

Busca en Terrae Antiqvae

Recibe en tu correo los últimos artículos publicados en Terrae Antiqvae -Boletín Gratuito-

Enter your email:

Courtesy of FeedBurner

 

Donaciones

Terrae Antiqvae es una Red Social sin ánimo de lucro. Necesitamos tu apoyo para el mantenimiento del sitio. Apadrina esta Comunidad 

¡Gracias por tu ayuda!

Contacto con el editor:

Publicidad by Google

 

Lo más visto

Patrocinador: SMO Sistemas

Nuestro Canal de Vídeos en YouTube. ¡Suscríbete!

Síguenos en las Redes Sociales: Facebook, Twitter y Google+

¡Gracias por visitarnos! ¡Bienvenid@!

Estadísticas desde 12 de noviembre de 2014.

Derechos de Autor:
Licencia de Creative Commons
Terrae Antiqvae® is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Información legal: Terrae Antiqvae® es Marca registrada por José Luis Santos Fernández. Marca nº 2.679.154 - Clase 41, Madrid, España. Reservados todos los Derechos. En Internet desde Julio de 2001.

Normas de la Comunidad (Aviso Legal):  Netiqueta - Términos de servicio

© 2018   Creado por José Luis Santos Fernández.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más